martes, 8 de enero de 2019

El collar rojo: amor en tiempos de guerra (y con perro)


Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente esté demasiado oscuro para leer. -Groucho Marx. 

La historia: Valentine y Morlac son una joven pareja de enamorados que conviven junto a su querido perro en una bucólica granja de la campiña francesa. Pero todo cambia cuando el muchacho es llamado a filas para combatir en la Primera Guerra Mundial. Es entonces, y por sorpresa, cuando el perro se escapa de la granja buscando a su amo y el ejercito le acepta como animal de combate como si fuera un soldado más. Tras volver de la guerra, Morlac ve a un hombre cerca de la granja de su novia y enfurecido por los celos, comete un acto de desagravio hacia la patria francesa y es encarcelado hasta que el juez militar Lantier (François Cluzet), llega a la prisión para investigar y juzgar lo ocurrido. Mientras tanto, el perro que ha regresado magullado de la guerra, espera día y noche ladrando para que suelten a su amo. ¿Qué sucedió en la guerra? ¿Por qué en la hogar de la pareja había otro hombre desempeñando las funciones de Morlac? ¿Hasta cuando resistirá el perro ladrando para que suelten a su dueño? ¿Visitará Valentine a su novio para darle explicaciones?


La crítica: Alfred Hitchcock solía decir: "Nunca ruedes una película ni con niños, ni con perros, ni con Charles Laugton". A esto yo le añadiría, ni con Penélope Cruz, ni con Mario Casas, pero esto son obsesiones personales que no vienen al caso. Sin embargo, no crean que el maestro del suspense, odiaba a los canes. De hecho, tuvo una pareja de Sealyham Terrier, se hacía fotos con ellos y una de sus grandes éxitos le llegó de mano de otros animales como fue con la celebérrima: 'Los pájaros'.

En el caso de la película reseñada hoy, voy a desmentir a Hitch y voy a destacar la actuación del perro protagonista del filme francés, que además sirve como metáfora de ese amor incondicional, abrumador, arrasador, omnipresente, y sempiterno que en su día escribió Sarah Kane en su preciosa, delicada y conmovedora: 'Crave'.

El collar rojo (Le collier rouge), está basada en la novela homónima del escritor galo Jean-Christophe Rufin, que a su vez coescribe y adapta el guión junto al ganador del Premio Cesar de la Academia de Francia y director de la película, que es el veterano realizador Jean Becker creador de entre otras: 'La fortuna de vivir' y 'Elisa'. 


La historia a la que nos enfrentamos es preciosista en lo visual y principalmente nos habla desde una óptica idealista, del amor en diferentes ámbitos vitales. Amor carnal y sexual, amor a los animales, amor de los animales hacia las personas, amor o desamor hacia la patria, y amor también a las profesiones, centrándose en este caso en la justicia y en los encargados de impartirla, es decir en los jueces. Por eso, la guerra que desangró la Europa de primeros del siglo XX, aparece más bien como una excusa para tratar de enfocar la narrativa en una perspectiva humanista y que quizás peca de buenismo, situando a los personajes como en una especie de fábula que se siente por momentos demasiado moralizante, y con el ardid del perro como encendedor sentimental de una manera sino tramposa, un poco chirriante. Busquemos algunas claves a través de los personajes representadas. 


El soldado: Nicolás Davauchellle (Un sol interior) interpreta con más pena que gloria a Morlac que es un hombre de pueblo que tras conquistar a la chica de sus sueños, ve interrumpida su feliz existencia cuando estalla la Gran Guerra en Europa y tiene que sustituir literalmente (en una pobre metáfora del cineasta) la guadaña de siega, por la guadaña en forma de fusil (y con perro....).

La campesina: Sophie Verbeeck (Rosemary's Baby) en cambio interpreta con más gloria que pena a Valentine que hace las veces narrativas de la mujer leal, guapa, buena y que además vive sola en una pequeña granja por lo que es el amor soñado por los habitantes del lugar (y por el perro...).

El juez: François Cluzet (Intocable) es un excelente actor y lo demuestra una vez más con el papel clave de la cinta ya que es el encargado de decidir en su condición de juez militar, si el delito del que es acusado el soldado Morlac tras volver de la guerra, es de suficiente entidad para ser condenado o por el contrario ser liberado y poder reencontrase con Valentine (y con el perro). 

El perro: Sin duda el mejor actor de la película (y al pobre le dejan soltero).


El collar rojo, supone un pasito adelante del cine francés que no obstante no acaba de encontrar su sitio y sigue moviéndose entre la irregular comedia de situación, la animación en la que si está funcionado relativamente bien y este tipo de dramas románticos, que si bien son una dulzura en su visionado, guardan un cierto aire de telefilme de sobremesa sin mayor valor añadido que verlos en la pantalla de cine.  

Nota: 6/10. 

Nacionalidad: Francia.
Dirección: Jean Becker.
Reparto: Nicolás Davauchellle,
Sophie Verbeeck, François Cluzet.
Guión: Jean Becker y Jean Rufin.
Música: Johan Hoogewijs.
Fotografía: Yves Angelo.
Duración: 85 minutos.
Estreno Francia: 21/03/2018.
Estreno España: 4 de Enero de 2019.



38 comentarios

  1. Como amiga de mi cuatro patas. (El me lleva a mi , y no al contrario) el amor perruno acaba implicando personas , por aquello que son como niños, y cada una de las personas que vas conociendo a traves de el parece una familia. Una familia dentro de nuestra familia. Y como niños, siempre sucede algo que te lleva a pensar en tu canino. Pero la peli, me ha echado un poco atras pues no parece una historia muy comprometida. Pero lo que si me llama la atención es la época en la que esta ambientada. Para seguir aprendiendo. Bueno, no se si será fácil o no trabajar con animales pero viendo lo que le cuesta mirar a cámara al mío , un ratazo. Jajajaja

    Buen escrito y Feliz inicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que tu cuatro patas tira con fuerza y es él que te pasea a ti ja,ja,ja. Y claro, con el tiempo se hacen un hueco en la familia e incluso cumolen funciones muy importantes en el acompañamiento de ancianos o como guías para invidentes. Respecto a lo que comentas de trabajar con animales en el cine indudablemente suponen un extra de problemas que es a lo que se refería el maestro Hitchcock en su mítica frase.
      Gracias Keren por pasar, saludos perrunos a Anko.

      Eliminar
  2. A pesar de la puntuación tan baja que le das con esos peros (que no perros) al cine francés, creo que me la apunto. La Primera Guerra Mundial es un tema que me atrae mucho (tengo una amiga esotérica que dice que viví en aquella época, y no es coña (lo de la amiga)). También me resulta curioso esa exposición sobre diferentes tipos de amor, perrunos, humanos, y demás.
    Lo que sí me apunto también es la novela en la que se basa la película.
    Gracias por tan buena y sincera reseña.
    Un abrazo.
    P.D. Genial el añadido a la frase de Hitchcock ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kirke, pues quien sabe, creo que todos en menor o en mayor medida, hemos tenido algún déjà vu con la sensación de haber vivido en otra época, yo creo que viví en la época de los hermanos Lumière ja,ja,ja. Yo no he leído la novela pero tengo la sensación que será mejor y más profunda que la película. Habrá que leerla. Muchas gracias por tu tiempo, abrazos.
      P.D. ;-)

      Eliminar
  3. El cine francés es un tanto especial, es amor odio, no quiero que nadie me malinterprete. Lo que realmente quiero decir o te gusta o no te gusta, a mi entender no tiene un termino intermedio, imagino que donde hay amor y un perrito encantador, tendrá esa esencia especial. Si tengo la oportunidad de verlo o el tiempo que pueda iré a verla, como siempre una magnifica reseña Miguel. Hitchcock un genio que sabía perfectamente llegar con su típica irónica que tanto admiro en los personajes que les caracteriza. Un inmenso abrazo y feliz año 2019 de cine!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosana, yo con respecto al cine francés me sitúo también en un punto intermedio, y esto casi valdría para el cine en general. Es decir, en todos los países se hacen grandes y malas películas aunque lo cierto es que la cinematografía gala quizás no esté pasando por su mejor momento. Y sí, definitivamente Hitchcock era un genio y tiene alguna que otra frase arrebatadora. Feliz 2019 y muchas gracias por tus cálidas palabras.

      Eliminar
  4. Me gusta en general el cine francés. Intentaré verla.
    Estoy de acuerdo contigo en cuanto a Penélope Cruz y Mario Casas. Obsesiones personales?
    No lo sé, aunque debo reconocer que Pe me gustó en Volver.
    Gracias Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mí parte no cejaré en el empeño de seguir reseñando cine francés aunque hay que reconocer que está en una etapa muy irregular. Bueno, y no es que esté obsesionado literalmente con las malas (no todas) interpretaciones de Cruz o Casas, era en tono irónico por la de veces que lo he repetido ya en el blog. Gracias Marisa, un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  5. Para ser sincera, no soy fan del cine francés. A Collar rojo iría a verla solo por el perro y por Françoise Cluzet. Siento cierta debilidad por las películas con animales.
    Me encantó tu reseña, especialmente por la elección de la frase de Groucho, la anécdota de Hitchcock y tus acotaciones personales que me sacaron sonrisas. Y también por la serie de preguntas claves planteadas al inicio, por supuesto sin respuesta, para crear interés y tensión.
    En el trailer se aprecia una fotografía excelente.
    Un gran abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella, las películas con animales juegan con el factor sentimental y hay veces que se pasan de rosca, pero no cabe duda que algunas son enternecedoras. Groucho, Hitchcock y un servidor marciano hemos jugado en equipo para componer una reseña a tres manos (con perro incluido, ja,ja,ja).
      Y sí, la fotografía es buena, pero eso ya realmente depende más del proyector de la sala cine que del trabajo del cinematógrafo.Un gran abrazo y muchas gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  6. Creo que me gustaría esta película, ya que las que he visto donde un animal participa he sentido que el cariño hacia ellos se me desborda.
    Recuerdo la de Richard Gere, Hachiko, que me gustó muchísimo las dos veces que la he visto, y otra que no recuerdo el título, de un caballo que participa también en la guerra.
    La verdad es que si una película me hace olvidar que hago y donde estoy, es que me ha encantado, jajaja.
    Como siempre un placer leerte en tus reseñas tan entretenidas y tan bien diseñadas.
    Un abrazo Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hachiko y War horse pueden ser dos ejemplos de cine con animales que son emotivas y bastante aceptables cinematográficamente hablando. Ahora me he acordado también de Miamor perdido que reseñé antes de finalizar 2018 y con gato incluido :-). Bueno en el caso de hoy, pues mucho perro y pocas nueces....pero tampoco es para tirarle piedras (y no hablo del perro...)
      Mil gracias por pasar Elda y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Hola, no sé cómo aparecer como yo!. Jaja!. Soy Adriana Camargo. Te cuento que cuando abro Google, en el celu, me aparecen algunas noticias de actualidad, de varios medios. Y la primera que apareció fue esta crítica, amigo!. Que más??. Estás en las noticias de Google!. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, que bueno, la verdad es que los de Google se han portado bien, la crítica está posicionada incluso por encima de algunos medios de prensa (será por el perro...). Un gran abrazo Adriana y gracias por hacerte eco. Besos.

      Eliminar
  8. Hola Miguel aunque me gusta bastante el cine francés, este título no acaba de convencerme y eso que reconozco que trabajar con animales tiene que ser complicadísimo, ¿se los premia también?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita, no te vas a perder nada especial, y la verdad es que no sé si algún animal habrá sido galardonado con algún premio especial pero desde luego la mona Chita de Tarzán se lo hubiera merecido ja,ja,ja. Besos y gracias por pasar.

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo contigo. Jamás rodaría ni con Mario Casas ni con Penélope Cruz. A él lo considero bastante malo y a ella, le he visto muy buenas interpretaciones, pero por lo general su histeria me saca de quicio.
    El cien francés me gusta mucho. Generalmente, mantiene una calidad muy digna teniendo en cuenta la enorme producción que saca cada año Todo lo que veo, es cine que carece de pretensiones, pero trata problemas cotidianos y lo hace muy bien. Francia mima su cine y gasta dinero en él y eso se nota, como se nota que en España, los mandamases pasan bastante del tema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a pesar de que Pe tiene algunas buenas actuaciones en concreto y Casas también lo hizo bien en la de 'El fotógrafo de Mauthausen', han dejado actuaciones muy penosas en el cine.

      Quizás el cine francés no esté viviendo su época dorada como lo hizo en las décadas del pasado siglo, pero como dices intenta al menos hacer cosas de una calidad digna. Y desde luego el apoyo a su industria cinematográfica desde las instituciones y el amor de público francés por el cine es envidiable en cualquier parte del mundo. La próxima crítica también va a ser para una peli francesa y dejaré algún dato de espectadores. Besos y gracias por tu comentario Rosa.

      Eliminar
  10. No sé si me decidiré a ver esta película. Únicamente por el perro pues me gustan mucho.

    El cine francés es complicado aunque hay varias películas que me han parecido muy buenas.

    Decirte que comparto contigo la opinión respecto a Penélope Cruz y Mario Casas...
    Un beso, Miguel. Montones de gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Rosa, es que a pesar de que Pe tiene algunas buenas actuaciones en concreto y Casas también lo hizo bien en la de 'El fotógrafo de Mauthausen', han dejado actuaciones muy penosas en el cine. Pero bueno, aún les queda recorrido y pueden desde luego pulir sus defectos. Respecto al film reseñado hoy, pues poco más que añadir, peli aceptable pero tampoco arrebatadora. Besos Amalia y siempre gracias a ti.

      Eliminar
  11. el cine frances aun no acaba por despegar y sus interpretaciones se ven un tanto encorsetadas , en esta que nos brindas El collar rojo por tu esmerada critica , datos , videos y apuntes de la trama basada en un libro se dejara ver y la intervencion del perro es un añadido que la hara diferente a otras ,nos dejas un excelente trabajo del cual darnos una extensa idea , recibe mi enhorabuena y un fuerte abrazo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cine francés gustará más o gustará menos pero es una industria en ebullición y no dejan de llegar películas a España; más que mi amor por este cine, es la cantidad de estrenos que nos llegan del país galo lo que me lleva a reseñarlos como cine de estreno. Muchas gracias José Ramón por tus apreciaciones y ánimos, abrazos.

      Eliminar
  12. Después de "The Artist" y "War Horse", esta será probablemente la próxima película que vea en la que los animales (perro y caballo respectivamente) tienen un papel preponderante. Esta historia, tal como nos la has contado, me resulta muy atrayente, y no solo por el amor que siento hacia los animales sino también por la historia humna, entre trágica y romántica, que encierra.
    Creo haber dicho en alguna ocasión que el cine francés cada vez me gusta más, por la sencillez y naturalidad de las historias que cuenta, generalmente mucho más cercanas a nosotros que las hollywoodienses.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que viene enero cargadito de perros, de hecho acabo de declinar una invitación para otra de perros que se llama 'Uno más en la familia' y que se estrena para el día 18 e iban a ser ya muchos perros en apenas dos semanas, ja,ja,ja. Con respecto al cine francés coincido bastante con lo que comentas, de hecho es un cine que en lo general aborrecía y que poco a poco se ha ido ganando un sitio en mis gusto personal. Un abrazo Josep y mil gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  13. Hola Miguel, ya con el juez "intocable" me apunto a verla. Me llamó la atención lo de rodar con Penelope jaja ¿y esa aversión? seguro que ya las has contado; y con perros mira que han salido pelis y series donde eran los protagonistas y tan estupendas ellas, así que éste unido a su collar rojo tiene que estar de película. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, la verdad es que François Cluzet desde Intocable es un actor muy querido y la verdad es que es muy bueno, eso y para amantes de los animales da con un producto aceptable. Pé me supera, será por los gritos ja,ja,ja Pedroooooooooooo!!!!
      Besos y gracis por pasarte.

      Eliminar
  14. Una película francesa, además una comedia sensiblera... si además tuviera esa "preciosa fotografía paisajista" y saliera Steve Martin reuniría todos los ingredientes que me espantan de una sala, je, je, je. Por supuesto, tu aprobado le da una oportunidad.
    Justo cuando he visto la imagen del perro me acordé de la frase de Hitchcock que comentas. Nunca supe si el maestro lo desaconsejaba por los problemas en el rodaje o por el impacto en el espectador. Normalmente, cuando vemos un niño o un perro la simpatía que nos despierta provoca que cuando salimos del cine el primer comentario es ¡Qué bien lo ha hecho el niño! ¡El perro era para comérselo! Pasando la trama y todo lo demás a segundo plano. Algo que imagino que a alguien como Hitchcock le sentaría como una patada en los mismos.
    Una nueva clase de cine, Miguel. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, desde luego esto no es Pulp Fiction pero es lo que nos va ofreciendo la cartelera y yo soy notario de la actualidad ;-). Buena teoría la que haces sobre Hitchcock y puede tener también ese sentido aunque al incluir a Charles Laugton creo que lo que quería expresar es que tanto el actor, como niños y perros daban mucha guerra en los rodajes. Pero para guerra y desesperación, la reina era Marilyn Monroe y el ejemplo más claro fue cuando acudió a Inglaterra a rodar 'El principe y la corista' y las decenas de veces que cortaba y paraba el rodaje para desesperación de su director, compañeros y perro (si lo hubiera habido ja,ja,ja).
      Muchas gracias David y un gran abrazo de vuelta.

      Eliminar
  15. hola Miguel vengo de ver Juliette desnuda ha sido como un calido torrente de sensaciones todas ellas dignas de mencion qie tranpasan la pantalla y dan diana en el espectador., gracias por tu recomendacion , mis saludos y un fuerte abrazo. jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón, pues me alegro mucho de que Juliet, Desnuda te haya encantado y dejes constancia aquí de ello. Realmente es una película deliciosa. Gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Miguel, puede ser una película entretenida los animales siempre nos dan grandes momentos, seguro que tiene un papel especia las guerras son siempre tan deprimentes.
    Como siempre has hecho una excelente critica.
    Feliz día! Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, efectivamente el perro es el contrapunto al desangrarte mundo de la guerra donde además aparece el animal como un soldado más de batalla. Pero desde luego es la parte más tierna de la película. Mil gracias por tus palabras y feliz día para ti también, un abrazo.

      Eliminar
  17. Hola Miguel, me gusta ver como haces pan de la nada amigo, le sacas el mayor detalle de positividad a lo que no aparenta tener mucho de bueno, lo ultimo que deseas es menospreciar, esos son puntos a tu favor, eres un hombre muy objetivo, ¿serán asi los marcianos?

    A veces creo que cuando hay un perro en primera plana en la pelicula es porque el guión es flojo, a menos que el perro sea el protagonista, desde luego ahí la historia es otra cosa.

    Un placer pasar este rato con tus letras y contigo, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente los marcianos somos muy subjetivos y también discutimos por política, religión, fútbol y sobre todo de cine y sobre el porqué siempre nos sacan en las películas de color verde (y sin perro), ja,ja,ja. Ahora más en serio, con 'El collar rojo' decidí hacer una reseña un poco diferente pues la película no daba para mucho más pero tampoco consideré en criticarla con dureza pues en definitiva es una película que deja alguna gotita de miel de esas que tu conoces y eso es siempre agradable. Un gran abrazo Idalia y muchas gracias por tu muy grata presencia.

      Eliminar
  18. Joder Miguel!, tienes el mal hábito de hacer unas críticas que te impulsan a "esta me la apunto",... después llega la decepción,... o no estrenan en tu ciudad,... o no tienes tiempo,... o, simplemente, la pasan y no te enteras,...en fin a pesar de todo me gustan tus entradas y coincido contigo en lo de Penélope ;)
    Un abrazo y no me hagas caso (en lo de tus entyradas,... jajaa)

    ResponderEliminar
  19. Ja,ja,ja, un comentario muy gallego Norte. La verdad es que la selección de las críticas sigue el mismo patrón desde hace tiempo ya; es decir, de los estrenos que se producen suelo elegir dos de ellos por semana, pero me tienen que producir algún tipo de motivación personal y no suelo tener en cuenta su proyección comercial al no ser que sea algún director ineludible tipo Clint Eastwood, Almodóvar o Woody Allen al que por cierto no sabemos aún si le dejarán estrenar su última película. Un gran abrazo y gracias por tu tiempo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Miguel, el cine francés en general me gusta, normalmente narran las historias con un estilo muy particular, que te gusta o no te gusta, pero que se reconocen. Por lo que cuentas tiene muy buena pinta la historia, pero la nota y los detalles que no llegan a cuajar... pues no sé si la apuntaré en mi "lista", aunque me gustan los perros y las historias que tejen con los humanos, no me extraña que el mejor actor sea el perro jajaja.
    Bueno Miguel, aunque llego tarde porque estoy un poco en "modo off", sabes que te tengo pendiente porque me encantan tus críticas.
    Besazos querido marciano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xux, efectivamente has dado con la clave. Y es que por la experiencia que ya tengo con los comentarios que recibo soy consciente que es un cine que o gusta bastante o no gusta nada. Yo la verdad me sitúo en un punto intermedio pero siempre de menos a más en mi experiencia cinéfila (con o sin perro ja,ja,ja). Y como siempre sabes que tienes las puertas abiertas de Marte para pasearte a tu antojo cuando puedas y lo desees. Muchas gracias y muchos besos.

      Eliminar