martes, 15 de enero de 2019

El vicio del poder (Vice): Christian Bale se viste de Oscar con el traje de Dick Cheney


La historia: Biopic sobre la figura del vicepresidente de los Estados Unidos Dick Cheney (Christian Bale), en la que se narra el inmenso poder que obtuvo durante el mandato de George W. Bush (Sam Rockwell). ¿Quién fue y cómo surgió la "vocación" política del vicepresidente americano con más poder de la historia? ¿Fue realmente Bush consciente del poder que entregó a su segundo de a bordo? ¿Qué pensaba el conservador Cheney del matrimonio homosexual o de otros derechos civiles, siendo el padre de una hija lesbiana? ¿Hizo algo Obama para revertir las leyes abusivas contra las libertades civiles o el exceso de poder en el gobierno? Éstas y otras preguntas, tratan de encontrar respuesta en la propuesta del cineasta estadounidense Adam McKay, que vuelve a la carga como ya hiciera en 'La gran apuesta' en la que se centraba en desentrañar el estallido de la burbuja inmobiliaria.


La crítica: Los más asiduos a Cine y críticas marcianas se habrán percatado de que hoy no he abierto la publicación con una cita literaria. Pues bien, he querido retrasar ese momento hasta ahora, pues la cita que quiero destacar se produce en el minuto once de la película y es toda una declaración de intenciones sobre-impresionada en pantalla y que resume de alguna forma la enigmática personalidad de Dick Cheney.

Cuidado con el hombre callado. Porque mientras otros hablan, él observa. Y mientras otros actúan, él planea, y cuando finalmente descansan, él ataca. -Anónimo.

Si señor, felicitaciones al cineasta Adam McKay por saber narrar en el cine y dar golpes de efecto en el momento adecuado. Otro de estos momentos eternamente cinéfilos, nos sorprende, cuando en el minuto 50 de la proyección la película se da por finalizada con el inicio de los títulos de crédito. Es entonces, y en un rebobinado cinematográfico, cuando la historia continua con una llamada que recibió Dick Cheney y que cambió de alguna manera el curso de la historia contemporánea. En ella, se le ofrecía la candidatura a la vicepresidencia de los Estados Unidos, cuando él se hallaba retirado de la política mientras se dedicaba a forrarse con la corporación petrolífera Halliburton.  Evidentemente; campos de petróleo, guerra de Irak e ideología, comienzan a tomar forma en la propuesta para desentrañar la etapa más oscura en la historia moderna de los Estados Unidos de América.

La mayor de la virtud de la producción es conseguir transmitir emoción y tensión narrativa con un personaje en principio tan gris como fue el vicepresidente Cheney. Para ello, el director se apoya en una gran banda sonora compuesta por Nicholas Britell que aporta calidez y transporta al espectador desde el 1963 donde vemos a un Cheney grosero y de mala vida, hasta nuestros días, en el que le vemos como un hombre frío, poderoso, distante y sin escrúpulos. En la parte negativa de la producción, se aprecia un ramplón maniqueísmo y un cierto aire semi-documental, que nos recuerda demasiado al cine de Michael Moore por lo que la premisa vanguardista del formato, queda parcialmente anulada sin que hablemos de un copia-pega cinematográfico, pero tampoco de nada demasiado original.


Lo mejor de la producción pasa por un reparto espectacular y que está llamado a obtener una lluvia de nominaciones en la carrera por los premios de la Academia. En primer lugar y con muchas posibilidades de llevarse el Oscar a Mejor Actor Protagonista, nos encontramos con un irreconocible Christian Bale que se transfigura (con otro fuerte cambio de peso) de una manera impresionante en la figura del ex-vicepresidente estadounidense. Su mujer en la película, es una también transfigurada y poderosa Amy Adams que juega en ese extraño papel de "segunda dama" y en la que vemos a una mujer que siempre fue el punto de apoyo incondicional hacia su marido y en cierta forma la que sustentaba la parte ideológica del clan familiar.  Destacar así mismo, el papel del oscarizado Sam Rockwell que metiéndose en la piel, en los gestos y casi en el cerebro de George W. Bush, nos regala un papel memorable que le sitúa en la élite actoral.

El vicio del poder es en lo personal, el mejor biopic de los que he visto en los últimos años teniendo en cuenta que no me gusta demasiado este formato cinematográfico. No obstante, cuando hay calidad y cine de alto calado, es indiferente el género, la forma e incluso la ideología expresada por el cineasta de turno. El cine son fotogramas de emociones en movimiento y esto el cineasta Adam McKay lo sabe, y lo consigue transmitir a fondo en los hoy sí, 132 justificados minutos de buen cine.

Nota: 8/10.

Nacionalidad: Estados Unidos.
Dirección y guión: Adam McKay.
Reparto: Amy Adams, Christian Bale,
Sam Rockwell, Steve Carell.
Música: Nicholas Britell.
Fotografía: Greig Fraser.
Duración: 132 minutos.
Estreno EE UU: 25/12/2018.
Estreno España: 11/01/2019.
Estreno México: 1/02/2019.

26 comentarios

  1. Las preguntas del inicio pueden resumirse en que cuando hay poder , la buena fe se olvida. Y no descarto en que ser presidente es ser un títere , no gobiernan ellos, sino los grandes magnates de las industrias que no salen a luz para no levantar sospechas. Casi como el ajedrez , así deberían representar, laborar, y ofrecer. Solo que la balanza de la justicia , le gusta mas el dinero. Muy buena entrada y redaccion.


    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren, siempre se ha comentado que los presidentes de muchos gobiernos eran títeres al servicio de las grandes corporaciones. Pero es que en el caso de Dick Cheney hay que recordar que era el CEO de una petrolífera y según la versión que muestra la cinta, Bush era prácticamente una marioneta a su servicio. Saludos y muchas gracias por tus palabras finales.

      Eliminar
  2. La frase que aparece en la película, e insertada en tu crónica, es excelente. Me la guardo porque no tiene desperdicio. Desde luego es un punto a favor de la película.
    Por otra parte, el cambio físico de Bale es impresionante, si, además, tiene una buena interpretación, miel sobre hojuelas.
    Creo que esta película va a ser premiada en los Oscar, según tu valoración porque es muy buena, y según mi propio criterio porque ataca a un gobierno corrupto y ultraconservador, algo que podría molestar al que vive ahora mismo en la Casa Blanca, y aunque solo sea por tocarle un poco las narices, los de la Academia seguro que lo tienen en cuenta.
    Me apunto, además de la frase citada, la peli.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que la frase que comentas más el juego que se produce con los títulos de crédito, tanto en ese momento, como en el minuto 50 dan mucha fuerza e impulsan la historia. Creo que como bien dices los académicos tienen muchas razones tanto técnicas como políticas para premiar la película y desde luego como Trump vea la película, su vicepresidente va a ser objeto de la máxima vigilancia para que a él no le pase como a Bush.
      En fin, y nos quejamos de la clase política en España, ja,ja,ja. Abrazos Kirke y muchas gracias por tu tiempo y comentario.

      Eliminar
  3. Esta mañana me hablaron de esa película. Alguien iba a ir ayer al cine y la descartó por su larga duración. la verdad es que parece una moda hacer películas de más de dos horas y a muchas le sobra más de media.
    Esta puede ser muy interesante porque el personaje se las trae. Yo siempre he pensado que uno de los objetivos principales de la guerra de Irak fue el enriquecimiento de este señor y otro par de ellos más. Solo con eso ya les salió rentable el despropósito.
    Por supuesto que la veré. esta es de las indispensables.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el problema de la larga duración de las películas es un "virus" que solo puede jugar en contar de ellas mismas. Yo lo suelo repetir con frecuencia, sin embargo en esta ocasión los 132 minutos están bajo mi criterio totalmente justificados y la cinta ni se hace larga, ni pesada. Y desde luego la tesis del cineasta deja muy claro que la invasión de Irak solo perseguía intereses económicos y que además obligaron a Colin Powell a hacer uno de los mayores ridículos que se han visto en la ONU. Creo que disfrutarás de la peli Rosa. Un beso y gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Jo, la cita que destacas es ¡soberbia! Coincido contigo en que el biopic no es algo me llame la atención así en general. Pero esta producción cuenta con Christian Bale ¡el mejor de los Batman! y eso suele ser sinónimo a películas con mucha fuerza. Me ha encantado ese recurso de los créditos en el minuto cincuenta. Presumo que es un buen efecto que dejaría a la sala un tanto descolocada.
    He visto el trailer y lo que me ha sorprendido es el enorme parecido del actor que interpreta a Bush, ¿maquillaje o efecto digital? En esta línea, últimamente he visto varias películas, Ant Man y los Guardianes de la Galaxia, en las que aparecen Michael Douglas y Kurt Russell de jóvenes. La verdad es que impresiona porque no se nota nada que sea un efecto digital, ¿estaremos a las puertas de alguna película que recupera a actores ya fallecidos? ¿Tienes noticia de alguna propuesta en este sentido?
    Un fuerte abrazo, Miguel!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francamente no me gustan los biopics con carácter general y en eso coincidimos David. Quizás por eso mismo cuando te encuentras con uno que es divertido, emocionante y envolvente como el de que hablamos hoy la sorpresa es monumental. Christian Bale ¡el mejor de los Batman! ja,ja,ja, muy de acuerdo, es un pedazo de actor. Y sí, en las salas se van a producircir miradas, muchas miradas desconcertadas a colación de esa genial idea del cineasta. Respecto al maquillaje de Sam Rockwel es completamente real pero es que además en la vida real tiene cierto parecido con Bush ja,ja,ja, además, lo que hace el equipo de maquillaje con Bale es de Oscar, supongo estarán al menos nominados. Quizás en la barriga de Christian Bale si pudiera haber algún efecto digital es demasiado grande para ser real, ja,ja, ja. Respecto a recuperar a actores fallecidos desconozco como estará el tema ahora, pero sé que en el pasado reciente se han hecho pruebas y fueron fallidas en la consecución de una realidad aceptable. Pasó como cuando le dieron por colorear las películas en blanco y negro que fue un fiasco; pero sin duda si lo quieren hacer la técnica es imparable y podremos ver de nuevo a Gilda en acción ;-)
      Un gran abrazo David y gracias por tan jugoso comentario.

      Eliminar
  5. Christian Bale es un excelente actor, pero lo que hace con su cuerpo es una locura. Esquelético en El maquinista y gordito en esta película. Lo habrán maquillado mucho porque es un hombre joven todavía y le tiraron encima como 20 años.
    Tampoco me fascinan las biopics, sin embargo, en este caso, es interesante descubrir entretelones que se desconocen. La frase me parece que mejor no podía calzar. El trailer también tiene enganche, del que se deduce quién era el que realmente sustentaba el poder. Evidentemente, Cheney no quería un puesto simbólico y lo patentiza con los pedidos y el "acuerdo" que hace con Bush.
    La vendiste muy bien, Miguel, yo la compro e iré a verla en cuanto se estrene aquí.
    Un gran abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mirella, el Christian Bale de 'El maquinista' frente al de la película reseñada hoy, demuestra lo que es capaz de hacer por amor a su profesión. No sé como le afectará en su salud, ni creo que sea muy recomendable, pero solo nos queda quitarnos el sombrero ante esa capacidad. Respecto a lo que comentas de Dick Cheney tenía muy claro desde el primer momento lo que quería hacer de "Vice" y desde luego lo que hizo. En esta ocasión, el trailer me parece muy bien hecho pues no desvela nada, pero seduce que es lo que debe hacer un avance. Creo que es una película que merece la pena verla en el cine para disfrutar en pantalla grande de ambientación, música y escenografía general.
      Abrazos Mirella y mil gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  6. Esperaba impaciente tu crítica después de ver la película.

    Y la esperaba porque plantea situaciones complejas y necesitaba masticarla con tu ayuda y quizás, verla otra vez.

    Sam Rockwell, fantástico, Christian Bale, redondo y que fuerza la de Amy Adams.

    Gran golpe de efecto el del minuto 50; otra vuelta de tuerca.

    El poder, esa droga que una vez se prueba te tienta hasta el final de tus días y la recaída es, si cabe, con más fuerza, con la estrategia bien pensada del enfermo que maneja los recursos.

    !Qué personaje el de Nick ! La soledad del corredor de fondo, es lo que te trasmite. Está solo. No tiene amigos, solo el poder. Al compañero (no amigo) más cercano lo sacrifica.

    Sin duda, gran película. La banda sonora me ha encantado.

    Gracias Miguel por tu crítica. Me voy con la emoción de esta película

    "Cuidado con el hombre callado..."

    Un abrazo, Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, que bueno cuando comentas: "El poder, esa droga que una vez se prueba te tienta hasta el final de tus días y la recaída es, si cabe, con más fuerza, con la estrategia bien pensada del enfermo que maneja los recursos". Así es, alguien también bautizo esto como la erótica del poder y parece que pocos están inmunes cuando ostentan un cargo tan importante.
      Importante la secuencia que citas cuando Donald Rumsfeld es sacrificado en el eterno ciclo de la política que se convierte en un auténtico tablero de ajedrez. Genial tu comentario; me encanta la manera que tienes de ver y sentir el cine.
      Un gran abrazo y muchas gracias por dejar tu firma.

      Eliminar
  7. Si, esta la voy a ir a ver.Gracias por tus estupendas reseñas.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que te gustará Betty, muchas gracias por tu confianza y por dejar tu comentario. Cariñoso abrazo.

      Eliminar
  8. En principio, las películas sobre política y las corruptelas en la Casa Blanca, ya sean desde una perspectiva periodística (periodistas del Whashington Post aireando la ropa sucia de la política norteamericana) o desde la oposición en la propia administración, me resultan bastante tediosas, máxime cuando son tan largas como esta. No obstante, entiendo el interés que puede despertar esta historia, al desvelar la cara oculta de un hombre que gozó de tanto poder. Lástima que estas cosas se descubran al público cuando ya es agua pasada, pero es lo que hay. Supongo que nadie se atreve a tirar de la toalla cuando esta está bien sujeta por gente poderosa y peligrosa.
    Creo que esta película me la reservaré para ver en casa cuando esté disponible en alguna plataforma, jeje.
    Como siempre, una estupenda e ilustrativa reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, menos mal que en esta ocasión la trama periodística no aparece porque eso sumado al biopic también me hubieran echado para atrás. Sin embargo, es tan interesante la narración y la manera de llevarla a escena, que personalmente he quedado gratamente sorprendido y creo que lo hará también contigo. Si tienes oportunidad quizás cambies de opinión y te sorprenda por el formato y por las actuaciones.
      Un gran abrazo y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  9. Christian Bale es un gran actor y con enormes cambios físicos. Con razón, creo que está considerado uno de los mejores actores de esta época.

    Me gustaría ver esta película, sobre todo después de saber tu opinión.
    Buenos actores y buen tema...

    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Christian Bale creo que puede considerarse el Robert de Niro de estos tiempos con esas enormes transformaciones que apoyadas en un gran maquillaje son realmente espectaculares. Para mí aquí si hay cine y la cinta merece una oportunidad. Muchas gracias Amalia por pasar, besos.

      Eliminar
  10. ¡Qué frase más estremecedora!! la has remarcado muy bien Miguel, dándole el momento preciso en el que el personaje se retrata.
    Parece que es la película del momento, todos la comentan, y desde luego Christian Bale está impresionante (por lo que he visto en el trailer) seguro que la película se lleva varias de las estatuillas, y él podría ser uno de los "elegidos".
    Tengo muchas ganas de verla pues una historia tan gris que produzca emoción ya es un logro, si señor!
    Un abrazo muy grande querido Miguel y feliz semana.;-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xus, la verdad es que la frase define a la perfección al personaje, es un golpe de efecto que continua con los títulos de crédito iniciales cuando ya lleva la película unos minutos de metraje. Es todo un poco al estilo de Michael Moore pero lo doy por bueno porque engancha con un tema en principio no demasiado atractivo. Veremos que pasa en las nominaciones pero desde luego hay material para que obtenga un buen numero de ellas. Un gran abrazo y mil gracias por compartir y comentar.

      Eliminar
  11. desde su oscar secundario en Figther ha quedado demostrado que es una carrera dentro del estrellato ha conseguir grandes cimas y en esta de hoy seguro lo alcanzara pues el espectaculo cinematografico se los debe es un lujo tenerte en su critica analisis y punto de partida para darnos una vision de este formato , mis saludos y un fuerte abrazo Miguel. jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad José Ramón es que es un actor que se halla en estado de gracia permanente, eso y una trama tan bien narrada hacen una propuesta intensa y de gran calidad cinematográfica.
      Fuerte abrazo, gracias por pasar y excelente fin de semana de cine.

      Eliminar
  12. Hola Miguel, lo primero es la sorprendente transformación, vamos a mi me dicen que es ese actor y ni me lo creo, de hecho no quedan rastros aparentes jeje, en segundo lugar el tema como que no me atrae y seguro que se llevará un ramillete de oscar, pero la veo tan "americanada" respetando tu estupenda reseña y tu valoración cinematográfica. Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
  13. Hola Eme, estamos efectivamente ante una de las transformaciones más interesantes de los últimos años. Este actor parece no tener límites. Respecto a los premios finales que obtenga la película, si es que obtiene alguno, tampoco es lo más importante.
    Te agradezco tu atención y comentario.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Querido Miguel, esta pelicula vendria a ser historia en accion, es muy interesante su desarrollo y como sentimos que estamos todos metidos en este loquero del mundo, donde el poder de unos pocos, la lleva y no les importa, me encanto tu critica!

    ResponderEliminar
  15. Gracias Carmen, me gusta como has definido la película. Y es que historia en acción real es lo que presenciamos y a un ritmo bastante trepidante para lo que suelen ofrecer los biopics. Gran abrazo.

    ResponderEliminar