domingo, 14 de agosto de 2016

Al final del túnel


"Nunca trabajes ni con niños, ni con perros ni con Charles Laughton."
- Alfred Hitchcock.

Esta mítica frase pronunciada por el maestro del suspense, es muy significativa en relación a los problemas e imponderables que pueden surgir en la filmación de una película. El cineasta argentino Rodrigo Grande, se atreve a trabajar con niña y perro (con Laughton ya no es posible), y además en el género cinematográfico preferido por el genio del suspense (suspenso en Hispanoamérica). Aunque esto es anecdótico, si le añadimos agua, oscuridad y el personaje principal en silla de ruedas, el atrevimiento del director del filme merece un gran aplauso. Si observamos que factura una buena película, como es el caso, la admiración del espectador debe estar garantizada. Pero vayamos por partes, como diría Jack el destripador.

La historia: Joaquín (Leonardo Sbaraglia) es un hombre solitario, extraño y taciturno que reside junto a su viejo y amado perro, en una gran casa que tiene prácticamente abandonada. Después de quedarse en silla de ruedas por un accidente, se dedica a castigarse mentalmente y a pequeños trabajos de reparación de ordenadores y componentes. Para complementar sus ingresos, decide alquilar una habitación a una joven madre (Clara Lago) y a su pequeña hija. La misteriosa mujer revitalizará su desilusionante vida, pero no será todo tan bonito como parece. Debajo del sótano de Joaquín, una banda de atracadores, esta cavando un túnel para perpetrar un robo a un banco que esta en las inmediaciones de la casa. La historia dará un giro espectacular y sorprendente.

La intriga y el suspense son mi genero preferido en el cine, sin embargo he de decir que es el género cinematográfico con más dificultades para escribir sobre el, pues se trata de no diluir el factor sorpresa que va consustancialmente unido a el. Por lo tanto, lo que trataré de hacer, será sobrevolar sobre la cinta sin desvelar detalles que puedan perjudicar el visionado de la misma. En este tipo de películas el primer visionado es el más importante; por lógica en posteriores visitas a la cinta, el factor que genera angustia, estupefacción o miedo tiende a perderse, es la grandeza pero también la miseria de este tipo de cintas.


Cine de atracos también; tras la exitosa cinta 'Cien años de perdón', el cine hispano-argentino vuelve a unir sus fuerzas para revitalizar este tipo de películas que renuevan sus premisas cada poco tiempo. La fascinación que algunas veces sentimos por el cine de robos a bancos, nos hace ver que a veces refugiados en la oscuridad de la gran pantalla, todos o algunos de nosotros nos podamos sentir identificados con los fascinantes planes que diseñan los ladrones.

En esta ocasión el director pretende y consigue lo contrario y es ver el lado más realista y revocatorio en contra de este tipo de delincuencia organizada. No hay que olvidar que en la vida real, no son pocas las personas que se han dejado la vida por culpa de estos planes, que en la realidad tienen poco de glamourosos y mucho de violentos.

Pero volviendo al largometraje en si, hay que decir que en todo momento el gran pulso narrativo que consigue el director, esta incluso por encima del libreto que tiene cierta originalidad por si mismo. Pero lo destacable, es el fuerte ritmo que se va imponiendo a lo largo de la trama y que inteligentemente transcurre de menos a más. 

La parte final es fuerte, pero quizás en su ultimo tercio la producción es poco creíble. Sin hacer ningún tipo de spoiler, si comentaré que en el broche final tiene cierta blandura hábilmente escondida en alguna escena fuertemente violenta, por lo que la resolución de la historia, despierta mis dudas por lo increíble de algunas situaciones. 


El elenco artístico es prácticamente sobresaliente, Leonardo Sbaraglia esta en plena disposición para dar el salto definitivo a Hollywood, otra cosa es que él este dispuesto a tal labor, ofertas no deberían faltarle, tiene la expresividad, el carácter e incluso el físico adecuado para ello. Clara Lago (Ocho apellidos vascos) sorprende para bien en el papel de femme-fatale. Quién hubiera pensado que la dulce niña de la película 'El viaje de Carol', se podría convertir en una bailarina de striptease con un fuerte carácter en la cinta y además bordando el melodioso acento argentino. Pablo Echarri interpreta al jefe del equipo de ladrones y lo hace de una manera soberbia, para mi el mejor actor argentino de la actualidad y probablemente uno de los actores que más admiro personalmente (no me olvido de Ricardo Darín, magnífico también). Echarri también se encarga en esta ocasión, de parte de la producción ejecutiva de la cinta. Federico Luppi tiene un breve papel en la película dejándonos detalles muy importantes, gran actor en su otoño ya. La niña Uma Salduende revoca al maestro Hitchcock y actúa con corrección. Los niños por lo general son excelentes actores por su naturalidad, otra cosa es la "guerra" que puedan dar en el set de rodaje.

Otros detalles técnicos a destacar, es la buena coordinación de los efectos visuales a cargo del mítico ya, Reyes Abades. La fotografía nocturna es excelente con bastantes planos a contraluz que son una auténtica maravilla técnica. La música interpretada por la orquesta sinfónica de Budapest es bastante correcta y se rige por los clásicos sonidos del cine de suspenso. Lo que resulta absolutamente incomprensible es la disonancia entre el estreno en Argentina en Abril y la llegada a España prácticamente de tapadillo, sin apenas promoción y estrenada en las peores fechas del mes de Agosto. Teniendo en cuenta que Warner-Bros tiene los derechos de la cinta, todo parece indicar que la película quiere ser solapada para intentar vender un remake a Hollywood, dado el buen guión y la buena estructura fílmica que tanto gusta a los amantes de dichos remakes.

Como conclusión final, el largometraje se siente especialmente bien diseñado; la tensión in-crescendo de la trama es un buen punto a su favor, salvando así las dudas que pudiera dejar en la credibilidad de la parte final de la trama. Para amantes del cine de intriga, una buena opción.

 Nota: 8/10.

Título: Al final del túnel.
Nacionalidad: Argentina, España.
Director: Rodrigo Grande.
Reparto:  Leonardo Sbaraglia, Clara Lago,
Pablo Echarri, Federico Luppi, Uma Salduende.
Fotografía: Félix Monti.
Metraje: 120 minutos.
Estreno Argentina: 21 de Abril de 2016.
Estreno España: 12 de Agosto.
La película pasó por el Bogotá Audiovisual Market,
y se ha estrenado en Colombia, Chile, Puerto Rico y Uruguay.

Enlace al tráiler de la película:


8 comentarios

  1. Hola Miguel, excelente crítica, he visto la película y no desvelas nada de lo fundamental.
    El protagonista de la película fuma sin parar durante parte de la misma.
    ¿No prohíbe la ley anti-tabaco esto en el cine español?
    Besos y gracias por tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apreciación a mi crítica, lo valoro mucho.
      Con respecto a la prohibición de fumar en España, creo que en series y películas esta permitido, quiero decir que la ley no afecta a las mismas, otra cosa sería en programas de televisión.
      Un beso y gracias de nuevo.

      Eliminar
  2. No conozco la película. Pero parece prometedora. Pelo que siento, llegará a los cines brasileños con mucha dificultad. El más correcto es que no llegue. Nuestro mercado exhibidor está tomado por películas de Estados Unidos. Entonces, intentaré accederla por medio de download. Su crítica es muy buena, Miguel; es principalmente muy bien humorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenio, supongo que este tipo de películas tienen difícil venta en Brasil, quizás sea una cinta más enfocada al mercado local en España y Argentina, pero no descartes que se haga un remake de la misma, tiene todas las opciones.
      Gracias por su valoración y por su atención a este humilde blog.

      Eliminar
  3. Hola Miguel, ha de ser entretenida. Casi siempre que veo una película argentina encuentro un punto de humor que me engancha, excesos... un quilombo que me hace reir. Un 8 sobre 10 es una buena nota. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier, a mi personalmente me gusta bastante el cine argentino, sus películas tienen cierto desenfado y picardía que son de mi agrado.
      Gracias también por ser seguidor de este blog, un orgullo ciertamente. Saludos!!!

      Eliminar
  4. Otra reseña tan atractiva que invita a visionar la cinta a pesar de no conocer al director.
    Pinta muy bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Francisco, gracias por tus palabras, es cierto que el director no es muy conocido pero hace un trabajo excelente.
      Pienso que la película puede ser de tu agrado, pues va presentando ciertos giros en la trama tan de tu gusto en tus relatos, aunque como suelo decir muchas veces el cine o las películas es cuestión de gustos.
      Un abrazo Francisco.

      Eliminar