jueves, 15 de febrero de 2018

The Florida Project: Las uvas de la ira en las puertas de Disneylandia


Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos. - John Fitzgerald Kennedy.

La historia: Moonee es una niña de 6 años que vive junto a su joven madre Halley, que con apenas 22 años y sin trabajo estable, tan solo puede pagar la habitación de un motel de carretera en los alrededores de Disneylandia en Florida. Es verano y la niña se pasa el día jugando con otros niños en parecidas circunstancias. Con el don de la paciencia, Bobby (William Dafoe), el gerente del motel, trata de poner orden en el caos de niños, padres e inquilinos habituales que han sido arrastrados hasta allí por la crisis económica e hipotecaria. Mientras los niños sueñan con Disney, y están en situación de semiabandono, los padres ya solo sueñan con poder alimentarlos.


La crítica: Érase una vez un mundo feliz en los Estados Unidos de América, en el cual los niños disfrutaban de sus días de vacaciones en Disneyworld, los padres subían orgullosos sus fotos a las redes sociales e incluso los billetes de avión eran pagados por los puntos extras de las aerolíneas más importantes. Las niñas se disfrazaban de princesas y los niños de piratas. Todo aparentaba ser un mar de felicidad. Pero no todos fueron felices y comieron perdices. Un buen día, mejor dicho, un mal día, y en mitad de este cuento de hadas, apareció un ogro en forma de capitalismo salvaje, conocido en la zona con el extraño nombre del "Señor Subprime". Y fue entonces cuando el sueño americano se hizo trizas de nuevo, y como en la película Las uvas de la ira, dejó una nueva generación de indigentes invisibles. Las niñas ya no soñaban con ser princesas, los maridos ahora se iban con putas baratas, las madres se emborrachaban para olvidar y mientras tanto los políticos y banqueros brindaban con champán. Tristemente esto no es cuento de hadas, ni es una leyenda inventada. Es ni más ni menos, la realidad social que existe en una parte de los Estados Unidos del señor Donald Trump, que mira hacia otro lado ante las lamentables bolsas de pobreza que existen en su país. Y colorín, colorado, este cuento solo ha comenzado.

El cineasta Sean Baker (Tangerine), curtido en festivales como Sundance, es uno de los mejores narradores del cine independiente estadounidense y lo vuelve a demostrar en esta producción de fuerte cine social, envuelto en una estética visualmente pop y deslumbrante en colorido. Con ello, parece hacer un un guiño envenenado hacia los jovenes millennials que absortos en lo visualmente atractivo, no parecen prestar atención a lo que sucede a su alrededor.

La acción se sitúa en una nueva carretera de los desahuciados conocida en Florida con la denominación de US Highway 192, en la que se acumulan moteles baratos de 35 dolares la noche, que son la última salida (antes que la calle), para centenares de personas y familias enteras. Ellos paradójicamente pueden ver desde sus ventanas los fuegos artificiales del parque de atracciones más famoso de mundo, pero ni siquiera pueden soñar con entrar en él. La narración está realizada a través de la mirada de la infancia de unos niños que corren sin parar, ya que para ellos la vida es tan solo un juego, en medio de la dramática situación laboral y personal de sus padres. Pero los niños imitan, y lo que están observando en mitad de esta desestructuración social, sin duda les está afectando en su desarrollo personal. Pero ante todo, y por encima de niños o mayores, la historia nos habla a través de la afilada mirada del cineasta, de personas, de vidas rotas o de vidas por recomponer.


En el reparto y a través de tres generaciones de actores, conocemos a sus protagonistas. El hilo conductor de la narración es Moonee, interpretada por la niña Brooklynn Prince, que nos deja una actuación dulce y con una efectiva transmisión de la inocencia por su parte. Con ella, sus travesuras y sus juegos, vamos conociendo los variopintos pobladores que habitan en los alrededores del motel. Su madre es la joven Halley, interpretada por la debutante Bria Vinaite, que irrumpe en la gran pantalla con una actuación absolutamente sobresaliente. Actriz revelación del año, que lo tiene todo para convertirse en un referente de una nueva generación de actores. Es talentosa, le acompaña el físico y un descaro ante la cámara que nos recuerda a Scarlett Johansson o a Jennifer Lawrence en sus comienzos. Con este personaje, el cineasta nos habla en profundidad de una realidad social en el cuarto oscuro de América. A través de su mirada, se produce un hilo discursivo en torno al fracaso escolar, la maternidad temprana, la precariedad laboral, la protección de los menores, las ayudas sociales, o los coqueteos con la prostitución, las drogas y el alcohol. Por último, pero no menos importante, aparece en el reparto William Dafoe (El paciente inglés), que se ha prestado para actuar en esta película independiente. Una apuesta valiente y arriesgada que se ha saldado con la agradable sorpresa de su nominación al Oscar por su brillante papel.  Él interpreta a Bobby que es el encargado del motel y con ello, se convierte en una especie de padre protector de niños, madres y de los demás huéspedes del recinto. En algunos momentos, su personaje presenta ciertos rasgos alegóricos a medio camino entre un ángel guardián, y la representación paternal de un cierto orden en un mundo que se viene abajo por momentos. Quizás uno de los pocos errores de la producción, es que nos quedamos con las ganas de ver la vida personal de Bobby, ya que el director acaba centrándose más en su faceta profesional que en la personal. Merecería un Spin-off aparte de la película, por ser un personaje que pareciera ideado por el mismísimo Frank Capra, pero que se queda parcialmente sin desarrollar.


En conclusión, The Florida Project, se presenta como una una propuesta innovadora y descarada en su mirada, con un fuerte mensaje social que arrolla por momentos al sueño americano dejándolo completamente desnudo. La alucinante y exótica estética visual empleada por Sean Baker, lleva implícita también una crítica y a la vez una cierta llamada de atención en positivo, para que la generación Instagram -que está por encima de edades- tome nota de la realidad social que habita en las entrañas del sistema político impuesto. Para finalizar, me quedo con una frase del guión, puesta en los labios de una niña de 6 años, que de un modo u otro, significa la ruptura de la inocencia en la infancia. Y es que cuando nuestra delicada y traviesa Moonee dice: "siempre sé cuando los adultos están a punto de llorar", está con ello hablando de una fractura social de dimensiones incalculables. Y esto no es un cuento. Es cine, que además de contar historias, las denuncia. Por ello, sigo y seguiré buscando películas, que hagan del cine, además de un espectáculo, un medio de expresión que puedan generar críticas cinematográficas (marcianas), que vayan más allá del mero hecho de decir si nos ha gustado o no nos ha gustado una película. Seguimos

Nota: 9/10.

Nacionalidad: Estados Unidos.
Dirección Sean Baker.
Reparto: Brooklynn Prince,
Bria Vinaite, William Dafoe,
Valeria Cotto, Mela Murder.
Guión: Sean Baker y Chris Bergoch.
Fotografía: Alexis Zabé.
Duración: 115 minutos.
Estreno EE UU: 6/10/2017.
Estreno España: 9/02/2018.
Estreno México: marzo 2018.


38 comentarios

  1. En estado puro (quita qie está que arde) el suelo americano se cae y el mundo entero. Entiendo que, para muchos soñadores de los estados unidos ,es la gran catástrofe. Pero está catástrofe es mundial, y no sólo es allí, aunque mucho se empeñan en ocultarlo.en series, progamasp y varios. Un golpe de realidad nunca viene mal. Bueno marcianos, como siempre traspasa la lectura y hasta el avance en el vídeo. Una lectura enriquecedora pero es una de esas pelis que vería un fin de semana. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren, me has recordado con tu comentario cuando en la película Casablanca Ingrid Bergman le dice a Bogart: "El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos".

      https://www.youtube.com/watch?v=bbg7ldxlHbA

      Y así es en cierta manera esta película, un deslumbrante halo de luz que con su estética te enamora y con su mensaje te mata.

      Si la ves puede ser una fuente inagotable para tus relatos.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Tus desnudos literarios y tus confesiones sin tapujos.
      Lencería de letras femeninas, esa también eres tú.
      Un beso hasta tu paraíso de Miami
      Querido Miguel


      Me encanta como comentas lo que te gusta pero me gusta mas aun tu adentro varonil las palabras que usas para seducir
      Es un placer siempre leerte
      Dale escribí una entrada
      sin películas
      algo que te salga como eso que has escrito en mi blog
      Te felicito escritor sos genial

      Eliminar
    3. Muchas gracias Recomenzar, pero escribiendo crítica de cine también puedo dar rienda suelta a expresarme con escritos que a veces van más allá del cine y puedo jugar con las letras. Pero el cine, siempre será lo primero.

      Aún así, también he escrito otro tipo de cosas, te dejo un ejemplo de un pequeño relato inspirado en la Navidad.

      https://tertuliadeescritores.blogspot.com.es/2017/12/navidad-en-nueva-yorkmiguel-pina.html

      Saludos de nuevo y gracias por lo de escritor.

      Eliminar
  2. Vaya... Que delicia de película Miguel...Que agradable sentarte y disfrutar de la emoción de una historia no sólo inspirada en la tinta de un escritor, sino de las calles de un primer mundo que "Está a punto de llorar" Y que conste que ningún mexicano tuvo nada que ver en esta trama porque Donald Trumpp culpa a los mexicanos de todos los males del país del sueño americano....Ojalá los millennials se atrevan al menos a verla ya que parece que son ellos quienes marcan la tendencia de la moda y el arte en estos días...Una ópera prima Miguel y tu reseña exquisita, no pierdes tu estilo, felicidades...!!!
    Yo te mando besos, abrazos y aplausos desde....Mi cuarto, digo, mi palco...!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, deliciosamente amarga es como calificaría yo a The Florida Project a raíz de tu comentario.

      Desde luego que toda mi solidaridad hacia México y todos mis amigos allí presentes, ante la imbecilidad de un tipo que nunca debió llegar a presidente con paradójicamente bastante voto hispano y un voto femenino bastante alto, incomprensible con el machismo que hace gala este tipo.

      Muchísimas gracias por tus palabras finales hacia mi reseña y por tanto apoyo en redes sociales.

      Aplausos y abrazos para ti desde algún lugar del planeta marciano :-)

      Eliminar
  3. Vaya reseña Miguel, fantástica, se nota que te ha gustado la película porque contagia las ganas de verla.
    Esa América que no se quiere ver, justo al lado de lo que brilla y que está hecho para olvidar, disfrutar y reír, esos parques de atracciones que aquellos otros solo pueden mirar de lejos.
    Interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conxita, realmente el poco mérito que yo tenga se debe a películas que permitan profundizar en tantos temas como se sugieren en The Florida Project. Y realmente aparte es que una curiosidad y una paradoja infinita, que en apenas unos metros de distancia se fundan la riqueza y la miseria de una manera tan radical.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  4. Hola querido
    NO sé si la veria.
    La dicción no es clara....cuando los niños hablan

    A ti te ha gustado a mí
    quizás comiendo chocolates tambien me guste
    Un abrazo grande ESCRITOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Recomenzar.

      Tienes completamente toda la razón con respecto al tráiler. La dicción entre la música y el doblaje no es muy audible. En todo caso yo vi la película en inglés y ahí la dicción es mucho mejor incluso sin chocolate de por medio, ja,ja,ja.

      Un gran abrazo y muchas gracias por tu amabilidad.

      Eliminar
  5. Hola Miguel,

    "Por ello, sigo y seguiré buscando películas, que hagan del cine, además de un espectáculo, un medio de expresión que puedan generar críticas cinematográficas (marcianas), que vayan más allá del mero hecho de decir si nos ha gustado o no nos ha gustado una película".

    No te aplaudo porque no me oirás, pero por esta misma razón es por la que sigo visitando tu blog una y otra vez. Porque ya he dicho mil veces lo que significa para mí el cine y, teniendo la dificultad que en mi ciudad hay para acceder a él, es la forma más certera que tengo de acercarme a lo mejor y lo peor de la cartelera. Y es que para mí, te has convertido en "el perro guía de los ciegos" ya que, la mayor parte de las veces, sólo puedo ver las películas a través de tus ojos.

    Con Respecto a la película de hoy, no he podido dejar de recordar un reportaje que he visto muy recientemente sobre la nueva pobreza de la sociedad americana en el que las imágenes muestran cientos de tiendas de campaña en puentes y parques.

    Creo que esta crítica social a la "América de las Oportunidades" se va a convertir en una tema recurrente para muchas nuevas películas de un futuro reciente, porque el "America First" había creado unas expectativas en la que los más desfavorecidos, con las políticas antiinmigración, pensaron que su suerte cambiaría, y lo que ha pasado es que sus vidas han empeorado. Así que lo que creo es que nos encontramos ante un nuevo cine "de época".

    ¡Estoy de suerte! Este tipo de cine me encanta.

    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena.

      En primer lugar muchas gracias por resaltar algo de lo que yo había escrito para esta crítica en el primer párrafo de tu comentario y por esos aplausos que llegan bien sonoros, ja,ja,ja.

      Respecto a lo que dices de servirte como referencia o guía cinematográfico y ver el cine a través de mis ojos, conjugan a la perfección con el lema se este espacio "Una mirada al mundo del cine". Es la segunda vez que me lo dicen en una semana y aunque el blog no nació para eso (¿para qué nació ja,ja,ja) y mucho menos para ser un recomendador de películas, es un orgullo que pueda servir como referencia en cuanto a los estrenos de actualidad. Como digo, mi objetivo no es que la gente vaya al cine, en todo caso que amen el cine como espectáculo y como referencia cultural, aunque sea el pariente pobre de las artes.

      Posiblemente tengas razón ante que nos encontremos con un nuevo cine de época o una adaptación de los géneros al cine social. En todo caso en el cine independiente se suelen tocar temas más comprometidos que en el comercial.

      Un gran abrazo Macarena y gracias de nuevo por tu fidelidad, compañía y cuidados comentarios de los que aprendo y enriquecen además este rincón marciano.

      Eliminar
  6. confirma tu critica con la exaltacion de valores y la estetica , como bien dices una gran pelicula para ver y sentir.recibe mis saludos Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón, nos encontramos ante un cine muy distinto al que acostumbramos a ver reflejado en los grandes estrenos comerciales. Pero al final como supongo que a ti te pasará, lo que nos emociona del cine son las historias bien narradas y si además son estéticamente bellas poco más podemos pedir. Disfrutar y sentir el cine. Un gran saludo y gracias por tomarte tu tiempo en pasar por Marte :-)

      Eliminar
  7. Me encantan las historias narradas desde la perspectiva infantil, desde los ojos inocentes de un niño que, sin proponérselo, conlleva una crítica social.
    Parece una película tierna y agria a la vez, como lo es siempre la representación de una sociedad que va a la deriva y que arrastra con ella a los niños.
    Muy buena la descripción que has hecho del tema de fondo y, por supuesto, del film. La crisis económica y humana en una sociedad que promete el éxito (el sueño americano) pero que, en realidad, produce fracaso y desánimo, da mucho que pensar. Ojalá este película sirviera de revulsivo tanto en los EEUU como en todos los países (incluido el nuestro) donde existe un grave problema de marginación y de bolsas de pobreza, mientras las clases pudientes viven a lo grande.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, la mirada de la infancia siempre es especial en el cine y es que además son buenos actores en general por la naturalidad que destilan en pantalla. Aquí hay dos niñas que son un cielo, la protagonista y una pequeña pelirroja que es muy brillante, lástima que no quise extenderme ya con el texto pero que conste en acta su nombre: Valeria Cotto, un pequeño ángel. Es muy cierto lo que dices también sobre las bolsas de pobreza en nuestro país, por no hablar de la insostenible situación humanitaria de Venezuela por poner un ejemplo de un país hermano. Ojalá esta y otras películas sirvan al menos de concienzación social, a la vez que nos emocionan o me emocionan a mí en este caso, con una cinematografía muy destacable.
      Muchas gracias Josep por tus palabras y por tu tiempo, un abrazo.

      Eliminar
  8. Todas las películas que incluyen niños en estas situaciones, me hacen sentir mal, porque realmente son los que pagan las consecuencias de los errores de los padres, casi siempre por su inconsciencia, pero bueno, fuera de eso, me gustan mucho también, y según tu crítica y puntuación tiene que ser una gran película.
    Muy tierna e inteligente la frase de la niña, y me da mucha ternura -según cuentas-, el papel de William Dafoe.
    Un placer como siempre, leerte Miguel.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, quizás me puse muy serio en la crítica, pero la película también tiene sentido del humor y es completamente entrañable. Es cierto que hay momentos muy dramáticos también, pero bueno al final las películas o el cine son un relejo de nuestras sociedades.
      Como siempre un placer recibir tu cariñosa visita,
      Un beso y muy feliz fin de semana.

      Eliminar
  9. Veo que te ha gustado mucho. A ver si puedo ir la semana que viene porque el finde lo tengo completo.
    Estados Unidos tiene sus luces y sus sombras. Y la frase de Kennedy es cierta, pero a corto plazo, los ricos se alimentan de los pobres y no ven que, en un plazo más largo, no van a tener nada de que alimentarse.
    De lo que despertará Estados Unidos es de la pesadilla que supone haber votado a Trump y haberse creído todas sus mentiras.
    Aun así, me sigue pareciendo un país fascinante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, es de esas películas que va ganando peso con el paso de los días tras su visionado. De hecho, la dejé reposar bastante antes de ponerme a escribir sobre ella. Vaya diferencia de Kennedy a Trump, pero en fin, es lo que han elegido y tendrán que apechugar con él. En todo caso me resulta muy curioso el sistema electoral estadounidense. De hecho en número de votos ganó claramete Hillary Clinton, pero bueno es salirse mucho del tema ya.
      También me gusta Estados Unidos, su buen cine y sus gentes, una cosa no quita la otra.
      Un beso y gracias por pasar.

      Eliminar
  10. Con el tema de esta película, me va a suceder lo de siempre, que después de verla necesito unas horas para recuperarme, y más si hay niños de por medio, ya que vivo tanto el tema, que me olvido del resto. A pesar que de lo que nos intentan vender en este país sobre el crecimiento económico, puedo dar fe porque colaboro con una pequeña ONG, de que la pobreza y la desigualdad avanza a pasos agigantados, en todos los lugares del mundo.
    Te comento esto porque seguramente no la veré, con lo que tenemos aquí, ya tengo suficiente; y por eso mismo, suelo evadirme cuando voy a cine, de este tipo de películas, y busco siempre algo que me alegra el día y que me distraiga.
    Buen trabajo, Miguel.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, aunque la película está visualmente vestida del color del optimismo, poco a poco se va decantando hacía el fuerte drama social que supone la pobreza infantil y que tu mismo has relato lo que supone para ti. Es cierto que no nos tenemos que ir a lugares tan remotos para comprobar que en nuestro propio país también existen unas bolsas de pobreza considerables. Comprendo que el cine sea una balsa de evasión para ti, y de hecho en muchas ocasiones y sin necesidad de reseñar yo acudo por pura evasión o diversión.
      Otras ocasiones es para cine con más contenido, pero todas las opciones son positivas y comprensibles.
      Un gran abrazo y gracias por tu reconocimiento.

      Eliminar
  11. Qué bien lo dices, Miguel: el cine es un gran escaparate al mundo que no está solo para entretener contando historias, sino también para incomodar a quienes corresponda denunciando algunas realidades. No se trata de hacer dramones que pongan en vilo los corazones de los telespectadores, sino de reflejar la pura y llana realidad, con sus contrastes, sus risas y también sus muchas miserias. La mirada de los niños resulta a veces la más adecuada, ya que aporta la luz de la esperanza que los adultos, cargados de realidad y experiencia, no se pueden permitir.

    Me apunto sin dudar el título de la peli. ¡Un millón de gracias por dármela a conocer y por una reseña tan buena!

    Un abrazo fuerte y mis mejores deseos para el finde :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, lo mejor del cine es que hay una película para cada momento y cuantas más nos quepan en la cabeza, mejor comprenderemos el cine en sus dos vertientes, ya sea pura evasión o cine con mensaje.

      Precioso lo que dices: "La mirada de los niños resulta a veces la más adecuada, ya que aporta la luz de la esperanza".

      Con eso y con un millón de gracias me despido por tus palabras tan cariñosas. Un gran abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  12. Me gusta la crítica de la película que anima a verla. No es «oro todo lo que brilla» EEUU es un país fracturado, casi como.el.resto de nuestro Planta. Una sociedad en la que los ricos son cada vez más rico acosta de que los pobres lo sean cada vez más.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Luis, muy bienvenido a Cine y críticas marcianas y muchas gracias por tus halagadoras palabras con mi crítica. Y como no, solo puedo suscribir tus palabras en la que a costa de la pobreza, los especuladores sean más ricos cada vez.
      Un abrazo y encantado de recibirte cuando lo tengas a bien.

      Eliminar
  13. Gran crítica la tuya. Una película que no me perderé.
    Creo que hay que reflejar la realidad y no siempre las cosas bonitas como de cuento de hadas.

    Una vez más, me ha encantado leerte.
    Un beso y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias Amalia, que puedo decir....

      Efectivamente la realidad social en muchos países no es precisamente un cuento de hadas, por el contrario y paradójicamente en la era de las nuevas tecnologías la miseria avanza sin importar territorios, ni condición social.

      Besos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  14. Un planteamiento muy interesante. Las películas con niños, no sé quien dijo que jamás veía películas con niños y perros, suelen caer en la lagrimilla fácil. Por lo que nos cuentas, no es el caso.
    Me ha llamado mucho la atención el aspecto visual, he visionado el trailer y me parece brillante el juego de esas imágenes y colores tan de "sueño americano" con la crudeza de la historia. Como sabiamente mencionas, a veces nos quedamos con la fachada y no nos cuestionamos no ya el sótano, sino el interior de la casa.
    Muy sugerente y bien pensada, sí señor.
    Como siempre es una delicia aprender de cine contigo, Miguel.
    ¡Ah! Y gracias por el enlace de Space Cowboys me volví loco buscándolo para mi entrada y no hubo manera. Eres un crack.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, fue el maestro Hitchcock el que tuvo la genialidad de pronunciar la frase a la que haces referencia y que decía concretamente: "Nunca trabajes con niños, con animales o con Charles Laughton", yo añadiría en esta ecuación a la dulce Marilyn, que en los rodajes era una pesadilla, para convertirse en un sueño al finalizar sus actuaciones. Pero fíjate, que más bien lo comentaba por la guerra que daban en el rodaje, no por sus capacidades. De hecho los niños son por lo general unos grandes actores y como dices a veces se abusa de su mirada para caer en la lágrima fácil. No es el caso, aquí todo y cada escena está perfectamente justificada. Un cine hermoso y técnicamente perfecto. Respecto a lo de Space Cowbays, nada que agradecer, al leer tu texto y al escuchar la canción, rápidamente recordé que lo tengo en la sección de vídeos favoritos en youtube, ja,ja,ja.
      Abrazos y gracias por tu tiempo, lo valoro mucho.

      Eliminar
  15. Bravo, bravo Miguel!!
    Una reseña cinematográfica que va más allá de una crítica convencional, una crítica al más estilo Sundance. Una mirada a ese cine social que nos llegó al alma como en "Las uvas de la ira" que comentas.
    Narrar esa tremenda fractura social que se produce en EEUU hoy en día no es fácil porque vende mucho más una película comercial que engrandezca los valores americanos, ¿pero dónde quedan tantos y tanto americanos expulsados de un salvaje y competitivo sistema?
    Hace unos años asistí a un seminario de sociología donde nos expusieron unos gráficos sobre la esperanza de vida según los países y continentes, me quedé de piedra al comprobar que uno de los países con menos esperanza de vida era EEUU ¿cómooo?? no me lo explicaba... y el sociólogo nos explicó que la falta de un sistema de salud pública, con una sanidad carísima, dejaba a la población desamparada y con muy poca red de ayuda familiar, todo esto provocaba una tasa de supervivencia muy baja.

    Bueno Miguel, me ha encantado la crítica y seguro que voy a verla. Gracias por compartir con tus seguidores todos esos matices que nos enamoran del cine.
    Un abrazo bien grande y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias Xus!!

      Una critica al estilo Sundance es un piropo de una hermosura descomunal para mi forma de entender el cine y la crítica cinematográfica.

      Y precisamente es el cine independiente el que actúa como contrapeso en el cine estaudounidense, para bajar del limbo al otro cine de exaltación patriótica que parece no ver lo que sucede en su puerta trasera.

      Me sorprendes, pero a la vez no me extraña lo que me comentas del seminario de sociología en el que se hablaba de una baja de esperanza de vida. Sin duda debida a una sanidad pública excluyente, egoísta y que deja en el desamparo a los más desfavorecidos. Y a Obama casi lo matan cuando intentó universalizar la sanidad pública. Pues entonces, lógicamente Donald Trump solo va a empeorar la situación.

      Independiente de todo esto, la película es una combación de drama, ternura, pero no se olvida del humor como medio de hacer más digerible la acción desarrollada.

      Miles de gracias Xus, por tan enriquecedor comentario.
      Besos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  16. Qué reseña más hermosa Miguel!!, todo sentimiento. Y es que la exclusión social en el mal llamado "primer mundo" es doblemente dolorosa,... simplemente por comparación. Un abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Norte por tus primeras palabras.

      Ciertamente dentro del primer mundo coexisten realidades sociales que se suelen esconder en el patio trasero de muchos países. Y bueno, supongo que en Venezuela por poner un solo ejemplo, se pueden tomar la película como una anécdota. Allí la falta de recursos es el todo y los demás países con la excusa de la no injerencia, a callar.
      En fin, es lo que hay. Abrazos y gracias por pasar.

      Eliminar
  17. Descubrí esta peli cotilleando el IMDB (no sé si sigues mucho la aplicación, imagino que sí). Busqué la crítica y en todos los sitios la ponen muy bien, incluso he leído algún artículo que la nombra la película de año (y eso que sólo estamos en febrero).
    Iba a ir al cine este fin de semana a ver La forma del agua (me quedé con las ganas de verla cuando la estrenaron en el festival de cine fantástico de Sitges), así que esta me la dejo para el próximo.
    Ahora, después de tu reseña, tengo más ganas de verla todavía, por la crítica social que lleva.
    Estados Unidos tiene un serio problema. El verano pasado estuve de vacaciones y la cantidad de pobreza que hay es alarmante. Digo pobreza pero quiero decir mendigos.Están por todas partes, y son tantos que da hasta pena ver a tanta gente necesitada, y sobre todo me sorprendió que el país considerado la potencia mundial no haga nada para salvar a esa pobre gente. Al menos, lo que percibí desde fuera es que hay un sector grande muy marginado.
    Además está el tema de la alimentación. Por tres dolares puedes comer, pero comida basura. Si pretendes comer medianamente bien (una ensaladita normal) cuesta más de 12 dolares.Entonces creo que una familia pobre no puede permitirse alimentar bien a sus hijos, no me extraña que después tengan problemas de obesidad. Es como el pez que se muerde la cola. Cuanto más pobre, muchas menos ayudas y facilidades. El problema es que no tienen estado del bienestar, y casi todo funciona mediante seguros privados cuando debería ser público, como la sanidad y la educación.
    Pero bueno, yo soy actuaria, así que estoy metida en el tema y por eso me fijo mucho en las privatizaciones. Trabajo en una aseguradora haciendo cálculos financieros sobre todos esos seguros privados, si hubiera tirado hacia el sector público estaría calculando jubilaciones, invalidez, prestaciones por desempleo, etc etc...Quiero decir, que sé el problema social de Estados Unidos porque mi trabajo es ese precisamente (estudio de aportaciones y prestaciones, públicas o privadas).
    Volviendo a la reseña, me ha encantado tu manera de describirla, siempre consigues elegir las palabras adecuadas para expresar los sentimientos que te genera una película, y eso es una cualidad de un buen escritor ;)
    A ver si veo pronto la peli!!! Un besote y feliz sábado :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, te habrás quedado a gusto María, el problema es que ahora se supone que yo tengo que estar a la altura en mi respuesta :-). Muchas gracias de verdad por dedicar una parte de tu tiempo a explicar tus sensaciones a raíz de la película reseñada hoy.

      Si claro que paso a veces por el IMBD, pero nunca leo una crítica de cine antes de hacer la mía sobre la película en cuestión. Es la única manera de que el texto tenga un mínimo de originalidad y no se vea influenciado. Aunque claro que me llegan opiniones, sobre todo de películas comerciales que son inevitables en la era de la comunicación.

      Precisamente de algo de eso hablo en mi reseña de La forma del agua que está guardadita en borradores y que vamos a esperar a que pase el fin de semana para publicarla y dar tiempo a que la gente la vea sin ningún tipo de información por mi parte. Hoy no te haré spoiler ,ja,ja,ja, bueno nunca los hago, pero me refiero a que no voy a decir nada de La forma del agua en este comentario.

      Respecto a lo que me cuentas de tu viaje a Estados Unidos me resulta sorprendente, pues si pensaba que había bolsas de pobreza, pero no que fueran tan visibles para los viajeros como es tu caso. Yo estuve también en Florida hace un tiempo, aunque no en la zona de los parques. Más bien en la zona sur en la que todo parecía un "mar de felicidad". Es cierto que hablando con gente de lugar, si comentaban el tema de la falta de ayudas sociales o el mal reparto de las mismas entre las personas más necesitadas. Con respecto a la mala alimentación, la película es un fiel reflejo de lo que comentas, vemos a Moonee alimentándose de comida rápida y barata en varias escenas y en otras directamente recogiéndola de furgonetas de ongs que tampoco se pueden permitir mucho más que repartir alimentos ricos en hidratos de carbono y bajos en proteínas.

      Bueno y con respecto a tu trabajo entiendo que dominarás las estadísticas y puedes comprender mejor que yo como funciona el sector asegurador y el endemoniado sistema público sanitario estadounidense. Desde luego todo ese conglomerado de seguros médicos privados, el tema del Medicare, o las pensiones que puedan quedar allí en comparación con Europa, quien mejor lo puede entender son las personas que se dedican profesionalmente a ello como es tu caso.

      Respecto a elegir las palabras de la reseña, y como no soy escritor, pues tengo que revisar y corregir los borradores varias veces :-), realmente escribir sobre cine es en cierta manera, solo una manera más de alargar la experiencia vivida en la sala de cine y de algún modo hacer que las películas perduren ya para siempre en mi memoria.

      Gracias de nuevo por tu máxima generosidad en tu comentarios, aunque suene a tópico, es un verdadero honor que dejes tu huella por aquí, un beso.

      Eliminar
  18. Uf, Miguel, el párrafo correspondiente a la crítica me ha parecido sublime, y demoledor.
    Ese cuento de hadas que fue el sueño americano cuando se descubre la realidad y se muestra con toda la crudeza es una herida en carne viva.
    No sé si veré la película porque el cine, como la literatura, me supone evasión y no estoy yo ahora precisamente para que me muestren la realidad descarnada (con leer las noticias ya tengo suficiente), aunque ver a Dafoe me atrae muuucho.
    No obstante, me parece muy valiente que haya directores que se atrevan a llamar a las cosas por su nombre y no se dejen llevar por alfombras rojas y vestidos de alta costura que es la imagen que muchas veces uno asocia con el cine, sobre todo norteamericano.
    Ese contraste de un motel de mala muerte, lleno de desahuciados de la crisis económica, al lado del sueño de cuento de hadas por excelencia que es Disneylandia es un contrapunto que lleva mucho mensaje.
    Genial crítica, Miguel, poniendo el dedo en la llaga y sin andarte con rodeos. Como debe ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kirke, muchas gracias por lo primero que comentas con respecto a la reseña y a ese primer párrafo en el que he querido crear un especie de cuento para hacer ver que el sueño americano es como los gráficos de bolsa. Es decir, va y viene con picos y a lo largo del siglo pasado y este hemos tenido varios ejemplos en forma de depresiones, crisis económicas y los momentos álgidos que vinieron tras estos periodos.

      Y bueno independientemente de que el cine efectivamente tenga en su fundamento la evasión y la diversión, también cabe llamar la atención sobre el cine independiente que parece ser que en la actualidad, es el único que se dedica a hacer cine social que en otras épocas se asociaba también al cine que llegaba a más gente, a través de otras corrientes que conectaban de una manera eficaz con todos los gustos.

      En lo que respecta a la película en sí, es precisamente en el contraste que tu citas donde encontramos la idea fundamental de la propuesta. Aún con todo, es una película muy luminosa y un retrato sobre la infancia muy hermoso en muchos momentos.

      Un gran abrazo y gracias por tu amabilidad.

      Eliminar