martes, 30 de junio de 2020

Diez cines mágicos y sorprendentes


El día 26 de junio de 2020 se produjo la reapertura de las salas de cine en España tras más de tres meses cerradas a causa de la pandemia provocada por el COVID-19. Un hecho insólito que ni siquiera la guerra civil española pudo conseguir. Como comentaba en la entrada anterior, la película elegida por un servidor para este rencuentro tan esperado fue Cinema Paradiso. La experiencia fue maravillosa y las condiciones de seguridad se cumplieron sin ningún inconveniente. En otros países, como en Corea del Sur, los cines ya funcionan a pleno rendimiento con gran éxito en la afluencia de espectadores y unos datos de taquilla más que notables. Sin embargo, en Estados Unidos e Hispanoamérica tendrán que esperar pues el epicentro de la pandemia se encuentra ahora mismo al otro lado del océano. Un fuerte abrazo y ánimo para nuestros hermanos de México, Venezuela, Argentina, Perú, Chile o Colombia entre otros. 

La publicación de hoy está dedicada a las salas de cine. Documentaré algunos de los cines que más impresión me han causado de los que conozco por las películas o por las informaciones de los distintos medios de comunicación que les han prestado atención. Nos vamos de paseo por el mundo a través de unos recintos inolvidables.


1. Cine Le Gran Rex de París: la fotografía que abre la portada de esta publicación pertenece al cine parisino que abrió sus puertas en 1932. Actualmente es el cine más grande de Europa con aforo para 2800 personas. Entre sus curiosidades ofrece un tour guiado por el interior del  recinto. Ello, puede valer de excusa para visitar la capital de la luz. Es considerado monumento nacional en Francia y su estilo arquitectónico en su fachada exterior esta inspirado en la corriente Art Déco.

Exterior del cine Rex en París

2. Cinema Paramount en Oakland, California: este emblemático cine también se rige por los patrones arquitectónicos Art Déco y fue inaugurado en 1931. Su capacidad es para 3040 personas y ofrece excursiones guiadas para su visita. Además de otros usos, es sede del ballet y de la orquesta sinfónica de la ciudad. En el año 1953 se proyectó la primera película en Cinemascope de la historia titulada 'The Robe' con Richard Burton y Jean Simmons. Las imágenes hablan pos sí mismas. 




3. Electric Cinema Londres: en la zona de Portobello Road de la capital británica nos encontramos este suntuoso y lujoso cine que ha sobrevivido a dos guerras mundiales adaptándose a la actualidad de una manera asombrosa. Fue inaugurado en 1910 y reinaugurado en 2012 tras un incendio. Sillones de cuero, mesitas con románticas lámparas y seis camas dobles en primera fila, completan una sala que además ofrece servicio de restaurante para completar una experiencia fascinante. El rojo pasión invade de color un cine que sigue proyectando los estrenos más recientes.




4. Cinema Paraíso en Bogotá: viajamos hasta Hispanoamérica para encontrarnos una especie de réplica del cine londinense antes citado. Se trata de un proyecto relativamente joven que fue inaugurado en 1998 en un preciosista trabajo realizado por el arquitecto Luis Restrepo. Además de sesiones de cine independiente y comercial, sirve como recinto para todo tipo de eventos. Ofrece también servicio de restauración a la carta.




5. Pushkin Art Cinema en Budapest: se trata de un edificio histórico y fue inaugurado en 1929. El escultor Sándor Krisztián es el autor de la bellísima ornamentación que también realizó en los hoteles Astoria y Bristol de la capital húngara. Aunque se ha dividido en algunas salas para dar acogida a más estrenos, sigue conservando el gusto y la elegancia que lo convierten en un lugar único de la vieja Europa. 





6. Cinema Winter Garden en Toronto: construido en el año 1913 por el arquitecto Thomas W. Lamb y con una capacidad para 1410 personas, es una de las construcciones más bellas del planeta. De hecho es considerado Lugar Histórico Nacional de Canadá. Las paredes están pintadas a mano por preciosas acuarelas y goza de una exquisita decoración con carácter general. Sirve como apoyo a algunas proyecciones del Festival Internacional de Toronto y ademas es referente para otras representaciones de las artes escénicas. Una verdadera joya.




7. Arena Pula en Croacia: se trata de un anfiteatro romano en el que se emiten películas al aire libre. Su construcción se llevó a cabo entre el año 27 a.C y el 81 d, C. Dos mil años de historia hacen del lugar un lugar irrepetible para asistir a una proyección cinematográfica. Es sede del Festival Internacional de Cine de Pula y en el también se entregan los premios anuales de la cinematografía croata. Estos acontecimientos suceden en verano, siendo un lugar ideal para unas vacaciones de cine.




8. Orinda Theater en California: uno de los cines más bellos de la costa oeste estadounidense. Se trata de un recinto inaugurado en el año 1941. Orinda es una pequeña localidad con 18.000 habitantes que se ha hecho conocida mundialmente por la belleza de este cine que sigue albergando los últimos estrenos que se producen en Hollywood. En lugares así la película es una mera excusa para visitar la sala.





9. St. George Open Cinema en Australia: se trata de un cine de verano realmente espectacular. Su pantalla esta anclada en plena bahia de Sydney y cercana a una de sus orillas. Desde las localidades se puede apreciar el skyline de la ciudad, así como la histórica y espectacular Sydney Opera House diseñada por el arquitecto danés Jorn Utzon. Una experiencia inolvidable. 




10. Cine Capitol en Madrid: para cerrar este reportaje tengo que barrer para casa y acordarme de uno de los cines más bellos de España. Se inauguró en el año 1932 con un discurso del escritor español Víctor de la Serna y acoge un aforo de 1357 localidades divididas en patio de butacas, primer anfiteatro y segundo anfiteatro conocido como mirador. Actualmente acoge junto al cine Callao, las premieres de los distintos estrenos nacionales e internacionales. Una sala ideal para dar rienda suelta a mis críticas marcianas.




Estos son los diez cines que más me han llamado la atención por uno u otro motivo. Estos templos del séptimo arte son una muestra de porque el rito de ir al cine comienza en la propia sala de cine. Me despido, por hoy, con una pieza musical de puro arte cinematográfico.  

55 comentarios

  1. Hola Miguel. Si una palabra(en mi opinión) define tu post es exquisito. Que maravilla de cines, son autenticos templos, todos y cada uno de ellos eleva el arte del cine y convierte el ver una pelicula en una experiencia única. Yo como soy una apasionada de los colorines me quedo como favorito el Orinda Theater y despues de este me apunto a todos. Y como broche final tu elección es un lujo. Ojiplatica me e quedado. Un abrazo Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María Rosa.

      Muchas gracias en primer lugar por lo que comentas de esta publicación especial. Efectivamente estoy muy de acuerdo en que ver una película en estos templos eleva el cine a algo más que un mero espectáculo. Hablaríamos de una experiencia sensorial en todos los sentidos. Me encanta el cine que has elegido. Y me alegro también de que el vídeo te haya gustado. El plano secuencia con el que se inicia el citado vídeo es sencillamente una obra maestra.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Qué bonita entrada, Miguel!!.
    Esos cines con tanto encanto de los que se guarda tan grato recuerdo.
    Mencionar a nuestro querido cine Capitol me ha gustado mucho.
    Lástima de las salas que han ido cerrando últimamente.
    Disfrutemos de nuevo de ese cine que tanto nos gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Amalia.

      El cine Capitol no podía faltar en este decálogo porque entre otras cosas he estado en él en multitud de ocasiones. Y sí, es una verdadera tragedia cultural cómo han ido desapareciendo los cines clásicos en Madrid y en buena parte del mundo. De hecho, en nuestra ciudad solo podríamos hablar ya de 3 cines de los antiguos: el Capitol, el Callao y el Cine Doré.

      Besos y a disfrutar del cine.

      Eliminar
  3. Buen día Miguel, aplausos y se pone uno de pie ante la nota que hiciste, muy interesante y realmente impresionante lo de los lugares, creo que tendré que ahorrar en el cochinito para algún día ir a un cine de esa magnitud y de esa belleza, me queda la duda de cual sera el cine mas grande del mundo? un saludo hasta España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día Jaime.

      Yo también estoy ahorrando y de aquí a 20 o 30 años tendré el dinero suficiente para recorrer todos estos cines jajaja. Probablemente para aquella época a lo mejor ya no existen ;). Creo que el cine más grande del mundo está en Corea del Sur. Sé que está en la ciudad de Busan, pero tendría que consultar ahora mismo los aforos para saber si es el mayor del planeta.

      Un gran saludo hasta México.

      Eliminar
  4. Teniendo en cuenta que antes solo la gente rica podía ir a los mejores cines, me hubiera gustado un 'remember' histórico que nos deleitara con el antes y el después de una era en la que los pobres casi tenían que entrar por la puerta de atrás. Y qué decir de los negros...

    Vale, el que más me ha gustado es el de París. Además, tengo conocidos en Francia y sería bonito ir con ellos.

    Buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Keren.

      Creo que es más bien al revés. Es decir, el cine siempre fue un espectáculo popular y muy económico. Cualquier ciudadano medio podía acceder a las salas. Es ahora cuando se están creando unas salas Vip o premium con servicios de restauración, butacas reclinables y demás accesorios. Pero como bien sabes, siguen estando los cines habituales en los centros comerciales a unos precios de entre 5 y 10 € según la localidad en la que nos hallemos.

      De hecho, el cine Capitol de Madrid tiene jornadas en la que puedes ver una película en esa inmensa sala por 5 €.

      El tema de los negros y de la segregación racial sería una cuestión más larga de explicar. Pero sin duda condenable y execrable.

      Me encanta también el cine que has elegido. París además es una ciudad preciosa.

      Saludos y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Preciosos todos los cines, desde el primero al último, y fascinantes algunos de ellos por sus peculiaridades.
    Me encantaría conocer todos, o ya no tantos, me conformaría con cualquiera de ellos realmente, por ejemplo el Cinema Winter Garden en Toronto.
    Preciosa entrada Miguel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elda.

      No te imaginas cómo me gustaría conocer todos los cines de esta publicación. Tengo que empezar a ahorrar ya jajaja. El cine que has elegido de Toronto es una obra de arte. Daría igual la película que proyectaran.

      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  6. Conocía esas salas porque un día hablando con unos amigos sobre el cine más veterano que tenemos en mi ciudad, "El Rex". Que fue remodelado hace unos años, nos preguntamos cómo serian los cines de otros países y nos sorprendimos de la belleza de lo contemplamos a vista de click!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Madrid también hubo un cine llamado Rex. La verdad es que podría haber también elegido algunos de los cines más bellos de España pero en su mayoría ya cerraron sus puertas. Pero creo que podría sacar al menos 10. Por sacar algo en positivo también podríamos decir que hoy en día las salas de cine tienen butacas mucho más cómodas y mejores condiciones de climatización.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. estupeda entrada Miguel llena de luces neon flores de estrellas y la accion del cine a punto para trasladar al espectador de la sala al mundo de la imaginacion donde habita el alma , enhorabuena por tu enorme trabajo donde las das a conocer y hasta sentirlas , mis saludos y recibe un fuerte abrazo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo José Ramón por tú poético comentario. Desde luego que en salas de cine como las recogidas en la publicación es mucho más fácil trasladarse al mundo imaginario de las películas.

      Un fuerte abrazo y a seguir disfrutando del mundo del cine.

      Eliminar
  8. !Hola Miguel!

    Magnificiente entrada, un premio a la vista y a la imaginación.

    Deslumbrantes la mayoría. Me decanto por el primero, París y el último, España, imponentes pero menos extravagantes para mi gusto, algunos están muy cargados visualmente, parecen museos de arte o salas de conciertos y grandes espectáculos de la ópera más que salas de cine, ahora si que me encantaría hacer la visita guiada... El de Australia, definitivamente que me lo pasaría viendo el cielo y el paisaje y ni me enteraría de que pelicula se trataba, ja, ja.

    Gracias por estas bellezas arquitectónicas, nos muestras las salas más hermosas, y tal vez las que están menos al alcance de los empedernidos cinéfilos comunes y corrientes.

    Me alegra que disfrutaras tanto de "Cinema Paradiso", por fin la ví, una trama muy original y fantástica esa actuación del niño, y el solo imaginarme viéndola en ese cine Capitol, de seguro que le sumaría unos tantos más para el disfrute.

    Que puedas seguir disfrutando de estos días de cine, aunque esto haya implicado un cambio en tus vacaciones.

    Un abrazo y sigue cuidandote marciano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Idalia!

      Muchas gracias por tu amplio comentario y por tus sentidas palabras. Es cierto que algunos de estos cines parecen auténticos museos. Y sin duda el cine de verano de Sidney bien puede ser una mera excusa para disfrutar de una experiencia qué va más allá de la propia película que sea proyectada.

      Por otro lado, el cine Capitol es una de las joyas que tenemos en Madrid y desde luego ha sido bastante visitado por un servidor. Además, señalaría qué es un cine con los mismos precios que cualquier otra Sara convencional. De hecho, le comentaba antes a Keren que por 5 € hay días de la semana que se puede entrar a ver una película. También se puede entrar a echar la siesta pero esa ya es otra cosa jajaja.

      Me alegro de que fuera de tu agrado Cinema Paradiso. Es una película que recoge muy bien la función que acometían los cines en los núcleos rurales. Respecto a mis vacaciones no cambiarán demasiado. Como todos los años haré un paréntesis en agosto para volver con fuerzas renovadas en el mes de septiembre. Pero todavía quedan algunas publicaciones para este mes de julio.

      Un fuerte abrazo y a seguir cuidándose.

      Eliminar
  9. Me sorprendió ver el interior de todas las salas de cine que se muestran aquí ..., muy lujosas y con clase.
    Hay una forma de pantalla de cine que creo que es inusual, a saber, la pantalla de cine Cinema Winter Garden di Toronto.

    Tengo curiosidad acerca de lo visual que aparece en la pantalla curva en la parte superior.

    Gran abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Himawan.

      Creo que en este caso depende de la perspectiva y la forma en la que estén hechas las fotografías. Es decir, son panorámicas y de ahí que las pantallas pueden parecer curvas en algunas ocasiones.

      Un fuerte abrazo hasta Indonesia.

      Eliminar
  10. ¡Cómo han cambiado las salas de cine desde que era niño! En primer lugar había los "cines de estreno" y los de barrio, en los que se proyectaban dos películas en sesión contínua (y el noticiero NODO).
    A mí me encantaban los cines de grandes dimensiones, en especial el cine Novedades, en la calle Caspe de Barcelona, con un toque moderno, y el cine Coliseum, en la Gran Vía, también de Barcelona, de arquitectura "monumentalista", como la han definido, propia de principios del siglo XX. Se estrenó como teatro, luego fue cine durante muchos años y ahora ha vuelto a su faceta inicial. Con varios pisos, al último se le llamaba "el gallinero", con una pediente tremenda, y desde el cual la pantalla se veía diminuta, je,je.
    Y el olor de los cines de antes, ese olor a ambientador tan característico que todavía tengo impregnado en mi pituitaria.
    Ahora los cines son mucho más pequeños, desde que aparecieron las multisalas. También son más confortables y la visibilidad mejor. Todo tiene sus pros y sus contras. Lo único que no me gusta de los cines actuales es que se puede comer y beber a destajo. En el área metropolitana de Barcelona, hay un centro comercial en el que han remozado su cine multisala de modo que incluso los asientos disponen de una mesilla plegable para poder comer un plato combinado, que encargas a la entrada. La única vez que fui, el olor a hamburgesa y a salsa Ketchup me disuadió de volver, je,je,
    Un estupendo repaso de los cines "de cine".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no llegué a ver el NODO. Pero por supuesto que recuerdo los cines de estreno y los de sesión continua de las barriadas. Si no recuerdo mal en estos últimos podías entrar en cualquier momento aunque la película estuviera comenzada jajaja. Gracias por las aportaciones que haces de los cines que hubo en Barcelona. En Madrid pasó algo parecido. Hubo muchos cines de carácter monumental de los que ahora apenas quedan contadas excepciones. Por cierto, a la zona de arriba del cine Capitol también se le llama gallinero y alguna que otra vez he intentado ver la película desde allí. Hay que tener buena vista, eso sí ;). La ventaja como bien dices es que los cines de ahora tienen muchísimas mejores condiciones de climatización y las butacas son incomparables. Por quedarnos con algo bueno. En Madrid también se están poniendo de moda los cines de luxe con servicios de restauración, sillones reclinables, etcétera etcétera. En este caso desde luego los precios se disparan. Pero bueno tampoco obligan a nadie a ir.

      Muchísimas gracias Josep por tu tiempo y por tu amplio comentario.

      Eliminar
  11. Vaya colección de cines preciosos. Me ha encantado el de la bahía de Sidney que debe de ser una maravilla y con ese entorno, un cine al aire libre es muy bonito.
    En León había uno que era además teatro y que se llamaba Teatro Emperador, que era también muy bonito, aunque no tanto como los que nos traes. Ahora está cerrado y el edificio que ocupaba, vacío. Una pena. En León hay tan solo un cine en un centro comercial con varias salas y unos multicines en el centro.
    Muy ilustrativa entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría hacer también una selección de cines de verano. Desde luego el de Sidney debe ser incomparable por por su situación junto a la bahía.

      Una pena la desaparición del cine que comentas de León. En Soria, también desaparecieron los que hubo y ahora quedaban unas multisalas en un centro comercial. No sé si ahora mismo estarán activas.

      Besos Rosa y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  12. Admito sin vergüenza que me he emocionado con esta entrada.
    Me has hecho recordar a mi niñez y mi Buenos Aires querido con aquella "calle de los cines"... Por aquellos años (frase que hace parecer como si tuviese 80 años!!!) la peatonal Lavalle se caracterizaba por tener 15 salas de cine distribuidas en cinco calles y yo creo haber estado en la gran mayoría... (te dejo el link a un corto, 10 minutos, que te cuenta la historia de esta calle: https://www.youtube.com/watch?v=Fm26c10S5ss). Y luego había un cine muy especial, único en el mundo, y que para mí era como el paraíso: el cine "Los Ángeles", en la Av. Corrientes... ¿qué lo hacía único? se dedicó exclusivamente a proyectar las películas Disney... imagínate cómo era cuando iba allí... (https://es.wikipedia.org/wiki/Multiespacio_Los_%C3%81ngeles).

    Hoy sigo disfrutando de la magia del cine y no me lamento, pero aquello, parecido a estas salas que nos muestras, eso sí que era el paraíso.

    Besos de película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué bonito lo que comentas de haberte emocionado leyendo y visualizando esta publicación. Y qué bonito lo que cuentas de los cines de Buenos Aires. Me reservo el link para verlo con tranquilidad. Genial la iniciativa de un cine solo para películas Disney. Lo desconocía y me ha llamado mucho la atención.

      Hoy en día los cines son otra cosa pero en definitiva se puede seguir disfrutando de la magia de las películas en grandes pantallas y con butacas mucho mejores.

      Besos de película y que tengas un estupendo fin de semana Alma.

      Eliminar
  13. Qué maravilla de cines. Me gustan los cines clásicos de antes, con todas sus columnas y adornos, que hacían que ir al cine fuera algo mágico y maravilloso.
    Aquí en Madrid, donde están los Golem ahora, antes la cafetería era una antigua sala de cine. Pero la quitaron, fue una pena.
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rocío. La experiencia en estos grandes cines maximiza las emociones de las películas. El rito del cine comenzaba en la misma puerta del cine. Los Golem son precisamente unos cines qué suelo frecuentar. Supongo que conocerás la librería que hay enfrente y qué es una referencia en los libros sobre cine

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Qué ganas tengo ya de poder ir al cine! Todavía no he ido. Reconozco que es porque soy un poco miedica,. pero al final terminaré yendo porque me gusta mucho, Eso si, iré con todas las medidas de seguridad habidas y por haber.
    ¡Qué bonitas las salas de cine que nos presentas!¡Así da gusto ir! Ver una buena película en un lugar así, sabe muchísimo mejor.
    Muchas gracias por tu reportaje.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Rita por tu comentario. Como bien dices ver una película en este tipo de salas es una experiencia totalmente distinta a verlas en un mini cine.

      Es cierto que hay algunas personas con miedo a una entrar en espacios cerrados pero esperemos que todo vaya volviendo a la normalidad poquito a poco.

      Abrazos.

      Eliminar
  15. Felicidades por este gran trabajo cuyo resultado es una maravillosa entrada, con unas espectaculares imágenes acompañadas de una sucinta explicación, pero suficiente, como para conocer la importancia de cada una de las salas.
    Son todas preciosas, pero me gustaría destacar las de Toronto y la de Oakland, ya que parecen por su decoración, verdaderas salas de museos o de palacios, además de por su aforo, cosa impensable hoy en día.
    De nuevo enhorabuena, y gracias por tu buen hacer.
    Un fuerte abrazo, amigo Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Manuel por tan positiva valoración de la publicación. Yo también me he divertido mucho seleccionando los cines. Preciosos los cines qué citas. Y desde luego los aforos son impresionantes. Incluso cuando vuelvan a reabrir suponiendo que lo hagan con un tercio de su aforo sería reunir a una tremenda multitud. Impensable como dices en los mini cines actuales.

      Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  16. Que galanura de cines por el mundo Miguel, en algunos es como para visitarlos de gala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Carmen. Lo que comentas me recuerda la vestimenta qué se utilizaba para ir al teatro, a la ópera o a los grandes cines.

      Saludos.

      Eliminar
  17. ¡Qué maravilla! Auténticos templos del séptimo arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te hayan gustado Marta. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Miguel!
    Maravillosa y excelente entrada. Me ha encantado este paseo que nos has dado por todas esas extraordinarias salas, me anoto la de París con ese tour guiado.
    Seguramente ya las has visto, hay multitud de interesantes y asombrosas imágenes de viejas salas abandonadas, cines que en su momento fueron auténticos templos.
    Lo dicho, ¡genial el post!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fran.

      Fíjate que yo tuve la ocasión de visitar París y quedó pendiente la visita al cine qué citas. Ojalá algún día pueda volver y ver algunas de las cosas pendientes que me quedaron como por ejemplo el cine que abre la publicación.

      Precisamente a raíz de esta publicación me han mandado por privado viejos cines que ahora son auténticas ruinas. Lo bueno es que algunos están en proceso de restauración.

      Saludos y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  19. Hola.
    Qué entrada tan bonita, es un gusto pasarse por aquí.
    Hace años fuimos a Madrid(la verdad es que vamos siempre que se puede)para que mis hijos vieran la capital en Navidad. Fuimos varias veces a distintos hoteles, pero dos veces inolvidables fueron cuando fuimos al Reina Victoria(había una promoción y quise aprovechar) y la otra cuando fuimos al Trip Capitol. Ahora, por cierto, no se llama así. Asomarse a la ventana y ver el cine era una tentación. Y claro, ir al cine en Navidad es obligatorio, jejeje.

    Hablando de salas bonitas en mi ciudad había muchas, siempre hubo mucha afición al cine. En los años 30 y 40 fue la ciudad media española con más cines, y en los 60 teníamos 26 cines, pero había 3 en concreto que eran espectaculares. Una de esas salas la mencioné en el post de Volver a empezar y se convirtió en Mcdonals y luego en una tienda de ropa. La otra, que además era teatro, se convirtió en Corporación dermoestética y ahora es un burguer. Fuimos el día que clausuraba, a ver una peli de Asterix y Obelix con mis hijos muy muy pequeños y yo quería llorar. Y la otra no recuerdo ahora qué es, pero vamos, o un banco, o una tienda de Inditex o algo así. Otro es el casino, otro solo tiene el cartel en la fachada...Una pena.
    Vaya rollo te he metido, es que eeste tema me gusta tanto.
    Muy feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Efectivamente sigue estando el hotel qué citas junto al cine Capitol y de hecho mucha gente hace turismo cinematográfico en esa zona. Si no recuerdo mal ahora mismo, el Hotel Reina Victoria está enfrente del Teatro Español que es otra joya arquitectónica.

      Lo que cuentas de tu ciudad refleja lo que ha sucedido en otras muchas con los viejos cines clásicos. No sabría decirte ahora mismo el número de cines que hubo en Madrid. Pero no me extrañaría que estuviéramos en el centenar de los que ahora apenas quedan tres clásicos. Muchos son tiendas de moda y otros han sido reconvertidos en teatros.

      Y de rollo nada. Al contrario. Te agradezco mucho tú enriquecedor comentario.

      Feliz fin de semana para ti también.

      Eliminar
  20. ¡Hola Miguel! una entrada genial, muy interesante <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Diana!

      Me alegro mucho que te haya gustado la entrada. Un gran saludo hasta México.

      Eliminar
  21. Un lujazo de entrada Miguel. Se disfruta viéndola.
    En Madrid hay una tienda de ropa que era un antiguo cine y lo tienen que es una pasada recrearse en él. Espero que siga allí lo vimos hase tiempo. Te dejo el enlace.

    https://asimegustaelmundo.blogspot.com/2014/01/la-nueva-vida-del-cine-avenida.html

    Gracias. Me ha gustado conocerlos.
    buen fin de d semana Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que hayas disfrutado con la entrada Laura. Efectivamente en Madrid muchos de los grandes cines clásicos se han convertido en tiendas de ropa.

      Buen fin de semana para ti también y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  22. Querido Miguel, se asoma en esta entrada tu vena artística hacia la fotografía, belleza imponente en esta galería de cines que nos compartes, viendolos se me dan más las ganas de viajar, aunque ahora mismo es imposible, a la vez coincido contigo en esa magia que amén de donde te encuentres al llegar a esa butaca empieza ese viaje mágico que se adentra en el corazón, estoy ansiosa de que aperturen un cine privado al que suelo asistir...Ay qué tiempos aquellos que parecen tan lejanos. Muchas gracias por esta preciosa entrada, tu blog es también una sala de cine que lo disfruto como el primer día, un gran abrazo desde mi desierto aún en semáforo rojo, besitos, infinitos...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María es un placer volver a tenerte en Cine y críticas marcianas. es cierto que ahora mismo es imposible de viajar por las condiciones que se dan de esta maldita pandemia. Pero ojalá algún día se pueden visitar siempre que las condiciones económicas lo permiten jajaja.

      en Madrid por suerte ya están funcionando los cines a velocidad de crucero. Hay restricciones de aforo pero es lógico para mantener las medidas de distancia de seguridad. Ojalá médico que ahora mismo estáis en el pico de una pandemia los cines pueden reabrir pronto ya no por el hecho de su apertura sino por el hecho de que ya el país estará saliendo de la situación de salud pública.

      Muchas gracias por pasar y me ha hecho mucha ilusión tu visita. Besos y abrazos hasta Mexicali.

      Eliminar
  23. Creo que los planetas se alinean cuando uno puede ver una buena película en cualquiera de estos templos al séptimo arte que nos planteas Miguel,...no sabría con cual quedarme,... quizás todos?
    Un abarzo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedo con todos amigo Norte. Aunque para mí es muy especial el Capitol por tenerlo a tiro de piedra. Me gustaría viajar a California y a Hollywood para conocer los cines de allí.
      Abrazos y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  24. Ay qué entrada más bonita... La verdad es que hay cines que son una preciosidad. Me ha impresionado el de Cracovia. Qué chulada. Una entrada muy bonitaaaaa. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa. Me alegro mucho de que hayas disfrutado con la publicación. Y lo cierto es que el cine de Croacia es todo un símbolo en el que se unen cinematografía e historia.

      Besos y gracias por pasar.

      Eliminar
  25. Hola, Miguel. Vaya banquete para los cinéfilos.
    Creo recordar que la única vez que he estado en Londres, fue en el cine que muestras donde vi el estreno de "Fiebre del Sábado noche", película por la que nos decidimos entre la interesante cartelera de la ciudad que había a finales de los 70.
    Y acerté, porque amo los musicales y la danza, y casi todo lo que conocía entonces era de la generación anterior, Astaire, etc, visto en los cines de barrio de Barcelona.
    Por cierto, no estaban los megasofás que muestras, pero para mi aquella película fue una explosión, el cielo. Lejano, porque aún tardó más de un año en estrenarse en Barcelona, donde volví a verla. Saludos y Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana María.

      Me alegro que hayas disfrutado de este festín virtual. Qué bueno lo que cuentas del cine de Londres. Hoy en día existen unos cines de luxe tanto en Madrid como en Barcelona qué conservan ese espíritu con servicios de restauración, mesitas plegables y súper butacas reclinables. Al final el cine tiene que ofrecer algún tipo de valor añadido pues si no la televisión al final la acaba quitando demasiada cuota.
      La película que citas, por cierto, se sigue emitiendo de manera ocasional en el autocine de Madrid.

      Un fuerte abrazo y buena semana entrante.

      Eliminar
  26. Hola Miguel, cinema Paradiso es una muy linda película, la vi en la universidad. Extraño ir al cine. Pero en México no hemos mejorado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jova.

      Bienvenida cine y críticas marcianas y un fuerte abrazo hasta México en los momentos tan complicados que estáis viviendo. Cinema Paradiso es una verdadera carta de amor al cine.

      Eliminar
  27. ¡Qué preciosidad de cines, Miguel!

    Recuerdo el Teatro Cine Atlántico de Barbate, una sala monumental, dicen que inspirada en el Zoo-Palas de Berlín, estaría catalogada como una de las más grandes y espectaculares de Europa. La cripta del local iluminada a semejanza del cielo estrellado era una pasada. Yo iba 2 veces en semana a proyecciones dobles. ¡Cuántos recuerdos!

    Ya no nos quedan cines en el pueblo, una pena.

    Muchos Besos :)

    ResponderEliminar
  28. La verdad es que son unos templos donde casi da igual la película que se proyecte.

    Muchas gracias por la aportación que haces del cine de Barbate. En Coslada también hubo un cine que en la cripta se proyectaba como una imagen del Universo.

    Hay muchos más cines para ver seleccionado, pero creo que esta es una buena representación de estos recintos magino mágicos.

    Besos y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  29. *para haber seleccionado (cosas del corrector).

    ResponderEliminar