martes, 9 de abril de 2019

La España vaciada, y Proyecfilm: "Cine donde no hay cine"


La España vaciada fue el lema de la manifestación celebrada en Madrid el pasado domingo 31 de marzo. Con él, se trataba de reivindicar el medio rural, denunciar la cada vez más alarmarte despoblación de los núcleos rurales del interior de España, y se pedía entre otras cosas, la imprescindible mejora en la conexión a Internet para que el país ibérico no pasara de "vaciado" a desierto. Ahora bien, ¿cómo afecta esto al cine?

El hecho del despoblamiento rural no es hecho diferencial, ni exclusivo de España. Es ya un fenómeno mundial. México, Estados Unidos, China o cualquier país europeo, pueden ser ejemplos igual de válidos.


Proyecfilm

En cualquier caso vamos a centrar la mirada en España, y en la iniciativa de Proyecfilm. ¿Qué es y en que consiste?

Joaquín Fuentes es el gerente y fundador de esta empresa. Él, según informa en su web, en los años 60 del siglo pasado acompañaba a su padre (pintor de carteles cinematográficos de la Gran Vía de Madrid), llevando el cine a las pequeñas poblaciones con un proyector de 16mm.

La pantalla una sábana; las butacas cada uno tenía que llevar su silla y como calefacción un ladrillo caliente envuelto en una manta. A principios de los setenta, un adolescente Joaquín se dedicaba a proyectar cine por los colegios y cine clubs. Ahora con proyectores de última generación, equipos de sonido y pantallas acordes al lugar de proyección, Proyecfilm es ya una realidad que avanza en esa España despoblada de la que hablaba en la apertura de la publicación.

Actualmente Proyecfilm gestiona 14 salas de cine en diferentes provincias de Castilla y León, Extremadura, Galicia, Murcia y Andalucía. Algunas poblaciones concretas son: Daimiel (Ciudad Real), Cabra (Córdoba), Astorga (León), Quintanar de la Orden (Toledo), o Almazán (Soria).

Su lema es "Cine en el cine", para recuperar la costumbre de ver las películas a través de la gran pantalla.

Joaquín Fuentes con su padre y su hijo. Imagen de El País

Datos de salas de cine y pantallas en España

1985: 3109 salas.

1989: 1802 salas.

2018: 697 salas.

Este dramático descenso en las salas cine se ha visto compensado por la irrupción de los multicines en los centros comerciales que han elevado las pantallas a 3518.

Es decir, si en 1985 había 3109 cines en España, ahora solo hay 697.

Sin embargo, hay 3518 pantallas en esas 697 salas.

1985: 3109 cines.

2018: 697 cines, pero 3518 pantallas.

Con estos datos cabe interpretar que el cine en cierta manera se ha recuperado, y supera ya los datos de 1985. Ahora, toca apoyar con fuerza a empresarios como Joaquín Fuentes que con su romanticismo trata de que en la España vaciada también vuelva a brillar la magia del cine.


38 comentarios

  1. "Cine en el cine", ninguna otra frase podría encerrar tan bien un concepto. Yo confieso y admito que soy de mirar muchas películas en casa (he comprado tantos dvd que ya no tengo espacio para ellos, casi como me pasa con los libros... y ni hablar de la medida de la tv...) pero la emoción de hacerlo en una verdadera sala de cine, con el sonido de allí... es algo impagable.

    Para los que somos amantes del séptimo arte, apoyar estas iniciativas es un placer y un deber.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cine en el cine, claro que sí. Y cuando hay interés la formula sigue funcionando de maravilla. Y no es solo la calidad de imagen, y sonido. Es la tradición, el ritual, y también la absoluta concentración que se produce en el cine sin los estímulos que puede haber en el hogar.

      Por eso, entre otras cosas, la iniciativa de Proyecfim me parece estupenda e incluso muy romántica.

      Un beso Alma, y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. No puedo hablar cine al cien por cien. La sala de cine fue en el comedor o en la habitación con mi tete peñajo. Pero nuestros padres, si que nos hacían ese vicio de ver películas en nuestro cine particular. Lo cierto es que lo echo mucho de menos. Eran otros tiempos. Bueno, lo que hecho de menos eran las críticas sobre la película en la cocina mientras nuestra madre se fumaba un cigarrillo jajaja ya hacíamos nuestro espacio marciano. Jeje! Me estoy volviendo un poco tangencial jajaja pues yo si tuviera que apostar por algo es por el cine en espacios abiertos. A lo Grease y la entrada hiper barata. Te llevas a tu familia numerosa y pasáis la tarde hasta las tantas con los niños correteando o sentados embobados. Todo vale. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren, ver películas en familia, y cuando somos niños forja también los lazos familiares. En la película Roma de Cuarón hay una secuencia muy significativa al respecto.

      El cine en espacios abiertos, o sea los cines de verano, me parecen una iniciativa que no se debería de perder jamás. En este caso, Proyecfilm apuesta por este tipo de exhibición por los pueblos del interior de España.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Una propuesta interesante. Al menos en las capitales de provincia hay salas de cine aunque sea en los centros comerciales, pero en ciudades más pequeñas y en los pueblos, hace ya mucho que desaparecieron. Intentar facilitar a ese público algo tan mágico y con tan gran interés cultural siempre es positivo. Aunque me imagino que en la despoblación de nuestros pueblos, la falta de cine habrá sido un factor con muy poco peso, pero siempre ayuda facilitar la vida de los que allí resisten.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rosa, de hecho hay bastantes poblaciones que incluso cuentan con más de 50.000 habitantes, y no tienen cine. Está claro que si esto es así no se debe a algo casual. Al final, los exhibidores si no cuentan con el apoyo del público tienen que cerrar sus cines, o adaptarlos al formato multicines en las afueras de los núcleos rurales o urbanos.
      Lógicamente el factor cine no tiene peso en el despoblamiento rural, pero si puede ser un incentivo para los que aún aguantan el tipo en las zonas de interior.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Preciosa iniciativa y muy loable para una realidad cruda pero inexorable y difícil de combatir cuando los recursos son escasos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo loable, y romántico, incluso quijotesco diría yo. Ojalá que la gente responda, y llene esos cines de verano, o las salas gestionadas. Un abrazo Kirke, gracias por pasarte.

      Eliminar
  5. Esto es amor al arte del cine, una forma de llegar a la perspectiva que se ofrece y al gran abanico que nos sugiere. Una forma bien bonita para disfrutar en familia, con amigos, hijos o pareja, hay para todos los gustos.

    Un abrazo inmenso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película Cinema Paradiso es la que mejor recoge lo que comentas Rosana. Es decir, el cine como motor e impulso de las relaciones sociales, culturales, y familiares.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Me parece una iniciativa preciosa y también casi casi necesaria. Yo que soy urbanita total, cuando oigo hablar de la España rural vaciada y de la falta de servicios que hay en estos sitios, no me imagino viviendo allí bajo ninguna circunstacia. El cine, con todo lo que conlleva de ilusión, cultura, divertimento, etc, es un importante incentivo. ¡Bien por este tipo de proyectos! :)

    Una entrada muy interesante, Miguel. No tenía ni idea de que existiera Proyecfilm.

    ¡Un abrazo y feliz tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, quizás sea más necesario un buen centro de salud en los pueblos que en cine, pero tal vez con un cine también la gente iría menos al médico ;-). Si el cine como bien dices es: ilusión, cultura, y divertimento, la iniciativa de Proyecfilm es muy de agradecer.

      Un fuerte abrazo, y gracias por tu entusiasta comentario.

      Eliminar
  7. Creo Miguel que el cine se ha adaptado, y en cierta manera eso da idea de que el séptimo arte no va a desaparecer,... tiene capacidad para adpatarse y sobrevivir,... una cualidad fundamental de una actividad de éxito.
    Brindo para que así sea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norte, el otro día y a colación del estreno de Dumbo las colas en los cines eran descomunales. Una sesión de la película de Disney cada 45 minutos en un centro comercial , y todas las sesiones a reventar. Es decir, el cine sobrevivirá mientras se generen contenidos que conecten con la gente.
      Una de las bazas de Proyecfilm es llevar también los estrenos a las salas que gestiona. Ahora la pelota está en las manos de los vecinos de los pueblos para que acudan con regularidad a esas salas que les están ofreciendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un proyecto precioso, ojala pudiera llegar a esos lugares tan despoblados. Creo que en verano tendrían una gran aceptación porque en los pueblos pequeños no sabe uno ni que hacer. Ojala llegue a Sanabria donde voy en el verano... al Lago por la mañana y la tarde o noche al cine, :))).
    Recuerdo de ver aquí en Madrid cuando era muy pequeña, cine en la calle donde vivía solamente en una ocasión, así como tú cuentas, y la peli era una de Antonio Molina, supongo que sería, soy minero.
    Muy bonita esta entrada Miguel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comentas Elda, la idea fundamental de Proyecfilm además de la gestión de las salas que pueda haber en los pueblos, es llevar los cines de verano hasta los municipios que lo soliciten. La empresa es de Salamanca, así que Sanabría la tiene muy cerquita para gestionar una petición :-). Es un lugar precioso, lo conozco, y con un cine sería ya la bomba.
      En Madrid sigue habiendo varios cines de verano, y la verdad tienen muy buena acogida. Yo de hecho, suelo ir.
      Un gran abrazo, y gracias por compartir tus experiencias.

      Eliminar
  9. Interesante proyecto el que nos das a conocer. Desde luego que una película, donde se disfruta de verdad es en una sala. Recuerdo que hace unos años repusieron la trilogía de Star Wars en un cine de Barcelona. Una sala de "verdad" de esas con un aforo de más de mil personas. Bueno, mira que las había visto veces, pero verlas en pantalla grande parecía como si fueran otra película.
    Reconozco que en su momento no era muy partidario de los multicines, salas tan chiquitinas en comparación a cines de Barcelona como el Novedades, que tenía hasta anfiteatro. Pero el negocio ha sabido encontrar en ellas una manera de mantenerse a flote y siempre es mejor que la pantalla de la tele o la tablet.
    De todas formas la industria todavía podría hacer más, el cine lo tiene todo para ser la primera opción de ocio de cualquiera, hay que recuperar a los niños, a los adolescentes, a los jóvenes para que vayan al cine y no solo a las proyecciones más comerciales. Creo que una bajada de precios de la entrada es algo básico. Hay que llenar las salas. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja hablas del Phenomena???? Anda que no he visto trilogías ahí!!

      Eliminar
    2. Hola David, tal vez sea el cine Phenomena como dice María. He estado dos veces en Barcelona, y fíjate que estaba tan entusiasmado en conocer la ciudad que ahora mismo he reparado que podría haber visitado alguna de esas inolvidables salas. En Madrid, apenas quedan tres cines de esos gigantescos con palcos y anfiteatros. Quizás el cine Capitol sea ahora mismo el emblema de la ciudad, y una visita indispensable antes de que desaparezca. De todas formas, hay multicines que tienen salas también gigantescas con aforos de entre 500 a 1000 personas para los grandes estrenos. En el otro lado creo haber estado en minicines con apenas 30 butacas que vendrían a ser como un cine privado. De estos, por cierto, hay muchos y variados en los hogares de las familias más acaudaladas.
      Respecto a los precios de las entradas tienes razón. Son abusivos, aunque en comparación con el teatro, el fútbol o con el precio de una copa, son relativamente más económicos. Quizás el problema en este aspecto sea más evidente para las familias numerosas, y ahí es donde deberían hacer una rebaja considerable de precios con packs o precios reducidos para los niños.

      Un abrazo y gracias por tu generoso comentario.

      Eliminar
  10. Un proyecto encomiable el de llevar el cine a todos los lugares que han quedado desprovistos de salas de proyección. Es una pena ver cómo se han ido cerrando salas de cine incluso en zonas donde antes habían 3 o 4, especialmente en las zonas turísticas, donde la gente opta por otro tipo de diversión y los jóvenes prefieren las discotecas. Donde vivo, una población de 25.000 habitantes a 13 Km de Barcelona capital, de 5 salas que había en los años 80 ya no queda ninguna y solo se proyecta alguna película de vez en cuando en el antiguo teatro. Eso sí, cada mes de noviembre se celebra la semana del cine de terror, jeje. Por lo tanto, si queremos ir al cine nos tenemos que desplazar a una poblaciñon cercana donde hay un gran centro comercial con ¡28 salas!
    La labor de Proyecfilm es muy valiosa, aunque supongo que cobrarán por las entradas y que su precio será mucho más económico que el de las salas comerciales, jeje.
    Allá por los años 60, recuerdo haber asistido a alguna sesión de cine al aire libre durante las fiestas de verano de los pueblos y que, tal como cuentas, la gente se llevaba sus sillas plegables de casa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un proyecto muy ilusionante y en cuanto supe de él, me propuse escribir algo sobre todo este asunto.

      El ejemplo que has puesto de tu localidad es un fiel reflejo de lo que está sucediendo en el resto del país. De hecho, habrá muchos jóvenes que nunca verán ya lo que era un cine clásico.

      Es una pena, pero como todo negocio si la gente no acude, los cierres no son casuales. Está claro que el modelo de negocio ha cambiado, y las 28 salas de las que hablas en un solo cine es un dato impresionante. Yo el mayor complejo que he visitado es el Kinépolis de Madrid con 25 salas. En definitiva, es la adaptación del cine a las nuevas formas de ocio.

      Respecto a Proyecfilm supongo que si los cines de verano son contratados por un ayuntamiento, quedará ya en sus manos ofrecer la entrada gratis, o repercutir el precio directamente en las entradas. Respecto a las salas que gestionan el precio es más reducido que en Barcelona o Madrid.

      El tema sillas, es muy gracioso. Yo recuerdo de niño haber ido a algún cine de verano con silla, cena y bebida de casa. Ahora hay cines por el mundo con servicio de catering, camarero, mesita, y butacas cama ja,ja,ja, lo que no ponen por el momento es a la pareja :-)

      Un abrazo Josep y gracias por narrar tus experiencias personales.

      Eliminar
  11. ¡Me encanta la iniciativa! Yo apoyo a cualquiera que luche por mantener a flote todo lo relacionado con el cine. Adoro el cine y voy quizás no todo lo que me gustaría, también veo mucha peli en casa. En fin, mi apoyo a Proyecfilm
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marian, pues gracias por tus palabras y me alegro que el cine sea algo importante en tu vida. Los marcianos esperamos con ansiedad la llegada de los terrícolas de Proyecfilm para que nos traigan al planeta rojo un buen cine para este verano ;-). Un beso.

      Eliminar
    2. Hola Marian, pues gracias por tus palabras y me alegro que el cine sea algo importante en tu vida. Los marcianos esperamos con ansiedad la llegada de los terrícolas de Proyecfilm para que nos traigan al planeta rojo un buen cine para este verano ;-). Un beso.

      Eliminar
  12. Me parece un proyecto magnífico .
    Me encanta todo lo que vaya en beneficio del cine.
    En Madrid han cerrado muchas salas y es una pena.
    Es muy agradable ver películas en casa tranquilamente pero, no cabe duda, que lo mejor es "cine dentro del cine",

    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, le comentaba antes a David que En Madrid, apenas quedan tres cines de esos gigantescos con palcos y anfiteatros. Quizás el cine Capitol sea ahora mismo el emblema de la ciudad, y una visita indispensable antes de que desaparezca. El cine Doré, aunque incomodo, es muy bonito también. Esperemos que el "cine dentro del cine" siga siendo una buena manera de disfrutar del séptimo arte.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Saludos, voto sin leer, jajajaja, lo mejor de todo es que leo el artículo y pegas en el punto mas interesante de todos, donde en México se vive esa realidad del campo, donde las grandes compañias por ejemplo las enlatadoras se llevan todo en el campo y los pequeños negocios por parte de gente que cultiva su tierra, se ve envuelta en un mar de globalizacion imposible de superar, es cuando esas compañias como las grandes corporaciones de cine, se quedan con todo el mercado y es tan dificil superarlas, lo mas complicado de todo es que todos quisieramos apoyar, pero uno no vive en el campo, no vas al campo y a parte consume uno lo que las grandes compañias producen por necesidad, seguridad o estatus, que tema tan dificil, esperemos que alguien genere alguna iniciativa importante y que todos nos sumemos de alguna manera para apoyar estas áreas tan descuidadas de nuestros países, un saludo y disculpa por extenderme tanto, pero me agrado tu tema, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Jaime, gracias por tu voto en Bloggers.

      Gracias por tu comentario, es muy interesante lo que cuentas sobre México, y con ello enriqueces mucho la entrada desde otra perspectiva. Tengo entendido que en tu país Cinemex, y sobre todo Cinepolis, tienen un monopolio muy importante en el mercado de la exhibición, y eso en principio va en contra de la sana competencia, y de la proliferación de cines más pequeños o iniciativas como la que hoy he querido traer al blog.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Asi es Cinepolis y Cinemex, tecnicamente son las empresas que tiene casi todo el mercado, dentro de donde vivo, es un area metropolitana muy grande somos alrededor de 5 millones de personas y dudo que existan mas de 5 cines que sean diferentes a estas 2 compañias, en fin caso triste, esperemos que mas adelante tengamos mas propuestas, un saludo.

      Eliminar
    3. Así lo espero yo también Jaime. Un saludo y buen fin de semana de cine!!

      Eliminar
  14. Es una iniciativa genial!! Cualquier aportación que se pueda hacer al mantenimiento del arte lo es. Por suerte tengo cines a mi alrededor por todos lados, así que en cualquier momento si quiero, puedo ir, pero si tuviera que desplazarme o tuviera pocas opciones sería un rollo.
    Y aun así reconozco que voy menos de lo que me gustaría, porque el precio de la entrada es un abuso. Así que si encima tuviera pocas opciones iría menos todavía.
    Lo de las multisalas es un auténtico negocio, es como vender cine a lo industrial. No conocía esos datos que comentas sobre la evolución de cines y su relación con el número de salas.
    Muy buena entrada, diferente e igualmente interesante!! :)
    Es genial que Proyecfilm esté desempeñando esto!
    Un besito


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un proyecto muy bonito, y que recuerda mucho a lo que se narraba en la película Cinema Paradiso. El cine en aquellos momentos era el centro de la vida en los pueblos de la Italia rural, y casi el único medio de acceso al arte o a la cultura en su expresión cinematográfica.
      Como dices el precio de las entradas sigue estando en la picota. Si a ello sumamos palomitas, refrescos o golosinas y una familia numerosa, el cine se convierte en un artículo de lujo en contra de como fue diseñado en su origen. Aún así sigue siendo mucho más económico que otros espectáculos. En lo personal tengo un cine con 15 salas casi en la puerta de mi casa, ja,ja,ja. Eso es como poner una bodega en la puerta de un alcohólico ;-)

      Gracias por pasarte María, un beso.

      Eliminar
  15. Un proyecto interesante, todo lo que sea promover la cercanía y el hermanamiento por la causa me parece bien.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me lo parece a mí también Victor. Si el cine sirve de punto de conexión como actividad social, además de como arte, todos ganamos. Un saludo.

      Eliminar
  16. Hola Miguel, interesante iniciativa.

    En mi pais los pueblos tambien se van vaciando, y ya no tienen cine, solo Santiago y un par de pueblos más, pero si que son muchas salas (Bueno digo muchas comparado a que somos un pais pequeño, quizas ni lleguen a 250 salas), aunque estan todas repartidas entre varios cines, ubicados en plazas comerciales grandes, la pena es que todas proyectan solo las mismas cinco o siete peliculas por espacio de un mes.

    El cine como instrumento de instrucción, entretenimiento y diversión, o cultural y artístico, es una necesidad, al menos en nuestra cultura.

    Le deseo suerte a Proyecfilm, y una agradable semana para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Idalia,

      Lo que comentas es otro de los problemas del cine. Es decir, aunque haya complejos con 10 o más salas, hay veces que todas están ocupadas por súper-producciones y se deja de lado otro tipo de producciones más cercanas al cine independiente o al cine social.

      Me encanta lo que has comentado: "El cine como instrumento de instrucción, entretenimiento y diversión, o cultural y artístico, es una necesidad, al menos en nuestra cultura".

      Podría abrir casi cada crítica con esto que comentas y que suscribo al 100 por 100.

      Muchas gracias, y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. gracias por tan brillante y colorista informacion Miguel del septimo arte todo un detalle para el buen espectador y amante del cine , recibe mis saludos y un fuerte abrazo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gran saludo José Ramón y gracias siempre por tu presencia.
      Ojalá el cine siga siempre como un referente cultural y un espacio de entretenimiento.

      Eliminar