lunes, 6 de mayo de 2019

Películas curiosas: Emisario de otro mundo (Not of This Earth)


Emisario de otro mundo es una película de ciencia ficción de serie B del año 1957 dirigida por Roger Corman que se podría definir como curiosidad, marcianada, despiporre, o divertida locura para otros. El filme americano, multiplicó por diez su presupuesto inicial de 100.000 dólares hasta llegar al millón recaudado tras su estreno en Estados Unidos.

👽👽👽👽👽

La historia nos cuenta la llegada de un extraterrestre con conformación humana a La Tierra y con la peculiaridad de que no se desprende de sus gafas de sol ni en los espacios interiores. Acuciado por una extraña patología que le está "secando" la sangre, acude a una clínica para intentar que le hagan una transfusión. El doctor encargado del caso y al comprobar lo extraño de su comportamiento, así como la singular composición de su sangre tras un análisis, decide acceder a la petición de transfusión. Para ello, manda hasta la casa en la que dice alojarse a una guapa enfermera (marciano con suerte), que todas las noches y durante una semana le ayudará con las transfusiones prescritas. Pero pronto, el extraño comportamiento de este "hombre" despertará las sospechas tanto en el equipo médico como en otros conciudadanos.


Para poder entender este cine de una manera adecuada, habría que situarse en el contexto sociocultural, en la época de su realización y en las motivaciones de porqué se hacían estas películas que vistas hoy en día y descontextualizadas podrían parecer de otro planeta. Por ello, hay que viajar al Estados Unidos de la década de los cincuenta del siglo pasado que en plena guerra fría mezclaba los miedos al estallido nuclear con el cine de ciencia ficción. De hecho en la película reseñada hoy, el extraterrestre diseñado en el libreto de Mark Hanna y Charles B. Griffith procedía de un planeta inmerso en una guerra nuclear que infectaba la sangre de sus pobladores y buscaban en La Tierra un medio para subsistir.

Otro factor muy importante a tener en cuenta, era que la imaginación desbordada de la población, quizás debido al famoso incidente de Roswell en el que se especuló con la caída de un ovni y un encuentro extraterrestre, hizo que la ciencia ficción en aquella época viviera una época mágica de la que se recuerdan películas que hoy se consideran ya de culto. Algunos ejemplos serían: Cohete K-1, Asesinos del espacio, El planeta fantasma, La invasión de los ladrones de cuerpos, Plan 9 del espacio exterior, Invasores de Marte o la ya posterior Viaje al planeta de las mujeres prehistóricas.

En el capitulo de hoy dedicado a los "crímenes traductores", en España se optó por el curioso título de Emisario de otro mundo, siendo los italianos los que me subyugaron en esta ocasión con su peculiar y rimbombante: El vampiro del pianeta rosso. 


En México aunque mantuvieron la traducción otorgada en España o viceversa, no pudieron dejar pasar la ocasión de unir desastres nucleares, ciencia ficción y el vampirismo ya añadido por los italianos, a su obsesión por traducir o añadir leyendas con alusiones satánicas inventadas. Este cartel mexicano añadía: "El poder diabólico hacía desaparecer a sus victimas, sin dejar el menor rastro...".


Pero anécdotas aparte, y volviendo a la génesis de la producción, cabe señalar que el mítico cineasta especializado en ciencia ficción Roger Corman, fue el encargado de pilotar la nave de una manera amena, con cierto buen suspense, también algunas escenas chapuceras propias de la serie B, pero siempre con agilidad y ritmo ayudado en un acertado montaje dejando la película en apenas 67 minutos. Este metraje sería una curiosidad hoy día, pero hay que recordar que en este tipo de cine y en la época no era nada extraño. De hecho, se otorgaba mayor ritmo narrativo a las producciones y además ayudaban a los cines a programar sesiones dobles con dos películas cortas, que aumentaban más si cabe el reclamo del espectador sediento de fantasía y diversión. Como decía, Corman se especializó en el género fantástico, de terror, o sencillamente en las producciones baratas pero taquilleras. De hecho, en el año 1990 publicaba sus memorias con el sincero título de 'Cómo realicé un centenar de películas y nunca perdí un centavo'. Entre sus películas más célebres figuran: 'Five Guns West', 'El cuervo', o 'El hombre con rayos X en los ojos'.

En el reparto de la película reseñada hoy nos encontramos con actores prácticamente desconocidos para el gran público pero eficaces y cumplidores. A destacar, Paul Birch (La rebelión de los planetas) es el encargado de meterse en el cuerpo del extraterrestre y Beverly Garland (Con las horas contadas) se mete en la piel de la enfermera en un papel que representa bien la feminidad de la época, combinado ya con ciertos aires rebeldes que representaban bien la independencia que la mujer norteamericana comenzaba a conseguir en la sociedad patriarcal.


Antes de redactar unas breves conclusiones sobre la cinta, quisiera dejar constancia del plan trazado por los extraterrestres del planeta Davanna y que conforman la premisa de salida de la película. En primer lugar denominan a los terrícolas como: "Subhumanos de segundo grado, débiles y llenos de miedos" ( y esto no son declaraciones de Donald Trump). Y en segundo lugar trazan un plan por fases que son las siguientes:

1. Estudiar las características de los subhumanos.

2. Subministrar abundante sangre terrestre a Davanna.

3. Enviar a Davanna a un subhumano para diseccionarlo y estudiarlo.

4. Transfundirse sangre humana para ver si funciona en los extraterrestres.

5. Si el punto 4 funciona, entonces conquistar, subyugar y criar a humanos o subhumanos como a ellos le gusta llamar a los terrícolas.

6. Si todo lo anterior falla, se destruye el planeta Tierra y a otra cosa mariposa.


En definitiva, Emisario de otro mundo (Not of This Earth), es ante todo un divertimento, un juguete y una curiosidad de cine vista desde la época actual. En cualquier caso, guste más o guste menos, la cinta ayuda a comprender una pequeña parte de la historia del cine y su representación en la serie B que ha sido una fábrica de generar películas de culto que en principio pasaron desapercibidas y a lo largo de los años han ido ganando adeptos. Con una una buena dosis de suspense, una fotografía en blanco y negro más que decorosa, y a pesar de las deficiencias técnicas en los efectos visuales; la propuesta reseñada hoy, cumple con creces lo que Roger Corman se propuso. Pero además de una curiosidad o un entretenimiento, la película hace las veces de documento histórico de la cinematografía que se realizaba en la otra cara del Hollywood dorado.



Nacionalidad: Estados Unidos.

Título original: Not of This Earth.

Año: 1957.

Dirección: Roger Corman.

Guión: Mark Hanna y Charles B. Griffith. 

Reparto: Paul Birch, Beverly Garland,
Morgan Jones, Anne Lee Carroll,
William Roerick, Roy Engel.

Música: Ronald Stein.

Fotografía: John J Mescall.

Duración: 67 minutos.

46 comentarios

  1. Me gusta este tipo de entradas, rescatar esas películas que tal vez hemos visto hace tiempo y a lo lejos, y que de cualquier forma han hecho parte de la historia. Creo que hay muchas películas que, vistas hoy en día y sacadas de contexto, nos pueden parecer otra cosa muy, muy diferente (basta pensar a "Psicosis", "Shinning", "La naranja mecánica"...y una larga lista de etcéteras...)

    No me recuerdo de haberla visto, pero no sería raro...

    Un beso y buen inicio de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alma, la función de rescatar películas y más en blanco y negro es algo que me propuse desde el principio. En el caso de Emisario de otro mundo supongo que mucha gente no sabría ni de su existencia. Respecto a Psicosis hablamos ya de algo muy grande. Fue una película que marca un antes, y un después en el cine de terror creando el slasher que llega ya hasta nuestros días.

      Un beso, y gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. De Corman creo que vi solo El hombre con rayos X en los ojos, de la que no recuerdo nada. Salvo contadas excepciones, la ciencia ficción no es un género que me atraiga demasiado.
    Hiciste una entrada estupenda, ubicando la peli en su época y proporcionando datos interesantes. ¡Bien marciano!
    Me quedo sin comentarios ante el poster y la traducción de los italianos...
    Un gran abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mirella, bienvenida de nuevo!

      El hombre con rayos X en los ojos probablemente sea la cinta más reconocida en la filmografía de Roger Corman. Desde luego era un director bastante inteligente y muy marciano en sus gustos cinematográficos :-).

      Ja,ja,ja qué grandes los italianos, el póster y su traducción es incalificable.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Miguel,
    Me ha recordado a las rutas guias que se hacen para leer ciertos libros. Creo que está muy bien redactado. No la he visto y mira que yo soy de pelis antiguas. Espero verte pronto, en tu cine marciano. ¡Dale caña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren, me gusta eso que dices de la guía-crítica marciana.
      Espero que te diviertas si consigues encontrar esta rareza. Muchas gracias por tus palabras y dale caña!!

      Eliminar
  4. Buen día Miguel, interesante propuesta de cinta, me recuerda un poco a una cinta que vi hace algunos años llamada Barbarella, siento como que la trama va mas o menos parecida pero en vez de ir a otro planeta, los de otro planeta nos visitan, como lo comentas, el miedo por los extraterrestres y por las cuestiones nucleares duraron un largo tiempo y esta psique colectiva, ayudo a que los cineastas llenaran sus bolsillos con películas en esa época, mi voto y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día Jaime, pues que bueno lo que comentas de Barbarella. La verdad es que fue una época con la imaginación desbordada y las películas de este tipo se vendían como churros. Muchas gracias por tu siempre cordial presencia. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola!obviamente siendo en blanco y negro la hemos visto.Brillante reseña.saludosbuhos.lo bien que lo pasamos por aquí! !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que lo hayas pasado bien y que disfrutes también del cine en blanco y negro. Un gran saludo, y gracias por la visita.

      Eliminar
  6. mirar sin ver y no poder ser visto hacen del terror una de sus mejores facturas Miguel y en esto los americanos nos llevan años de rodaje , excelente repearto filme y trabajo donde nos das una leccion del cine suspense que ha clado en la mayoria de las generaciones posteriores , recibe mis saludos y un fuerte abrazo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón, la mezcla de elementos de terror, de suspense y de ciencia ficción hacen de esta propuesta una especie de parque temático del cine americano de serie B. Como bien comentas las nuevas generaciones disfrutarán de estas curiosas películas vistas hoy en día. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Caramba! Viendo el título de la entrada pensé en un estreno de ciencia ficción que se me había pasado. Pero me encuentro con esta joya de la serie B norteamericana. Adoro el género Pulp, historias nacidas para entretener, que es lo máximo a lo que podemos aspirar quienes imaginamos ficción.
    Seguro que la he visto, pero creo que la memoria me trae el recuerdo de varias que últimamente suelen reponer en el canal TCM. No tienen grandes efectos especiales y, como mencionas, hay escenas que chirrían. Pero es imposible dejar de verlas una vez comienzan.
    Y para quienes escribimos son una fuente de inspiración, siempre se nos ocurre alguna otra historia cuando la película termina.
    Aprovecho para mencionar un detalle que siempre me llama la atención y que demuestra un tanto la evolución de la sociedad. ¿Te has dado cuenta de lo bien que vestían los actores antes? Esta película, por ejemplo, un extraterrestre con su traje y corbata, recién salido de la peluquería. Da igual el género, todas las que se ambientaban en la actualidad presentaban unos personajes de imagen lustrosa.
    ¿Fue, quizás, la camiseta blanca de Bruce Willis en La jungla de cristal la que cambió la estética de los actores?
    Con esta pregunta al aire me despido, agradeciéndote como fan de este género, el haber traído este film y, además, haberlo ambientado en su contexto histórico.
    Ah! Los carteles son deliciosos...
    Un fuerte abrazo, Miguel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, mientras estuve escribiendo sobre Emisario de otro mundo me acordé de ti, y de que en algún momento habíamos comentado algo sobre el cine de serie B. Pero es que además se juntan muchos elementos como la ciencia-ficción, los propios relatos futuristas o ese blanco y negro que hacen aún el conjunto más marciano e interesante.

      Yo desde luego recomendaría ver este tipo de películas a cualquier escritor pues las ideas como bien dices, pueden llegar para crear otras sugerentes historias como la reseñada.

      Qué bueno lo que comentas sobre el vestuario en el cine clásico. Era un verdadero gusto ver como vestían los hombres y mujeres de la época. También es cierto que reflejaban la realidad social. Y hablando de camisetas quizás fue Marlon Brando en La ley del silencio el que ya marcó una tendencia que luego seguirían ya más adelante otros actores como Bruce Willis.

      Respecto a los carteles dan un juego enorme y antes o después dedicaré una entrada que será bastante divertida :-)

      Un gran abrazo, y muchas gracias por tu generoso comentario.

      Eliminar
  8. Para mi esta de las mejores películas que hizo Corman. Tanto la puesta en escena como el guión son geniales (dentro del mundo de Corman claro). Muy entretenida y con suspense en la trama. Buen artículo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor,

      La verdad es que como bien comentas el mundo de Corman es genial, surrealista y siempre entretenido. Yo me topé con la película por casualidad y fue hace no tanto cuando la volví a ver y a disfrutar de las ocurrencias del cineasta.

      Gracias por pasarte. Un saludo.

      Eliminar
  9. Una entrada muy entretenida y, como ya es habitual, muy certera, pues las películas "antiguas" hay que valorarlas en el contexto histórico y social. Me has hecho recordar las películas de ciencia ficción y de terror de los años cincuenta y sesenta, de las que tanto disfruté y que posiblemente ahora me parecerían ridículas: el experimento del doctor Quatermass, los ladrones de cuerpos (que has mencionado), la guerra de los mundos, y género de terror el pédulo de la muerte (basada en la obra de Allan Poe, dirigida precisamente por Roger Corman y protagonizada por el mítico Vincent Price) y, cómo no, las series sobre el Conde Drácula y el hombre lobo, jeje.
    La que aquí reseñas no lo conocía pero me parece, como bien señalas, propia de la época y hasta cierto punto muy original.
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josep por tus palabras iniciales. La verdad es que si sacamos de contexto algunas de las películas que has citado e incluyendo a Emisario de otro mundo, la sensación de bochorno o ridículo puede que sea la más probable al re-visionarlas. Por eso, he querido señalar algunas cosas del contexto social de la época. Pero lo principal es que vistas hoy en día son muy divertidas, y en dicha diversión está incluida la estética o los chapuceros efectos visuales que pueden provocar ataques de risa :-).
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Una de las cosas que más me gustan de tu blog es la variedad, Miguel. Lo mismo nos reseñas estrenos de rabiosa actualidad, como cine independiente, clásicos o, en este caso, dignos representantes de la serie B.

    Dices algo que me parece muy importante y es que hay que contextualizar la cinta para poder hacerle justicia. Hoy en día demasiados libros, cuentos o películas pretenden "ajustarse" a calzo a los cánones de pensamiento actuales y, si no encajan, se desechan. Me parece un error, un tipo de censura y una pérdida cultural importante.

    Dicho esto añadiré que, si la encuentro, no me pierdo la peli que hoy nos traes. Es más, estoy segura de que mi marido la va a disfrutar muchísimo debido a su alto grado de frikismo (o marcianismo). Seguro que es un documento interesante y si además entretiene... De niña recuerdo haber visto la invasión de los ultracuerpos y me encantó porque me dió mucho miedo. A ver qué sensaciones me produce ésta :))

    Un abrazo enorme y gracias por sorprendernos siempre para bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, siempre me propuse con Cine y críticas marcianas dar la máxima variedad posible intentando abarcar todos los géneros y épocas del cine. Pienso que si me divierto yo escribiendo y viendo películas variadas siempre será más fácil que los demás también lo pasen bien al pasar por aquí.

      La verdad es que el pensamiento único, como comentas, llega incluso hasta los cuentos infantiles y es cada vez más complejo en cine o literatura encontrar proyectos arriesgados, experimentales o sencillamente distintos.

      Respecto a Emisario de otro mundo pues precisamente se trata de eso que comentas en tu párrafo de cierre. Es decir, disfrutar, jugar y reírse con un cine bastante marciano y divertido.

      Un beso y muchas gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  11. Una entrada muy bonita, y es que las curiosidades antiguas siempre son muy bien recibidas, y siendo del cine pues es un entretenimiento encantador recordar estas cintas en blanco y negro. Yo no recuerdo si ésta concretamente la llegué a ver porque no me acuerdo de los títulos ni de nada, ahora, no me importaría verlas. Muy atractivo eso del plan trazado por los extraterrestres, jajaja, menos mal que de momento todo es ciencia afición, aunque al paso que vamos con la tecnología... Bueno yo ya no llegaré a ver lo que queda por ver, jeje.
    Un placer Miguel pasearme por tu buen hacer, ¡anda mira, me ha salido un pareado! :))).

    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elda, vaya marcianada, ¿no?, ja,ja,ja. Yo es que veo películas muy raras, de hecho hay una lista inmensa de estas curiosidades cinematográficas que por la vorágine del cine de estreno se quedan sin hueco para darles un poco más de protagonismo. De todas maneras, y con lo que respecta a la ciencia ficción hace ya tiempo que pienso que la realidad supera con creces a las películas.

      Un placer recibir tu visita, hoy con pareado incluido ;-)

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  12. Fantástica entrada, Miguel, como siempre. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Ana. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Sí que debe de ser curiosa.
    Ya sabes que el cine en blanco y negro me encanta y, aunque no me gusta mucho la ciencia ficción, me parece una película interesante de ver.
    Sobre todo, por los medios de antes porque ahora todo es tecnología y ruido.

    Un beso y , como siempre, muy grato leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, desde luego como curiosidad, como entretenimiento o como simple recuerdo de una época la peli pienso que merecía ser recordada. Es totalmente chapucera en medios técnicos, y sin embargo quizás hay esté ahora su mayor gracia.

      Un beso, y muchas gracias por tu cálida presencia.

      Eliminar
  14. De niña me encantaban estas películas, tal vez influida por mi padre que era un auténtico fan. "La invasión de los ladrones de cuerpos" era para él sagrada. A mí me gustó hasta los quince años, más o menos. Luego empecé a preferir cosas más pegadas a la realidad, pero hay que reconocer que, puestas en contexto, resultan de lo más interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La invasión de los ladrones de cuerpos" quizás sea el buque insignia de este tipo de cine que solo puede calificarse como evasivo, y que sin embargo fue inspiración para escritores u otros cineastas. Gracias por pasarte Rosa.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Que maravilla!
    Sin tantos efectos especiales supieron ganarse la admiración de miles de cineastas...me encanta ésta entrada que nos hace volver un poco hacia atrás y ver cuanto hemos ganado y cuanto hemos perdido.


    Besos estimado amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Adriana, más o menos lo que he tratado de hacer es un recuerdo hacia una época y hacia otro tipo de cine tan alejado de la época dorada de Hollywood.
      Besos, y gracias por pasar.

      Eliminar
  16. Original propuesta Miguel.
    En alguna ocasión cuando he vuelto a ver algunos de estos clásicos (de terror o ciencia ficción) me pareció que no llevaban bien el paso del tiempo.
    Otra cosa que siempre me sorprenden son las traducciones de las películas. ¿Quién las propone? Porque a veces es sencillamente "alucinante" ver cómo se han traducido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy original Conxita al menos vista desde hoy en día.

      Y sí, la verdad es que es un cine que ha envejecido realmente mal. Respecto a las traducciones cinematográficas es cuestión ya de las distribuidoras de cine de cada país. Suele haber una o varias personas que se encargan de tales destrozos. Y lejos de ser algo simbólico, hacen daño a las propias películas pues no hay unificación de criterios y da lugar a múltiples confusiones entre incluso países con la misma lengua.
      Besos.

      Eliminar
  17. De las que me gustan, aunque creo que esta no la he visto no obstante la tendré en cuenta para ver. Hay una que no recuerdo bien el nombre bien podría ser "El hombre con rayos X en los ojos" sé que me gustó mucho, creo que la tuvieron prohibida durante un tiempo, la trama más o menos, era de un hombre que tras ponerse unas gafas especiales podía ver a los ¿marcianos? jaja pero lo más sorprendente, con las gafas puestas los carteles publicitarios los leía a modo de manipulación a los humanos, leía palabras que a la mente llegaban con otro mensaje. Ojalá te acuerdes, me gustaría volver a ver.

    Me ha encantado esta entrada en blanco y negro, Miguel, siempre va bien recordar. Una propuesta para tu blog muy interesante.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El hombre con rayos X en los ojos" es del mismo director y probablemente sea su película más exitosa y conocida. Hubo varias películas de la época en la que el uso de gafas de sol, gafas especiales u otras cuestiones como la de la invisibilidad dieron mucho juego en el cine. De hecho hay tantas, que mi mente marciana cambia escenas, secuencias y hace un conglomerado que me lleva a confundir unas con otras, ja,ja,ja.

      El blanco y negro es algo muy especial, significativo y creo que se debería rodar más en ese formato incluso hoy en día.

      Abrazos Mila y gracias por pasarte.

      Eliminar
  18. Hola Miguel!! Se me había pasado esta entrada. Has despistado publicando el lunes jajaja
    No conocía esta peli, pero seguro que es una buena manera de pasar un rato divertido. Estoy de acuerdo en que el cine de serie B tiene algunas películas de culto, pero es que hay que reconocer que algunas enganchan mucho jajaj al menos a mí. Como Terroríficamente muertos, Sharknado...Esta película que reseñas me ha recordado a Ed Wood, uno de los directores peor valorados que hay (pobre!!), y de quien por cierto, Tim Burton hizo una película que me encanta.
    También creo que hacer ciencia ficción en esa época era sumamente difícil por la limitación de los efectos especiales. Hoy en día, aunque un guión no sea gran cosa, le añades cuatro colores llamativos, escenas de acción un poco coreografiadas y mucho ordenador y ya entretiene bastante más.
    Buena reseña, me ha gustado descubrirla!! Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, hacia mucho tiempo que no publicaba en lunes, es cierto. Creo que ahora publicaré lunes o martes la primera reseña de la semana y jueves o viernes la segunda. Respecto a este tipo de cine es una completa locura visto hoy en día. De hecho en Emisario de otro mundo lo realmente divertido es lo chapucero de los efectos visuales :). Vaya joya has sacado a colación: Sharknado, ja,ja,ja eso ya es muy fuerte. Muy buen recuerdo a ese Ed Wood de Tim Burton, también me encanta.
      Y sí claro, hoy en día con la tecnología que tenemos la ciencia ficción o las películas de este tipo son mucho más sencillas de hacer y sin embargo son significativamente más caras proporcionalmente.
      Gracias por pasarte, un beso y me alegro que hayas descubierto esta inigualable marcianada :-)

      Eliminar
  19. Hola Miguel,qué entrada más curiosa, y currada, compañero enhorabuena. Del año 57, pues ya ha llovido. Sabes, siempre creo que estas pelis de antaño han sido germen de películas de ahora, solo que la tecnología que tenemos la hace a su tiempo. Gracias por tu trabajo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, muchas gracias por tus palabras. Hay que ver las cosas que se hacían en el año 1957, ja,ja,ja. Pero bueno es como dices; mucho de lo que se hizo en se época fue precursor de lo que hoy se puede hacer con mucha más técnica y cuidado.
      Besos.

      Eliminar
  20. ¡Qué entrada tan curiosa, Miguel!
    Me ha encantado saber que los americanos en los años cincuenta también hacían películas de serie B pero con un gran sentido del humor, aunque nada comparado con "el humor" que se gastaban quienes traducían luego los títulos.
    Supongo que el poco conocimiento de los extraterrestres de aquella época (más o menos al que hay hoy) hizo que se confundieran a los marcianos con vampiros, demonios y seres malignos. Claro, como aún no había salido E.T....
    No soy yo muy amiga de películas sobre extraterrestres, salvo excepciones como la mencionada E.T. o algunos episodios de Expediente X, pero esta película que hoy nos traes me parece entrañable.
    Gracias por culturizarme con un cine del que no tenía ni idea.
    Un abrazo.
    P.D. Me has dejado preocupada, ¿seráTrump un extraterrestre? Eso quiere decir que hay más como él en algún planeta. Ufff.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Kirke!

      Hubo un blog, ahora permanece inactivo, que se dedicaba al noble arte de interpretar las míticas traducciones que se perpetraban en España y en Hispanoamérica. En el cine desde luego es una autentica locura, y a veces la literatura también es contagiada de este mal hábito.

      Efectivamente la película reseñada hoy merece el calificativo de entrañable casi por encima de otra cosa. Es tremenda la inocencia que se destilaba tanto en el espectador, como en el propio de cine de aquella época.

      Muchas gracias a ti por pasar y por tu tiempo.

      P.D. Te confirmo desde ya que Trump es un extraterrestre, y uno que es marciano lo sabe de buena tinta. De hecho, solo hay que mirar, admirar, y requeteadmirar su linda cabellera rubia para saber que ese pelazo no es propio de un terrícola de su edad :)

      Eliminar
  21. Creo Miguel que con unos pocos mimbres has hecho un buen cesto,... especialmente por esa situación en el contexto de la época. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Norte que ver este tipo de películas es como realizar un viaje en el tiempo. Fue un contexto histórico entre demencial, tierno y surrealista en lo que se refiere a este tipo de cine. Gracias por tu atención. Un abrazo.

      Eliminar
  22. Sin desperdicio e insuperable, Miguel! Me he quedado pegada a tu reseñas desde el mismísimo comienzo. Creía que no había algo más surrealista que el caos sembrado por Orson Welles desde la radio con La guerra de los mundos.
    Un abrazo y feliz semana. 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, desde luego si una obra se puede calificar con el termino de surrealista, 'Emisario de otro mundo' puede ser un ejemplo casi perfecto. Al menos vista hoy en día. Muchísimas gracias por tus palabras y por pasarte.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  23. Miguel despues de leer esta joya de reseña y supongo que de pelicula (en su momento), solo diré que esta sección vale oro, por el hecho de darle vida a ese arduo trabajo cinematografico de antaño, donde la mayor herramienta era la imaginación, lo demás se anclaba casi magicamente.

    Las de marcianos y extraterrestres siempre fueron mis favoritas, esta no la recuerdo, pero vale la lectura para valorarla y buscarla, seria genial encontrarla y poderla ver.

    Gracias por la entrega del recuerdo, impecable tu reseña.

    Abrazos y miradas extrañas, despues de ver los carteles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Idalia, más que una joya de película creo que nos encontramos ante una joya de documento por sus implicaciones históricas y que refleja a la perfección un tipo de cine chapucero pero muy divertido que se hacia en la otra cara del Holywood más fastuoso y célebre.

      La película la tienes a disposición en Youtube y como es cortita se ve de manera muy frugal y amena.

      Los carteles son la bomba, ja,ja,ja.

      Un fuerte abrazo y feliz domingo.

      Eliminar