martes, 9 de octubre de 2018

Ha nacido una estrella: Magistral debut de Bradley Cooper en la dirección a pesar de ser ya el tercer remake del clásico de 1937


El éxito consiste en tener lo que se desea. La felicidad en disfrutar lo que se obtiene.
-Henry Ford.

La historia: El cantante de rock estadounidense Jack Maine (Bradley Cooper), no pasa por su mejor momento personal a causa de su adicción al alcohol, aunque su carrera artística le sigue proporcionado una posición destacada en el panorama musical. Tras un exitoso concierto, decide entrar en un club nocturno a tomar una copa y allí conoce casualmente a Ally (Lady Gaga) que es una joven inquieta que combina su trabajo en un restaurante con pequeñas actuaciones musicales en dicho local. Tras quedar prendado con la voz de la joven, Jack la invita a su proximo concierto y le propone que interprete una canción junto a él. Es a raíz de esta interpretación, cuando surge la semilla de un romance en lo sentimental, mientras que en lo profesional supone el nacimiento de una nueva estrella musical. 


La crítica: Para situarnos en la génesis de este proyecto que supone la ópera prima de Bradley Cooper en la dirección cinematográfica, tenemos que viajar hasta el año 1937 y recordar a la primigenia Ha nacido una estrella de William A. Welman que fue producida por David O. Selnick y que contaba con la música compuesta por el maestro Max Steiner. La citada producción era una feliz propuesta que narraba una historia de cine dentro del cine y las aspiraciones de una joven muchacha interpretada por Janet Gaynor, que contaba con un parecido razonable tanto físicamente como en las aspiraciones artísticas de la Mia que interpretaba Emma Stone en La La Land. En definitiva, era la historia de una joven con el sueño de convertirse en una estrella de cine en los años en los que el séptimo arte tomaba forma en Hollywood a la vez que la industria cinematográfica despegaba ya en un camino sin retorno. Pero lo más curioso es que la película de 1937 ya bebía claramente de la producción Hollywood al desnudo de 1932 dirigida por George Cukor. Para rizar el rizo, el propio Cukor realizó en el año 1954 un remake en formato musical protagonizado por Judy Garland que también fue un rotundo éxito. Posteriormente llegaría un segundo remake de Ha nacido una estrella en el año 1976 e interpretado con acierto por Barbra Streisand y Kris Kristofferson. Pues bien, en un ataque de originalidad, Bradley Cooper ha decido iniciar su carrera cinematográfica como cineasta con el tercer remake del clásico de 1937. Aunque realmente la cinta reseñada hoy es un remake de la producción de 1976 en la que se sustituía la trama cinematográfica de cine dentro del cine, situando a los personajes en el mundo de la música a través dos estrellas del rock. Ahora bien, una vez puestos en antecedentes, y dejando claro que no soy partidario de los remakes, vamos a tratar de analizar este A Star is born 2018 y sus valores cinematográficos, que paradójicamente son muy superiores a todas las versiones citadas anteriormente, logrando con ello, un magnífico melodrama musical que cuenta con todas las posibilidades de ser multinominada en la carrera de los Oscars, en lo que supone el pistoletazo de salida a los Premios de la Academia.

El comienzo de la película y a modo de presentación es apoteósico con una espectacular canción de rock interpretada de una manera más que sorprendente por el propio Bradley Cooper, para pasar a continuación y en contraste melódico, a una preciosista y maravillosa interpretación de 'La vie en rose' por Lady Gaga, que merece un parón en la reseña para comprobar la calidad vocal de la artista.


La cinta sigue los patrones clásicos de toda narración que se tome en serio a sí misma, con una división bien planificada en el libreto en tres tercios correspondientes a una presentación de situaciones y personajes, un desarrollo dramático y un desenlace coherente con la evolución de los personajes representados. Esto y aunque parezca una evidencia narrativa, no se cumple con eficacia en muchas películas que se saltan los procesos fílmicos, bien con finales abruptos y sin sentido o con presentaciones escandalosamente largas que no aportan nada más que descripciones interminables. Algo que también sucede en muchas novelas o ensayos literarios en los que el autor en cuestión, se niega a utilizar las elipsis narrativas y se lleva el texto a las mil páginas. En esta ocasión, el lenguaje cinematográfico que nos lleva a los 135 minutos utilizados en el metraje, es acertado y cada minuto está justificado tanto narrativamente como artísticamente. Y lo dice quien es fiel creyente en que las duraciones por encima de 90 a 100 minutos con carácter general solo consiguen restar ritmo a las producciones.

Una vez puestos en antecedentes, y creo que ha quedado claro que sin ser partidario de los remakes, ni de las segundas partes -tampoco en la vida-, ni mucho menos de las duraciones excesivas en los metrajes de las obras cinematográficas, debo confesar que cuando escribo estas lineas, aún sigo emocionado ante la belleza de la filmación presenciada que me ha parecido una obra de arte de la cultura contemporánea y la máxima representación del buen cine musical (sin ser estrictamente un musical al uso) superando a algunos musicales del cine clásico que obtuvieron una sobrevaloración desmesurada. Todo lo expuesto anteriormente me lleva a entrar en contradicciones sistemáticas tanto personales como cinematográficas, considerando que la propia vida es pura contradicción en algunas ocasiones. De hecho, me voy a apoyar en una de las frases del escritor, antropólogo, crítico cinematográfico y amigo personal José Dueso, en la que decía que en la contradicción está la clave de casi todo en la vida. De hecho el bueno de José, me recomendó que nunca cambiara mi visión cinematográfica y mantuviera mi independencia en la crítica como única manera de diferenciar los textos hasta que llegaran a ser reconocidos sin la necesidad de ser firmados ya fuera en Cine y críticas marcianas, o en Noroeste Madrid.

El problema que surge entonces es que para presentar una visión relevante sobre 'Ha nacido una estrella', en una crítica cinematográfica al uso, no hay espacio suficiente para analizar el contexto histórico y cultural sobre el que se asientan las bases de la propuesta. De hecho, para realizar un análisis correcto y pormenorizado, lo adecuado sería escribir un ensayo cinematográfico de no menos de 300 páginas, para analizar las películas de 1932, 1937, 1954, 1976 y esta última de 2018 para contrastar las cinco propuestas presentadas y sus diversos contextos narrativos y socioculturales para poder explicar con datos objetivos porque la propuesta presentada por Bradley Cooper es la mejor con creces de todas ellas. Las tres bases sobre las que se asientan tal afirmación, son el lenguaje cinematográfico expresado, su profundidad narrativa y su belleza musical. Sin embargo, la parte positiva que nos ofrece el mundo digital e Internet en concreto, es poder combinar el lenguaje escrito, con el apoyo visual en vídeo. Esto me lleva a introducir un segundo parón en la reseña, para poder visualizar a través de las imágenes lo que estoy tratando de explicar y difundir. En esta ocasión, se trata del tema 'Shalow' que espero reciba el Oscar de la Academia y pueda ser interpretado en directo por los protagonistas en la noche en la que Bradley Cooper debe recibir su primera estatuilla dorada tras la tres nominaciones recibidas anteriormente y que quedaron sin premio. Disfruten ahora de 'Shalow' y esperen a la noche de los Oscars para confirmar este pronóstico.
  

Cabe decir que cuando me refiero al primer Oscar de Bradley Cooper, no me refiero al de la canción que acabamos de escuchar (que también lo merecería), sino a su portentosa actuación en la película (imprescindible verlo en versión original), que le coloca, sino lo estaba ya, como el mejor actor norteamericano de su generación. Su personaje es la representación perfecta de la autodestrucción humana y del sacrificio amoroso llevado hasta las últimas consecuencias y que solo comprenderemos en las secuencias finales de la proyección. Por otro lado, nos encontramos con un más que sorprendente debut cinematográfico de Stefani Germanotta (conocida artísticamente por Lady Gaga) que fuera de todos los cánones de belleza de Hollywood, interpreta más que correctamente a la joven Ally, recordando de alguna manera a la Janet Gaynor de 1937 o a la Emma Stone de 2017, pero resaltando sobremanera en sus sobrecogedoras interpretaciones musicales. Destaca especialmente en las canciones al piano que dejan unas sensaciones de encontrarnos con una artista en la máxima plenitud de su carrera musical como compositora. El resto del reparto luce bien en lineas generales, destacando al veterano actor californiano Sam Elliot que interpreta al hermano de Jack y que trata de poner orden en su descontrolada vida que le está llevando al precipicio.


En la parte técnica cabe destacar una magistral fotografía realizada por cinematógrafo neoyorkino Matthew Libatique que ya en Cisne negro demostró su estilismo visual y que en esta ocasión fija su referente visual en el maestro italiano Vittorio Storaro. De ese modo, tiñe de rojo la pantalla en longitud de onda caliente para contextualizar secuencias nocturnas, mientras que pasa a los cálidos dorados cuando pretende impregnar calidez al hogar familiar representado en pantalla. 

Hay que destacar tres secuencias en pantalla que actúan como impulsoras dramáticas de la presentación, nudo y desenlace mencionadas anteriormente. La primera de ellas se produce en el club nocturno en el que podemos encontrar rasgos del mejor cine de Fellini, así como reminiscencias a la película de culto mexicana Los caifanes en una especie de cabaret nocturno loco y surrealista. La segunda secuencia y haciendo una concesión al cine romántico, la encontramos en una petición improvisada de matrimonio de Jack a Elly, en la que se vale de la cuerda de una guitarra para crear un anillo de compromiso. Pero lo mejor, y como en toda obra artística que se precie, ocurre en la secuencia final que actúa como condensador y flujo de emociones. Allí nos encontramos con un pequeño flasback que será recordado ya para siempre en la historia del cine y que por sí mismo consigue convertir al tercer remake de Ha nacido una estrella en una película inolvidable. 

Nota: 9/10.

P.D. El titular de la crítica toma como referencia la película de 1937 como primera obra con el título de 'Ha nacido una estrella'. Por lo tanto, la película del año 1954 sería el primer remake con el mismo título, la de 1976 el segundo, y la de 2018 el tercero por el momento. Aunque como he resaltado en el texto, todo parte del film de 1932 'Hollywood al desnudo' por lo que actualmente existen cinco versiones basadas en la misma historia o premisa.

Título original: A Star is Born.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Dirección: Bradley Cooper.
Guión adaptado: Bradley Cooper,
Will Fetters, Eric Roth.
Reparto: Bradley Cooper,
Stefani Germanotta,Sam Elliot,
Rafi Gavron, Anthony Ramos.
Fotografía: Matthew Libatique.
Música y canciones: Lady Gaga,
Bradley Cooper, Luke Nelson.
Duración: 135 minutos.
Estreno EE UU: 28/09/2018.
Estreno España: 5/10/2018.
Estreno México: 12/10/2018.


40 comentarios

  1. He visto la pelicula,me emocione con la reseña.gracis

    ResponderEliminar
  2. Pues veo que no siendo amigo de remakes, este te ha gustado mucho. Yo no soy ni muy amiga de remakes, ni tampoco de cine musical. Salvo amores que me transmitió mi padre ("West side story" o "Siete novias para siete hermanos")y amores que coseché en la infancia ("Sonrisas y lágrimas" y "Mary Poppins"). Aparte de eso, el cine musical me pone de los nervios. No entiendo que en medio de una trama empiecen a cantar como locos. Eso en la vida real no pasa. Es cierto que algunos números son tan buenos (en las películas que menciono hay alguno) que compensa, pero, por lo general, no me gusta nada.
    Intenté ver "La, La Land" en la tele y duré quince minutos.
    Manías que tiene una. Creo que esta película no la veré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rosa, esta es la paradoja a la que me refiero en la parte central de la crítica. Lo cierto es que tampoco fui muy amigo de los musicales hasta que despertaron algo muy especial en mí a raíz de Moulin Rouge o Todos dicen I love You del maestro Allen. Después llegó La la land que veo no te gustó mucho, y me pareció un obra tan hermosa que la califiqué en su día como el musical de los musicales. En lo que si estoy de acuerdo en que hay cierta antinaturalidad narrativa en el género cuando las canciones o los números no están bien integradas en la producción correspondiente porque efectivamente en la vida esto no sucede. Matizando por último algo de la peli reseñada hoy, cabe decir que no es técnicamente un musical al uso, y las canciones son consecuencias de la trama que gira en torno al mundo de la música.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola,
    Los dos vídeos son espectaculares, lo son. Esta mujer, Lady Gaga, tiene un vozarrón que no la para nadie. Aunque lo suyo le costará después de la enfermedad que padece, interpretar tan bien. Solo son sensaciones de lo poco que visto pero, me ha removido el estómago. La fotografía, luce sencilla y acogedora. Sin excentricidades. Natural. Me ha gustado muchísimo el post de hoy.

    Saludos con somnolencia marcianos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Me alegro te hayan gustado los vídeos, y ya que este formato de Internet permite alternar texto e imágenes en vivo, pues de vez en cuando hay que aprovecharlo. Desconocía que Lady Gaga padeciera una enfermedad y tampoco la había seguido mucho, así que se puede decir que gracias al cine he descubierto a una artista excelente en lo vocal.

      Saludos marcianos Keren!!

      Eliminar
  4. A mí también me ha parecido magnífica, Miguel y me ha encantado tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encantado Marta que hayas disfrutado de la película y de la reseña. Muchas gracias.

      Eliminar
  5. Bueno, menudo espectáculo el que nos narras hoy, Miguel. Creo que es de las críticas más emocionadas que te he leído. Toda una invitación para salir, aunque llueva, corriendo al cine. Desde luego los vídeos prometen. Respecto a Bradley Cooper... bueno, tenía la esperanza de que fuera mal director. Guapo, rico, con Irina como pareja... ¡Mal repartido está el mundo, je, je, je! Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, la verdad es que estaba escribiendo desde la emoción y con la banda sonora de fondo en lo que supone la génesis del proyecto marciano que nació con el propósito de alargar la experiencia de lo vivido en una sala de cine a través de la escritura. Lo demás que ha venido luego, poco o mucho, viene de esa idea que ya practicaba en mis cuadernos mucho antes de que Internet se popularizara. Y sí, que mal repartido está el mundo ja,ja,ja,ja, parece que a Bradley Cooper le repartieron un repoquer de ases al nacer ;-)
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  6. Vaya entrada Miguel! Veo que la peli te ha encantado, y no solo por la puntuación sino por toda la pasión al escribir la reseña.
    Bueno...cuando vi el trailer de la película no me gustó mucho, la verdad. Es que me pareció que forzaban el drama, o al menos eso es lo que muestra los últimos segundos del trailer. Pero ahora con tu reseña pienso que tal vez la haya prejuzgado. Lady Gaga es toda una artista. No es que la siga mucho, pero un día vi un reportaje sobre ella y me quedó muy claro que tiene talento, además un talento inspirador.
    Me has convencido para que vea una película que había descartado jajajaj
    Gran reseña :))
    Un besito y feliz noche!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, la verdad es que estaba emocionado y luego me da pudor leer las cosas que uno puede escribir así; pero bueno cada película o cada escrito, depara unas emociones en concreto. Bueno es cierto lo que apuntas de forzar ciertas situaciones dramáticas y de hecho la película es todo un melodrama al viejo estilo de HolLywood; pero en lo personal pienso que cuando el melodrama está cuidado y bien realizado es un género muy especial y sentimental. Respecto a Lady Gaga y como le comentaba a Keren, no la seguía y apenas conocía nada de su biografía, así que ha sido un placer descubrirla en mi medio que es el cine y en una película tan especial.
      Bueno muchas gracias por pasarte, un beso y feliz noche!!

      Eliminar
  7. Oeehhh Bravo Miguel!! has conseguido emocionarme sólo leyendo la crítica, con los trozos de trailer intercalados has conseguido un ritmo que entusiasma. Tengo muchas ganas de verla y de sentirla en pantalla grande. La voz de Lady Gaga es impresionante, llega directamente al corazón, pero no me imaginaba a Bradley Cooper cantando y dirigiendo, así que habrá que verlo y ver que pasa en la noche de los Oscar.
    Los remakes no son de mi devoción pero algunos se superan y se actualizan de maravilla. Recuerdo el de Barbra Streisand y Kris Kristofferson (los dos me encantaban como cantaban) y en su día me gustó mucho. El de Bradley Cooper ha sido una sorpresa de la manera que lo cuentas.
    Un abrazo Miguel y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, muchas gracias Xus, yo encantado con tus palabras y sí, es una película para disfrutarla en el cine. Como dices es muy sorprendente que Bradley Cooper cante así de bien, como dijo David, que mal repartido está el mundo ;-), seguro que también sabe cocinar, albañileria y todo lo que se proponga!!

      Bueno es cierto que a los cinéfilos no nos gustan los remakes, pero bueno hay excepciones que rompen esa regla y ojalá pasara más a menudo, como dices la de 1976 ya era un buen remake.

      Abrazos y a disfrutar en el cine.

      Eliminar
  8. Creo que es el cuarto "remake" de esta película.
    Guardo muy buen recuerdo. Muy emocionante argumento.
    Me ha encantado tu crítica y lo bonita que es tu explicación.
    Quizás me decida a verla.
    Un beso y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, es el tercer remake si partimos como yo lo he hecho de la versión de 1937, y el cuarto si partimos de la de 1932 aunque llevara otro título. La verdad es que las cinco versiones tienen sus cosas buenas y la de 1937 algo muy especial.
      Besos y gracias por tu tiempo, palabras y calidez personal.

      Eliminar
  9. Empiezo diciendo que me encanta Bradley Cooper, le he visto en algunas películas aunque todas en la tele. Me gustó mucho, El ladrón de palabras, y desde luego su vis cómica en el cine de comedia.
    Desde que la vi anunciar pensé que iría a verla, pero no miento si te digo que estaba esperando a ver si hacías la crítica sobre ella, y desde luego después de leer tu formidable reseña tengo intenciones... además no conocía estas actitudes de cantante y director de Bradley Cooper. Pero lo mejor de todo, tu forma de narrar tan espléndida que invita a leer.
    Mis felicitaciones siempre Miguel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ladrón de palabras me pareció una excelente película y ahí ya empezó a demostrar que era un actor mucho más profundo que solo en su faceta de comediante que también es genial.

      Realmente es sorprendente como interpreta musicalmente también Bradley Cooper y desde luego ahora hay que ver si se decide a seguir su carrera como cineasta y si es posible con sea un guión puramente original.

      Mil gracias por tus palabras también hacia la crítica y por tu tiempo Elda. Un gran abrazo.

      Eliminar
  10. No se hable más, tengo que verla sí o sí, jajaja.
    Me ha parecido esta una reseña extraordinaria, seguramente a la altura del film. El argumento, la música y sus intérpretes protagonistas, todo ello tan bien aderezado con tu elocuente discurso, no me hacen dudar de que estamos ante una película para Óscar.
    A Bradley Cooper le he visto en innumerables papeles y siempre me ha parecido un gran actor. A Lady Gaga, la vi en la quinta temporada de la serie televisiva "American Horror Story: Hotel" y quedé gratamente sorprendido, a pesar de que su papel no daba para muchos lucimientos. Su voz ya es por todos conocida como excepcional, pero nunca me habría imaginado al Cooper con tales dotes de cantante.
    En fin, muchas gracias por esta estupenda crónica y ahora solo me falta disfrutar de esta (seguro que estupenda) película.
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja pues que no se hable más entonces. Espero que obtenga alguna nominación al Oscar, aunque sea para no quedar muy mal en cuanto a pronósticos :-). Y es que es un poco arriesgado por parte de la distribuidora lanzar la película tan pronto en la citada carrera cuando en muchas ocasiones se ha esperado a diciembre en EE UU para causar mayor impacto a los académicos en el tiempo que se acercan sus votaciones. Pero bueno, esto es un aspecto secundario, hay grandes películas que se quedaron sin Oscars y otras birrias que se llevaron alguno más que discutible. Respecto a Lady Gaga la verdad es que no había visto nada de ella en series y tampoco le presté mayor atención en su faceta musical, así que ha sido un grata sorpresa. Y lo de Cooper cantando es ya la bomba, es increíble lo de este hombre, nació con estrella :-)
      Un gran abrazo Josep y si me permites la recomendación, baja las expectativas al máximo, borra esta crítica marciana de tu mente y ojalá disfrutes de la peli tanto como yo lo hice.

      Eliminar
    2. Hola, Miguel. Ayer fuimos a verla, y tanto mi mujer como yo disfrutamos de lo lindo. Las interpretaciones de ambos protagonistas me parecen magistrales y merecedoras de un Óscar, por no hablar de la banda sonora y de sus magníficas voces. Aun conociendo el talento musical de Lady Gaga, quedé asombrado de su potencia vocal. Y qué decir del descubrimiento de Cooper como cantante. Intentaré hacerme con la banda sonora. Disfruté como un enano (nunca he entendido el origen de esta expresión, jajaja).
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Genial Josep, me alegro un montón que lo pasarais bien en el cine y veremos que sucede finalmente en las nominaciones a los Oscars. Si aguanta en cartelera, seguramente la vuelva a ver y a disfrutar otra vez como un enano ja,ja,ja, ni idea de donde viene la expresión, habrá que buscarlo en Google :-). Abrazos y gracias por regresar.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Miguel!
    Tampoco soy partidaria de los remakes, si algo ya fue bueno en su momento; ahí debería quedarse. Aunque después de leerte, parece que en este caso pasa todo lo contrario, lo han mejorado y mucho.
    Tu reseña ha sido un viaje, en las dos paradas que he hecho para visualizar los vídeos, me iba emocionando más y más, lo has descrito con mucha intensidad y las canciones envolvían con fuerza y la hacían todavía más atrayente.
    Una pasada, espectacular.
    Un besazo, y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irene!

      Pues igualmente en lo que citas de los remakes, aunque visto lo visto, creo que todos tenemos que ser más flexibles en cuanto a nuestras opiniones ya sea en este ámbito o en cualquier otro.

      Me alegro mucho de que una simple reseña te haya parecido un viaje emocional como para mí también lo ha sido el escribirla. Supongo que todo es mucho más fácil cuando como en este caso la película consiguió emocionarme una vez más en una sala de cine.

      Muchas, muchas gracias por tu atención y calidez personal.
      Besos y feliz noche o día :-)

      Eliminar
  12. Hola Miguel, los dos vídeos son fantástico, felicidades por esta estupenda entrada. Si te tuviera que poner nota, te pondría un sobresaliente por esta magnifica crítica.
    Buen fin de semana! Un grande abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias Cristina, me alegro un montón de que lo hayas pasado bien con texto y vídeos y de la nota que me pones :-). Un cariñoso abrazo y estupendo fin de semana para ti también.

      Eliminar
  13. Las remakes muestran que se prefiere repetir que crear algo nuevo, pero si es mejor que las precedentes, vale la pena verla.
    Leí tu crítica anoche, no pude dejarte el comentario y justo cuando cenaba pasaron el trailer por la tele y aquí se estrena mañana.
    Bradley Cooper no me parecía un gran actor, lo vi en una serie de pelis de aventuras o comediuchas de cuarta categoría que ni terminé de mirar. La única que recuerdo que me gustó es El ladrón de palabras. Me debo haberme perdido las mejores.
    Te felicito por esta reseña, completísima, me encanta cuando se hace un poco de historia del cine. El primer video que elogiaste tanto no está visible, pero espero ver la escena en el cine porque me entusiasmaste para ir a verla.
    Un abrazo y más felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Mirella y lo que también demuestran los remakes aparte de que llevan un estudio de mercado para saber si van a funcionar en taquilla, es que los guiones originales empiezan a ser un bien escaso y a las productoras les cuesta apostar por ellos. Respecto a Bradley Cooper alcanzó la celebridad a través de un de las comedias que citas, 'Resacón en Las Vegas' en la que enamoró a las cámaras y lo cierto que era una comedia gamberra que funcionaba bastante bien, ¿qué pasó?, pues que se dedicaron a hacer la segunda, tercera parte y destrozaron lo que se debería haber quedado en una sola película.

      Y este es un ejemplo más de que las segundas partes y remakes (salvo honrosas excepciones) van en contra del propio cine. El ladrón de palabras me pareció una excelente propuesta, y Cooper tiene por ahí actuaciones bastante interesantes como en El lado bueno de las cosas o La gran estafa americana.


      Respecto al primer vídeo es solo la versión audio, aunque como youtube restringe sus vídeos por países quizás ni
      siquiera esta versión audio sea visible en Argentina, si la distribuidora pusiera a disposición el clip de vídeo original con la actuación de Lady Gaga lo puedo cambiar.

      Mil gracias Mirella por tus palabras finales, te envío un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  14. Tal como te comente en Facebook tenemos varios puntos en los que disentimos pero de todos modos no solo felicitaciones por el post, sino por todos los articulos del blog. Los he recorrido y son un festin para cualquier cinefilo! Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcelo, un honor y un privilegio que te hayas acercado a conocer el blog marciano y que tengas buena opinión sobre lo que se hace en él. Efectivamente con respecto a la película disentimos en algunos aspectos y entendí a la perfección lo que expresabas en el comentario de Facebook sobre la segunda parte de la película. Un abrazo y buen día!

      Eliminar
  15. Yo no tengo inconvenientes en ver remakes si están bien hechos y aportan, veo que la película te ha entusiasmado. La voz de Lady Gaga es realmente un portento, es impresionante su calidad pero tengo que ponerle un pero en ese la Vie en rose, me ha faltado sentimiento y es que es una canción que con frecuencia cuando la escucho me emociona y no ha sido así con ella, en cambio la canción del segundo vídeo me ha parecido una preciosidad.
    Aunque no soy mucho de musicales la he apuntado.
    Besos y buen finde largo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno todo lo aporte debe ser bien recibido, pero mis dudas con respecto a los remakes, es el sobreabuso que se hace de ellos entre otras cuestiones. Con respecto a las canciones, la verdad es que son muy emocionantes y consiguen transmitir algo muy especial en el cine, luego ya depende de nuestro gusto o de nuestra manera de entender la música. Cabe señalar que no es estrictamente un musical al uso, pero si una película profundamente musical.
      Muchas gracias Conxita por pasarte e igualmente que tengas un estupendo fin de semana de puente. Besos.

      Eliminar
  16. Cooper se ve que ha salido de lleno a la gran pantalla y con plenos honores tal como nos describes en tu maravillosa critica dejando al espectador un margen de que salvados los temas musicales que no suelen ser muy requeridos por todo el mundo si este esta a las alturas del visionado donde se desenvuelve el nacimiento de la gran estrella encarnada en la no menos famosa ledy Gaga,enhorabuena por la excelente labor Miguel y con todo su elenco de anecdotas que la hacen este en las proximas a ver , recibe mis saludos y un fuerte abrazo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón, es cierto que el género musical o las películas musicales como es el caso, causan un cierto rechazo en ciertos sectores cinéfilos, pero en mi caso, es un tipo de cine que he ido aprendiendo a degustar cada más y ahora me encanta siempre que este bien realizado claro.
      Como siempre muy agradecido por tu comentario y espero disfrutes en el cine tanto como yo lo hice.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Guau! Patidifusa me has dejado con esta reseña, porque has hecho un repaso a las cuatro (cuatro, nada más y nada menos) versiones anteriores de Ha nacido una estrella.
    Me siento algo ridícula, pero debo confesar que ¡no he visto ninguna! y por supuesto esta última tampoco.
    También te digo que me propongo enmendar el error porque tanta versión de una mista historia debe de ser porque la trama es muy interesante, digo yo.
    Al menos ese "arranque de originalidad" de Cooper (me encantan tus ironías) ha servido para hacer una versión mejorada y muy buena, algo muy meritorio después de cuatro intentos anteriores por parte de otros directores.
    Puede que me anime a visionar cómo nace una estrella y si lo hago será con esta última versión que es la mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay mucha gente haciendo cuentas con los remakes de esta película y supongo que de aquí a 50 años que menos que haya dos o tres más, ja,ja,ja. Respecto a Cooper, la verdad es que al principio me dio rabia que comenzará su carrera como director con algo que no fuera completamente original, pero que la vamos a hacer, alguna pega tendrá este hombre digo yo.
      Gracias por pasarte Kirke y por tu tiempo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Miguel, me la apunto. Con esta reseña magnífica, esa música, mare mía quien no la ve. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, apuntala y disfrútala. Gracias por tus palabras y un gran abrazo.

      Eliminar
  19. Hola Miguel!
    Cómo te noto cuando una peli te ha emocionado por la manera tan especial y alegre que tienes al reseñarla. Recuerdo vagamente el segundo remake con Barbara S, y Kris K, siempre me gustaron en sus papeles como actores. Ahora el joven Bradley lo que he visto de él también me ha gustado, por lo tanto, esta me la apunto para ver.
    135 minutos para ver una película de buena categoría tanto en lo musical narrativa artística y enseñanza que seguro tiene, bien merece la pena detenerse en todos los detalles.

    Hay una frase que dices que la veo ¡tan coherente! "la propia vida es pura contradicción en algunas ocasiones." así es, compleja y a la vez maravillosa puesto que une y desune según necesidades de las personas.

    Un placer leer tu maravillosa visión de; Ha nacido una estrella.
    Gracias.
    Un abrazo y feliz semana.

    P.D.
    Escogí para leer la entrada destacada porque eché un vistazo a la última y vi enseguida que no era de las que me gustaría ver.

    ResponderEliminar
  20. Hola Mila, has elegido muy bien esta entrada que quise destacar precisamente porque no es fácil que el cine de hoy en día depare unas sensaciones tan maravillosas como lo hizo para mi esta película.

    Respecto al metraje de 135 minutos, cuando una historia es tan emocional lejos de hacerse pesado, incluso deseas que la experiencia se alargue un poco más y eso que a mí en lo personal me gustan más las películas en torno a la hora y media clásica de duración.

    Y respecto a las contradicciones e incluso a las dudas vitales en muchos proyectos o experiencias personales creo que es muy sano verlo todo un poco así y no en una certeza absoluta que no nos dejaría reflexionar con claridad.

    Besos Mila y muchas gracias por tu cálida presencia.

    ResponderEliminar