jueves, 3 de noviembre de 2016

La historia de Jan

La perseverancia no es una carrera larga; son muchas carreras cortas, una tras otra. -Walter Elliot.

La historia: Bernardo, el padre de Jan, tras el nacimiento de su hijo con síndrome de Down, decide crear un blog y con el apoyo de Mónica, la mama de Jan, también comienza a grabar a su hijo en la primera etapa de su vida. Después de casi seis años de grabaciones y con el apoyo de una campaña de crowdfunding en las redes sociales, lo que empezó siendo una acto de superación y de compartir sus miedos y anhelos en la crianza de su hijo, se ha convertido en una película documental, que tras inaugurar el pasado Festival de cine de Malaga, llega ahora y coincidiendo con el séptimo cumpleaños de Jan a las salas de cine en España. ¡Felicidades Jan!

La crítica: "Me lo puedo perder llorando y no me lo quiero perder llorando". Esta frase pronunciada por la Madre de Jan cuando aún era un bebé, marca un punto de inflexión tanto en la película, como en la vida de estos afortunados padres por tener una criatura tan especial como Jan. Y es que la cinta nos habla de un modo sincero, roto, pero lleno de sensibilidad de como es la acogida de la noticia y el posterior recibimiento de un bebe con el síndrome de Down. Una vez aceptado el hecho, que al principio es doloroso por la incertidumbre que produce, ya solo queda ponerse a navegar y construir por el bien del recién nacido y por el bien de los propios afectos de la pareja.

Narrada desde una sensibilidad especial tras la cámara, Bernardo Moll demuestra en esta su ópera prima en el cine, que independientemente del cariño inestimable por su hijo, tiene talento para desarrollar una historia, que cumple perfectamente las expectativas de una cinematografía tan complicada como es la del cine documental. Es más, el apellido documental suena incluso fuera de lugar, pues de lo que hablamos es de cine con mayúsculas, hay guión y un montaje preciso que sin duda ayudan a acercar la historia al espectador.


La cinta arranca con la ecografía real del bebé y con su primer baño, a partir de ahí, la madre va presentando como narradora las distintas entradas del blog, con un inteligente ritmo que además se acompañan de diversas imágenes de la ciudad de Madrid. Fotogramas a veces evocadores y otras veces duros como los de los hospitales que sus padres tienen que visitar para el cuidado de Jan. Mención especial para el Hospital Universitario Infantil Niño Jesús y la Fundación Jiménez Díaz, por la labor desarrollada con los más pequeños y por permitir la filmación de las imágenes. Doy fe personalmente de la magnífica atención sanitaria de ambos centros hospitalarios.

El fútbol es utilizado como otro factor temporal con el que se nos acerca la historia, el director lo usa como medio para medir el transcurso del tiempo, y nos lleva desde cuando la selección española ganó el mundial de Sudáfrica (cuando Jan aún era un bebé) hasta cuándo nuestro amigo visita el estadio Vicente Calderón. Momento cumbre y alegre de la cinta al ritmo de la música de Joaquín Sabina y su popular himno dedicado al Club Atletico de Madrid. Jan ya es todo un hombrecito, habiendo pasado por una ingente cantidad de problemas pero con la sonrisa siempre por bandera.

Pero de lo que realmente habla esta cinta es de superación personal y no precisamente desde la posición de un libro de auto-ayuda, nos cuenta, nos inquiere, nos avasalla, nos desmonta con la capacidad de lucha y el sacrificio no solo del trío protagonista, sino del ingente trabajo de fisioterapeutas, educadores y profesionales que en todo momento sirven como apoyo y estímulo para la familia. Un conjunto de héroes anónimos que el cineasta retrata con franqueza y firmeza.


Técnicamente la cinta transcurre de menos a más, pues las primeras secuencias están grabadas en vídeo casero hasta que Bernardo decide comprar una cámara más profesional y dar un paso al frente. Habría que aclarar que en la actualidad, las proyecciones en digital, hacen que la diferencia entre las cámaras de los grandes estudios y las utilizadas por los cortometrajistas o los cineastas dedicados al cine experimental, no encuentran una gran diferencia de calidad en la sala de cine. La escena final con cierre preciosista, sirve para contrastar y medir un proyecto que empezó con unas tomas caseras y evoluciona hasta convertiste en una película de una belleza cinematográfica de altos vuelos.

En conclusión, el mensaje es claro y directo: lo que para unos padres en principio es recibido con miedo, dudas e incertidumbre, poco después se convierte en algo tan extraordinario; que la noticia de recibir a un bebe con sindrome de Down invita a otras personas en la misma situación a afrontarlo con firmeza y alegría. Es un claro ejemplo de como darle la vuelta a una situación y convertirla en un hecho amoroso y recíproco, en el que los padres son los verdaderamente afortunados por haber tenido a un ser tan entrañable y adorable como Jan.

Un ejemplo de vida grabado en tiempo real durante casi seis años y que invita a dentro de otros seis años a ver las evoluciones de Jan y su familia; si hubiera segunda parte estaría justificada plenamente y sería un gusto de visionar. En cualquier caso, nos encontramos ante una propuesta en el que el concepto de amor profundo encuentra su verdadero significado.

Nota: 9/10.

P.D. Os dejo con el enlace del blog de 'La historia de Jan' (www.lahistoriadejan.com) así como un enlace médico científico explicando las causas del síndrome de Down (https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000997.htm).

Nacionalidad: España.
Dirección y guión: Bernardo Moll. 
Música: Mayor Tom y Guille Mostaza.
Fotografía: Alfonso Postigo.
Narración: Mónica Vic.
Duración: 94 minutos.
Estreno España: 4 de noviembre de 2016



  





16 comentarios

  1. Uffff!, no me la pienso perder. Es un tema que me trae muy bellos recuerdos. No se si llegaste a leer esta entrada:
    http://www.elbailedenorte.com/2016/04/una-vida-tras-una-sonrisa.html
    Estupenda reseña Miguel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que había leído tu experiencia de la vida tras una sonrisa, a través de Emilio pude conocer tus escritos y precisamente este fue el primero que leí.
      Por otra parte cuando era un niño tenía una amiga con síndrome de Down y es un tema de una especial sensibilidad para mí también.
      Gracias por tu aporte, te mando un abrazo.

      Eliminar
  2. Miguel una crítica que rebosa emoción, tal vez no lo has pretendido, pero contagias un sentimiento profundo de cariño y respeto hacia esa familia. Muy bonita crítica y, también, tu posicionamiento en relación al tema, aunque nunca te manifiestas de ninguna parte. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio, como le comentaba a Norte, es un tema el de la discapacidad que provoca una sensibilidad muy especial.
      Como también recuerdo tu escrito en el que visitabas un centro y te causaba profunda emoción.
      Es cierto que no he querido entrar en connotaciones de tipo ético por las decisiones que pueden tomar algunas madres en relación a seguir o no adelante con un embarazo de estas características, eso entra ya en la esfera privada de cada persona.
      Muchas gracias por tu presencia y por tu siempre impulso desde que empecé, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Otra película vista y comentada por Miguel que aún no llegó a Brasil. Forma parte de un género difícil de ser abordado en el cine. Películas así pueden ser muy apelativas o caer en la superficialidad del problema, un problema que es específico y que acaba siendo visto por el prisma de la general amplitud por muchos. Sin embargo, por el análisis de Miguel, parece que no es lo caso.provavelmente porque fue hecha por los padres de Jean, y estos poseen una visión más equilibrada sobre el asunto del que tendría, por ejemplo, una productora de cine, más interesada en recuperar las inversiones financieras. Espero verla alguna día, ni que sea en la TELE. Por aquí, difícilmente llegará al cine.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenio, aunque supongo que sea complicado que llegue a Brasil, lo importante en esta ocasión ha sido difundir en la medida de lo posible el conocimiento de este padecimiento para su mejor comprensión. Gracias por dar a conocer la historia también en tu país.
      Además el filme es alegre y no cae en trampas ni en falsas sensibilidades, una propuesta muy firme.
      Espero que puedas verla próximamente por vídeo o plataformas legales en internet.
      Abrazos!!!

      Eliminar
  4. Hola Miguel!
    Me enacantan los comentarios de +J.E. Guimaraes porque está el pobre igual que yo. Él... en Brasil; yo... en Tierra de Nadie...
    Vi la noticia -¡Cómo no!- de la realización y el estreno de esta película y me encantó. Me pareció supertierna la historia, aunque no sé si el formato me atraerá lo suficiente, supongo que dependerá de la forma en que la haya planteado el padre-director.
    Como J.E. supongo que tendré que esperar a verla en cualquier otro lugar que no sea el cine y ¿Si la veré? Si transmite sentimientos y emociones... seguro que sí. Pero, si tengo que pensar mucho... me lo plantearé.
    Felicidades por la crítica.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena.
      Bueno es cierto que a veces traigo unas propuestas que difícilmente llegarán a Melilla o a Río, ciudad de Eugenio, pero precisamente por eso las traigo para darlas a conocer donde se que es difícil su difusión.

      Respecto a la peli, en si, seguro que sería de tu agrado pues no es documental al uso con entrevistas y todo eso; es una película con toda su estructura narrativa y llena de sensibilidad, te gustará.
      Gracias por tu comentario, te mando besos y abrazos.

      Eliminar
  5. Que estupenda propuesta amigo Miguel, no me la pienso perder. Que bonita iniciativa preñada de tanto amor por un hijo.
    ¡Vamos! que la pienso ver sí o sí.
    Que razón tenías en que venían tiempos buenos para el cine de habla hispana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que la disfutas pues es una película con una enorme sensibilidad y además no cae en el dramatismo gratuito, todo lo contrario, incluso tiene puntos de humor que son muy de agradecer.
      Y si es cierto que vienen propuestas muy interesantes de cine en habla hispana, especialmente de Hispanoamérica que es una cinematografía algo desconocida y muy interesante.
      Un abrazo Francisco.

      Eliminar
  6. Una película documental basada en el más perfecto amor que nadie jamás pueda encontrar. Todo un ejemplo de que los polos negativos y temerosos se pueden convertir en verdaderas hazañas de bienestar.

    Tu resaltado habla de unidad entre mucha y buena gente que colaboraron para el bien de lo mejor, y se lo tenemos que agradecer todos.

    Gracias, Miguel, por esa sensibilidad que me parece que te acerca de alguna manera a narrar esta estupenda reseña. La veré sin duda.

    "Felicidades Jan"
    Abrazos-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milá, hablas de hazañas y eso es lo que ha sido la realización de esta película, pues no hay que olvidar que a la vez que estaban grabándola, la prioridad era el bienestar de Jan.

      Un enorme esfuerzo para conseguir la financiación del proyecto, más una preparación del padre y director en el mundo cinematográfico, dan como resultado un proyecto de una enorme colaboración entre muchísimas personas como tú bien resaltas.

      Gracias por tu participación y por tu siempre grata compañía.
      Un gran abrazo Mila.

      Eliminar
  7. Hola Miguel gracias por traernos esta peli y compartirla con nosotros , creo que solo por el hecho de crear esta historia a través de un blog y plasmarla en una peli , la iré a ver ya te contaré !!, feliz fin de semana , un abrazo Bea desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, gracias a ti en todo caso por interesarte en el proyecto y dejar tu huella por aquí con lo que demuestras tu especial sensibilidad.
      Seguro que te resultará una experiencia gratificante, realmente lo es.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  8. Hola Miguel
    Es una historia cuyo contenido expresa un cumulo
    de sensaciones como el dolor, angustia, incertidumbre...
    sensaciones que abren un mundo de sensibilidad
    al amor, a la solidaridad, a la templanza hacia estos nobles padres.
    Bendiciones Padres de Jan y felicitaciones!!!
    Genia Miguel
    siempre lo optimo...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Ross.
    Gracias por la buena conjunción de sensaciones que transmites con tus palabras llenas de sensibilidad y aprecio hacia la lucha de una familia que se vio sorprendida por el mayor regalo que les entrego la vida; su hijo Jan.

    Un placer contar con tu presencia en el blog y te mando muchos saludos y recuerdos deseándote siempre lo mejor, gracias de nuevo.

    ResponderEliminar