lunes, 6 de noviembre de 2017

La batalla de los sexos (Battle of the sexes)


El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores. -Woody Allen.

La historia: Corre el año 1973 en Estados Unidos y mientras que el presidente Nixon completa la retirada definitiva de sus tropas de Vietnam, y la crisis del petroleo entra en ebullición, por primera vez en la bolsa de Londres, las mujeres ganan el derecho de operar en ella. En este contexto y con el movimiento feminista al alza, la tenista Billie Jean King (Emma Stone) y el tenista Bobby Riggs (Steve Carell) se citan para jugar un partido y dilucidar la batalla de los sexos. ¿Quién ganará el partido de la igualdad?


La crítica: En este año 2017, quizás lo más curioso y a la vez bueno del cine americano, viene marcado por una vuelta a acontecimientos históricos vividos en los Estados Unidos en las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado. A principios de año se estrenaba Figuras Ocultas, que narraba con emoción la integración de tres mujeres afroamericanas en la Nasa. Casi al mismo tiempo, se produjo en España el estreno de Jackie, que era una visión lúcida desde el punto de vista femenino del magnicidio del presidente John Fitzgerald Kennedy. También en el primer semestre del año llegó con un gran tono, la historia de Ray Kroc en un buen biopic llamado El fundador y que nos hablaba de la creación de la cadena de comida rápida McDonalds. Pues bien, a rebufo de esta especie de trilogía revival setentera, llega a las salas de cine en esta ocasión, otra buena oportunidad para conocer en este caso, la figura femenina y feminista de la tenista Billy Jean King, que fue la creadora de la Asociación Femenina de Tenis, conocida por sus siglas en inglés como la WTA.

En esta ocasión, la cinta está dirigida por el matrimonio, si han leído bien, el matrimonio conformado por los cineastas Jonathan Dayton y Valerie Faris, que tan grato recuerdo nos dejaron con su Pequeña Miss Sunshine. El acierto de esta batalla de los sexos, está soportado por un gran libreto creado por el guionista de Full Monty, Simon Beaufoy, que demuestra que se pueden crear grandes guiones originales, aunque en este caso estén basado en hechos reales. Y es que el tono de comedía de la cinta reseñada hoy, no le impide acoger en su interior una serie de diálogos punzantes y a la vez vibrantes, que hacen mucho mejor a la historia de lo que cabía presuponer en un principio.

La historia de la película, es la historia de dos personalidades opuestas con el mundo del tenis como telón de fondo. Por un lado, nos encontramos a la campeona de la raqueta Billy Jean con 29 años y que era número uno del mundo, e impulsora de los derechos de la mujer en el deporte y por otro lado, al también campeón Bobby Riggs, que era un descreído de los derechos de la mujer y que buscó en su enfrentamiento con su oponente, una manera de volver a la fama a sus 55 años. Por lo tanto, la película en su totalidad es una metáfora deportiva, de como lo viejo se niega a morir para dar paso a lo nuevo y desbordante. Y todo ello, consistía en que la mujer poco a poco, comenzaba a emanciparse del poder del hombre en todos los ámbitos de la vida.

Cabe recordar y por poner solo un ejemplo, que en el año 1973 la mujer percibía solo un 58 por ciento del salario que recibía un hombre, y hoy en día, la cifra ha subido a un 78 por ciento y con ello se demuestra que aún quedan muchas cosas por cambiar. Por lo tanto, y sin llegar a un comportamiento radical, aún hoy en día el feminismo moderado, libre y dialogante, hay que considerarlo un movimiento necesario hasta que la igualdad de derechos sea plenamente una realidad cultural y social.

En todo caso, la producción no es ni muchos menos un panfleto de lucha social. Es sobre todo una mirada fresca, divertida y emocional que se devora en un suspiro, y que en este caso, el metraje de dos horas de duración se siente perfectamente ajustado a la historia que nos quieren narrar. Y es que además del reto deportivo propuesto y que congregó a 90 millones de personas frente al televisor y que fue hasta esa fecha, el segundo acontecimiento más visto después de la llegada del hombre a la Luna; el argumento se adentra con profundidad en la personalidad de Billy Jean, que en aquellos momentos se debatía en definir su orientación sexual a pesar de estar felizmente casada. El inicio de una aventura amorosa lésbica, pone el contrapunto emocional a una historia en la que el amor aparece de manera secundaria, pero marcando la vida de los protagonistas en escena.


Con el Oscar bajo el brazo por su brillante actuación en La La Land, vuelve Emma Stone con otro gran papel en el que se transfigura en la figura de Billie Jean King y para ello gana ocho kilogramos de peso que contrastan con su delgadez en La ciudad de las estrellas. Una actriz realmente encantadora y a la que descubrí con esos enormes y expresivos ojos, cuando apenas era una niña y hacía sus primeros pinitos en el cine. Desde entonces, me quedé con su nombre y ahora es una gran satisfacción verla aupada al estrellato mundial. Y es que además, una de las cosas más llamativas que tiene Emma, es ese peculiar, melodioso y curioso acento americano, que solo puede apreciarse si visionamos sus películas en versión original, cosa que recomiendo firmemente. Su contraparte en la película, es un cada vez mejor actor Steve Carell, que ya en Café society del maestro Woody Allen, demostró que es un interprete con una amplitud de registros, aunque encuentra su mejor versión en la comedia. Del resto de actores y que son muchos, me gustaría destacar a la actriz británica Andrea Louise Riseborough, que ya en Animales nocturnos dejó constancia de su calidad. En esta ocasión, interpreta a una peluquera que seduce amorosamente al personaje interpretado por Emma Stone.

En cuanto a la técnica, la cinta está rodada acertadamente en 35 milímetros y renunciando al cine digital para contextualizar la época de mejor manera. De hecho, parece estar no ya ambientada, sino filmada en los años 70, por el inteligente uso en su fotografía de lentes de los años setenta. Por otra parte, el diseño de vestuario comandado por Mary Zopheres que tan buenas sensaciones dejó con su trabajo en La La Land, es sobresaliente de nuevo. Aquí se encarga de diseñar los vestidos de las tenistas que supusieron un banderín más de enganche para el tenis femenino. Los demás personajes están excelentemente vestidos con esa ropa setentera de cuellos marcados y que de manera retro vuelve de vez en cuando a ponerse de moda en nuestros días. Ahora lo llaman estilo vintage, hace unos años lo llamaban con cierto aire socarrón: "aquella ropa que se usaba antes".

Recapitulando, La batalla de los sexos es una película limpia, sin trampas y con una trama perfectamente conseguida. Quizás no sea una cinta para enamorarse de ella, pero sin lugar a dudas es una filmación sin aparentes defectos formales y desde el principio hasta el final, es redonda como una pelota de tenis. Por lo tanto, nos encontramos ante un cine de estudio, que además de resultar ameno y entretenido, es capaz de abordar temas como la liberación de la mujer, la homosexualidad, la ludopatía y sobre todo, nos enseña un trocito de la historia, que quizás sin el cine, quedaría olvidado para siempre en la memoria colectiva.

Nota: 8/10.

Nacionalidad: Estados Unidos.
Dirección: Jonathan Dayton y Valerie Faris.
Reparto: Emma Stone, Steve Carell,
Andrea Louise Riseborough, Bill Pulman.
Guión: Simon Beaufoy.
Música: Nicalas Britell.
Fotografía: Linus Sandgren.
Duración:121 minutos.
Estreno EE UU: 22/09/2017.
Estreno España: 3/11/2017.



38 comentarios

  1. Me has convencido Miguel,... no pienso perdérmela. El otro día leía en la prensa que, en efecto, hasta el año 2040 (creo recordar) los sueldos no estarán equiparados entre hombres y mujeres. Y eso es solo un indicador de lo que nos cuesta avanzar en este campo. Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que lo pases bien Norte. Y ojalá los pronósticos de la prensa se equivoquen y el equiparamiento social y laboral se produzca antes de lo previsto. Algunas veces pienso que ya ni siquiera es cuestión de machismo, que también, sino aprovechar las circunstancias para rebajar costes laborales. Un abrazo y feliz semana para ti también.

      Eliminar
  2. Estás de fiesta querido Miguel...Disfrutando de las delicias actorales de Emma Stone y con ello y tu entusiasmo contagias y nos recuerdas lo maravilloso que es el cine, efectivamente, hay una tendencia mundial de edificar el papel de la mujer en todos los ámbitos y aunque el cine no se creó para hacer reflexionar sino para entretener da gusto disfrutar de producciones que además de contar con grandes actores y actrices nos lleguen con películas cuyos personajes no salieron de la ficción sino de mujeres que fueron cambiando para bien el rumbo de la historia...Películas que llegan al corazón y nos dejan una agradable sensación de boca...Estupenda reseña Miguel, es tu estilo y sin embargo, siempre nos das más...Me ha gustado mucho la frase con que abres tu entrada y que dice así:
    El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores. -Woody Allen.
    Que mejor dicho :)))
    Gracias por compartir y dejarnos lo mejor de tu tinta en esta buenísima entrada y por compartir la estatuilla de mi blog "Presentimientos" en ella...Y yo? Pues yo me voy feliz y con "Ticket" en mano lista para disfrutar de tu siguiente entrada...Besitos, sin batalla...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y casualmente hoy es el cumpleaños de Emma Stone, 29 añitos cumple ya, así que se lo tome como su regalo marciano, ja,ja,ja. Por otra parte, el cine al menos este año, está cumpliendo con algunas películas como he citado,en que se pone en valor a la mujer en algo que no debería ser noticia, pero aún sigue siéndolo. Respecto a las frases de Woody Allen, son tan geniales como lo eran las de Groucho Marx. Hay otra muy graciosa del director de Manhattan que venía a decir algo así: "La última vez que estuve dentro de una mujer, fue cuando visité la estatua de la libertad".
      Un placer recibir tu compañía y lucir tu estatuilla de Presentimientos Lifedreams. Besos y gracias por todo.

      Eliminar
  3. Que buena crítica Miguel, el tema de esta película me encanta, aunque es un poco indignante oír los comentarios de algunos de estos hombres, pero veo que parece ser un poco cómica y por lo tanto resultará muy atractiva, además el protagonista me gusta mucho precisamente porque las veces que le he visto actuar, ha sido haciendo algo de humor.
    En cuanto al tema de las diferencias, para que decir nada si todos las conocemos...
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elda, la verdad es que es un tema interesante y que da mucho juego. Y fíjate que los comentarios machistas que se escuchan en la película, parecen incluso inocentes con los que hoy y con muy mala leche, se siguen utilizando a sabiendas del mal que hacen.
      Steve Carell como comentas, ha sido uno de los reyes de la comedia en estos últimos años, pero además no es mal actor dramático. Por lo demás, se pasa un buen rato, y es un gusto desde el cine volver a rememorar una decada como la de los 70. Un gran abrazo y gracias por pasarte a leer y comentar.

      Eliminar
  4. Esta película la veré seguro, más que nada porque a Emma Stone la adoro, creo que ya lo sospechabas un poquito ¿no? jajaja
    A Steve Carell le tenía un poco de manía en esa época de Virgen a los 40. Pero es que este tipo de comedia no me acaba de gustar y supongo que lo encasillé injustamente. Luego hizo otras cosas, como has nombrado, Cafe Society (me encantó la película, y me encanta Woody Allen), y también hizo Crazy, Stupid,Love, una película que no me apasionó pero donde coincide también con Emma Stone (y ya de paso vamos a nombrarlo, Ryan Gosling jaja). Parece que Emma Stone ha repetido reparto con más de un actor. En fin, ahora Steve Carell me gusta bastante más que antes, al menos ahora le veo carisma. Pequeña Miss Sunshine me pareció una genialidad de película, no solo por el ritmo de la trama sino por la crítica que lleva implícita.
    También me ha llamado la atención lo que has comentado sobre el ambiente de los setenta, parece que visualmente también tiene mérito. Además, el contrapunto que aporten los dos protagonistas debe de ser interesante. Menos mal que las mujeres han conseguido avanzar en la sociedad, aunque como has dicho, aún queda camino por recorrer.
    Genial reseña Miguel, me apunto la peli sin falta! Un besote :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya imagino, que la señorita Stone está entre tus preferidas y además ha sido su cumple casualmente el día de la publicación de esta reseña (29). Supongo que sí hay un buen caché de por medio, volveremos a verla actuar con Ryan Gosling, ja,ha,ja.

      Steve Carell, ha conseguido algo complicado en el cine y es desencasillarse de alguna manera. También hizo un buen papel serio en la película, La gran apuesta, que si mi memoria marciana no me falla, también actúa en ella Ryan Gosling. También coincidimos en Allen y Pequeña Miss Sunshine, no me extraña porque tenemos un gusto parecido en la forma de entender el cine.

      Dicho lo cual, esta película estando bien, no está a la altura de las otras mencionadas, pero solo por ver el espectáculo de la ambientación y aprender un poco de una historia que no tenía mucha idea, doy la propuesta por buena. Y bueno si aporta un granito de arena en la igualdad efectiva de la mujer, pues bienvenida sea.

      Un beso y muchas gracias de verdad por tu tiempo en compartir estos momentos de comentar sobre cine.

      Eliminar
  5. Desde luego, Emma Stone se está convirtiendo en la musa del cine norteamericano, y desde luego de manera bien merecida. La guerra de sexos siempre me ha gustado. Desde los tiempos de la Hepburn, Cary Grant, Spencer Tracy, es un subgénero de la comedia que siempre me ha parecido delicioso. En los últimos años parecía un tanto abandonado, me alegra que este revival de los setenta nos lo haya devuelto. El cine actual necesita de buenas comedias... en realidad, todos necesitamos de ellas. Excelente crítica como es habitual. Un abrazo, Miguel!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pone muy contento el éxito de Emma Stone porque es fruto de su puro talento ante la cámara y no por parecer una muñeca Barbie como algunas divas de Hollywood. En cierta manera me recuerda a las actrices tipo Hepburn que tan buenos y camaleonicos papeles desarrollaban en esas películas por ejemplo junto a Cary Grant en Historias de Philadelphia. Perfectamente Emma Stone y Ryan Gosling podrían dar mucho juego como pareja en futuros proyectos, en la linea de como se hacía en la edad dorada del cine.
      Respecto a la comedia en general, hay un punto de calidad cuando en ellas se dramatiza alguna situación personal. Es un término un poco extraño, pero la comedia drámatica cuando se realiza con esmero es un género que suele funcionar. Un abrazo David y gracias por tu presencia.

      Eliminar
  6. La película trata de un combate de boxeo entre un hombre cincuentón y una chica treintañera. En una época en que la mujer no accedía con facilidad a ningún evento deportivo. El filme lo tiene todo: comedia al igual que drama romántico, sin olvidar que es un manifiesto a favor de la guerra de los sexos, cosa injusta en todos los tiempos. Es del tipo de películas que apetece ver en TV ahora que empieza el frío. Un abrazo Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno un combate de tenis, ja,ja,ja, de boxeo ya hubiera sido muy fuerte. Como le comentaba a David, la película deriva por la comedia dramática, encontrando el justo contrapunto a que las situaciones estén bien balanceadas. Es además un repaso muy agradable al mundo del tenis con la década de los setenta en la mirada.
      Un abrazo y muchas gracias por pasarte a leer y comentar.

      Eliminar
  7. Vaya cambio de look en Emma Stone. Si no me dices que es ella, en el trailer no la reconozco, jeje
    Leída tu crónica y visto el trailer (aunque ya sabemos que esto último puede engañar) me apetece mucho ver la película, teniendo en cuenta que se basa en una historia real que en su día creo que pasó desapercibida en Europa. Yo era entonces un adolescente y no recuerdo que en España se mencionara esta lucha deportiva entre sexos, seguramente porque el machismo estaba muy arraigado en nuestro país.
    Seré por el típico efecto nostálgico de la edad, pero me gustan estas películas con aire retro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambio total y además significativo como antes las tenistas como Billy Jean o Martina Navratilova jugaban con gafas y no parecía extrañar a nadie. Supongo que hoy en día, con el uso de lentes de contacto ganan en comodidad o eso o todo el mundo ve muy bien,ja,ja,ja. Y bueno en España aún por esa época, creo que ni se planteaba esa lucha de sexos, supongo que con salir de la dictadura ya teníamos suficiente. Respecto al aire retro y como he mencionado en esta reseña/resumen del 2017 y la vuelta a los sesenta y setenta, ha sido un año muy prolífico en este aspecto.
      Un abrazo y gracias por tu presencia y comentario.

      Eliminar
  8. ¿Un 8? Noooooo
    Tengo que rendirme a la evidencia, Miguel, de que eres un experto en el tema; pero si la cinta tiene como trasfondo el tenis de la década de los 70, de verdad que no me apetece en absoluto ver esta película. Ya sé ya sé que dirás que la historia no es tan simplista, pero creo que de este tipo de cine, lo que más me gusta es la ambientación. Tiene que ser mágico buscar elementos del pasado para crear un escenario y un vestuario que se mantenga durante las casi dos horas de metraje. Por lo demás, y aunque has detallado a la perfección todos los componentes de la película, sé a ciencia cierta que no la veré. Sorry.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en un principio el tema del tenis puede tirar para atrás a los que no son muy aficionados a este deporte. Así que tampoco te voy a tratar de convencer pues yo no gano nada con esto. Lo importante en este caso con tu lectura es que hayas recordado un acontecimiento deportivo que tal vez no supieras de él. El trabajo de ambientación, como has comentado, es maravilloso, y por supuesto que lleva detrás un trabajo increíble, especialmente en vestuario y en la búsqueda de unas lentes de fotografía fabricadas en los años setenta.
      Un abrazo Macarena y gracias por compartir en Twitter.

      Eliminar
  9. Es curioso porque yo me enteré de este episodio de la historia reciente norteamericana gracias a un vídeo de Facebook, en el que se entrevistaba a la tenista en la actualidad. Está claro que esta mujer marcó un precedente en una época de grandes cambios sociales, por lo que me parece estupendo que se le dedique una cinta para recordar esa hazaña que sin duda supuso aquel partido inolvidable.
    Coincido en que a través del cine se puede lograr mucho para alcanzar esa igualdad que aún no hemos conquistado en todos los ámbitos.
    En cuanto a Emma Stone, reconozco que ni fú ni fa. Tal vez se deba a que las películas en las que la vi participar no le otorgaron un papel lo suficientemente destacable. En cualquier caso, creo que no me perderé esta batalla de los sexos.
    Un fuerte abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad desconocía la historia por completo, así que gracias al cine en este caso, ha sido un descubrimiento de lo más interesante. Y fíjate que fue una especie de acontoncemiento mundial con 40 millones de espectadores en Estados Unidos y 90 millones a nivel mundial.

      Pienso que el cine puede y debe, además de entretener o emocionar, defender implícitamente los derechos civiles en ámbitos como la política, la igualdad, el racismo y en definitiva unos principios que son básicos para una convivencia mejor de todos los sectores de la sociedad. Otras veces por desgracia cae en tópicos o en la utilización de la mujer o el hombre como simple reclamo sexual sin mucho más que aportar.

      Bueno Sofía, espero que si finalmente la ves encuentres momentos reseñables y sobre todo que lo pases bien en una vuelta a ver como eran las cosas en una década como la de los setenta del siglo pasado.

      Un abrazo y gracias por pasarte a comentar.

      Eliminar
  10. Miguel me encanto tu explicación, como siempre lo bordas. La liberación de la mujer, y la luchas que eso conlleva, siempre ha sido un buen tema de debate en muchos habito, y en la pantalla grande mucho más. Emma Stone es estupenda, y siempre te deja con una buena sensación, tiene una excelente interpretación en esta película.
    Miguel, un calido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias Cristina, tus palabras son estimulantes para estos escritos sobre el mundo del cine y sus películas.
      Efectivamente el tema da para mucho debate y ver lo que queda por avanzar y ver a Emma Stone para mí, siempre es un placer. Un abrazo y gracias por tu compañía.

      Eliminar
  11. Hola Miguel! qué buen tema tiene esta peli, me gusta. La verdad es que Emma Stone cada día sorprende más, siempre me gustó, pero es que últimamente está que se sale. Por otra parte, tengo que decir.. que tantos años librando una batalla que parece que nunca se termina. Ojalá esta diferencia entre hombres y mujeres acabe algún día. Muy buena tu crítica y muy completita. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica, me alegro de coincidir con tu gusto por Emma Stone y por la temática de la película.

      Efectivamente, la lucha por la igualdad salarial y social parece un tema de nunca acabar y además es que no solo afecta a la mujer, sino a sus propias familias que se ven mermadas de ingresos si nos atemos a las estadísticas que indican que sigue habiendo una notable brecha salarial. Según ha comentado El baile de Norte, hay un estudio que dice que para el año 2040, las cosas se equipararán. Incluso me parece optimista. En fin, gracias por participar y comentar. Besos hasta Cádiz.

      Eliminar
  12. ¡Hola Miguel!
    Ay como adoro Pequeña miss sunshine..., qué buena.
    Había oído hablar de esta película y tenía pensado verla, pero bueno ya me he acabado por decantar completamente. Tengo ganas de ver algo divertido. Me ha gustado que hayas comentado que habla del feminismo pero no de una manera panfletaria sino más desde un enfoque divertido, creo que puede ser un punto a favor de la película.
    Una cosa que me ha llamado la atención en el tráiler es la transformación de Emma Stone, está casi irreconocible, aunque ya comentas lo del peso. Bueno eso quiere decir que es camaleónica lo cual le puede venir muy bien a su carrera. (He de reconocer que me gusta bastante esta actriz, aunque mi favorita actual es Jessica Chastain).
    Gracias una vez más Miguel, por acercarnos al cine de una manera tan agradable y espléndida.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ziortza!

      Pues mira, yo también adoro a la pequeña que crearon este matrimonio de ingeniosos y delicados cineastas. Pues es más o menos como concluyes, una película divertida, con toques sociales, pero sin ponerse trascendente o muy pesada con el tema en cuestión, para la cinta que es todo está realizado desde la delicadeza. Respecto a la Stone, puede hacer lo que quiera en la pantalla porque tiene algo que transmite y además tiene la virtud hasta ahora, de saber elegir bien sus papeles. Ahora tocaría alguna de terror, un dramón ja,ja,ja o algo de ciencia ficción para verla en más registros. A la actriz que mencionas (Jessicca Chastain) no he tenido muchas oportunidades para verla, pero las veces que la he visto me ha gustado también.
      Besos y muchísimas gracias por tus palabras y comentarios.

      Eliminar
  13. Un buen tema y, por tu magnífica crítica, una película que no hay que perderse. Por supuesto que iré a disfrutar de esta comedia que, no dudo, debe de ser muy agradable.

    Un beso, Miguel y felices días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, efectivamente si se trata de pasar un rato entretenido, agradable y además volver por un par de horas a la década de los setenta, pues la oportunidad vale la pena para disfrutarla en pantalla. Como siempre Amalia, gracias por tu fiel compañía y por tus cálidos comentarios.
      Un beso y feliz semana de cine.

      Eliminar
  14. Hola, Miguel :)
    Tuve ocasión de ver el tráiler de esta película una de las últimas veces que he ido al cine y la verdad es que me pareció entretenida y, como dices, interesante en cuanto a que contaba hechos reales que de otra manera habrían quedado ya casi en el olvido. No me había planteado verla porque la comedia no es mi género favorito, pero ahora que éstoy en disposición de apreciar muchos más aspectos de ella, gracias a ti, quizás me anime :) Jolines si es que haces unas reseñas tan buenas que una quier ir a comprobar in situ todo lo que nos cuentas.

    Gracias como siempre por un trabajo impecable.

    ¡Un abrazo de miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia

      Yo intento en la medida de lo posible evitar ver los tráilers pues hay algunos que destripan la película por completo y si me apuras con final incluido:-)

      En realidad, podríamos calificar a esta película con ese extraño término de comedia dramática, y bueno te agradezco que estas reseñas sean tan motivadoras como para plantearte ir al cine o no.

      Un gran abrazo y feliz jueves ya.

      Eliminar
  15. Muchas gracias por estas buenas entradas para los que nos gusta el cine,buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Amatista por tus palabras como aficionada al cine y por pasarte por el blog. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Miguel,
    Me gusta la propuesta, el otro día la leí pero no pude comentar, y ahora la he vuelto a leer y me gusta si puede aun más!!
    Cuidas todos los detalles en tu análisis y, como te he comentado otras veces, le añades más interés al film. Con tu nota de 8/10 seguro que no me la pierdo. Además el tema (y el título) me gusta, un trocito de historia que yo desconocía, con el feminismo, la homosexualidad, la ludopatía.. un cóctel que sigue estando de actualidad.
    Gracias Miguel por acercarnos el cine con tu mirada crítica, es un lujazo.
    Un abrazo grande y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xus, pues mira has realizado dos visitas al blog al precio de una :-)

      Como bien dices el cóctel de la temática está bien agitado y bien conseguido, sin ser un peliculón, me parece una propuesta más que aceptable.

      Gracias por tus palabras y el lujazo siempre es tu visita, un gran abrazo y feliz día.

      Eliminar
  17. Una interesante película basada en ese reto lanzado por Bobby Riggs, un tenista veterano ganador de varios importantes campeonatos, con una mentalidad machista y que aseguraba que las mujeres no podían ser profesionales de este deporte de masas. Afortunadamente aparece una tenista que se atreve a enfrentarse con él en un partido que alcanzará record de audiencia en la televisión, al estilo de otros acontecimientos de esa época americana, es decir los "70" y cuando la libertad sexual era todavía tabú o una quimera. También se daba por esa época una injusta situación laboral entre los salarios de hombres y mujeres, de manera que estas tenían que luchar por sus derechos en medio de una sociedad machista que las relegaba a la cocina o a la cama.
    Como muy bien has mencionado en tu fantástica reseña cinematográfica, esta cinta aborda también otro tema, el de la orientación sexual lésbica, como contrapunto emocional, a esta historia donde el amor solamente es tratado de forma secundaria.

    La técnica de rodaje en 35 milímetros, la ambientación y el vestuario de esos años "70", parece que son otro acierto del director, de este film sin trampa ni cartón.

    Muchas gracias, Miguel, por la gran crítica que nos compartes y que valoro muchísimo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella, Bobby Riggs era más que un machista, un golfo y un ludópata, que supo utilizar el machismo imperante en la sociedad para hacer un circo y lucrarse con él. Los realmente peligrosos y la película lo demuestra, eran los poderes dominantes que había en la época narrada. En el mundo del tenis era especialmente vergonzante por los salarios y por las humillaciones que sufrían las mujeres. Es por todo ello que la figura de Billie Jean King merece ser recordada y que mejor manera que hacerlo a través del cine que es el medio que llega a todas las esferas sociales. Su lucha por los derechos de las mujeres y la posterior visibilización de su homosexualidad o bisexualidad, también fue importante para la lucha por los derechos civiles. Y en lo estrictamente cinéfilo, la manera de estar filmada es una maravilla, quizás incluso la forma este por encima del fondo.

      Muchísimas gracias por tu tiempo y por comentar con tanto esmero, un beso y feliz día.

      Eliminar
  18. Parece entrentenida. La mujer y con ello el feminismo es algo que hace falta pero no sirve de nada si siguen criando hombres para el machismo. No es solo la creencia de creerse mejor que ellas, es también como dices el salario, la comprensión de la lactancia en los lugares publicos, la igualdad en trabajos, y añadir que el feminismo no es que la mujer es mejor que el hombre pero siempre habrá algun indeseable que hasta con su forma de actuar denote violación, desvalorización y un largo etcetera. Y el cuerpo de la mujer, claro. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues efectivamente, esa es la clave: la educación desde pequeñitos en igualdad. Y aunque se avanza mucho en estas cuestiones; al menos ya supuestamente nadie presume de ser machista, aunque los datos de violencia contra las mujeres son muy trágicos. El tema como dices del cuerpo de la mujer, la sexualización y el ser tratadas como objetos, daría para un debate muy extenso. Pero bueno, lo que se trata aquí al final es de una película que sabe tratar de una manera justa y sencilla un tema tan complejo. Saludos y buena semana.

      Eliminar
  19. Hola Miguel,
    Voy un poquito tarde con tus reseñas, pero aquí me tienes, :) Me parece interesante esta propuesta, que decir, inevitablemente las diferencias siguen allí y está bien hacer recesos para que temas que no parecen tan de actualidad sobrevuelen y se hagan ver. ¿Y qué mejor que el cine?
    A mi Emma Stone me encandiló en Criadas y Señoras, y como tú creo que tiene unos ojos que hablan solos.
    Un beso, y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Irene!
    Siempre gracias por llegar, pero solo cuando gustes, tengas tiempo y ganas, según épocas o estrenos, reseño más o menos aunque trato de mantener mi propio ritmo de dos o como mucho tres reseñas semanales.

    El cine y con esta batalla de los sexos siempre es un buen altavoz para además de divertir, poner de manifiesto reivindicaciones justas y sobre todo en el tema de los derechos civiles y respecto a Emma Stone, pues es a través de su mirada y de su expresividad donde pienso que nace su conexión con el espectador.

    Un beso y muy feliz tarde.


    ResponderEliminar