martes, 12 de junio de 2018

El fútbol o yo: el pelotudo, su mujer y otras cosas del querer


Correré como un negro, para vivir mañana como un blanco. -Samuel Eto'o.

La historia: Pedro (Adrián Suar) vive tan obsesionado con el fútbol que es capaz de ver partidos durante 24 horas seguidas los fines de semana o incluso ponerse la alarma a las 4 de la madrugada para ver un partido de la liga catarí. Es tal su adicción por el deporte rey, que es hincha a la vez de Boca Juniors y de River Plate, lo cual es algo insólito en su Argentina. Mientras tanto Verónica (Julieta Díaz), hace las veces de madre, ama de casa, e intenta emprender negocios sin la menor atención de su marido. Llegados a una situación insostenible como pareja, Verónica decide hacer caso a su mejor amiga y pone un ultimátum a Pedro: "¡¡O el fútbol o yo!!"


La crítica: En un cerebro tan simple como el masculino, los ultimátums hay que reformularlos de manera más adecuada. Si a un hombre le dan a elegir entre el fútbol como es el caso, y un "YO" tan mayestático, probablemente de la propia impresión de la pregunta, acabe eligiendo el fútbol como salida más sencilla sin que le de un aneurisma cerebral. En cambio, si simplificamos la cuestión a: ¡El fútbol o te quedas sin SEXO!, la elección probablemente sería muy distinta a la primera hipótesis que he sostenido. En todo caso, ¿quién no se ha enfrentado a alguna pregunta tan crucial en su vida? Yo mismo, por ejemplo, recibí un ultimátum parecido que consistía en lo siguiente: ¡¡O el cine o yo!! Evidentemente ya habréis deducido cual fue mi respuesta. Por eso, y ante la posibilidad de una futura compañera marciana, la elección es clara, o es una actriz o es una ninfocinemaníaca* compulsiva, que si además es guapa mejor que mejor. Y una vez cumplimentada esta parte de la crítica marciana, vayamos con el análisis supuestamente serio (que no lo será) de esta simpática comedia argentina.

A falta de unos pocos días para que comience el mundial de fútbol de Rusia 2018, ha llegado a las carteleras de España de una manera oportuna, pero también oportunista, la última película del cineasta argentino Marcos Carnevale que en el año 2013, firmó una gran comedia llamada Corazón de león con Guillermo Francella y de la que posteriormente se realizó un buen remake francés llamado Un Homme á la hauteur (lo recuerdo pues después de machacar a varias producciones francesas, que quede claro que no guardo ningún rencor a los camiohispanofóbicos* franchutes. Sencillamente les pido que hagan buenas películas y aquí quedarán reflejadas como por ejemplo así pasó con El hombre perfecto, Maria by Callas o El viaje del emperador).

En esta ocasión y apoyado por una premisa de salida bastante divertida, Carnevale sustentado además por un más que aceptable guión, juega sin ambages con los estereotipos y con la batalla de sexos para hacer lo que toda comedia insustancial debe aspirar a conseguir. Y esto es algo tan fácil, como hacer reír o sonreír, buscando un sencillo cine de evasión que consigue lo que busca. Es decir, ni más ni menos, que pasar un rato entretenido en el cine y salir por lo tanto de la sala con una sonrisa y mejor de lo que entramos dos horas antes de comenzar la sesión, publicidad y trailers incluidos. Por cierto, ¿es lícita la publicidad en el cine una vez que hemos pagado una entrada por un espectáculo? ¿Se haría semejante cosa en la ópera? ¿Somos los espectadores de cine tratados como unos tarados mentales? ¿Por qué la cinematografía se sigue considerando el pariente pobre de la cultura? No es necesario que contestéis, las preguntas son para ir rellenando la crítica marciana.


En el reparto, nos encontramos con un Adrián Suar al que ya vimos en una comedia parecida y con cierta gracia como fue Me casé con un boludo y que sin ser ninguna maravilla como actor, se defiende como puede en este tipo de películas (abro paréntesis, esos enlaces que veis en azul turquesa no son de adorno, ni para dar colorido a la crítica, hay que pinchar en ellos para sumar visitas al marcador marciano :-), cierro paréntesis). En esta ocasión, su personaje ademas de un boludo, es un gran pelotudo en el más amplio término de esta palabra usada con cierta frecuencia en Argentina. Su contendiente y sufrida esposa, es interpretada con cierta gracia por Julieta Díaz (La señal), en un personaje al borde de un ataque de nervios como diría Almodóvar. Por último, mención especial para un personaje genial interpretado por un gran Alfredo Casero (Todas las azafatas van al cielo), que se encarga de apadrinar a Pedro en su intento de desintoxicarse de su pasión por el fútbol.

En los aspectos técnicos y adicionales caben destacar algunas bellas vistas aéreas de la ciudad de Buenos Aires, y un gran plano cenital de apertura, con La bombonera en estado de ebullición. Con ello se presenta al estadio de fútbol del Boca Juniors como ejemplo de los nuevos templos sagrados de nuestra época. Todo ello con permiso de los grandiosos locales que ahora regenta el amigo Papa Francisco (perdón y amén).

En conclusión, El fútbol y yo, no aspira a ser más que un juguete cinéfilo sin más pretensiones que entretener y apurando mucho ya, un aviso a navegantes y "navegantas" ante la inminente Copa Mundial de la Fifa.  Por cierto, un chollo para los abogados matrimonialistas que a mediados del mes de julio, harán su agosto por adelantado. Entre esto y las vacaciones con las queridas suegras, se avecina un verano calentito y no precisamente por el cambio climático. Suerte para todos los pelotudos del planeta Tierra y que gane el mejor.

Nota: 6/10.

Palabras inventadas hoy:

*ninfocinemaníaca: mujer adicta al cine, que además, después de los menesteres sexuales propios de la especie humana, sean con fines reproductivos o recreativos, lejos de pedir mimos, sale disparada a la televisión a poner el último estreno de Netflix.

*camiohispanofóbicos: amables conciudadanos franceses que en décadas pasadas se dedicaban a la noble tarea de volcar la fruta y la verdura de los camiones españoles a su paso por la frontera.

Mis disculpas por adelantado a todos los "gremios" afectados y citados, es decir: hombres, mujeres, pelotudos, futboleros, boludos, franceses, académicos, ninfómanas, abogados, católicos, suegras y ofendidos/as en general.
Las quejas al buzón de voz.

P.D. En la próxima crítica, por fin hablaremos de Cine.

Nacionalidad: Argentina.
Dirección: Marcos Carnevale.
Reparto: Adrián Suar, Julieta Díaz,
Alfredo Casero, Natalia Santiago.
Guión: Marcos Carnevale, Adrián Suar.
Música: Iván Wyszogrod.
Fotografía: Rolo Pulpeiro.
Duración: 105 minutos.
Estreno Argentina: 10/08/2017.
Estreno España: 8/06/2018.

42 comentarios

  1. A ver, nunca me ha gustado eso de hacer elegir entre una cosa y el sexo. Pero puede suceder que hayan otras variantes jajajaj el fútbol para mi, está bien un rato o cuando juega España por la emoción pero no soy aficionada. Aunque viendo un partido del barça me sentí muy catalana. Y cuando ganó España, muy española ¿y esto qué eeees? Marciano, es que tengo mis temporadas. Jeje! No me importa que mi pareja vea fútbol otra cosa es que se obsesiones y lo lleve a vivir tanto que tenga hacer vida sola, como la protagonista y surjan las cuestiones. En fin, hay de todo en esta vida. Una entrada muy amena y divertida. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, a mí tampoco me ha gustado eso de dar a elegir entre mi cuerpo y alguna cosa, pero chica a veces no hay más remedio, ja,ja,ja. Respecto al fútbol a mí lo que más me gustan son los mundiales y las finales europeas, por el ambiente sobre todo, aunque de más joven era bastante madridista. Respecto a la protagonista de la película pues era un santa, y bastante paciencia tuvo hasta su ultimátum final!!! en fin, Keren saludos y gracias por pasarte!!

      Eliminar
  2. Jajajaja ay Miguel, lo que me he reído! Me ha encantado esta simpática reseña. La obsesión al fútbol puede llegar a ser horrorosa, aunque bueno, supongo que cualquier obsesión lo es. Yo lo he vivido en casa, mi padre es un gran aficionado al fútbol, y hay veces que se hace muy pesado jaja, pero bueno, se lo consiento porque es mi padre.

    La película en sí no me llama mucho la atención pero supongo que para pasar un rato entretenido, esos días de domingo en los que no hay ganas de pensar ni de hacer nada, puede estar bien.

    Por otro lado, ya sabes que últimamente voy poco al cine (me cuesta mucho convencer a Juan) pero cuando voy, el tema de los trailers me parece horroroso y ya si vas en la fiesta del cine apaga y vámonos. Qué barbaridad!

    Y para terminar, desearte que encuentres a tu guapa ninfocinemaníaca jajaja

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues muchas gracias Verónica, yo también me lo pasado muy bien escribiendo esta reseña. Y si claro, cualquier obsesión, o adicción es bastante peligrosa sobre todo para el sufrido conviviente, pero como dices cuando hay cariño pues se lleva mucho mejor.

      Bueno, y la peli pues es eso, un ratito de evasión sin muchas más aspiraciones y como no engaña a nadie pues a mí me ha hecho gracia.

      Respecto a los trailers, publicidad y demás, he llegado a contar 20 minutos y esto ya es bastante habitual y desesperante por cierto.

      Y para terminar, a ver si es verdad, ja,ja,ja

      Besos y gracias de nuevo.

      Eliminar
  3. Hola Miguel, el boludo lo conocí en esa película, me pareció divertida la película. Muy oportuna como bien dices que la hayan estrenado en estas fechas, como no. El entretenimiento está asegurado con ese obsesivo, comprenderé a la mujer seguro, hay tanto suelto y por lo general la mayoría hombres, será por el "peloteo" vamos que la cosa va de pelotas, un puntillo de chiste. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, es verdad recuerdo que me comentaste que viste la película del boludo y ese final que creo no te convenció mucho. Bueno la peli, está en la misma linea y tiene cierta gracia, así que puede ser una buena alternativa pelotuda al que este harto del mundial sin haber empezado aún. Un beso y gracias por tu coemntario.

      Eliminar
  4. Me ha encantado esta entrada con ese humor un tanto irónico en algunos momentos, que le has dado a tu encantador relato.
    Tiene que ser espantoso tener a alguien en casa que sea adicto o maniático por algo, lo mismo sea mujer que hombre, y esto del fútbol para verlo en el cine me resultaría de lo más divertido, pero solo en el cine, jajaja. Creo que hoy día el gusto por el fútbol está más equilibrado que antiguamente entre hombre y mujer. Yo tengo tres hijas y están ya nerviositas por ver el mundial, :)))).
    Me gustó mucho leerte Miguel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elda, es cierto más que una crítica ha sido un relato de hechos y sucesos marcianos.

      Mira dentro de la película sale una chica que es tan obsesiva o más que el mismo protagonista, y te partes también de risa. Así que que claro que también hay mujeres y bastantes, con el vicio futbolero :-)

      Y hablando ya más en serio y con respecto a lo que me cuentas de tus hijas, es un reflejo de la realidad social por suerte. Yo recuerdo ir de niño al fútbol y era raro ver a una mujer, ahora en cambio la cosa esta muy, muy equilibrada y ya no hay deportes de hombres o mujeres, solo de aficionados o aficionadas.

      Un abrazo Elda, un placer contar con tu presencia.

      Eliminar
  5. Jajajajaja tu entrada me recuerda a un vídeo que circula por ahí, de una pareja de argentinos que va en el coche y ella le dice a él que su primo se casa durante el mundial, y él le contesta que pasa de ir a la boda!! Es muy divertido!!
    Yo creo que el futbol tampoco es para tanto, no hay que hacer un drama, quizás es que en mi casa se ha vivido siempre mucho por mi hermano, y tampoco es algo que me importe. Incluso es algo social porque puedes ir a verlo al bar con amigos jajaj pero claro, hay niveles y niveles!!
    Esas palabras marcianas que te has inventado no están mal, ehhh deberías patentarlas!!
    La peli no sé si la veré, pero con tu reseña me lo he pasado genial!! Jajajajaj
    Un besito y feliz noche!!! :))
    PD: entraré en las palabras azules que dan color, todo sea por ayudar a las visitas!! Jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja no he visto ese vídeo, pero conozco casos reales de gente que ha puesto excusas de lo más peregrinas, para con ello no asistir a algún acontecimiento familiar, y así no perderse un partido. O llevarse una radio a una boda, ja,ja,ja. Ahora como comentas, en cualquier terraza o local hay pantallas, por lo que todo el mundo sale ganando le guste o no el fútbol, unos lo ven y otro comen y charlan.

      Palabras más raras han aprobado los académicos, así que me voy a plantear la patente, ja,ja,ja.

      Muchas gracias por tus palabras y me alegro que te hayas entretenido. Un beso María y feliz noche.

      P.D. La única que me ha hecho caso en los pinchazos azules, ja,ja,ja.

      Eliminar
  6. No sé si será casualidad u oportunismo, pero admito que proyectar esta película en estas fechas viene como anillo al dedo, sobre todo para aquellas personas cuya pareja sea un obseso del fútbol. Y lo digo en masculino porque supongo que en este sexo es donde más súper, mega, giga hinchas futbolísticos hay. Así que no sé si ello servirá para resolver las posibles trifulcas existentes en las parejas por culpa del fútbol o agudizarlas aun más, jeje.
    En cuanto a la película, si está bien desarrollada, resulta simpática y está bien interpretada, ya es suficiente, pues tampoco podemos esperar maravillas a partir de un tema como este.
    He visto muy poco cine argentino, pero lo poco que he visto me ha gustado mucho. El secreto de sus ojos, El hijo de la novia y Relatos salvajes serían unos buenos ejemplos. Y, como no, citar a dos magníficos actores argentinos, como Héctor Alterio y Ricardo Darín, que he visto actuar también en producciones españolas.
    Una entrada esta, hecha con gracia y humor, que, a pesar de no ser un gran aficionado al deporte rey, invita a ver esta película.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres buena persona Josep, sin duda es oportunismo y muy descarado, ja,ja,ja, a la hora de vender entradas no hay casualidades y tu lo sabes.

      Pues la verdad es que como dices, no sé si la peli acabará en trifulca entre tortolitos, o por el contrario hará reír en pareja a aquellos que están en situaciones parecidas. Aunque claro, la peli es una comedia que lo busca es a través de la exageración y la batalla de los sexos tanta veces vista en el cine, sacarnos una sonrisa y poco más.

      El cine argentino, lo he ido mamando poco a poco y la verdad por lo general me gusta bastante. Aparte de los buenos ejemplos que has puesto, te recomendaría que vieras El ciudadano ilustre, que por su relación además con la literatura pienso que te puede gustar bastante.

      Muchas gracias Josep por tus palabras finales y honrado de que dejes tu firma por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues creo queme he reído con tu reseña más de lo que podría reírme con la película. No desdeño la comedia en cine (así como no me gusta nada en literatura) siempre que vaya acompañada de algo más. Me encanta que una película me saque una carcajada (y son tan escasas las veces que, cuando sucede mi marido lo disfruta casi más que yo), pero si solo se dedica a hacer reír, sin otro contexto que acompañe a las risas, no llego a pillarle el punto. Se me ocurre como ejemplo "Ocho apellidos vascos" que ni sonreír me hizo.
    Con el trasfondo el fútbol y la crítica que le haces, la dejo pasar muy a gusto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa, yo también me lo he pasado mejor hoy escribiendo la reseña que cuando vi la película en el cine. Aunque bueno, como comentas, la comedia es un genero super complicado en cualquier ámbito escénico diría yo. En esta ocasión por el juego hombre/mujer y los estereotipos tiene cierta gracia. Incluso la película se atreve de una manera un poco más general, a desarrollar un discurso sobre las adicciones y sus consecuencias pero siempre en un tono menor. Respecto a "Ocho apellidos vascos" a mí en lo personal si me hizo gracia, aunque me pareció algo desproporcionada la repercusión.
      Besos y gracias por pasar.

      Eliminar
  8. Jajaja, Miguel, haces bien en pedir perdón, que hoy en día hay que tener mucho cuidado con lo que se dice, las personas hemos pasado a ser gremios (todos a una como Fuenteovejuna), y los grupos tienen una facilidad para ofenderse increíble.
    Bromas aparte, menos mal que nos queda el humor, que a ti te sale por todos los poros por cierto, tu ingenio es sobresaliente. Y por supuesto me quedo con esas dos palabras que te has inventado sobre todo la de ninfocinemaníaca… y ahí lo dejo.
    ¡Ah y la película! Bueno no me gusta el futbol y tampoco lo he sufrido como compañera de forofo, así que no me siento muy identificada. Y bueno a pesar de ser mujer, espero que no me pongan en ninguna encrucijada nunca, jeje.
    Qué placer es leerte, Miguel, aunque no sea de cine "exactamente".
    Un besazo muy grande y que pases un feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hoy en día hay que medir tanto las palabras que a veces uno se corta para que no le tilden de racista, clasista, etc, etc y bueno cualquier cosa que acabe en ista, ja,ja,ja, para que seguir. Sinceramente la sensibilidad está tan alta y hay tantos colectivos que se ofenden por cualquier chorrada que ya no sabe uno ni a quien pedir disculpas por anticipado :-)

      De hecho, ya me llegaron algunas quejas por esta, y no te cuento lo que me dijeron o escribieron los homófobos por aquí o por los grupos de cine de Facebook en cuenta a la película Disobedience y la escena lésbica porque no me creerías. El filtro de comentarios es por lo tanto necesario, ya que el cine por desgracia a veces se parece al fútbol, y los "hinchas" cinéfilos son muy ultras (una minoría claro).

      Respecto a la invención de palabras tu eres experta eh, Retuécanos de mi alma, ja,ja,ja, no añado yo tampoco más a lo de ninfocinemaníaca y ahí lo dejo, a ver si el nuevo colectivo inventado también se va a enfadar :-)

      Respecto a la película, pues bueno un jueguete sin mayor pretensiones y como no engaña a nadie, pues me ha parecido simpática, aunque tampoco sea yo muy forofo del fútbol que de más joven si que me gustaba bastante.

      El placer y el agradecimiento es mío al recibir tus comentarios. Besos y muy buen día para ti también.

      Eliminar
  9. jajajaja con el fútbol hemos topado, Miguel! Mi pareja casualmente es también un forofo de este deporte al que yo no le veo ni la menor gracia ni interés. Se avecina el mundial y aunque su caso no es tan grave como la obsesión que se adivina en el prota de esta peli, me voy mentalizando para futuras discusiones. Espero que la cosa no pase de ahí jajaja.
    En cuanto al filme en sí, pues oye, es lo que tú dices: una oportunidad para reírse un poco, sin buscar grandes pretensiones ni argumentos reflexivos y transcendentales.
    Me ha gustado mucho esta crítica cargada de humor y desenfado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el fútbol y con la iglesia, por los divorcios que va a haber digo, ja,ja,ja. Bueno yo no soy muy forofo ahora mismo, pero por ejemplo, el tema del mundial si me gusta verlo, porque me parece un espectáculo y un acontecimiento que va más allá del propio fútbol.
      Por otro lado, películas así, y sabiendo de sobra a lo que vas, me hacen gracia. Son sinceras y solo por eso no cabe una crítica sesuda, son para evadirte un rato y sonreír que no es poco.
      Gracias por tu comentario Sofía, y que la cosa no pase a mayores; deja a tu pareja que disfrute de mundial ya que total es solo una vez cada cuatro años ;-)

      Eliminar
  10. una pelicula llena del atractivo que supone Miguel los proximos mundiales ,estupenda tu critica donde vas permenorizando cada uno de los problemas que se plantean entre los protagonistas , recibe mis cordiales saludos y un fuerte abrazo. jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si claro, el atractivo y la oportunidad es la cercanía del mundial, aunque cabe decir que en Argentina se estrenó el verano pasado y con lo futboleros que son, tampoco creo que tuvieran problemas en taquilla. Un gran abrazo José Ramón y gracis por tu presencia.

      Eliminar
  11. Sí que parece oportunista la llegada a las salas esta película teniendo a las puertas el mundial de fútbol.
    En cualquier caso creo que aborda un tema recurrente, pero si lo hace con gracia, bienvenido sea.
    Es bueno tener aficiones, del tipo que sea, pero si estas esclavizan a quien las practica (levantarse a las cuatro de la mañana para ver un partido, o tirarse un montón de horas viendo la competición) creo que la afición se adultera y se convierte en algo enfermizo, en una obsesión.
    En el caso concreto del fútbol a mí me indigna bastante cómo gran parte de la población anda alienada con este deporte. Hoy mismo, han saltado dos noticias de diferente calado, por un lado se informa de que el flamante ministro de cultura fue condenado hace unos años por defraudar a Hacienda, pero lo que realmente tiene al respetable preocupado es el cese del seleccionador de fútbol y que los jugadores se hayan quedado a dos días del mundial sin entrenador.
    Nunca entenderé este país, la verdad.
    Gracias por tu reseña y gracias por ese punto irónico-festivo que le has dado. Añadiré que no siento que pertenezca a ninguno de los colectivos citados (salvo el de mujeres en general) por lo que no necesito que te disculpes conmigo ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Kirke, aunque sea oportunista y recordando claro que el cine es un negocio, pues si es una propuesta aceptable y que nos saca una sonrisa pues bienvenida sea.

      Y claro cualquier afición que esclavice, pues ya se convierte en algo enfermizo como muy bien dices. Y la verdad que lo de la noticia del seleccionador nacional es preocupante, no por el hecho, sino por el dramatismo con la que la gente vive estas cosas, seguro que los propios futbolistas hasta se ríen del tema, desde luego con la pasta que se llevan, no creo que sea nimgún drama para ellos. Por cierto, el ministro dimitido es el que se iba a ocupar del cine en España, ja,ja,ja, en fin vaya record ha batido!!!

      Muchas gracias Kirke por tu elaborado comentario, abrazos y buen fin de semana.

      Eliminar
  12. Jajaja Miguel me ha gustado mucho tu entrada, pero si te tengo que ser sincero, mucho más tu introducción, esa reflexión genial que haces sobre nuestra única neurona (la de los chicos, claro). Fíjate que en mi pueblo hay una anécdota muy curiosa y corresponde a que hace ya algunos años había una pareja de novios en el pueblo. Llevaban tantos años de relaciones que las amigas de la chica le aconsejaron que ella le diera un ultimátum. Aunque tardaron en convencerla fnalmente la eterna novia (se estaban acercando a los 50 años de edad) decidió hacerles caso y, armándose de valor, le amenazó con acabar la relación si no se casaban,... y para ello no se ocurrió otra cosa que la lacónica y manida frase "ou dentro ou fóra" (creo que no necesita traducción),... el resultado fue el esperado de un hombre arrinconado,... "fóra".
    Bueno toda esta parrafada para decirte que "en todos los lugares cuecen habas" Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, me ha encantado la anécdota con ese "ou dentro ou fóra", se entiende además perfectamente y ya me imaginaba la respuesta unineuronal de nuestro compañero masculino!!!
      No me digas que eso no daría para un relato fantástico ;-)
      Muchas gracias Norte por tu tiempo en comentar y en poner una sonrisa a todo los que hayan leído tu comentario.

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Miguel, es la primera vez que visito tu blog y me voy recontra contenta. Vivo en Buenos Aires y me encantó tu reseña de la peli de Carnevale, el tono irónico y los argentinismos. Coincido con tu visión sobre ese tipo de películas (yo vi "Me casé con boludo" y fue suficiente), todas se parecen y sirven para sonreír un rato.
    Adrian Suar siempre representa al mismo personaje, simpático, espontáneo y nada más.
    Hasta hace unos años era una gran cinéfila (pero no ninfómana), ahora veo muy pocas películas y quizás, leyéndote, vuelva a entusiasmarme, además de disfrutar de la forma tan buena de escribir que tenés.
    Un abrazo.

    (A mí el futbol ni fu ni fa, pero hoy quedé shockeada al escuchar que la selección de España, a un día del Mundial, se quedó sin DT. ¡Suerte!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella, pues bienvenida al blog marciano y más contento me pongo yo de que te haya entretenido la entrada. A veces también escribo de cine, ja,ja,ja.

      Muy de acuerdo con todo lo que comentas de este tipo de cine, y con lo que viene haciendo Adrián Suar en la comedia. No es mucho, pero al menos en las dos últimas películas ha conseguido sacar una sonrisa al personal e incluso se sabido reír de sí mismo y del género masculino lo que dice mucho de su inteligencia creativa.

      Pues nada, ojalá recuperes tu afición por el cine y que yo pueda ayudar en esa labor tan grata para mí.

      Muchas gracias por tus palabras y no te preocupes por el entrador de España, aquí como en Argentina, le das una patada a un bote y aparecen 7000 entrenadores de repuesto ;-), un abrazo!

      Eliminar
  14. Ya te lo he dicho en privado...jajaja...pero no dejo de reirme por esa fina ironía que le da ese toque simpático a lo que a veces el ser humano convierte en obsesivo.
    Me encanta cuñado leerte y reirme contigo,ya sabes que soy una fan tuya y quizás al personal no le parezca mi opinión imparcial,pero lo es.
    No sé si la veré, la verdad,pero me he reido muchísimo con tus sagaces comentarios.
    Lo dicho,una fan tuya que te sigue y te ánima a que lo sigas haciendo así de bien.Besos marcianos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, bienvenidas sean las visitas familiares, ya estuvo el otro día tu marido y hermano mio por aquí también!!
      Con lo que me gustaba a mí el fútbol de pequeño, jamás pensé que acabaría soltando las lindezas del día de hoy, dicho lo cual acabo de ver el partido inaugural del mundial y la paliza que le han dado los rusos a los árabes, ¿ESTARÍA TODO TRUCADO? ja,ja,ja. Bueno Elena, muchas gracias por tus palabras y muchos besos marcianos para todos!!

      Eliminar
  15. Ja, ja, ja... Si la película es la mitad de divertida que tu introducción desde luego merecerá la pena pagar la entrada. Bueno, reconozco que adoro el subgénero de las Guerra de sexos en comedia. Lo adoro desde los tiempos de Spencer Tracy, Katherine Hepburn o Cary Grant. Reconozco que son estereotipos, pero es muy difícil no identificarse con algunas de las situaciones que plantean.
    En esta parece que la cosa va de fútbol, aunque lo más inverosímil es que el tipo sea de Boca y de River. En mi casa, mi mujer es del Barcelona; mi hijo mayor del Atlético; el pequeño, del que gane y yo del Real Madrid y te aseguro que la alegría siempre va por barrios. Como dijo alguien el fútbol, desde luego, no es una cuestión de vida o muerte... es algo mucho más importante, je, je, je.
    Genial crítica marciana, Miguel. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja,ja,ja, la reseña es mejor que la película, aunque eso era hoy muy sencillo de superar. Y sí, la clave es saber jugar los estereotipos en un tipo de cine, que precisamente bebe de las películas que hacían los maravillosos actores que has citado. Me gusta la filosofía de tu hijo pequeño, ja,ja,ja, lo mejor es ir siempre con el que gane, o sea con el Madrid!!

      "El fútbol, desde luego, no es una cuestión de vida o muerte... es algo mucho más importante", y tanto, es que hay gente que del cabreo de ver perder a su equipo no duerme esa noche, e incluso no practica sexo, lo que ya es más preocupante, ja,ja,ja.

      Dicho lo cual, el Mundial me encanta de verlo, así que entre cine y fútbol, no sé si me quedará tiempo para vivir ;-)

      Muchas gracias David por todo, un gran abrazo!!

      Eliminar
  16. Muy divertida y amena tu reseña.
    Las adicciones no son buenas.
    A mí no me gusta el fútbol pero si la película entretiene, haré un esfuerzo y la veré. El caso es pasar un rato agradable.
    Un beso, Miguel. Encantada de leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amalia y como dices, en esta ocasión es solo un cine de evasión y que sirve como un entretenimiento, que de vez en cuando, es lo mejor que puede pasar en el cine a pesar de ser una película muy flojita.

      Besos y encantado de contar con tu cálida compañía.

      Eliminar
  17. Hola Miguel, me he disfrutado leer esta reseña, ya que aunque aquí no somos tan futboleros como en España, mi esposo debe de haber sido español en una vida anterior, pues ademas de haber jugado fútbol toda su vida, también ha trabajado por muchos años en la transmisión de los mundiales, es periodista deportivo ademas de otras cosas.

    El fútbol para el ya te imaginaras, mas que aficcion es una aberración, ja, ja, así considero al fútbol un deporte aberrante, pero la diferencia esta en dejarte sentir y dejar que los otros también sientan, o sea, de nada sirve un compañero a tu lado si no es feliz, ya que su infelicidad pasara a ser también tuya, así que aunque es difícil de entender y sobrellevar, cediendo un poco, la otra parte también cede un poco y felices los dos.

    Bueno no te niego que me ha dado agua de beber ese rival, de haber sido una mujer mi rival hubiera sido mas fácil la contienda, al menos eso creo, ja, ja. Pero como todo en la vida, con paciencia y calma se negocia para mejorar la relación, y los intereses y la felicidad mutua e individual.

    Se aprende y se paga la novatada, aprendí algunas cosas del fútbol, pero impuse algunas reglas, como cero TV en la habitación, de hecho solo hay una en la casa desde hace años, así compartimos mejor en familia. Mi hijo jugo fútbol también en su niñez y adolescencia, luego lo dejo. Nos gusta ver los mundiales a todos, mi esposo y yo estamos juntos aun disfrutando de los hijos y la vida.

    Bueno me agradara ver la película, imagino que me recordara mi lucha por ganarle el terreno a este aberrante deporte.

    Un abrazo para ti Miguel, lamento que te pusieran entre la espada y la pared, pero hay que defender cada cosa que nos apasiona en su momento, con la felicidad no se juega a la ruleta rusa, se apuesta si, y a veces se gana y otras veces se pierde, no podemos vivir sin lo que sentimos que nos da el aire para respirar, así de sencillo.

    Agradable resto de la semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Idalia, así que tienes un futbolero en casa y periodista, no le enseñes esta reseña entonces, ja,ja,ja.

      Me parece muy interesante la reflexión que introduces en tu segundo párrafo y estoy muy de acuerdo. Hay que intentar encontrar un equilibrio para que todas las personas de la familia, o en nuestro entorno sean felices y con ello puedan aportar su felicidad a los demás.

      Yo también jugue al futbol de niño y de adolescente y aunuque en aquellos momentos si llegué a ser muy aficionado las cosas fueron evolucionando con el tiempo. Eso sí, los mundiales me gusta seguirlos porque más allá del fútbol se respira un ambiente muy hermoso con todo el ambiente y las personas que viajan por el mundo casi como excusa para seguir a su equipo. El ambiente hoy por ejemplo en Moscú en la inauguración del Mundial ha sido increíble.

      Un gran abrazo Idalia y mil gracias por cada una de las palabras de tu cariñoso y fundamentado comentario.

      Eliminar
  18. Me gusto mucho tu entrada, saludos nwn

    ResponderEliminar
  19. Hola Miguel, me encanta ese sentido del humor tan tuyo... Te diré que en mi país el fútbol es casi una religión sin embargo, no sé mucho del deporte, creo que ha sido una película pensada en estos momentos del Mundial que estamos viviendo y pensada para divertir y me apunto a ello, nomas que llegue la veo...Gracias por compartir, como siempre es una delicia leerte...¡Feliz jueves y ya mismo la comparto en la Colección hecha expresamente para ti...!!!
    Besitos...Qué no te dan a elegir :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, si estamos en todos los países igual: España, México, Italia, Argentina, Brasil, Rusia, ya sabes que el fútbol es la religión y el opio de nuestros días.

      No tengo idea si la peli llegará a tu país o ya habrá llegado pues el estreno en Argentina data del verano pasado, desde luego el momento es ahora o nunca ;-)

      Besos y muchas gracias por comentar y compartir en tus colecciones.

      Eliminar
  20. Para divertida tu reseña Miguel, :)
    Pero sí, este hombre tiene un serio problema, pero gordo, gordo. La ocasión la pintan calva (se dice así) es el mejor momento para proyectarla, el marketing aquí ha obrado de diez, jeje
    Y no te disculpes, que no ofendes a nadie, todo lo contrario, has logrado que pasáramos un rato genial. Eso hoy día vale más que nada.
    La película no la veré, y la reseteo de cosas pendientes; el humor es muy necesario pero con un poquito de fondo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te haya parecido divertida Irene. En definitiva de eso se trataba, pues tampoco había mucho cine para reseñar. Y sí, efectivamente el marketing ha funcionado, aunque extrañamente es una película que ha ido a muy pocas salas. También es cierto que los dinosaurios de Jurasic Park, tienen las pantallas copadas.
      No te pierdes tampoco mucho si no la ves, ja,ja,ja.
      Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  21. ¡Miguel!! llego tarde, ya en plena euforia del mundial, pero tu reseña no me la podía perder... pero que pelotudo!! me has hecho reir seguro que más que la pelí. El tema del fútbol y los ultimatums yo creo que estarán en estos momentos a la hora del día, conozco algunos que....jajaja
    Con el tema de la publicidad te doy toda la razón, ni se les ocurriría en la ópera!! parece que el cine tiene otra categoría.
    Una crítica estupenda como siempre Miguel, aunque sea de un 6/10 pero tú le has añadido salero.
    Un gran abrazo Miguel y te mando besos desde el mediterráneo en Fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Xus, llegas en pleno apogeo mundialista que era la idea cinéfila que han tenido las distribuidoras de estrenar esta película a rebufo del fútbol. Bueno y me temo que los ultimátums ya están a la orden del día..... con incluso cuatro partidos televisados al día la cosa se va a poner calentita, ja,ja,ja. Aunque hablando ya un poco más en serio, hoy en día el fútbol y más un mundial ya no es cosa solo de hombres. Soy perfectamente consciente que a muchísimas mujeres les encanta también ver los partidos y dicho lo cual, a mí el mundial me parece un espectáculo soberbio que solo se da una vez cada cuatro años.
      Abrazos y a seguir disfrutando del Mediterráneo que no se me ocurre mejor lugar en el mundo para el inicio del verano.

      Eliminar