jueves, 2 de junio de 2016

El Hombre Perfecto (Un Homme Ideal)


El guión, esa es la clave de una buena película. Sin este preciado elemento, no hay nada, solo el vacío. Por mucho que se empeñen unos buenos actores, una buena fotografía o una excelente música, sin una buena historia bien guionizada, todo el trabajo se puede ir al cubo de la basura. 'El Hombre Perfecto' parte de un gran guion, escrito por el también director de la la cinta el francés Yan Gozlan.

La historia: Mathieu es un joven escritor, que no consigue que ninguno de sus manuscritos sea publicado por ninguna editorial. Mientras tanto se gana la vida trabajando en una empresa de mudanzas como peón ayudante de las mismas. Un día en el traslado de unos muebles, descubre un manuscrito de un escritor ya desaparecido y que nunca vio la luz; decide hacerlo suyo y enviarlo a un consejo editorial harto de tantos rechazos a sus escritos, recibiendo el ansiado si por respuesta. A partir de ahí, una serie de acontecimientos desencadenados por su engaño, le complicaran su gran falso éxito. Gracias a esta mentira, pasa a tener una vida llena de lujos, que también le llevan a conquistar a su novia, una joven adinerada y muy interesada en la literatura.

De nuevo cine y literatura unidos en "primera persona". Siempre lo están, pero a veces olvidamos o no caemos en la cuenta, que una película siempre parte de un texto escrito; ya sea una novela, una obra teatral, un guión original, etc, etc. Pero en esta ocasión es el contexto literario en el que se desenvuelve la historia, el nexo de unión entre estas dos artes.

Lo que empieza siendo una historia convencional, se convierte en un muy interesante thriller de suspense, que nos va atrapando poco a poco en el bucle de mentiras en el que se implica su protagonista para defender su engaño inicial. Las falsas apariencias, la doble moral y el plagio son los elementos fundamentales en los que se mueve la producción, además lo realmente interesante, es que nos sentimos identificados con el estafador, somos cómplices de él; esa es la magia del cine. 


¿Y por que sucede, que en el cine, nos identificamos con algún villano, con algún mafioso o simplemente con un mentiroso? Pues por un buen guión, esa es la respuesta en mi opinión. Realmente cuando sucede esto, es porque el director a través de este instrumento, nos consigue atrapar en su red hasta el final del largometraje; estamos tan inmersos en la historia que por dos horas en nuestra imaginación y tal vez sin quererlo, somos cómplices en nuestro subconsciente de todo tipo de tropelías, que luego en cualquier debate con amigos condenaríamos sin dudarlo o quizás no......

Por otra parte, comprobamos como una mentira de tamaño tan colosal, como es apropiarse de un manuscrito de otro escritor, lleva al joven Mathieu a tejer un engaño tras otro para conservar su nuevo nivel de vida, su fama sobrevenida y a su bien posicionada pareja. El problema surgirá, cuando el editor le empiece a urgir para presentar su segunda novela y su talento no alcance para llegar al nivel del autor suplantado, esto, más las sospechas de la familia de su novia, le van a complicar su existencia de tal manera, que quizás hubiera deseado no cometer nunca el error, de apropiarse de un texto que no era el suyo.

Lo más curioso de todo, es que la película me recuerda muchísimo al planteamiento de otra titulada 'The Words' del año 2012 con Bradley Cooper como protagonista. ('El Ladrón De Palabras' en España y 'Palabras Robadas' en Hispanoamérica) Esto abriría otro debate que en esta ocasión, por la temática tratada sería completamente acorde y nos llevaría a plantearnos muchas preguntas, como por ejemplo, si esta película nace como inspiración de esta otra o es un hecho aislado que nos llevaría a un simple coincidencia intelectual, pues tampoco estas dos películas son las únicas que abordan un tema parecido. Al final es cuestión de fe. 

Como yo no soy juez y confió en la buena voluntad de las personas, por lo menos hasta que no se demuestre lo contrario, no seré yo el que acuse al director francés de plagio, de ahí mi buena opinión sobre su creación, que por otra parte, en el transcurso de la trama es cierto que toma caminos bastante diferentes; simplemente lo destaco porque el planteamiento inicial es muy semejante.


El reparto: Pierre Niney da vida al joven escritor, y lo hace de una manera notable, actor de método y de inmenso futuro, al menos en el cine francés, sus rasgos físicos me recordaban en algunos matices al extraordinario actor Adrien Brody cuando tenia su misma edad. Le da gran réplica la actriz Ana Girardot en una actuación realmente convincente y que por cierto también me recordaba por sus rasgos físicos a la actriz y ex primera dama francesa Carla Bruni. El resto del reparto no esta a la altura de los dos protagonistas, tanto los padres de la novia como el amigo de la familia y enamorado de esta última (este personaje interpretado por Thibault Vinçon cobrará fuerza a lo largo de la trama) hacen un trabajo frió y descorazonador, realmente unas interpretaciones sin fuerza y fuera de lugar.

La música acompaña con acierto las fases de más suspense de la filmación, el montaje es fácil de diseñar y la fotografía es de buen gusto, sobre todo en las localizaciones exteriores que realzan la belleza de los parajes franceses, ya bellos de por si. La dirección artística es magnífica, recreando la lujosa villa, (donde se traslada a vivir la joven pareja), con todo lujo de detalles, dando un aspecto de mayor dotación presupuestaria a esta cinta independiente, que sin embargo se podría confundir con cualquier producción de los grandes estudios por su cuidada factura.

Para concluir, resaltaría, que independientemente de las bondades de esta cinta, estamos de enhorabuena con la películas que nos llegan desde Francia en los últimos años. Sus cineastas han hecho un esfuerzo, por mostrar cercanía con los espectadores, y su cine ya no peca de la excesiva pedantería que para algunos destilaban sus producciones en décadas anteriores; aunque es evidente que no es bueno generalizar ni en lo bueno ni en lo malo ya que cada cineasta se representa a si mismo. En cualquier caso, estaremos atentos a las nuevas propuestas de la cinematografía gala, con renovado interés.

Nota: 9/10. 

Nacionalidad: Francia. 
Director: Yan Gozlan.
Reparto: Pierre Niney, Ana Girardot, Thibault Vinçon,
André Marcon, Valéria Cavalli, Marc Barbé.
Fotografia: Antoine Roch.
Música: Cyrille Aufort.
Estreno en España: 13 de Mayo de 2016.
Estreno en Francia: 18 de marzo de 2015.
En Hispanoamérica y EEUU: ?

Enlace al trailer, a continuación:

 

6 comentarios

  1. Muy buena critica amigo un buen guión es esencial para crear una buena pelicula. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu generosidad Manu, efectivamente de ahí parte todo, de un buen guión ya sea original o adaptado, si además le pusieran algunas de las canciones que nos recuerdas tú en tus publicaciones, la película estaría casi a punto.
      Un abrazo amigo Manu.

      Eliminar
  2. Como en otras ocasiones, genial y muy personal en tus opiniones. Haces que aparezcan las ganas de ver esta película por tu buen hacer comentándola. También de scuerdo en que el guión es la clave. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emilio por tu generosidad con estos escritos sobre cine. La verdad es que llevo una racha muy buena en el cine,y cuando esto sucede me encanta transmitir cosas positivas. Intento seleccionar películas que puedan parecer interesantes, pero bueno cuando llegue una mala selección hablaremos un poco peor o al menos con sentido del humor para hacer más amena su lectura.
      Un abrazo maestro.

      Eliminar
  3. La critica de la película te ha salido redonda pero debo decir que la pelí es de auténtico suspense al estilo de Hitchcock y te lleva a sumergirte en el papel del prota donde aparecen una serie de laberintos llenos de intriga y engaños que parecen no tener fin al conseguir el exito que tanto ansiaba. Me gusto mucho la actuación de Pierre Niney y el ritmo de la trama.

    Me gusta tu reseña porque tienes en cuenta todos los detalles y los desmenuzas con un lenguaje coloquial pero a la vez ilusionas para que nadie se quedé sin verla. Un logro que bien merece la pena.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Olivia, gracias por tu interés en primer lugar. Te acuerdas lo que te comenté de la zona de confort, creo que visto lo visto mejor vuelvo a mi lugar primario. Los peros y las peras, como por dos veces ya comenté en la reseña, la película es de claro suspense, no añadiré más a tu opinión en este aspecto.
    Respecto al lenguaje coloquial, esta afección estaría mejor utilizada si nos referimos al lenguaje transmitido por vía oral, en este caso me quedo con un lenguaje natural o espontaneo para buscar cercanía con el lector. No hablaremos de cultismos o vulgarismos pues sería salirse del tema, simplemente es un matiz sobre la utilización del léxico adecuado.
    Es evidente que no todo el mundo logra entenderse o empatizar de la manera adecuada, hablo de mí y de mis sensibilidades, te respeto y te agradezco tu buena intención. Un gran saludo.

    ResponderEliminar