viernes, 24 de febrero de 2017

Fences


Nunca digas que amas a alguien si no has visto su ira, sus malos hábitos, sus creencias absurdas, y sus contradicciones. Todos pueden amar una puesta de sol y la alegría, solo algunos son capaces de amar el caos y la decadencia.
- Acción poética Cartagena.

La historia: Troy (Denzel Washington) trabaja en el servicio de limpieza en el Pittsburgh de los años 50. Sus sueños como jugador de béisbol quedaron atrás y ahora lucha junto a su mujer Rose (Viola Davis) por sacar a flote su hogar y por aliviar su precaria situación económica. Las relaciones con sus hijos, más una tercera persona que se cruza en el matrimonio, harán saltar los resortes de lo que parecía una convivencia en armonía.

La crítica: Denzel Washington además de encabezar el reparto, dirige y produce con fuerza su tercera película tras Antwone Fisher (2002) y The Great Debaters (2007). En esta ocasión, la cinta está basada en la obra teatral del mismo nombre y fue galardonada con el Premio Pulitzer. Este hecho, supuso el reconocimiento internacional para el dramaturgo August Wilson, que antes de su fallecimiento dejó adaptado el guión para ser llevado al cine.

Sus obras se caracterizan por entrelazar las vidas individuales, para mostrar una perspectiva en su conjunto de la realidad social afroamericana en el pasado siglo XX. Temas como la esclavitud, la reconversión industrial que se cebo con los trabajadores negros o la humillante segregación racial fueron las fuentes de su creación. Por otra parte, su deseo de que su obra fuera filmada por un afroamericano se ha visto cumplido cuando Denzel Washington decidió hacerse cargo del proyecto.

Las cuatro nominaciones al Oscar que ha recibido Fences (mejor película, mejor actor, mejor actriz de reparto, mejor guión) suponen un reconocimiento póstumo del mundo del cine a la trayectoria del escritor que firmó un libreto lleno de pasión y arrebato.


La presentación con veinticinco minutos de diálogos de vértigo, dan paso a un drama complejo en el que la imperfección de las relaciones humanas se emparentan con la cruda realidad. Toda la historia gira hacia la figura de un padre y marido totémico, que va marcando con su carácter a los demás miembros de la familia. Su ego infinito, nos habla del miedo a verse superado por sus hijos, mientras estos se debaten entre la admiración y el miedo a su agridulce progenitor.

La atmósfera que consigue el cineasta es por momentos asfixiante, pero balanceada con hábiles ráfagas de humor que se concretan en el patetismo de un padre de familia que a sus más de 50 años aún juega a encontrar su lugar en el mundo. La acción prácticamente en su totalidad está desarrollada en el hogar familiar, concretamente en el porche exterior, recogiendo claramente las influencias teatrales de las más de 500 representaciones que la obra lleva en Broadway.

Quizás por esto mismo, los 139 minutos de metraje se sienten excesivos para una cinta que aunque paradójicamente resulte muy veloz en los diálogos, pierde frescura en lo parsimonioso del desarrollo. O lo que es lo mismo, un disfrute para el que quede enganchado por los personajes o un exceso para aquel que desconecte de las historias personales con demasiadas capas en su transición. Es evidente que Washington es un enamorado de esta historia, pero es incomprensible que no haya podido valorar que la cinta con los 90 minutos de rigor hubiera ganado mucha habilidad narrativa. En mí opinión es mejor quedarse corto y dejar al espectador con ganas de más, que pasarse de metraje y caer en lo más temido por un cineasta, el aburrimiento o las miradas al reloj.


Lo que si es absolutamente abrumador es el trabajo de Denzel Washington interpretando con pasión, calor y arrojo a un personaje que no es fácil de comprender por sus actitudes contradictorias. Una de las mejores interpretaciones de su carrera, sino la mejor. Por otra parte, aparece como coprotagonista en pantalla Viola Davis (Criadas y Señoras), que le da una fantástica réplica en el papel de una mujer que dió toda su vida por el amor hacia su marido y ahora se ve sorprendida por los devaneos amorosos extraconyugales de su pareja. Con la nominación al Oscar por esta interpretación, pasa a la historia como la mujer negra con más nominaciones a los citados premios de toda la historia. Hay que señalar que la pareja de actores recibieron sendos Premios Tony por la interpretación teatral que hicieron de Fences sobre las tablas de Broadway. Del resto del reparto habría que destacar a Stephen Henderson en el papel de Jim, interpretando al eterno buen amigo que intenta llevar por el camino recto al personaje principal y la muy prometedora presencia en pantalla de Jovan Adepo, que hace el papel del hijo que quiere emular a su padre en la pasión por el beisbol.

En el aspecto técnico destaca la fabulosa fotografía realizada por la danesa Charlotte Bruus Christensen (Lejos del mundanal ruido), que envejece con brillo, el aspecto de las imágenes para trasladarnos a la Pensilvania de mediados del siglo pasado. La dirección de arte con la recreación de la casa familiar y los exteriores completan un buen trabajo.

En resumen, una película que destaca sobre todo por las majestuosas interpretaciones y que hará las delicias de los amantes del teatro llevado al cine. En su debe, habría que colocar su parsimoniosa relación de hechos, así como ciertas alegorías religiosas fuera de lugar. En cualquier caso, el reparto será recordado, asimilado y emulado en las futuras clases que se impartirán en cualquier escuela de teatro o cine que se reparten por tantas ciudades del planeta. ¿Es suficiente esto para recomendar la película? En sus manos queda, les dejo el tráiler y formen su propio criterio.

Nota: 7/10.

Nacionalidad: Estados Unidos.
Dirección: Denzel Washington.
Reparto: Denzel Washington,
Viola Davis, Jovan Adepo
Stephen Henderson.
Guión: August Wilson.
Fotografía: Charlotte Bruus Christensen.
Música: Marcelo Zarvos.
Duración: 139 minutos.
Estreno EE UU: 25/12/2017.
Estreno España: 24/02/2017.

Trailer subtitulado por el canal Cinescondite:

26 comentarios

  1. Wuauu....Por supuesto que la veré...Soy muy imperactiva para estar casi dos horas en una butaca pero tratándose de Denzel Washington hasta hago doble fila :)))) Jajajajaja....Y que puedo decirte de tu pluma,muy acertada,muy profesional,mostrándonos el corazón del filme pero siempre dejándonos la última palabra y el lugar donde podemos ir a pedir nuestro "ticket"... Estupenda reseña y haciendo fila para estar en el estreno,creo que hay actuaciones que merecen ser esperadas...Y yo? Yo me voy feliz de tu blog,gracias por las palomitas...!!! :DDD
    Besitos y un gran abrazo querido Miguel...!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las películas que pasan de las dos horas tienen el riesgo que puedan resultar redundantes como es el caso de Fences.
      Pienso que cada cinta tiene que tener un metraje equilibrado según sea su trama, las hay de 180 minutos que se ven sin enterarte y sin embargo hay otras que con 120 minutos se sienten excesivas en el tiempo.
      Lo que es verdad, es que solo por ver a Denzel merece la pena asistir al estreno, también a una grandísima Viola Davis.
      Por mí parte quedo muy agradecido por tus cariñosas palabras que siempre suponen un gran estímulo.
      Besos y abrazos querida María.

      Eliminar
  2. Conozco un caso similar, me refiero al de un padre que está en una competición constante con sus hijos,... bueno con todo el mundo y siempre pensé que era terrible para los que lo rodean pero también para él. No pienso perdérmela! Como siempre Miguel, estupenda reseña que invita a ir al cine. Bien fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norte, el tema que comentas es el leitmotiv de la película. Ahora me viene a la cabeza el caso de Julio Iglesias y los recelos hacia su hijo Enrique. Un ejemplo de ese miedo tan difícil de entender de verse superado o igualado por los hijos cuando debería ser fuente de alegría. Gracias por tu tiempo y por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias amigo Miguel por tu fabulosa reseña, animas a asistir al cine con tus comentarios siempre acertados, describiendo tan sabiamente cada película que nos comentas.Comentarios de gran comentarista que nunca nos han defraudado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias a ti mi amigo Demetrio. Una película que es casi una obra de teatro y que por lo tanto es muy recomendable para los aficionados al mismo. La fotografía también es destacable por el tratamiento de las imágenes. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Denzel Washington me pirra. Y el hilo argumental de la película que hoy expones, me parece interesante. Debe serlo si el autor del libro en el que se basa la película obtuvo el Pullizer. El problema, sin embargo, es que, si se trata de una filmación adaptada del teatro, con pocos escenarios y más de dos horas de duración... quizás me va a resultar un poco... larga.
    Por otra parte, me gustaría comentar el fenómeno de los tópicos de las minorías raciales en EEUU y que, por desgracia, en Melilla están a la orden del día con otra serie de colectivos sociales. Pienso que en una convivencia pacífica autoestigmatizarse o autocircuncribirse a un colectivo para culpar al resto de la sociedad de tus desgracias y/o fracasos es, en realidad, una forma de manipulación excluyente de otros colectivos -más numerosos o no; con mayores oportunidades o no- que no pertenecen a tu grupo. Así que me muestro bastante escéptica respecto a la defensa de este tipo de argumentaciones para la promoción de determinadas etnias, religiones, colectivos o como queráis llamarlo. Yo creo, y como yo muchos, que todos somos iguales y no me siento dentro de un colectivo superior, privilegiado, marginado, amado o despreciado. Creo que unos tenemos más oportunidades, suerte, inteligencia, valor, desgracias, desdichas, dinero,enfermedad, que otras personas, pero no por el hecho de pertenecer a un grupo. Y por ello no creo en la defensa de clases, grupos o colectivos como tales por su origen, religión, creencias, etc. Y esa forma de pensar no me gusta.
    Disquisiciones filosóficas a parte. Me gusta tu crítica de hoy.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy grande Denzel Washington, a mí también me pirra como dices Macarena. Personalmente no me gustan demasiado las adaptaciones teatrales en el cine, aunque he tratado de ser lo más objetivo posible y contraponer las virtudes que en este caso están por encima de sus defectos. Respecto al tema de Melilla y siendo conocedora en primera persona de la situación asimilo lo que expones y extraigo que lo peor que puede hacer un colectivo de la clase que sea es vivir en guetos, los mismos españoles a veces también lo hacíamos cuando emigramos hacia Europa y a veces solo nos relacionamos entre nosotros. Volviendo a la película, en este caso si está justificada la mirada del cineasta, pues fue el hombre blanco el que acometió la barbaridad de la segregación racial de la que tanto tu, como yo, como cualquier persona cabal piensa que fue una vergüenza.
      Estoy contigo en que todos somos iguales y deberíamos integrar e integrarnos independientemente a que colectivo religioso, político o racial al pertenezcamos.
      Gracias por exponer tu opinión y por tu felicitación.
      Un beso Macarena.

      Eliminar
  5. Wowww!! Está cinta pinta estupenda. Un gran actor que interpreta a un personaje real (pues podría serlo) cotidiano y con los caracteres de un padre de familia, con sus problemas cotidianos, con sus sueños, con todo lo que representa para él la familia y la lucha constante que hay que realizar para sacarla adelante, con los valores que tienen que tener como seres humanos. No me la pierdo, gracias siempre por tus recomendaciones Miguel. Un fuerte abrazo y te deseo un lindo fin de semana de cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario muy acorde con la situación que se vive en la película y que como bien dices podría ser un caso real y en casi cualquier época de nuestra historia contemporánea. Los miedos, luchas, egos de un padre que no sabe realmente que lugar ocupa en su propia familia.
      La mujer y los hijos son más victimas que beneficiarios de un hombre marcado por su ego y por su rabia de un pasado que no fue justo con él.
      Gracias Rosana por enriquecer y aportar con tu presencia,
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Migue, enhorabuena por tu reseña!
    Desde que te sigo me has animado mucho a volver al cine, así que ayer pude ver la película recién leída tu crítica. Comparto tus palabras sobre las magníficas interpretaciones y la fabulosa fotografía, pero si, me ha parecido lenta con un ritmo poco cinematográfico, como bien dices parsimoniosa. La historia está bien, pero por momentos me pareció muy repetitiva y no llego, no sé bien por qué a emocionarme demasiado.
    A tu pregunta sobre si recomendar la película? Yo creo que si, aunque sea sólo por ver un cine diferente, pero hay que entrar a la sala sabiendo que es puro "teatro".
    Un fuerte abrazo Miguel y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xux, en primer lugar muchas gracias por tu felicitación. Y me alegro poder haberte encendido la chispa por el cine de nuevo. Respecto a la peli, parece que coincidimos y no me extraña, en que se hace larga y repetitiva sobre todo si tenemos en cuenta que esta prácticamente rodada en un mismo escenario.
      Conclusión: si se asimila que es teatro dentro del cine y eso gusta, adelante con la historia.
      En todo caso la cinta es de calado.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  7. Muy buena tu reseña.

    Soy gran aficionada al teatro y creo que esta película me puede gustar pues me parece muy interesante. Y con unos buenos actores.

    Sin duda la veré. Muchas gracias .

    Te deseo un domingo muy feliz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia por tus palabras y por tu compañía.
      Los actores efectivamente brillan a una gran altura y si eres amante del teatro te encontraras como pez en el agua.
      El domingo lo has hecho mucho mejor con tu visita.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  8. Hola, Miguel, acabo de ver la película. Creo que me ha impresionado, no es una película cualquiera. Uno de sus méritos es lograr que los diálogos de personas corrientes mantengan nuestra atención hasta el final. No se me hizo larga aunque en algún momento quise mirar el reloj. Los actores, la fotografía, me ha gustado incluso como para volver a verla. Gracias por tu reseña, Miguel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse, que bueno leerte de nuevo por el blog marciano, muchas gracias en primer lugar.
      Lo que resaltas de la película en relación a los diálogos es de los aspectos más destacables y meritorios. Los primeros 20 minutos son de vértigo, luego a mí personalmente se me hizo larga. Pero me alegro que tu que ya la has visto reflejes que la cinta merece ser tenida en cuenta, objetivamente y fuera de gustos personales es un producto de gran calidad. Viola Davis debería ganar el Óscar está noche.
      Un abrazo Montse hasta tu maravillosa costa del Sol.

      Eliminar
  9. Estoy a la espera de todas, es lo que siempre hago luego del Oscar verlas ;)
    Aunque la verdad espero LION me encantan las películas Hindú.

    ResponderEliminar
  10. Hola Patty, bueno esas es una de las funciones con las que nacieron los premios Oscar, dar a conocer además de premiar a las películas. La de Lion no la he visto, no te puedo decir. Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  11. Estupenda reseña, Miguel. Como siempre honesta tanto en lo positivo como en lo negativo, sin ser categórico en el juicio pero dando pistar al espectador de lo que se puede encontrar. Coincido contigo en que trasladar el ritmo de teatro al cine no me entusiasma. Cada medio de expresión tiene sus reglas y lo que funciona en teatro puede no hacerlo en la gran pantalla. Respecto a la extensión parece que las cintas actuales tienen prohibido bajar de las dos horas, como si 90 minutos pareciera poco metraje para ser considerada una gran película, cuando eso lo marca la intensidad de la película. Denzel es uno de los iconos del cine moderno, una presencia potente que hace atrayente a cualquier película. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David, en esta ocasión he tratado de ser lo más riguroso posible con la cinta pues personalmente no me ha convencido. Pero por encima de gustos personales es una propuesta de una calidad indudable y todo eso hay que intententar balancearlo de la mejor manera posible.
      Respecto a la duración cada vez soy más escéptico con la misma, creo que como en las novelas cada historia necesita su tiempo determinado, hay tostones de 85 minutos y montañas rusas de 150 minutos y viceversa.
      En todo caso estoy de acuerdo que la medida de los 90/100 minutos pude potenciar la intensidad pero claro habría que analizar película a película para no generalizar.
      Y de Denzel Washington que más podemos decir, un autentico actorazo de primer nivel, un mito del cine ya.
      Abrazos David y gracias por dedicar tu tiempo a este espacio.

      Eliminar
  12. Hola Miguel, Denzel Washington, es unos de mis actores preferidos, me encanta denzel, es único haciendo los papeles que hace derrocha carisma. Viola Davis, la he visto en Criadas y señoras. Ni que la naturaleza humana y la sociedad, varían a lo largo de la historia, bien podría ser una historia real el argumento de nuestra sociedad, el ego humano hoy en día, traspasa todos lo niveles. Buena critica como siempre, muchas gracias. Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Cristina, que grande es Denzel, yo le sigo desde que empezó y cada vez lo hace mejor, me encanta.
    Y Viola Davis es otro fenómeno de la actuación, por fin ganó su querido Oscars el pasado domingo por esta actuación.
    El ego como bien dices es el trasfondo de esta historia y de muchos de los problemas de la sociedad actual.
    Muchas gracias Cristina por dejar tu huella, te envio un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  14. uuuff que bien lo has relatado esta si es verdad que no me la perderé, en el fondo es una denuncia de lo que sucede en muchos de los hogares ese machismo y ese orgullo no llegara a ninguna parte me encantó tu exposición, un beso amigo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Beatriz, aunque está basada en una historia que pasó hace décadas, hay ciertos comportamientos que podemos ver reflejados en la convivencia de hoy en día.
      Gracias por tu cálida felicitación y te envio un beso hasta tu brillo del mar.

      Eliminar
  15. Miguel;

    Ainda não vi Fences. Mas tenho muita vontade. Farei isso tão logo possa. Por mais que a película sofra dos males que tão bem destacou, creio que há uma razão extrarrealização que a torna, por assim dizer, fundamental. São poucos os retratos sobre as vidas de famílias negras e suas dificuldades nos dourados anos 50, que foram, de certa maneira, um período de descobertas das faces pouco visíveis do sonho americano, o outro lado, o pesadelo. Talvez apenas por isso ela seja merecedora de valor. Espero que venham outros filmes neste mesmo diapasão e ambientados neste mesmo período.

    Quanto ao mais, como disse, estou falando em abstrato, pois ainda não vi o filme.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Eugenio, el novelista August Wilson era un especialista en retratar esta temática social en el mundo de los afroamericanos. Y efectivamente no es muy común el tratamiento en el cine de estas familias en la décadas de los 50. Un documento más interesante quizás por sus aportaciones históricas que por el ritmo narrativo que impone Whasington a su película.
    Un abrazo y gracias por compartir además de tu comentario.

    ResponderEliminar