lunes, 17 de julio de 2017

Su mejor historia (Their Finest)


La historia: En el Londres de la década de los años 40 y en plena segunda guerra mundial, Catrin (Gemma Arterton) es seleccionada por el gobierno británico para redactar el guión de una película que pueda levantar la moral de la población y servir de inspiración al pueblo inglés. El trabajo será en equipo junto a otros dos guionistas más experimentados que ella. Es entonces, cuando Catrin tendrá que abrirse paso en el mundo del cine aún dominado por los hombres; a la vez que empieza a surgir un romance con Buckley (San Clafin), que es uno de los coguionistas del film.


La crítica: La magnífica directora danesa Lone Scherfig (An Education), vuelve a las pantallas con este irregular filme británico, que no obstante deja unas pinceladas de cine dentro del cine, para el recuerdo. La película está basada en la pasable novela 'Their Finest hour and half' de la escritora y directora televisiva británica Lissa Evans.

El largometraje (y tan largo), cuenta de salida con uno de los problemas del cine actual y es el alargamiento innecesario e inexplicable de algunas tramas que no dan para tanto. De nuevo, nos encontramos con un metraje que se va hasta casi las dos horas, cortando de esta manera el posible ritmo que la historia pudiera tener. Y es que la primera parte de la película se siente plomiza e incluso sobrante. Es ya en la segunda parte, cuando encontramos toda la esencia e incluso muy buenos detalles de cine para no olvidar. Por lo tanto, es una cinta para ver con bastante tranquilidad o lo que ahora llaman una peli de mantita y buen café. Aunque pensándolo bien y a las gélidas temperaturas que ponen el aire acondicionado en las salas de cine, tampoco es mal plan llevarse la manta y el café a la sala de cine.

Volviendo un poco sobre la historia, hay que recordar que en aquellos tiempos existía en el gobierno británico un Ministerio de Información con una sección dedicada exclusivamente al cine. De hecho, en plena segunda guerra mundial, 30 millones de británicos iban al cine todas las semanas suponiendo esto, 120 millones de entradas vendidas al mes. El público buscaba en el cine, evasión, esperanza y olvidarse durante un par de horas de los horrores de la guerra. Y esto, en parte es lo que trata de reflejar 'Su mejor historia' con un resultado desigual.

Para ello, la cineasta lo que trata de mostrar a través del personaje de Catrin, es una versión femenina sobre la guerra, ya que la mayoría de la población masculina estaba llamada a filas. Por otra parte, también queda reflejada en la filmación, el sentido comunitario que se estableció entre la población asediada por los continuos bombardeos nazis. Pero sobre todo, la cinta nos habla de como el cine pudo ser un factor para animar a la población, levantar la moral de las tropas e incluso intentar convencer a los estadounidenses de que debían entrar en la guerra europea como única manera detener el totalitarismo de Hitler.

Toda esta lluvia de ideas se focaliza a un ritmo tremendamente pausado, en la que vemos como era la vida de los guionistas de la época, como estaban perplejos de como una mujer escritora era más inteligente que ellos y tenía mejores ideas para llevar la película encargada a la pantalla. Es en este entorno, donde surge el romance entre Catrin y Buckley con consecuencias imprevisibles para ambos.


En el reparto, nos encontramos cargando con todo el peso de la película, a una poderosa y excelente Gemma Arterton (Melanie. The girl with the all gifts), que además es una de la mejores actrices británicas de la actualidad. Su compañero guionista, es interpretado por un gris Sam Clafin (Blancanieves y la leyenda del cazador), que está muy por debajo de su compañera de reparto. Por el contrario, el tercer personaje a destacar, es el gran y veterano actor británico Bill Nighy que despues de una larga carrera, quizás se hizo conocido para el gran público por su interpretación en 'Hotel Marigold' y su secuela. En esta ocasión, tiene un papel con cierta comicidad, interpretando a un viejo actor que no asume su edad y que es contratado para hacer la película propuesta por el Ministerio de Información inglés.

Para concluir, diré que 'Su mejor historia' nos habla fundamentalmente del amor a una profesión como es el cine, en su distintas vertientes y visto desde un necesario punto de vista femenino. De hecho, son mujeres en la producción: la novelista, la guionista, la productora, la directora y la actriz principal entre otras muchas trabajadoras del film. Otra motivación de la cinta, es poder observar el trabajo de los guionistas, que no pocas veces tienen que improvisar su trabajo ya redactado. La lástima de la filmación, es que su forma narrativa arrítmica, no deja lucir el mensaje que trata de trasladar y que no es otro, que la visión de una mujer que amaba el cine, a su profesión y como llevar un guion y su trabajo a la gran pantalla en tiempos de guerra. Quizás lo mejor de la película y con esto no estoy desvelando nada fundamental, es que en las escenas finales, hay una secuencia en un cine de Londres, que hace entender el porqué es tan profundo el amor por el cine de todos lo que admiramos el séptimo arte. Esta si es la mejor historia de la película.

Nota: 7/10.

Nacionalidad: Reino Unido.
Directora: Lone Scherfig.
Reparto: Gemma Arterton, Sam Clafin,
Bill Nighy, Jack Huston, Jake Lacy.
Guión: Gaby Chiappe.
Fotografía: Sebastian Blenkov.
Música: Rachel Portman.
Duración: 117 minutos.
Estreno EE UU: 07/04/2017.
Estreno Reino Unido: 21/04/2017.
Estreno España: 14/07/2017.


34 comentarios

  1. Enaquel momento "el público buscaba en el cine evasión, esperanza y olvidarse durante un par de horas de los horrores de la guerra",...ahora no?. Estupenda crítica Miguel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norte, pues efectivamente lo que se busca en el cine es precisamente eso, solo hay que cambiar los horrores de la guerra por los horrores del telediario. Gracias por pasarte y por tu buena valoración. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Como siempre es de lujo tus entradas. Me ha llamado muchísimo la atención pero es que últimamente me llaman los temas relacionados con la mujer. Creo que es una buen propuesta, Y la mantita ... yo sería la primera que me la adjudicaría jeje! Buen día o noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Keren por pasarte y por tus palabras de aliento. Últimamente leo por todas partes la expresión, "yo soy de peli y mantita en casa". Bueno, como dije en la reseña, yo soy de cine y casi edredón nórdico. Buen día.

      Eliminar
  3. No sé, no sé Miguel... ¿Dos horas para analizar el papel de la mujer británica en la Guerra? Debe ser que ahora, en verano, no me apetece mucho lo de la mantita jajajjaa.
    Creo que este será mi último comentario hasta la vuelta jejejeje ¡Por fin! Tengo que irme a la caza de nuevos lugares y nuevas historias.
    No escribas mucho. No quiero perderme tus entradas y tampoco quiero tener mucho trabajo acumulado a la vuelta.
    Descansad vosotros también. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena, hay que ser un atrevido para escribir la palabra manta en pleno verano en Europa, pero es que es lo que me sugiere la peli, es decir tele y mantita o incluso por momentos siesta y reposo,ja,ja,ja.

      Desearte muy feliz verano y muy feliz viaje también en tan buena compañía. Y llévate tus buenas libretas para no perderte ningún detalle y así luego nos lo cuentas. A mi tampoco me queda mucho para irme, un par de entradas más y en agosto a desconectar, así que no te perderás mucho. En septiembre nos leemos, muchos besos y a disfrutar.

      Eliminar
  4. Una reseña diría poética Miguel,si bien la duración del filme podría agotar la paciencia de quienes como cinéfilos nos gusta emoción tras más emoción,hay algo,esa pequeña gema que has encontrado tú con esa vista de rayos X y que nos dice que vale la pena verla aunque para ello tengamos que ayudar a nuestra cinefalía con un café y una mantita,en mi caso un gran vaso de Coca Cola:))) ...El amor hacia el Séptimo arte aún en tiempos de guerra es lo que ha revelado tu tinta,de manera muy precisa y sin revelarnos el final....Estupendo querido Miguel,vale la pena disfrutar esa añoranza por el cine que dio lo mejor de si en sus tiempos más difíciles....Y yo? Yo me voy feliz no sin antes dejarte besos,abrazos y aplausos desde mi palco...!!!
    🎬📺👏👏👏😊😊😘😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por tu positiva y poética valoración. La duración es la pega, pues habiendo recortado en montaje simplemente 20 minutos, da la impresión de que la historia hubiera ganado bastante ritmo narrativo. Soy fan de la Coca Cola por cierto, una buena solución para mantenerte despierto, en el cine y en la vida. Por otra parte, la segunda parte de la cinta es un homenaje en toda regla al cine en tiempos de guerra y lo que conseguía el mismo para animar y evadir a la población de sus problemas. Por eso, si merece la pena la película. Besos y abrazos desde Marte.

      Eliminar
  5. El cine dentro del cine una magnifica seducción. Que nos acerca aquellos momentos tan difíciles donde el cine tenía un papel casi improvisado, con esos personajes sacados del baúl de la esperanza. Una estupenda película que de seguro veré Miguel, porque es atrayente para el espectador. Un inmenso abrazo lleno de mi cariño. Pasa una estupenda semana y disfruta de tu día y el de María...Felicidades para los dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonito comentario Rosana, te ha quedado prácticamente una poesía. Para mí ver un cine y escenas rodadas en un cine en la gran pantalla, siempre suponen un momento muy especial. Por eso y por tener el cine como trasfondo, es por lo que la cinta consigue en mi opinión superar el lento desarrollo y al final con una mezcla de momentos amargos y felices, dejar detalles para el recuerdo. Muchas gracias también por sendas felicitaciones hacía la pequeña María y hacia mi mismo, un gran y fuerte abrazo!

      Eliminar
  6. Hola Miguel, tus críticas siempre me motivan para ir al cine, o por lo menos tomar nota para verla luego sentada en el sofá (mantita y café, eso me ha gustado), pero lo de la larga duración y sobre todo en verano me tira para atrás.
    Me has dejado expectante y deseando ver esa segunda parte donde aparecen esos detalles dentro del cine que reflejan el amor al cine.
    Aunque no se parezcan en nada, por unos momentos me he acordado de "La noche americana" al hablar de los entresijos de los rodajes.
    Lo que me parece interesante es que la figura principal sea femenina, en una industria mayoritariamente masculina en la producción, guionistas y dirección, en un mundo en guerra donde la mujer jugó un papel tan importante. De alguna manera nos está enseñando un panorama a veces desconocido.
    Miguel, enhorabuena por tu reseña, me ha gustado.
    Un fuerte abrazo mediterráneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xus, es cierto lo que comentas, no se puede decir que sea una película muy veraniega. Y es que además, hay tantos factores que pueden influir a la hora de ver una película, que pienso que muchas veces por ahí va la disparidad de criterios y no tanto por la calidad de la propuesta presentada. Por ejemplo, un día de lluvia parece que invita a ir al cine, sin embargo a otras personas les invita a tele y mantita. Por otro lado, un día de fuerte calor no parece ser muy propicio para ir al cine, ahora en cambio con los aires acondicionados más generalizados, hay espectadores que van encantados al cine como mera excusa para quitarse el calor. Y por no hablar, del estado de ánimo que tengas el día de la película. En cualquier caso, la cinta en cuestión deja buenos detalles objetivamente y es un aprendizaje de algunos aspectos interiores del cine y del papel que desarrolló este arte en la segunda guerra mundial, en este caso en Londres. Un gran abrazo hasta tu Mediterráneo y gracias por tu tiempo y cálido comentario.

      Eliminar
  7. Cada día te superas en tus críticas reflejando sentimientos acertados e independientes, no perdiendo detalle de lo acontecido en la película. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Demetrio, tus palabras siempre suponen un estímulo para seguir aprendiendo. Un gran abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Miguel, después del avance que nos hiciste está claro que hay que verla, aunque sea lentita como dices. Por cierto no se si te dejé comentario en la película donde sale también Gemma Arterton (Melanie. The girl with the all gifts). La película fue sorprendente y la pequeña actriz negra soberbia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, efectivamente esta era de la película que te hable a colación de tu articulo sobre Alice Guy y su papel en el mundo del cine. Aquí como he comentado, el papel de la mujer tanto en la historia, como en la producción de la cinta es fundamental. Aunque conocía a Gemma Arterton de antes, fue en Melanie y al verla por primera vez en versión original cuando la descubrí realmente, la niña completamente de acuerdo, actuación soberbia. Un beso y gracias por pasarte.

      Eliminar
  9. Hola Miguel, el cine dentro del cine es algo que siempre ha seducido a los directores, recuerdo la maravillosa Cautivos del mal, que aunque no tiene nada que ver con esta, me ha venido a la cabeza.
    Respecto a la duración de las películas, fíjate que estoy de acuerdo contigo en que no hay que alargar innecesariamente las cintas, aunque también creo que hay películas que si admiten un largo metraje (jeje) por la forma o el tema que tratan (no sé, El paciente inglés por ejemplo, el tiempo pasa de forma deliciosa), aunque hay que reconocer que pocas veces pasa.
    La película me llama mucho la atención, una mujer en un mundo de hombres, en fin, no hay que perdérsela. Por cierto como dice Eme, yo también vi Melanie hace poco y me gustó bastante tanto Gemma Arterton como la niña negra que esta inconmensurable. Bueno y no me enrollo más.
    Muchísimas gracias por una fantástica reseña Miguel, que como siempre nos anima a ir al cine (aunque sea a pasar frio, que contradicción jaja).
    Un abrazo muy grande y que pases un día estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ziortza, no he visto Cautivos del Mal y la verdad es que me han entrado muchas ganas de verla ahora que la citas.

      Respecto a la duración de esta o otras películas, lo cierto es que vengo comentando durante este año la problemática con este asunto y que pienso pudiera venir por no querer meter las tijeras en la sala de montaje. Es cierto que cada película requiere una duración determinada y tampoco es bueno generalizar en exceso, aún así pienso que las tramas ganan peso y ritmo en torno a los 100 minutos. En este caso, es un claro ejemplo el maestro Woody Allen que en sus clásicos 90 minutos da auténticas lecciones de cine y si le sale alguna mal, pues no da tiempo a aburrirse demasiado. Otro ejemplo, sería con las últimas películas reseñadas, si en Baby Driver las dos horas de duración se hacían incluso cortas, en Su mejor historia, se sienten como un peso para la producción. Y bueno, con la obra maestra que has citado como es El Paciente Inglés, cada minuto de sus casi tres horas, es una delicia del mejor cine que yo recuerde. De hecho, creo que si esa película y con su maravillosa música además, hubiera durado seis horas, pues seis horas que hubiera permanecido embobado frente a la pantalla.

      Por otra parte, esperemos ver pronto en pantalla tanto a Gemma Arterton, como a la niña de Melanie que tan buenas sensaciones dejó con un papel estupendo. Un gran abrazo, gracias por tu completo comentario y feliz día.

      Eliminar
  10. Me ha resultado muy curioso el detalle que cuentas de que los británicos en ese tiempo de guerra, iban todas las semanas al cine, aunque tampoco es extraño, ya que que así se evadían un poco de los horrores de la guerra.
    Parece una película interesante y atractiva por el tema, pero sin duda lo interesante, es leer tus críticas con tanto detalle y tan amenas como las haces con tu buena pluma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, el dato de que 30 millones de personas iban al cine todas las semanas en plena segunda guerra mundial es completamente alucinante. Aunque claro, hay que valorar que ni la televisión, ni las nuevas formas de ver productos audiovisuales estaban desarrolladas. En todo caso es emocionante comprobar la fuerza que el cine tuvo, y que en cierta manera si perdura aún, es por las grandes películas que se hicieron en las primeras décadas del siglo pasado. Muchísimas gracias de corazón por tu valoración tan positiva de mis críticas de cine, viniendo de alguien que escribe tan bonito es un verdadero orgullo. Un beso Elda.

      Eliminar
  11. Fantástica reseña con una visión crítica y aguda, Miguel. Creo que señalas un aspecto muy importante (al menos para mí), que es el del ritmo de la narración en una película. En mi caso, es casi imprescindible que una buena trama vaya acompañada de una cadencia regular, que me transporte a través de la historia casi sin darme cuenta. Vamos, que no soy amiga de los ritmos pausados en una película. En este caso, parece que el argumento de "Their Finest" no ha sabido combinar ambas cosas. Aunque seguramente me anime a verla, tomaré en cuenta las consideraciones que has hecho sobre este largometraje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sofía, tu buena valoración es un orgullo. Como decía un político español: "programa, programa, programa". Es decir, creo que estaremos de acuerdo en que el cine es "ritmo, ritmo, ritmo". Y esto, no quiere decir y tu me entiendes, persecuciones, movimientos rápidos, o disparos y acción. De nuevo me remito a tu comentario y es en la cadencia en la narración, y en el evitar los tiempos muertos y las descripciones infinitas (aunque este sería un error más bien literario), donde reside la clave de una película. Y es que hay excelentes tramas de 150 minutos y auténticos "petardos" de 90 minutos. En todo caso y con respecto a Their Finest, mi opinión no deja de ser subjetiva y no pretendo lo contrario. Eso si, las escenas finales del cine de Londres son maravillosas para los que sentimos el cine como algo más que un mero espectáculo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Miguel! pasa a menudo que se alarga la película sin necesidad.. haciendo que al final el espectador se aburra un poco. Así de primeras, no me llama mucho la historia y mira que sabes que todo lo que nos muestre lugares (en la actualidad como en el pasado) me encanta. No se si algún día me animaré.. pero gracias por tu fantástica reseña. Siempre creas curiosidad con tus palabras. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica, pienso que la problemática con el abuso de la duración de algunas películas que no dan más de si, es el "demasiado amor" mal entendido, de los cineastas a la hora de supervisar el montaje y no querer quitar partes de la película que les hacen perder el ritmo. Y es que lo más triste en una sala de cine, es ver como la gente se marcha a mitad de la película por no soportar lo que está viendo en pantalla o por puro aburrimiento. En todo caso, Su mejor historia, deja recreaciones interesantes de Londres y sus estudios de cine.
      Un beso y gracias por pasarte.

      Eliminar
  13. Una pena que a veces alarguen tanto las películas cuando con menos metraje podrían resultar más atractivas.

    Parece interesante el argumento así que es muy posible que la vea.

    En cuanto a tu crítica, como siempre, un gran aplauso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, pienso que a veces en el cine pasa como en la literatura y es no saber concluir a tiempo una película o un libro. Aunque en el caso de hoy, pienso que el problema parte del arranque de la historia. Es decir, que su tedioso e innecesario preámbulo, juega en contra del ritmo narrativo de todo lo que hay que desarrollar después. En todo caso y balanceando toda la narración, mi opinión al final es moderadamente positiva. Un beso Amalia y muchas gracias por pasarte y por tu buena valoración.

      Eliminar
  14. Hola, Miguel! Comparto lo del metraje, a veces se confunde un ritmo pausado con profundidad, o peor, como buen cine. Quizá es para marcar distancias con las películas de acción que suelen tener fama de malas pero entretenidas, como si entretener no fuera el fin último de cualquier expresión artística. Parece que en la historia confluyen por un lado la carrera de esa directora en un mundo de hombres y por otro el uso que todo gobierno ha hecho del cine o cualquier medio de comunicación de masas para influir y dirigir las opiniones de la población de la manera más adecuada al régimen. Ello en tiempos de guerra es más acusado dado que no cabe la duda ni la tibieza, sino la determinación y el convencimiento de estar en el bando de los buenos. Como siempre una delicia leerte. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, una vez tu mismo lo comentaste en relación a los libros. Dijiste que lo que un autor no había sido capaz de contar en 300 paginas, difícilmente lo podía hacer en 500 o en 600. Este caso es algo parecido, pero empezando por el principio. Es decir, hay una presentación de los personajes muy premiosa que alargan la primera mitad de la trama de un modo casi desesperante y ojo que cuando pasa esto, la gente se va del cine y curiosamente en esta ocasión se pierden lo mejor de la historia. Efectivamente, el cine es un espectáculo en el mejor sentido de la palabra y su primera premisa debe ser no aburrir, después ya entraremos en si la película en cuestión es un divertimento evasivo sin más o por el contrario busca algún tipo de mensaje. Si además de todo esto, consigue conjugar todos los elementos artísticos y nos emociona es cuando la afección séptimo arte cobra sentido. Respecto al cine como medio de propaganda, en eso a los americanos y algo a los ingleses no les gana nadie. Lo que pudieron hacer los del bando contrario y salvo excepciones dejaba bastante que desear si de arte escénica hablamos. Por cierto, el mismo Franco se implicó para intentar hacer una película que defendiera su régimen y el anticomunismo, que salió tan horrorosamente mala que creo que directamente no quedan copias ya por ningún lado, no recuerdo el nombre ahora. Un gran abrazo y muchas gracias por tu tiempo David.

      Eliminar
  15. ¡Me encanta! Me he quedado con el final... el amor al séptimo arte. Habrá que ir a verla y más si se trata del tema de la mujer por conseguir su objetivo en tiempos de guerra, aunque aquellos tiempos aun sin guerra la mujer tenía la suya propia.

    Gracias Miguel ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cierto lo que dices, si la mujer aún en día tiene que seguir luchando por reconocer sus derechos y su normalización en todos los aspectos en la sociedad, en los años 40 serían inimaginables las trabas. Lo que si refleja en cierta manera muy bien la cinta, es que cuando los hombres estaban llamados a filas y su población era reducida por las bajas, el machismo en cierta manera caía por su propio peso y entonces las mujeres eran requeridas para multitud de tareas. Un abrazo y gracias por pasarte Caracol.

      Eliminar
  16. cuando vengo te disfruto
    tu estilo al escribir
    no puedo comentar mucho de cine
    ando perdida en mis pensamientos un abrazo intenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues invitada estás cada vez que tengas a bien pasar por este rincón dedicado al cine y a las enseñanzas que podemos sacar de las películas. Gracias por tus cálidas palabras y otro intenso abrazo para ti.

      Eliminar
  17. Hola, Miguel!

    Me gusta mucho de películas así, que destacan la importancia tanto histórica como social del cine en periodos bien bordeados. Además del más, tengo fijación general por todo que me lleva y rememorar lo que fue la vida en épocas de sufrimiento y penuria, como los ingleses sintieron intensamente durante la Segunda Gran Guerra. Tal vez, por eso, haya dejado las cuestiones más cinematográficas de lado y apreciado tanto está película. No obstante, leyendo su resenha, tengo que darle razón. Ella podría ser más dinámica. Inclusive, acuerdo de un pasaje marcante, en la cual Tom Buckley dice la Catrin Cole, citando Alfred Hitchcock explícitamente: "Las películas son como la vida con los tramos aburridos cortados". En Brasil, el título coincidió con lo de España: SUA MELHOR HISTORIA.

    Abrazos y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenio.

      El cine histórico, especialmente en lo relativo al siglo pasado siempre ha sido también de mi predilección. Y esta película refleja de manera estupenda como fue esa especie de sentimiento de hermandad de los londinenses durante los bombardeos nazis. Muy buena la cita de Tom Buckley, de hecho, las películas deberían pasar esos momentos aburridos y eternos, que probablemente tengan que ver con un mal trabajo de edición y un metraje innecesariamente alargado.
      Coincidencia entre títulos España/Brasil, cosas de traductores :-))
      Un abrazo Eugenio y gracias además por utilizar tu buen español para dejar el comentario.

      Eliminar