domingo, 30 de octubre de 2016

Sabrás qué hacer conmigo


La introducción: "Una película orgullosamente mexicana". Empezando por el final, así es como se cierran los títulos de crédito de esta producción independiente que consiguió ser distribuida por Cinépolis en México. Para mí también es un orgullo poder traer por primera vez a Cine y críticas marcianas un film de una cinematografía muy interesante y que últimamente encuentra poco eco en las pantallas españolas, exceptuando festivales o circuitos muy restringidos como en esta ocasión. En años anteriores y a rebufo de los éxitos de Alejandro G. Iñarritu y Gael Garcia Bernat se produjeron estrenos muy interesantes como 'Amores perros', 'La zona', 'Y tu mama también', 'Nicotina', 'Frida', 'Cantinflas' o 'El coronel no tiene quien le escriba' por citar las más conocidas. Esperamos con interés para el mes de enero el estreno de 'Desierto', que es la película elegida por México para estar en la carrera de los Oscars.

La historia: Isabel esta atravesando un difícil momento en su vida cuando es abordada por Nicolás, un fotógrafo que queda prendado por su belleza. Este la invita a una exposición de su autoría y ella tras una casualidad del destino acude a dicho evento. Es el germen de un romance entre dos desconocidos con unas vidas rotas que pronto hallaran un punto de encuentro. La relación tendrá unas consecuencias imprevisibles para ambos mundos ya en común.

La crítica: Para englobar a esta película en un género concreto habría que eliminar varias frecuencias que se tratan en la misma. Yo la definiría como un drama romántico experimental por contener tres de estos elementos como arterias principales. La secuencia circular con la que se abre y cierra la historia marcan un magisterio en la dirección de películas de la cineasta Katina Medina Mora (Lu-To). Personalmente soy un enamorado de las cintas que desarrollan esta idea, pues dan un aspecto de circunferencia cinematográfica que siendo en apariencia sencillo, requieren una complejidad en el montaje muy especial. Pero no solo es por el aspecto de un buen acabado estético, lo fundamental de esta manera de hacer cine es que regresando al principio de la historia, se realza el conjunto de la misma reivindicando la autoría y sellando la propuesta. Si además se huye de los "happy endings" made in Hollywood, la autoridad de la idea cobra firmeza.


La forma de estar narrada la historia es lo más singular y vanguardista de la cinta. Y es que la película podríamos decir que tiene un doble comienzo que se siente como cine experimental dentro de la sencillez de la composición. Nos encontramos ante la mejor "antielipsis cinematográfica" que he visionado en los últimos años, proponiendo la cineasta para ello, un comienzo desde la mirada del protagonista masculino dando paso poco después a la visión femenina de los mismos sucesos.

En un salto en el tiempo y hacía atrás volvemos al comienzo y vemos la mirada de Isabel que en este caso es la mujer seducida. Antes hemos observado la visión de Nicolás que es el que quiso seducir primero a su pareja. Las cosas cambian según la mirada del personaje que sea protagonista en cada momento. En esta textura narrativa fue pionero el director japones Akira Kurosawa que pocos se atreven a emular, por fin una cineasta lo hace desde una naturalidad exquisita. Una vez vistos los dos puntos de vista arranca la historia ya desde una perspectiva común como pareja.

La historia en si nos habla de relaciones complejas y atormentadas por diversas razones. En el caso de Nicolás marcado por su enfermedad epiléptica y su difícil abordamiento médico. Isabel también esta marcada por el delicado estado de salud de su madre y ahí es donde encuentran una comunión para dar forma a su historia de amor. La cinta es desnuda, sencilla, seca y fría en algunas ocasiones, partiendo de ahí todas sus virtudes y algunos de sus defectos, dependiendo desde la mirada con la que sea enfocada.


La actriz mexicana Ilse Salas (Cantinflas) aborda el trabajo con una contundencia rotunda en pantalla, Isabel su personaje, es poco habladora por lo que ella tiene que hacer un encomiable esfuerzo en la expresividad facial y corporal rozando la perfección interpretativa con una contención importante. Su compañero de reparto no se queda a la zaga, el actor español Pablo Derqui (Los ojos de Julia) sostiene al personaje de Nicolás con una conseguida escena en la que sufre un ataque epiléptico que impresiona por su crudeza. Completa el reparto como madre de Isabel, Rosa María Bianchi (Premio Ariel por 'Nicotina') con actuación profesional y desgarrada de una actriz con muchas horas de vuelo ya.

La música y la puesta en escena acompañan con coherencia el contraste de sentimientos por el que navegan los personajes. La fotografía subacuatica es la que destaca en algunas escenas rodadas bajo el agua. Todo esta meditado para hacer un tipo de cine intimo, cotidiano e interior, retratando como en México se puede hacer un cine alejado de los focos de violencia y fractura social que tanto se acostumbra a caricaturizar cuando se rueda desde el otro lado de la frontera norte del país.

La universalidad de los afectos, hacen que fácilmente nos identifiquemos con unos personajes que continuamente coquetean con la tragedia, por lo tanto, es un viaje interior e intimista que demuestra que para contar una buena historia, solo hace falta el talento creativo necesario para suprimir todo lo superfluo, imprimiendo en la desnudez cinematográfica su sello de calidad. La complejidad de las relaciones humanas o sencillamente la eterna búsqueda del significado del amor.

Nota: 9/10.

Nacionalidad: México.
Directora: Katina Medina Mora.
Guión: Katina Medina Mora, Enma Bertrán, Samara Ibrahim.
Reparto: Ilse Salas, Pablo Derqui, Rosa María Bianchi,
Mariana Treviño, Jose Angel Bichir, Arturo Barba.
Música: Andrés Sánchez
Fotografía: Erwin Jaquez.
Duración: 86 minutos.
Estreno México: 27 de mayo 2016.
Estreno España: 21 de octubre 2016.

12 comentarios

  1. Miguel Pina hace la apreciación de más una película que no conozco. Aún no estrenó en Brasil. Pero esto poco importa. Por encima de todo, hay el placer de leer una apreciación total de Miguel. No sé cuántos años tiene el amigo. Pero el jeito como escribe y desarrolla el análisis, hace acordar el modo general de como los críticos de cine hacían sus comentarios hasta meados de los años 80, cuando las reformas editoriales en los periódicos comenzaron el proceso sin vuelta de banalizar la actividad crítica. Miguel escribe con pasión. Cerca la película de todas las maneras. Y el más importante: es bien humorado.

    Hubo un tiempo, hasta los años 60, cuando llegaban a Brasil varias producciones mexicanas, de los melodramas a las realizaciones de Buñuel. Hoy, prácticamente no existen más vestigios de cine mexicano en Brasil. Espero que "Sabrás qué hacer conmigo" consiga vencer el bloqueo y encuentre algún acogida en nuestro mercado exibidor.

    Abrazos y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenio, muchas gracias en primer lugar por unas palabras que guardaré como un gran regalo viniendo de un experto cinematográfico como tú.

      Bueno como ya te comenté ahora tengo 18 años, así que ando saliendo todavía de la adolescencia, ja,ja,ja. (es broma, tengo 21 años marcianos o sea que no se que edad tengo :-) ....).

      Lo cierto es que la crítica profesional en la actualidad, esta atada de pies y manos por la políticas comerciales, en cierta manera como te leí en una entrevista la crítica en la actualidad está casi acabada, no obstante y gracias a los nuevos portales de internet se leen voces nuevas y muy interesantes.

      Espero pronto poder visionar alguna película de Brasil o más de los países iberoamericanos, pero lo cierto es que exceptuando el cine argentino, llega a España muy poco.

      Un gran abrazo y tus palabras sirven de gran estímulo para un aficionado como yo.

      Eliminar
  2. ¡Hola Miguel!
    En fin, otra película que no veré... snif. Parece interesante, aunque a mí me tocó ver "Ozzy" jijijiji.
    Aún así siempre es un placer leerte, aunque soy bastante reticente con el cine hispano, aunque me pasa igual con la literatura ¡Así luego me llevo las sorpresas que me llevo!
    Te espero en la próxima cita, quizás haya suerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena, mira aunque solo tengáis un cine en tu ciudad al menos el cine de animación esta bien representado por estrenos variados y es una buena forma de iniciar a los niños por el amor al cine.

      Bueno es cierto que todos hemos tenido ciertos prejuicios hacia el cine patrio, pero como en toda cinematografía hay que saber separar lo bueno de lo malo, al final el contar una buena historia no depende del país de donde venga, sino del talento que es algo universal.

      Un beso y gracias por estar.

      Eliminar
  3. Parece que va arrancando el cine hecho con cierta sensibilidad y sin tanto efecto especial.
    Otra que intentaré ver para ver si coincidimos con las apreciaciones de tu completa reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante que películas como ésta aparezcan por la cartelera aunque sea de forma fugaz, para demostrar como dices que la vanguardia en el cine no está determinada por los efectos visuales.
      Creo que todo tiene su espacio, pero si la cartelera esta ocupada en dos tercios por superhéroes y lucecitas lo que antes era un espectáculo se convierte en un trámite.
      Gracias Francisco por tu compañía.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola María Pilar, gracias por pasar a saludar. Bienvenida.

      Eliminar
  5. Muy aceptable reseña cinematográfica la que nos compartes, compañero y amigo Miguel Pina.
    En este caso si que me resulta una película para recomendarla saliéndose de lo puramente convencional y comercial.

    Se trata de una atípica historia romántica entre dos protagonistas antagónicos que luchan por seguir juntos dándose cuenta de lo mucho que se importan a pesar de que tengan que enfrentarse a circunstancias bastante adversas. En esto consiste el guión de esta película mexicana realizado por este estupendo trío: Katina Medina Mora, Enma Bertrán, Samara Ibrahim.
    Su reparto también es digno de mención por el trabajo interpretativo de estos dos protagonistas: la joven actriz mexicana, Ilse Salas y el joven actor español, Pablo Derqui.
    Otro de los aciertos es el gran planteamiento de preguntas tan abiertas y reflexivas a los espectadores, aunque luego no se ofrecen respuestas, sin caer en el dramatismo convencional, sino a través de un estilo metódico y rigor científico.
    Ambos personajes tienen dos formas diferentes de ver la vida, sin embargo deciden atreverse a quererse pese a su pasado repleto de cicatrices.

    Te quedo profundamente agradecida por tu gran aporte en mi blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Estrella, en primer lugar gracias por tu atención y por tu amplio, riguroso y acertado comentario.

    Efectivamente, el nacimiento de un amor en una situación muy difícil entre los dos protagonistas más un inteligente guión que parte de una situación vivida en cierta medida por Karina Medina Mira, hacen que la historia cobre una fuerza real en un entorno de vanguardismo narrativo aparente aunque con influencias de Kuroswa.

    El problema de este tipo de producciones es la poca difusión de las mismas y el circuito comercial bastante restringido, en cualquier caso hay va mi granito de arena para dar a conocer un trabajo muy apreciable.

    Un gran abrazo Estrella, por estar y por dejar impresiónes que sin duda aportan y realzan la entrada.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Miguel! Acabo de descubrir tu blog y yo, una devoradora incansable de libros, películas y series de televisión vendré a visitarte a menudo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola Mariam, muy bienvenida al blog marciano y muchas gracias por tu visita. También además de películas me gusta mucho la lectura, así que será un placer estar en contacto mutuo. Saludos y buen día.

    ResponderEliminar