miércoles, 22 de junio de 2016

Un Hombre De Altura


Delicias turcas: son unos pequeños bocados de placer repostero de un dulzor exquisito. En un 'Hombre de altura', básicamente lo que nos encontramos es con esto, pequeñas píldoras en este caso de placer cinéfilo servidas con esmero desde el país galo: delicias francesas.

La historia: Diane una brillante y atractiva abogada, pierde su móvil en una distracción y recibe la llamada de un hombre encantador, él le pone como condición para recuperar el teléfono, que tenga una cita con él. Después de varias conversaciones y resultando ser él amable, simpático y gracioso, deciden tener una cita, la sorpresa para ella será al verle y comprobar que solo mide 1'36 centímetros, el primer impacto esta servido. Aún así surge la química y hasta ahí puedo contar.....

La crítica: La película es un remake de la argentina 'Corazón de León' de Marcos Carnevale e interpretada magistralmente por el actor argentino Guillermo Francella. Fue un éxito en su país y ahora el director francés Laurent Tirard (Astérix y Obélix), decide darle su particular visión que en realidad no difiere mucho de la obra original. Mezclas peculiares en el cine sin pasar por Hollywood. Anteriormente reseñábamos la española 'Kiki, el amor se hace' que era un revisión de una cinta australiana. Francia, Argentina, España y Australia sin pasar por EEUU, quien lo diría. Otro asunto sería la conveniencia del remake.


La primera cita: La cara de Diane es todo un poema, situación muy graciosa por lo inesperado del físico de Alexandre, típica situación de "trágame tierra". Disimulos, sonrojos y todo tipo de gestos que dicen más que mil palabras. Los espectadores disfrutando claro. ¡Mala leche!
La primera reflexión o mensaje, da igual como lo llamemos, es la influencia del aspecto físico en cualquier ámbito de la vida, pero si es a la hora de emprender una relación amorosa, esta influencia se multiplica enormemente por mucho que la corrección política nos haga a veces decir lo contrario. La realidad a veces es terca y tozuda.

Lo que si hace de la película una comedia muy agradable, es la sutileza y el vuelo suave que toma el guión sobre la trama, es oxígeno para el espectador. En realidad, un gran planteamiento desarrollado con facilidad y muy digerible para todo el mundo; al final por encima de los centímetros de los protagonistas, hablamos de una historia de amor pero dando una visión de lo limitante que puede ser la altura para un adulto. Y aunque en este caso el creador de la historia, muestre hincapié solamente en los problemas de crecimiento de algunas personas, también podría servir de ejemplo para otras discapacidades auditivas. visuales o psicológicas por poner solo algunos ejemplos. El mensaje final totaliza la integración de las distintas discapacidades físicas o intelectuales en su interrelación con el mundo que nos ha tocado vivir, siempre con un toque cómico para quitar hierro al asunto.


Las interpretaciones, son otro dulce envuelto en dos grandes actores que hacen una gran pareja a pesar de la diferencia de altura. Alexandre es interpretado por el ganador del Oscar por la película 'The Artist', Jean Dujardin, que se desenvuelve perfectamente en un papel un tanto complicado al tener que trabajar mediante un croma para así reducir la altura, pues su estatura es normal. Virginie Efira interpreta magistralmente a la abogada Diane y llena la pantalla en cada una de sus apariciones, actriz francesa para tener en cuenta, brillante.

Los efectos especiales también forman parte destacada de la producción, el trabajo es arduo pues se trata de rebajar en pantalla a un actor cincuenta centímetros de golpe y proporcionarlos al resto del cuerpo, además hay que unirlo en pantalla con los otros actores y el resultado es sobresaliente. Si no lo sabes, piensas que Jean Dujardin mide los 136 centímetros que representa en la acción. Los demás aspectos técnicos, fotografía, música y dirección de arte muy cuidados, siendo esto ya una seña de identidad del cine francés.

Resumiendo, nos encontramos con una caja de bombones siempre que no hayamos visto la película de la que es remake esta cinta, si es así, el factor sorpresa quedará difuminado y la película puede defraudar. Si por el contrario, es la primera vez que hemos oído hablar de esta historia, la experiencia sera altamente agradable sobre todo para los amantes del género de la comedia romántica. En cualquier caso será una experiencia positiva por la elegancia y la compostura de la producción.

Nota: 8/10.

Titulo original: Un Homme á la hauteur.
Nacionalidad: Francia.
Director: Laurent Tirard.
Reparto: Jean Dujardin, Virginie Efira,
Cedric Kahn, Myriam Tekaia, Elea Clair.
Fotofrafía: Jerome Almeras.
Guión: Marcos Carnevale.
Estreno Francia: 4 de mayo de 2016.
Estreno en España: 22 de Junio 2016.
A la espera de más estrenos internacionales.
Enlace al tráiler a continuación:





jueves, 16 de junio de 2016

Buscando a Dory


¡Festival de imagen, sonido y mundo Disney! Espectacular comunión que la querida factoría de los sueños ha logrado con la productora Pixar. Pocas uniones en el cine han sido tan fructíferas. En pocas palabras, una suma del mejor talento puesto a disposición del espectador, para dar paso a la secuela de 'Buscando a Nemo' obra maestra indiscutible, que marcó una nueva manera de hacer cine animado realmente para todos los públicos. Y además sale bien parada de tal apuesta. ¡Enhorabuena! El cine de animación sigue vivo.

La historia: Una vez encontrado Nemo y reunido con su padre, ahora es la entrañable Dory, la que un un momento de lucidez y a pesar de sus graves problemas de memoria, recuerda que es ella la que está extraviada de sus padres y a la inversa que en la primera parte con Nemo, esta vez es la hija la que intenta por todos los medios encontrarles a ellos. Contará con la inestimable ayuda del experto Nemo y de su querido padre. Los amigos marinos se unirán de nuevo para intentar dar con el paradero de los padres de la simpática y olvidadiza Dory. Aventuras en el mar.

Pero la pregunta inicial es la siguiente ¿Era necesario hacer una secuela de una película tan buena? ¿Tendría sentido hacer una segunda parte de 'Casablanca', 'Centauros del desierto' o 'Blancanieves'? Más preguntas que respuestas, cada uno tendrá su propia opinión y todas serán válidas. El caso es que el plato esta servido, bien condimentando y dejará las arcas de la compañía a rebosar. Evidentemente y reconociendo el talento de la producción, el factor sorpresa que supuso 'Buscando a Nemo' ya esta diluido, por lo tanto buena secuela, pero algo previsible. Nuevas Nemo-aventuras.....


En esta ocasión el mensaje de la cinta es inverso al de su antecesora, si entonces la idea era hacernos ver el amor paterno y su sacrificio hacia los hijos, en esta nueva propuesta y dando el único giro que se podía esperar; de lo que se trata, es de resaltar el amor incondicional de los buenos hijos hacia los padres. Dory y su incansable búsqueda a través de los océanos, representa además, la identificación con unas costumbres, unos lugares y una forma de vivir con las personas que te dieron la vida, te criaron y te enseñaron a dar los primeros pasos de la vida, tanto físicamente como en en el plano intelectual.

Además, es un nuevo canto a la amistad en la que la reciprocidad de Nemo y su padre, no sólo se divisa como un agradecimiento a los servicios prestados por Dory, sino que surge de forma natural ante el extravío súbito de la familia de su amiga y los sentimientos empáticos que este suceso desencadenará en los muy entrañables personajes.

El humor y la memoria de pez de Dory, nunca mejor dicho, es la argumentación por donde se mueven las aguas de la cinta. La perseverancia y el esfuerzo, son otros de los valores que nos acompañan; resultando la película conservadora y continuista con la primera parte; se siente el temor del director a no salirse de un plano que ya triunfó y no quiere arriesgar con salidas de tono. Juega a continuar un clásico con más clasicismo, es decir a asegurar el buen resultado y cierto es que consigue su propósito de manera acertada.


Técnicamente y de la mano de la productora Pixar, 'Buscando a Dory' es sobresaliente. La animación CGI es espectacular, nos sumergimos en una pecera de luz y color inolvidable. Realmente encontramos un hiperrealismo en estado puro. En la parte final, cuando entran los humanos en acción (sobre todo en las escenas de persecuciones de vehículos) confundimos animación con filmación real, verdaderamente maravilloso este cine con un esmerado diseño digital.

La música es una seña de identidad de Disney y aunque en esta ocasión no nos encontramos con números musicales, la banda sonora es bastante acertada. Habría que incluir en este apartado un guiño evocador al maestro Louis Armstrong, así como unos títulos de crédito bellamente diseñados y con sorpresa final. Habrá que esperar casi a que la sala este vacía para una última pequeña sorpresa al final de dichos títulos, es bueno saberlo porque la mayoría abandonará el recinto sin visionar ese epílogo final, que es un guiño evidente a los que gustamos de ver los títulos de crédito hasta su finalización.

En conclusión, apuesta segura de Disney, sin salirse apenas del guión, personajes bien construidos y bien diseñados, con el pero de lo no asunción de riesgos, que por otra parte es una señal de respeto hacia la obra primaria. El público adulto decidirá en la parte que le toca si fue un acierto sacar de nuevo a navegar a estos entrañables pececillos. Los niños disfrutarán sin dudarlo con estas nuevas aventuras. Ambos públicos y sin entrar en comparaciones con la primera parte, disfrutarán en general con la nueva propuesta de Disney para esta temporada.
Nota: 8/10.

Titulo original: Finding Dory.
Nacionalidad: EEUU.
Duración: 95 minutos.
Estreno Estados Unidos: 17 de Junio.
Estreno España: 22 de Junio.
Estreno Hispanoamérica: Junio y Julio 2016.
Enlace al trailer de la película a continuación:



viernes, 10 de junio de 2016

Dos buenos tipos


¡Sorpresa! Y de las buenas. Comedia inteligente, que probablemente por lo inesperado de este maltratado género cinematográfico, nos sorprenda más de lo presumiblemente esperado a primera vista. Por fin una película cómica, que hace despertar a nuestras queridas endorfinas; esas deseadas y ansiadas moléculas de la felicidad. ¡Bien! 

La historia: Holland March es un detective patético y borracho (Ryan Gosling) que se cruza en su camino con el matón a sueldo, no menos patético y también aficionado a la bebida, Jackson Healy (Russell Crowe). Entre los dos y acompañados de la hija del primero, una niña de trece años, unen sus supuestas fuerzas, para resolver el caso de una joven desaparecida e implicada en un complicado caso conspirativo. La catastrófica investigación, gira en torno a la desaparición de esta misteriosa mujer, que después de realizar una película semipornográfica desaparece sin dejar rastro.

Si algo define a 'Dos buenos tipos' es, la incorrección política de la película en todo momento, se agradece y se necesita más y más cine gamberro de este tipo; sobre todo cuando lo que nos encontramos en este género últimamente, son comedias altamente edulcoradas que de tan dulces resultan empalagosas. Puñetazo en la mesa del cineasta Shane Black, que también participa en un guion lleno de diálogos divertidos y una serie de gags que realmente nos hacen reír.


Por otra parte, también es cierto que según va avanzando la trama, el director cae en su propia trampa y se toma la película demasiado en serio, casi dividendo la cinta en dos mitades. En esta "segunda parte" se enreda demasiado en las connotaciones policiales e investigativas que no aportan demasiado a la cinta, incluso pienso que confunde algo al espectador en los hechos acaecidos y por los que son contratados los dos entrañables mamarrachos. 

Realmente y esto puede sonar algo contradictorio, lo realmente bueno del largometraje es el continente y no el contenido. Es decir, los personajes son tan buenos y están tan bien guionizados que hubiera dado igual donde se hubiera situado la acción.

Si en vez de a un subgénero policíaco (dentro de la comedia) que es donde el director quiere sustentar la propuesta, la hubiera llevado a un musical o una de terror nos daría igual, porque lo realmente bueno es ver a dos tipos casi acabados, desenvolverse en pantalla con la gracia que lo hacen. La primera parte de la cinta realmente brillante, lo de después accesorio e incluso fuera del metraje adecuado, sus casi 120 minutos le restan redondez, pero no menoscaban el divertimento asegurado.

                                                         
Lo mejor sin duda son la interpretaciones que nos regalan los dos protagonistas. Russell Crowe con sus continuas bajadas y subidas de peso, para adaptarse a lo que le piden los guionistas, hace un trabajo excelente y de Ryan Gosling solo caben elogios por mi parte, uno de los grandes actores del momento y con una gran vis cómica que sorprende para bien. Kim Basinger tiene un breve papel como madre de la actriz desaparecida, casi irreconocible por los retoques estéticos. ¡El daño que puede hacer el botox madre! Además nos encontramos con un cielo de niña, (entrañable papel de la hija del detective) actriz revelación de la temporada, que no se amilana ante semejante reparto, se trata de la australiana Angourie Rice, espero que de mucho que hablar, ¡Soberbia!


Por último destacar también la ambientación exquisitamente lograda y situada en la ciudad de Los Ángeles en la década de los 70, vestuario muy acertado y música de esta época que acompaña con acierto algunas fases de la cinta, la fotografía también es un lujo. Es un verdadero gusto ver caras alegres al salir del cine, se supone que en esto consiste la historia. Sobra añadir más comentarios.
¡Objetivo conseguido!

Nota: 8/10.

Calificación: -16 años.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Shane Black.
Reparto: Russell Crowe, Ryan Gosling, Angourie Rice,
Kim Basinger, Matt Bomer, Yvonne Zima.
Fotografía: Philippe Rousselot.
Música: David Buckley.
Estreno EEUU: 20 de mayo 2016.
Estreno España: 10 de Junio 2016.
Hispanoamérica: Verano 2016 según países.

Enlace al trailer de la película: 



                                                                         


jueves, 9 de junio de 2016

RUMBOS


Road movie circular dentro de la noche de una ciudad. Coralidad de vehículos y personas a suerte de un dialogo interno/externo de personas con rumbos por determinar; la eterna contradicción del ser humano y su propia circunstancia. Rareza introspectiva de cine interior.

La historia: Barcelona, tórrida noche de verano. Nos cruzamos con varias tramas personales, en las que los medios de transporte siguientes son el escenario: un taxi, una autobús, un camión, un coche utilitario, una ambulancia y un coche deportivo robado. Dentro de los cuales, se desarrollarán los conflictos personales de los personajes, que confluirán en la última parte de la película para darle unidad a la historia en una reflexión final unitaria. Cerrará una tierna mirada.

Y en cada vehículo una historia claro: un camionero enamorado de una prostituta y su conflicto interior, un taxista bondadoso sumido en la traición amorosa, dos adolescentes rompiendo su vida en un coche robado, un conductor de ambulancia en su despedida del trabajo, una ama de casa escapando de su vida en un autobús y una joven pareja rompiendo su amor, en el coche de toda la vida. 'Rumbos': un viaje sentimental en una noche que cambiará sus vidas. Las nuestras no.  
    
        
Dialogo en el cine, eso es lo que más destacable de la producción, aunque no se si para bien o para mal, lo cierto es que la falta de costumbre en el cine actual a los largos diálogos entre los personajes; hacen ya de por si original la propuesta, algo contradictorio, dado que en el cine clásico el dialogo era la base de muchos largometrajes. Pero no solo es válido recuperar un género que es bueno para la cinematografía, la virtud estaría en que los diálogos mantuvieran la fuerza y el interés suficiente para llamar nuestra atención y ahí es donde cojea la cinta.

Las múltiples conversaciones de los personajes llegan a saturar y no siempre consiguen la chispa necesaria para mantenernos enganchados. Echamos de menos más humor, algo tan característico en el cine español y particularmente en este tipo de cintas, que por su desarrollo en movimiento, requieren de este elemento, para lograr mayor unidad narrativa entre la acción que se esta desarrollando y lo que se nos quiere quiere mostrar. 

Ahora bien, en el haber de la cinta, cabe destacar, el esfuerzo por crear una atmósfera única a lo largo de una noche de verano, en la que mientras la mayoría esta durmiendo, para algunos la vida se abre en carne viva. Personajes nocturnos y sus vidas circunstanciales, hacen que comprendamos otras maneras de vivir y de pensar. La noche como submundo metafórico sustenta la propuesta.

         
En cuanto a las interpretaciones destacaré solo las mejores, pues al ser una película coral la multitud de personajes haría muy premiosa la lectura. Carmen Machi y Karra Elejalde, de nuevo coinciden como en 'Ocho apellidos vascos', pero esta vez en escenas separadas. La primera, da vida a una prostituta, de la que se enamora un cliente (el conductor del camión) y el segundo, al taxista bonachón y sentimental que contrasta, con los papeles más agresivos de este actor. De nuevo dos grandes actuaciones. El resto del reparto cumple con corrección.

Mención especial para la esperadísima reaparición de Pilar Lopez de Ayala, ( Goya por 'Juana la loca' ) artistaza que esta en el banquillo inexplicablemente, siendo una de las mejores actrices españolas. Difícil profesión la de actor o actriz, pues no dependen sólo de su talento, sino de la arbitrariedad de los cineastas o de los directores de casting. Por lo tanto agradecer a la directora Manuela Moreno que la rescate y que esta película pueda servir para relanzar una carrera que nunca debió detenerse.  Es talentosa, transmite y esta por encima de la película.

¿Hay algún director por ahí? ¡Despierten ustedes coño! Es como si pudiendo elegir a Mozart, eligieran ustedes un disco de reggaeton, con todo el respeto que me merece este aclamadísimo género musical, conocido por sus altas estructuras gramaticales y sus evocadoras melodías, cuna de los grandes directores de orquesta que nos acompañarán en un futuro.

                                                                               
Lo mejor de la cinta
     
Recapitulando, nos encontramos ante una película, que gustará a los amantes del dialogo en el cine. Evidentemente no son diálogos que firmaría Quentin Tarantino (el mejor en este aspecto) pero es en esta parte discursiva es donde se acomoda 'Rumbos'. Quizás más un libreto para teatro que para cine, pues en definitiva los distintos medios de transporte, son simples excusas, para mostrarnos de un modo demasiado premioso, las conversaciones de los protagonistas.
Curiosidades de una noche veraniega, ambientada en una gran ciudad, eso es 'Rumbos'.

Nota: 5/10.

Estreno en España: 10 de Junio.
Género : Comedia dramática.
Nacionalidad: España.
Directora: Manuela moreno Buró.  
Reparto: Carmen Machi, Karra Elejalde,
Pilar lopez de Ayala, Ernesto Alterio,
Miki Esparbé, Nora Navas.
Fotografía : Unax mendia.
Música: Mikel Salas.   
Sección oficial Festival de Málaga.

A continuación os dejo un enlace al trailer de la película:

lunes, 6 de junio de 2016

¡Qué Maravilloso es el cine! Memorias de África


"Se llevaba el gramófono hasta cuando iba de safari, tres rifles, provisiones para un mes y Mozart; él inició nuestra amistad con un regalo, yo tenía una granja en África".

Con la voz en off de Meryl Streep relatándonos su odisea, da comienzo esta obra de arte en todos los sentidos: cine, historia, geografía, literatura y música unidas que dan color a 'Memorias de África'. Una película inolvidable de un lirismo apabullante.

La superproducción está basada en la novela autobiográfica de la baronesa danesa Karen von Blixen-Finecke y fue publicada en 1937. Cuenta la historia de su viaje a Kenia, antigua colonia británica, para casarse con un primo segundo, en un matrimonio de conveniencia. La motivación del traslado hasta África, era la búsqueda de nuevas sensaciones por parte de la pareja. Una vez allí y para ganarse la vida, deciden crear una explotación agrícola que en este caso es una plantación de café. El matrimonio está condenado al fracaso por la falta de amor verdadero y por las continuas infidelidades del marido, pero aún no es tarde para que Karen encuentre el amor. Un aventurero llamado Dennys e interpretado por Robert Redford, encenderá la llama de la pasión y su romance, marcará el resto del argumento.

El cine clásico en su máxima expresión, cocinado a fuego lento y recreándose en cada detalle, sin prisas, con una escenificación que nos recuerda al cine de la época dorada de Hollywood. Un viaje mágico hasta lo más profundo de África y que nos conduce hasta lo más hondo del enamoramiento por una tierra; que a su vez a Karen le permitió conocer al hombre de su vida. La dilección de Karen por su tierra de adopción y por sus habitantes, son círculos concéntricos en los que gira la trama argumental que nos sumerge en un sueño para los cinéfilos.

Sydney Pollack es el director y maestro de ceremonias de esta fiesta del cine y su generosidad es tan grande, que pasa desapercibido por elección propia como todo buen cineasta debe aspirar a conseguir. No hay presunciones, elitismos ni marcas personales fuera de tono, todo esta al servicio de la película en un alarde de humildad. La anteposición del arte en si mismo es su prioridad y no su brillo personal, sin embargo, al ver el conjunto de la obra sólo nos cabe admirar su grandeza y su exquisito buen hacer que convierte a Memorias de África en una lección de humildad puesta al servicio de los demás.



El regalo de Denys: Aprender a pilotar una avioneta para enseñar a su amada la belleza paisajística de esta parte prodigiosa de la geografía africana, algo más que una caja de bombones, ¿no os parece?
Las palabras textuales de Karen ante tal ofrenda fueron las siguientes: "Un regalo increíble, la visión del mundo a través de los ojos de Dios y yo me dije, si ya comprendo, así es como debe ser".
Probablemente una de las secuencias más recordadas de la película y de la historia del cine. Todo un poema visual preciosista, que además lleva expuesta una profunda carga emocional. 

Out of África (titulo original), nos habla de otras muchas cosas aparte del amor. Antes de transmitir las emociones personales de sus protagonistas, nos enseña un trocito de la historia de los procesos colonizadores del continente africano. En este caso de la colonización de Kenia por parte del imperio británico y el sometimiento de sus habitantes a las arbitrariedades de las autoridades nombradas por la corona. La eterna lucha que ya hemos visto a lo largo de la historia para imponer la manera de ser, de pensar y de actuar de las potencias mundiales a los países sometidos por las mismas.

También nos habla de procesos más mundanos como la infidelidad y las consecuencias que esta conducta tiene para los miembros de la pareja. Esta vez la historia no se queda solo en los daños morales y afectivos derivados de esta situación, sino que nos lleva un paso más allá; nos hace reflexionar sobre los contagios de enfermedades venéreas al miembro engañado de la pareja. Karen es contagiada de sífilis por su marido, lo que le lleva a poner en peligro su propia existencia. Además esto le imposibilitará engendrar descendencia a causa de las secuelas de su enfermedad.


En cuanto a las interpretaciones, Meryl Streep lleva el peso principal de la producción desde el primer fotograma hasta el último, prodigiosa como siempre, una actriz única por su talento. Robert Redford, en un momento de plena madurez en su carrera, no se queda a la zaga y nos regala una gran interpretación en la que dice más por sus silencios que por sus palabras. Una pareja que evoca en la cinta un sutil erotismo, tanto en la escena en la que él lava el pelo de su amada, como también en otros momentos de mayor intimidad. Dos actores para la historia.

La película obtuvo siete premios Oscars de la Academia de Hollywood. Fueron los siguientes: mejor película, director, guión adaptado, banda sonora, fotografía, dirección artística y edición de sonido; así como los premios de la crítica de Londres, Los Ángeles y Nueva York entre otros muchos. Meryl Streep por su parte, fue galardonada con el premio David de Donatello y obtuvo una de las diecinueve nominaciones a los Oscars que brillan en su palmarés hasta la fecha de hoy.

En el debe de la película, caben destacar algunos errores históricos que le valieron algunas críticas bien fundamentadas, destacaré dos de ellos: en la época en la que se desarrolla la acción los discos de larga duración (Long Play) no estaban aún inventados y se utilizaron en algunas escenas; así como unas banquetas de nylon que aparecen en pantalla y cuyo material aún no estaba desarrollado a principios del siglo XX. Además tuvo otros errores de racord, pero en ningún momento restan calidad a la propuesta artística. Pocas críticas más son dignas de ser reseñadas. Realmente la cinta cosechó gran unanimidad entre crítica y público. Su presupuesto fue de 28 millones de dólares obteniendo en taquilla 128 millones de recaudación.

Música y cine. ¿Es la mejor banda sonora de la historia del cine? Para muchos si, para otros de las mejores sin ninguna duda. El compositor y director de orquesta británico John Barry, fue el encargado de poner música a esta maravillosa película. Algunas piezas de Mozart complementan y acompañan algunas escenas en un lujo para los melómanos difícil de igualar. A continuación y para concluir, os dejaré un enlace a un vídeo de la BBC Proms, para disfrutar con tranquilidad de este placer para los sentidos. La interpretación es del tema central de la película.



                                                                              


6 comentarios :

  1. Otro error, aunque este intencionado por exigencias de producción, es la propia casa, que aunque muchos lo ignoren no es la Karen Blixen, hoy convertida en museo, sino otra diferente situada en las afueras de Nairobi.
    ResponderEliminar
    Respuestas



    1. Gracias José por esta aportación que sin duda enriquece la reseña con otro dato adicional.
      Un gran saludo.
      Eliminar

  1. Hola Miguel..!!! Yo sin embargo creo que la esencia de la película es como te atrapa en todos los sentidos,no sólo pro las actuaciones magistrales a lo que Meryl Strep nos tiene acostumbrados,sino por el mensaje de que nos deja que todo acto tiene sus consecuencias...Amén de los errores de la producción es un filme muy bello,sensual y atrapante... Estupenda reseña,como siempre,tu tinta precisa e impecable... ME HA ENCANTADO ...Te mando ¡Abrazos y besitos,que son una promesa...A la Meryl Strep...!!! ;)
    ResponderEliminar
    Respuestas



    1. Hola María, gracias por tu acertado punto de vista sobre la película, efectivamente la esencia del mensaje es el que tú apuntas. La cinta te va atrapando poco a poco para no soltarte hasta su finalización.
      Gracias por tus palabras hacía mis reseñas, me motivan de una manera extraordinaria a seguir aprendiendo de personas como tú.
      Besos y abrazos mi amiga, un honor contar con tu presencia.
      Eliminar

  2. Hola Miguel
    Me encantaaaaaaaaaaa. Me encantó y me sigue encantando Memorias de África.
    No sé si su banda sonora será o no la mejor de la Historia del cine, hay otras clásicas como la de "La Misión", pero desde luego es una de mis preferidas.
    Los actores, los paisajes, la música, los colores, la historia, todo todo me gusta de esta película. Pero lo que más, lo que más es que la protagonista sea una "contadora de historias". La escena de la cena es una pasada.
    Muchas gracias por traer este grato recuerdo a mi mente.
    Un saludo
    ResponderEliminar
  3. Miguel Pina 5 de junio de 2016, 23:43
  4. Hola Macarena.
    ¡Gracias por tu entusiasmo!
    Supongo que para una persona entusiasta de los viajes y de la historia como tú; está película debe de ser muy especial y más aún con tus viajes por Marruecos y por las gargantas montañosas tan bellas que nos enseñastes en tu preciado blog.
    Es bonito también lo que mencionas de la "contadora de historias", me ha gustado esta definición.
    De nuevo gracias por tú interés y te mando un abrazo gigante.

jueves, 2 de junio de 2016

El Hombre Perfecto (Un Homme Ideal)


El guión, esa es la clave de una buena película. Sin este preciado elemento, no hay nada, solo el vacío. Por mucho que se empeñen unos buenos actores, una buena fotografía o una excelente música, sin una buena historia bien guionizada, todo el trabajo se puede ir al cubo de la basura. 'El Hombre Perfecto' parte de un gran guión, escrito por el también director de la la cinta el francés Yan Gozlan.

La historia: Mathieu, es un joven escritor que no consigue que ninguno de sus manuscritos sea publicado por ninguna editorial. Mientras tanto, se gana la vida trabajando en una empresa de mudanzas como peón ayudante de las mismas. Un día en el traslado de unos muebles, descubre un manuscrito de un escritor ya desaparecido y que nunca vio la luz y decide hacerlo suyo y enviarlo a un consejo editorial, harto de tantos rechazos a sus escritos. Por respuesta, recibe el ansiado sí. A partir de ahí, una serie de acontecimientos desencadenados por su engaño, le complicaran su gran falso éxito. Gracias a esta mentira, pasa a tener una vida llena de lujos que también le llevan a conquistar a su novia, una joven adinerada y muy interesada en la literatura.

De nuevo cine y literatura unidos en "primera persona". Siempre lo están, pero a veces olvidamos o no caemos en la cuenta que una película siempre parte de un texto escrito; ya sea una novela, una obra teatral, un guión original, etc, etc. Pero en esta ocasión, es el contexto literario en el que se desenvuelve la historia, el nexo de unión entre estas dos artes.

Lo que empieza siendo una historia convencional, se convierte en un muy interesante thriller de suspense que nos va atrapando poco a poco en el bucle de mentiras en el que se implica su protagonista. Las falsas apariencias, la doble moral y el plagio son los elementos fundamentales en los que se mueve la producción. Además, lo realmente interesante es que nos sentimos identificados con el estafador, somos cómplices de él llevándonos a disfrutar con la magia del cine. 


¿Y porque sucede que en el cine, nos identificamos con algún villano, con algún mafioso o simplemente con un mentiroso? Pues por un buen guión, esa es la respuesta en mi opinión. Realmente cuando sucede esto, es porque el director a través de este instrumento nos consigue atrapar en su red hasta el final del largometraje. Estamos tan inmersos en la historia que por dos horas en nuestra imaginación y tal vez sin quererlo, somos cómplices en nuestro subconsciente de todo tipo de tropelías que luego en cualquier debate con amigos condenaríamos sin dudarlo o quizás no......

Por otra parte, comprobamos cómo una mentira de tamaño tan colosal, como es apropiarse de un manuscrito de otro escritor, lleva al joven Mathieu a tejer un engaño tras otro para conservar su nuevo nivel de vida, su fama sobrevenida y a su bien posicionada pareja. El problema surgirá, cuando el editor le empiece a urgir para presentar su segunda novela y su talento no alcance para llegar al nivel del autor suplantado, esto, más las sospechas de la familia de su novia le van a complicar su existencia de tal manera, que quizás hubiera deseado no cometer nunca el error de apropiarse de un texto que no era el suyo.

Lo más curioso de todo, es que la película me recuerda muchísimo al planteamiento de otra titulada 'The Words' del año 2012 con Bradley Cooper como protagonista. ('El Ladrón De Palabras' en España y 'Palabras Robadas' en Hispanoamérica). Esto abriría otro debate que en esta ocasión, por la temática tratada sería completamente acorde y nos llevaría a plantearnos muchas preguntas, como por ejemplo, si esta película nace como inspiración de esta otra o es un hecho aislado que nos llevaría a un simple coincidencia intelectual, pues tampoco estas dos películas son las únicas que abordan un tema parecido. Al final es cuestión de fe. 

Como yo no soy juez y confió en la buena voluntad de las personas, por lo menos hasta que no se demuestre lo contrario, no seré yo el que acuse al director francés de plagio, de ahí mi buena opinión sobre su creación. Por otra parte, en el transcurso de la trama es cierto que toma caminos bastante diferentes; simplemente lo destaco porque el planteamiento inicial es muy semejante.


El reparto: Pierre Niney da vida al joven escritor, y lo hace de una manera notable, actor de método y de inmenso futuro al menos en el cine francés. Sus rasgos físicos me recordaban en algunos matices al extraordinario actor Adrien Brody cuando tenía su misma edad. Le da gran réplica la actriz Ana Girardot en una actuación realmente convincente y que por cierto también me recordaba por sus rasgos físicos a la actriz y ex primera dama francesa Carla Bruni. El resto del reparto no está a la altura de los dos protagonistas y tanto los padres de la novia como el amigo de la familia y enamorado de esta última (este personaje interpretado por Thibault Vinçon cobrará fuerza a lo largo de la trama) hacen un trabajo frió y descorazonador. Realmente unas interpretaciones sin fuerza y fuera de lugar.

La música acompaña con acierto las fases de más suspense de la filmación, el montaje es fácil de diseñar y la fotografía es de buen gusto, sobre todo en las localizaciones exteriores que realzan la belleza de los parajes franceses, ya bellos de por si. La dirección artística es magnífica, recreando la lujosa villa, (donde se traslada a vivir la joven pareja), con todo lujo de detalles, dando un aspecto de mayor dotación presupuestaria a esta cinta independiente, que sin embargo se podría confundir con cualquier producción de los grandes estudios por su cuidada factura.

Para concluir, resaltaría que independientemente de las bondades de esta cinta, estamos de enhorabuena con la películas que nos llegan desde Francia en los últimos años. Sus cineastas han hecho un esfuerzo por mostrar cercanía con los espectadores, y su cine ya no peca de la excesiva pedantería que para algunos destilaban sus producciones en décadas anteriores; aunque es evidente que no es bueno generalizar ni en lo bueno ni en lo malo ya que cada cineasta se representa a si mismo. En cualquier caso, estaremos atentos a las nuevas propuestas de la cinematografía gala, con renovado interés.

Nota: 9/10. 

Nacionalidad: Francia. 
Director: Yan Gozlan.
Reparto: Pierre Niney, Ana Girardot, Thibault Vinçon,
André Marcon, Valéria Cavalli, Marc Barbé.
Fotografia: Antoine Roch.
Música: Cyrille Aufort.
Estreno en España: 13 de Mayo de 2016.
Estreno en Francia: 18 de marzo de 2015.
En Hispanoamérica y EEUU: ?

Enlace al trailer, a continuación: