sábado, 23 de enero de 2016

Palmeras en la nieve


¿Qué sucede cuando el envoltorio del regalo es muy bonito y va dentro de una maravillosa bolsa decorada espectacularmente para la ocasión y dentro te encuentras con unos calcetines de todo a un Euro?

Pues eso una decepción, gráficamente eso es lo que sucede con Palmeras en la nieve, el decorado es el todo y la historia se diluye secundariamente y busca lo bonito que no lo bueno. Inspirada en la fabulosa novela de Luz Gabás, que cuenta básicamente una historia de amor en la época de la independencia de Guinea Ecuatorial, lo que hace el director Fernando G Molina es cargarse directamente la novela y convertirla en un folletin de sobremesa en formato de telenovela de segunda. Una auténtica pena, pues contaba con todos los medios en esta superproducción española para haber hecho una película de auténtico cine clásico y recuerda al fracaso que tuvo Carlos Saura con la fallida 'El Dorado'.

La película es auténtico cartón-piedra y la utilización de los maravillosos paisajes y la espectacular música y fotografía no hacen sino aumentar la indignación de lo que pudo ser y nunca fue. Por cierto las espectaculares localizaciones no son de Guinea, sino de las Islas Canarias y Colombia, no entiendo como no se pudo sacar algo de la auténtica Guinea a pesar de los problemas políticos que aún existen.

Con respecto a las interpretaciones, decir que Macarena García está muy bien y se confirma como una actriz de futuro al igual que Adriana Ugarte. Lo de Mario Casas es para hacérselo pensar, creo que ya ha tocado suelo con esta interpretación y no vale con ser guapo, ser fuerte y demás, creo que debería reflexionar sobre los papeles que está capacitado para interpretar. En cambio, la grata sorpresa la protagoniza la debutante Berta Vázquez que interpreta a una enfermera guineana que se enamora del capataz de la plantación de cacao interpretado por el ya mencionado Mario Casas. Deslumbra con su profunda mirada y si consigue transmitir al espectador los sentimientos de su personaje, ojala le den nuevas oportunidades, pues tiene un talento natural innegable. En definitiva, profunda decepción con esta película que lo tenía todo para ser grande y se queda en algo muy pequeñito con infulas de grandeza.

Nota:2/10.

6 comentarios

  1. Berta y Mario se han enamorado realmente en el rodaje de palmeras en la nieve.De hecho él ha dejado a María Valverde después de cuatro años.Entonces pregunto ¿Es realmente Berta Vázquez buena actriz o simplemente una mujer enamorada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión aunque pudiera influir el hecho del romance que ha surgido entre ellos ,Berta se convierte por méritos propios en una actriz con un futuro bastante prometedor.

      Eliminar
  2. ¡Jolín! otra decepción. ¿Qué es lo que le ocurre al cine español que parece que solo se encuentra a gusto en el humor, la comedia y la grosería?
    A pesar de lo explicado, desenvolveré el regalo para decepcionarme.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Francisco.
    Disculpas por la ortografía de esta entrada, Aún empezaba, y sólo era un juego.
    La música y la fotografía te gustarán, pudo ser una magnífica película pero se quedó en telenovela, en mi opinión claro está.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Esta película estrenó en Brasil, sin embargo, no a conozco. Por la crítica de Miguel, parece que corresponde por completo a un dictado popular que tenemos por aquí y que traducido para el español sería más o menos así: "Por fuera, bella viola; por dentro, pan bolorento".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ja,ja,ja me gusta la definición en Brasil pues es exactamente lo que sucede con está películita:
    Por fuera, bella viola; por dentro, pan bolorento".
    Dicho queda!!
    Un abrazo Eugenio y gracias por pasarte!!

    ResponderEliminar