martes, 30 de octubre de 2018

El fotógrafo de Mauthausen: 7532 españoles en el centro del infierno nazi


Creo que empezamos a olvidar y, como europeos y sobretodo como seres humanos, no nos lo podemos permitir. -Mar Targarona.

La historia: El 5 de mayo del año 1945, la 11ª División Acorazada de los Estados Unidos entraba en el campo de concentración de Mauthausen en Austria, siendo recibidos con alborozo entre los presos que no habían sido exterminados y con unas pintorescas pancartas hechas con sábanas en las que había escritas unas palabras de bienvenida en español. De hecho, aquel lugar en el que se cometieron crímenes a destajo fue conocido como "el campo de los españoles" y en él, Francisco Boix (Mario Casas), desempeñó un papel crucial como fotógrafo retratando y escondiendo los negativos que sirvieron posteriormente para denunciar lo allí sucedido y encausar a algunos de los responsables de aquellos crímenes contra la humanidad.


La crítica: La cineasta catalana Mar Targarona (Secuestro) ha conseguido con gran eficacia narrativa aportar luz a la historia del preso republicano español Francisco Boix, que aprovechó sus conocimientos en fotografía para conseguir un puesto en el laboratorio fotográfico de Mautaushen-Gusen en una historia que si bien había sido llevada al cómic o al documental, nunca había llegado a ser ficcionada a través de la gran pantalla de cine y además lo hace desde una visión relativamente novedosa.

Cuando los nazis preguntaron a su aliado, el dictador Francisco Franco, sobre que sugerencias proponía para los presos españoles encerrados en los campos de exterminio, el genocida del Caudillo, respondió que esas personas no eran españolas y junto a su cuñado Serrano Suñer, acordaron con las fuerzas alemanas un pacto no escrito para que los españoles allí encarcelados formaran parte de la solución final y fueran exterminados junto a los demás ciudadanos europeos que habitaban dichos campos. De hecho, los españoles fueron marcados con un triangulo azul que significaba: apátridas. A esto, los propios miembros del ejercito alemán añadieron una S de spanien, reconociéndoles al menos un estatus o país de procedencia para clasificarlos como presos políticos y no como judíos. Es decir, hasta los propios psicópatas de los nazis, tuvieron más "sensibilidad" con los españoles, que los propios gobernantes ibéricos si es que a esa banda de franquistas infectos se les puede calificar como gobernantes. Lo más curioso es que aún hoy en 2018 se siguen escuchando voces en España con el dicho de: "con Franco se vivía mejor". Claro se vivía mejor si no te habían matado antes. Como no quiero caer en ningún tipo de maniqueísmo, esto mismo valdría para los rusos que dicen que con Stalin se vivía mejor, o para lo futuros fanáticos que dirán que con Castro o con Chavez se vivía de puta madre. Sin duda, el fanatismo político del hombre nos determina a repetir una y otra vez la historia y ese es el fondo del mensaje que El fotógrafo de Mauthausen trata de transmitir, como en su día lo hizo Spielberg con La lista de Schindler.

Volviendo a la película en sí, lo que trata de reflejar la cineasta es la importancia de los fotógrafos y de sus fotografías para constatar de manera gráfica los acontecimientos históricos desde que tenemos este medio a nuestra disposición. Supongo que a todos nos habrá llamado la atención en algún momento de nuestra vida, cuando hemos visto a algún reportero de guerra o algún fotógrafo "civil", trabajar en medio de un conflicto bélico o tras un atentado terrorista, y dedicarse a tomar fotografías en vez de soltar la cámara y atender a los heridos. Bueno ahí puede surgir un conflicto ético, pero seguramente estos fotógrafos sacrifiquen su conciencia personal, para retratar a modo de denuncia la barbarie en la que el ser humano ha incurrido a lo largo de la historia. Por eso y quizás sin el sacrificio de hombres como Francisco Boix, hoy no hubiéramos conocido gráficamente lo que se hizo en Mauthausen. ¿Y que se hizo allí? Pues estas angelicales criaturas alemanas se dedicaban a las nobles tareas de practicar tareas de exterminio con cámaras de gas fijas, o en camiones móviles, fusilar o ametrallar a los presos, matarlos de hambre en celdas de castigo sin proporcionarles alimentos ni agua hasta su fallecimiento, flagelaros con latigazos hasta su muerte, darles duchas de agua helada en invierno con las consecuencias imaginadas, practicarlos el sangrado o el desangrado hasta la muerte para mandar su sangre a los frentes del este, hacer experimentos médicos con los presos y utilizarlos de esclavos en la famosa "escalera de la muerte de Mauthausen", que con sus 186 pavorosos escalones, era sinónimo de muerte cuando los reos tenían que subir piedras de granito de unos 25 kilogramos como si fueran animales de carga hasta que caían extenuados. En dichas escaleras, y en mitad de la noche, algunos presos eran "suicidados" arrojándolos desde arriba como se muestra en una secuencia de la película. Cabe decir que muy buena de la arquitectura totalitaria nazi proviene de este yacimiento de granito austriaco.


El peso de la producción está soportado casi en su totalidad por el mejor Mario Casas (Toro), que yo haya visto en el cine y que por fin deja sus tics juveniles para convertirse en un verdadero actor. Lo más loable en esta transición actoral es un buen trabajo, muy buen trabajo en la dicción que siempre es lo que más le hemos criticado. De hecho, muy acertadamente y para apreciar su buena evolución en este aspecto, la directora le permite abrir la producción narrando en off el principio de la historia en un hecho insospechado en sus comienzos. Cabe destacar además que ha recibido clases de alemán para interpretar al personaje y ha perdido quince kilos para aportar la credibilidad necesaria. Así que al Cesar lo que es del Cesar, y a Mario lo que es de Mario. El resto del reparto es monocorde, destacando eso sí a Alain Hernandez en su papel del preso Balbuena o a Macarena Gómez que interpreta brevemente a Dolores que es una muchacha española obligada a ejercer la prostitución. Pero, ¿existía la prostitución en Mauthausen? Pues efectivamente, así es. En el colmo del despropósito nazi-machismo, se instaló un prostíbulo con esclavas sexuales para que algunos presos de "confianza" tuvieran un "premio", y para que estas mujeres fueran multivioladas por las tropas alemanas aunque esto se omite en la película.


En la parte técnica de la producción cabe destacar la buena fotografía digital de Aitor Mantxola que tiñe la película de grises pero que deja ver lo que sucede en todo momento. Otro aspecto muy destacable es la dirección de arte y vestuario, ya que cabe recordar que en el campo de concentración había además de los oficiales y soldados, presos que ejercían de fotógrafos, peluqueros, albañiles, sastres o administrativos y hubo que buscar materiales y ropa acorde con el contexto histórico narrado. Y como no, destacar la música del compositor canario Diego Navarro que firma unos pasajes extraordinarios. Ademas la producción se ha llevado hasta Budapest para aprovechar lo que quedaba de la recreación que se hizo del campo en la película 'El niño del pijama de rayas'. En cambio, en el debe de la película cabría poner alguna pega a cierta teatralización en su conjunto y a la utilización del melodrama de manera innecesaria aunque comprensible en el contexto narrado.

En conclusión, El fotógrafo de Mauthausen, es una buena propuesta que actúa como testigo directo de la vida y obra de Francisco Boix que consiguió gracias a su ingenio, a su fortaleza mental y a sus ideales, realizar más de mil fotografías en el centro del infierno nazi en el que perecieron 4.816 presos españoles de los 7532 que fueron trasladados hasta Mauthausen. Con parte de ese material gráfico, Boix pudo demostrar, documentar y testificar en los Juicios de Núremberg y con ello ayudar a condenar a parte de la jerarquía nazi al mando del campo de exterminio austriaco.

Nota: 7/10.

Nacionalidad: España.
Dirección: Mar Targarona.
Reparto: Mario Casas, Alain Hernandez,
Macarena Gómez, Richard Van Weyden.
Guión: Alfred Pérez-Fargas, Roger Danès.
Música: Diego Navarro.
Fotografía: Aitor Manxola.
Duración: 110 minutos.
Estreno España: 26/10/2018.






44 comentarios

  1. Está todo dicho. Apuntar que ver a Mario Casas fuera de lo habitual, es un gran reclamo. (Y experimento) a ver qué sale de todo esto. Buenísima redacción mejor contenido. ¡Excelente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pues de momento ya se puede decir que la película es un éxito de taquilla en su primera semana y que Mario Casas sale bastante reforzado del envite. Muchas gracias Keren por tus palabras finales.

      Eliminar
  2. El otro día Mario Casas salió en el hormiguero y presentaron la película, me pareció muy interesante y con imágenes muy crudas como en realidad serían desgraciadamente. Un tema que nunca debiera olvidarse, sin embargo existe gente, sobre todo jóvenes que parecen olvidar, y se prestan en cualquier ocasión con violencia y les costaría muy poco empuñar un arma.
    He notado en esta entrevista del hormiguero, que la dicción de Mario Casas a mejorado considerablemente, antes no se le entendía muy bien. Muy sorprendente lo que tuvo que adelgazar para interpretar este papel, pero claro estaba muy hermoso para esta película, :))).
    Creo que será una buena propuesta como tu dices, pero estos temas son peliagudos.
    Un placer la reseña Miguel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, probablemente lo mejor de esta producción es que Mario Casas, que además hace un buen trabajo, pueda atraer a parte del publico más joven que va a las salas de cine y con ello puedan recordar o aprender parte de la historia de Europa en guerra a través de la cinematografía.
      No he visto la entrevista de 'El hormiguero', a ver si la puedo recuperar por algún lado para echarle un vistazo.
      Un abrazo Elda y muchas gracias por tu amplio comentario.

      Eliminar
  3. cuando la den si la dan ...en cola estoy esperando....
    Amo este tipo de cine....real intenso...
    tengo fascinación con ese tiempo ...esa época....
    la crueldad de los dictadores de cualquier época me encanta
    Me gusta tenerte en FB ya que te encuentro enseguida y no tengo que andar buscándote
    abrazos desde casi el comienzo del fresco en Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Recomenzar, pues si te gusta el cine histórico y además de unos hechos como los de Boix relativamente poco conocidos, esta es una buena oportunidad. Me alegro que por Facebook o por cualquier otra red social te sea más fácil el contacto.
      Abrazos hasta es fresquito que ya se acerca también a Miami.

      Eliminar
  4. Gracias a estas aportaciones se escribe la historia,... o mejor dicho se reescriben partes de la historia. Me ha encantado tu crónica Miguel, desborda fuerza y convencimiento. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias Norte por tus palabras y sí, pienso también que el cine puede servir como aportación a documentar hechos históricos con una moderada buena narrativa como es el caso. Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. esta es de esas películas que no me pierdo porque es un tema del que creo que nunca se contará lo suficiente. Como también me pasa con nuestra Guerra Civil i los inciviles "gobernantes" que salieron de ella y nos pretendieron idiotizar durante cuarenta años. Con algunos lo consiguieron.
    me laegro de lo que dices de Mario Casas porque es un actor al que no soportaba, pero si ha abandonado tics y ha aprendido a hablar igual ganamos otro intérprete para el cine español. Ya te contaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, es cierto que se dice mucho de nuestro cine que solo se habla de la Guerra Civil y demás, pero es que son hechos que conviene recordar de vez en cuando. Yo matizaría en lo personal que me falta una gran obra maestra sobre este asunto y quizás tengan que venir desde fuera para dar una visión objetiva y a la vez emocionante en lo cinéfilo como consiguió hacer Spielberg con La lista de Schindler y la Segunda Guerra Mundial. Sorprende Mario Casas y para mí es una gran alegría pues en este espacio yo mismo lo he criticado duramente en una labor que desde luego no me gusta realizar.
      Un beso y gracias por pasarte.

      Eliminar
  6. Pues mira que justamente de esta película me desanimaba el protagonista así que me alegro de lo que dices porque el tema lo merece. Fantástica tu crítica, Miguel (como siempre ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que un actor puede estropear una película, y en mi opinión pocas veces salvarla. En este caso Mario Casas es un plus para la producción.
      Mil gracias por tus palabras en la parte que me toca, un gran saludo.

      Eliminar
  7. Jo, reconozco que me cuesta ver películas sobre la barbarie nazi. Me duele demasiado visionar semejante bajeza. La última fue La vida es bella, con eso te lo digo todo. Celebro que Mario haya mejorado su dicción, algo que le permitirá crecer como actor y aportar un plus de verosimilitud a sus personajes.
    Una historia dura la que se intuye a través de tus palabras, como no podía ser menos. Que sirva para que nunca olvidemos lo "monstruos" en los que podemos convertirnos la gente normal y corriente. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me cuesta David, pero hay que reconocer que los nazis han dado mucho juego para el lenguaje cinematográfico. Por recordar rápidamente dos de estos ejemplos, Malditos bastardos de Tarantino y El hombre del corazón de hierro del cine más reciente dieron un resultado excelente.
      Y efectivamente esos monstruos que describes no surgen de la casualidad, habría que situarse en el contexto social, económico y jerárquico que llevó a parte la población a formar parte de un ejercito tan cruel como el alemán de la época.
      Un gran abrazo David.

      Eliminar
  8. Tus letras, geniales como siempre, con las pinceladas históricas para poner en clima. Aunque se estrene en Buenos Aires, y después de ver el trailer, no creo que vaya a verla. Mis padres y parientes sufrieron la guerra en Italia, para colmo mi papá era militar y a mí me ha quedado en la sangre un horror por lo que contaban. Evito ver ese tipo de películas tan crudas sobre la II Guerra.
    Los fotógrafos que se dedicaron a obtener imágenes de los conflictos bélicos, permitieron que con ese material se conocieran los actos devastadores cometidos en tantos lugares del mundo.
    Un abrazo enorme, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirella, en esta ocasión más que una critica al uso, he querido hacer una crónica de los hechos tan lamentables que sucedieron en el contexto narrado.
      Curiosamente mi padre de niño muy pequeño también vivió parte de la Segunda Guerra Mundial en la comarca española del Campo de Gibraltar que se vio afectada en las batallas entre brítánicos e italianos a cuenta de la colonia de Gibraltar. Y además la posguerra española aunque eso ya es otra historia. Al final son películas que comprendo son complicadas de ver sin traer malos recuerdos, aunque como bien comentas aquí se pone muy en valor el trabajo de los fotógrafos y reporteros de guerra. UN gran abrazo Mirella y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  9. Solo con ver las primeras imágenes de esta película por televisión, dije que tenía que ir a verla. Si bien el tema nazi siempre me ha atraído y son muchas las películas que he visto, esta historia en particular, contada por un español que vivió el terror de los campos de exterminio ejerciendo de fotógrafo, me llama poderosamente la atención. Todos hemos visto fotografías de los barracones, del hacinamiento al que tenían sometidos a los presos y del estado físico caquéxico en el que estaban, pero no me había parado a pensar quién tomó esas imágenes cuando los verdugos debían ser los primeros en ocultar la realidad de lo que allí ocurría. Por ello esta película me ha interesado tanto y ya tenía previsto ir a verla este fin de semana.
    Es de agradecer, pues, que haya podido leer esta reseña con antelación.
    Un abrazo.
    P.D.- Supongo que se trata de un error tipográfico, pero permíteme que te lo señale: el cuñado de Franco se llamaba Serrano Suñer. Espero que no te moleste esta corrección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, a mí me pasó igual que a ti, y en cuanto supe del proyecto me interesó para verlo y documentarlo en este espacio de cine. No te quiero destripar parte del argumento de la película que va en la linea de lo que comentas sobre quien fotografiaba a los presos. De hecho, aparte de Boix que era un subalterno, el principal fotógrafo el campo era un nazi que sin quererlo, estaba documentado pruebas que después servirían en Núremberg. Un gran abrazo.
      P.D. Muchas gracias por la corrección Josep, lejos de molestarme, supone una buena ayuda para que el texto haya podido ser editado con el apellido Suñer escrito correctamente. Por cierto, de este tema no sale nada específicamente en la película, pero esta documentado por escritores de prestigio y por eso lo quise traer a colación.

      Eliminar
  10. Desde que tuve conocimiento de esta película, sobre un tema que me encanta y más si es histórica, sabía que pronto vendría tu crítica, y me alegro y te agradezco que lo hayas hecho, porque no es lo mismo llegar a ver la película, y a ver que me encuentro, que ir con los datos que tu magistralmente aportas y que me harán apreciar y disfrutar más, ciertos pasajes de la película.
    Gracias, y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, suponía que la película podría ser de tu interés por los hechos históricos reflejados y por tu propio interés en la historia en general. Es muy motivante que la reseña te pueda servir como aperitivo para disfrutar de una película en el cine . Un gran abrazo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  11. Muy buena crítica, de un episodio de la historia que jamás debería ser olvidado. Este es el mejor ejemplo y el más triste, de aquel dicho popular... la realidad siempre supera la ficción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier y espero que este episodio nunca sea olvidado como formula para que nunca más vuelva a suceder algo semejante. Aunque por mucho cine que hayamos visto, tienes toda la razón, la realidad supera con creces a la ficción.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Una cronica estupenda.Habra que verla. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Betty por tus palabras y espero que si la ves te resulte interesante. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Miguel me ha gustado la introducción y que tan clarito se reivindique el papel de ese dictador al que algunos le siguen riendo las gracias porque es un auténtico despropósito ese con Franco se vivía mejor, sí claro algunos porque todo aquel que se atrevía a pensar, a discrepar, a protestar... era eliminado.
    No es una película que me atraiga porque como dice David me duele mucho ver la barbarie y el horror del que somos capaces los seres humanos y no siempre me convence pasarlo mal porque es lo que hago.
    Gracias por esa aclaración sobre Mario Casas porque justo que él fuera el protagonista era de las que cosas que más me hacía dudar y por lo que has comentado por fin actúa bien.
    Besos y buena "castañada" (por aquí lo celebramos con castañas, boniatos y panellets aunque cada vez gana más adeptos Halloween)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita, aunque de manera cada vez más residual, ese con Franco se vivía mejor todavía hoy se sigue escuchando y no deja de sorprenderme. Aunque claro fueron 40 años de lavado de cerebros y casi es más sorprendente la rápida transformación democrática en los 80 cosa que en otros países no se ha conseguido tras la muerte o "jubilación" de su dictador correspondiente y Cuba sería un ejemplo de la cara de la otra moneda. Respecto a este cine, sin duda es muy complicado de ver, por eso creo que la cineasta ha tratado de dulcificar en cierta manera la película con la música y ofreciendo un retrata bastante humano en medio de la barbarie.
      Respecto a Mario Casas, pues para mi es una alegría ya que en otras ocasiones ha sido duro tener que criticarlo y he constado después de escribir mi crítica que en otras muchas se destaca su buena evolución y composición actoral.
      Besos y me parece genial la buena evolución de esa castañada en un país tan acostumbrado a importar tradiciones americanas y no poner en valor las nuestras propias.

      Eliminar
  14. Me ha impactado además como tú Miguel haces la reseña imperdible , que buena crítica , un beso amigo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchísimas palabras por lo que me toca Beatriz en la redacción de la reseña. Un beso grande hasta tu brillo del mar y felicitaciones muy especiales para el compositor canario Diego Navarro.

      Eliminar
  15. Hola!! Si que tengo grandes expectativas de esta película, de hecho es esperada por acá. Sabes cuándo se estrena en México??? Saludos y gracias por la recomendación Miguel!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liliana, gracias a ti por tu confianza. Aún no hay fecha de estreno en México, ni siquiera sabemos si se estrenará allí. Aunque por los buenos datos de taquilla en España podría ser posible, sino queda la opción de Netflix cuando esté disponible.
      Saludos hasta México!!

      Eliminar
  16. Estupenda reseña Miguel...!! No me perdono haber olvidado esta parte de la historia del genocidio sufrido por los españoles...Que bien que este filme nos recuerde hasta donde puede llegar la locura de un hombre seguido inconscientemente por el fanatice de las masas, siempre nos dicen que el objetivo del cine no es ni enseñar ni reflexionar sino entretener, sin embargo, creo que el Séptimo arte es una gran plataforma para concientizar lo que vivimos y hacia donde vamos...Me gusta esta propuesta, gracias por traerla, yo te mando besitos y un gran abrazo...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, y así es, la mejor manera de que no se vuelva a repetir el pasado es recordar los errores y la barbarie vivida por encima de los objetivos que para unos u otros pueda tener la cinematografía. No sé en que momento llegará a México la película, pero creo que es una buena forma de volver a recordar este proceso como método de concienzación global. Besos y abrazos.

      Eliminar
  17. Estupenda reseña, como es habitual en este blog, y genial introducción que te agradezco por lo valiente dado que te 'mojas' tomando postura, algo que últimamente es poco habitual por estos lares. Estoy algo cansada ya de tanta tibieza y de la 'equidistancia'.
    No he visto Toro y por tanto no conozco al Mario Casas bueno, porque todo lo que he visto de él no me gustó, de ahí que le tenga algo de manía. Me alegra saber que ya ha dado clases de dicción, porque una de las cosas que más me desesperan en este actor es que no le entiendo cuando habla por no vocalizar. Me viene a la mente la película Contratiempo donde no me pareció que lo hiciera mal el chico si no fuera por el pequeño inconveniente de que al hablar no se le entendía, tuve que recurrir en algunas escenas a los subtítulos para saber qué porras estaba diciendo.
    Está bien recordar desmanes pasados para que no se vuelvan a repetir. Aunque parece, en el caso del exterminio nazi, que los que más han olvidado han sido los propios judíos que viven en Israel a juzgar por cómo tratan a los palestinos.
    En fin, que me apunto esta peli a ver si me reconcilio con Mario ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kirke por tus palabras y por tu reconocimiento personal. Yo nunca he tenido problema en tomar posturas políticas o cinematográficas aunque realmente generan más problemas que satisfacciones. De hecho esta crítica ha sido censurada vergonzosamente en algunos grupos de cine de Facebook en los que se ve que aún quedan nostálgicos del franquismo, o del nazismo, y aunque me lo esperaba en parte no deja de sorprenderme esta falta de madurez democratica. Respecto a Mario Casas he de reconocer que no es un actor de mi predilección, como me pasa con Penélope Cruz por ejemplo entre las actrices, pero sería muy necio por mi parte no reconocer un gran trabajoen esta ocasión y lo mejor una buena evolución como actor. Ojala siga en esta linea que sin duda se debe a la humildad de reconocer sus defectos y trabajar para mejorar como actor y olvidarse de que es un fenómeno mediático. Respecto a lo último que comentas sobre Israel, estuve a punto de introducir en la reseña una fotografía de los bombardeos judios sobre Palestina o Líbano como paradoja de la miseria de la humanidad pero ya se me iba del tema y hubiera sido además demasiado larga. Pero me alegro de que lo hayas citado porque es alucinante.
      Un beso y gracis de nuevo.

      Eliminar
  18. El otro día vi el tráiler y tuve dudas si ir al cine o no. Con estas historias siempre me pasa lo mismo, sé que merecen la pena pero tengo que estar concienciada de lo que voy a ver. Me genera mucha sensibilidad. Creo que todas las películas de este género, como El pianista, La vida es bella, etc etc... las he acabado viendo bastante tiempo después por este motivo. Y La vida es bella me traumatizó mucho :'( Pero bueno, sé que esta película la acabaré viendo en algún momento.
    Yo creo que las dos cosas más peligrosas del mundo son el fanatismo político y el fanatismo religioso, porque los ideales se acaban yendo de las manos.
    Respecto a lo poco concienciada que está la gente con este tema (por comentarios como "Con Franco se vivía mejor") hace años estuve en Auswitch y me sorprendió mucho una cosa.Vi a gente se hacía fotos simulando ser un preso, y riéndose. Como si estuvieran en Port Aventura o el Parque Warner. No eran españoles, no sé de dónde eran, pero me pareció bastante terrible. En fin no sé qué pasa por la cabeza de algunas personas.
    Dos cosas más. Esta tarde voy al cine, no sé qué acabaré viendo :)
    La otra, estaba preparando una entrada sobre este tema, de un libro que leí sobre las mujeres embarazas españolas que se exiliaron a Francia durante la guerra civil y una mujer que trató de ayudarlas a todas. Bueno el tema no es exacto, pero puede entrar en el mismo saco. Creo que el exilio también fue bastante duro.
    Me ha gustado mucho tu reseña, un besito!!
    PD: Mario Casas estaba mal aprovechado haciendo siempre de adolescente misterioso y rebelde jajaja A ver qué tal ahora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, en ciertos foros se está criticando a la cineasta por impregnar su obra de cierta dulzura narrativa pero pienso que es un tema demasiado duro, y demasiado cruel, como para darle un aspecto totalmente realista que sería como dices al principio de tu comentario muy molesto para la sensibilidad del que vaya a plantearse ver una película de este tipo. Respecto a La vida es bella es una de mis películas preferidas en cuanto a esta temática precisamente por aportar una visión novedosa en su momento, aunque como dices, también puede acabar hiriendo la sensibilidad.
      Respecto al tema de los totalitarismos además es que se juntaron las dos vertientes más peligrosas del ser humano o al menos se sirvieron de ellas. Es decir, política y religión maximizadas al servicio de la glorificación de estos regímenes autoritarios. La verdad es que lo que cuentas de Auswitch es muy fuerte, yo llevándolo al terreno cinematográfico he comentado alguna vez que me parecía un poco fuerte en este tipo de películas sobre los campos de concentración o de exterminio, ver como la gente estaba comiendo palomitas como si tratará de un película de ciencia-ficción. Por cierto, en Madrid y creo que está aún en funcionamiento, ha habido una gran exposición sobre Auswitch y lo que se hizo allí para precisamente que nunca caiga en el olvido.
      Creo que el libro que has leído y del que espero tu entrada efectivamente entra en el mismo saco, de hecho y aunque no lo menciono explícitamente en la reseña, muy buena parte de los españoles que estuvieron en los campos de concentración provenían o bien del exilio en Francia, o bien de tropas capturadas que se unieron a la resistencia francesa.
      P.D. Supongo que a Mario Casas también se le acabó la adolescencia, y no iba a estar hasta los 60 años haciendo el mismo papel, ja,ja,ja. Gracias María por tu amplio comentario, besos y espero te lo pases bien en el cine con la peli que veas finalmente.


      Eliminar
  19. Dios. Dicen que, en cuanto a la guerra se refiere, ya todo se ha escrito, dicho y reflejado en el cine. Pero a mí, personalmente, se me pone la piel de gallina con cada nueva historia que leo sobre este período tan cruento y salvaje, porque, sí, siempre hay algún resquicio sin iluminar de entre todo lo que supuestamente ya se ha contado.
    Muy de acuerdo con la crítica que haces sobre el maniqueismo, y es que la ceguera política es igual de insufrible en un bando que en el otro.
    En cuanto a Mario Casas, creo que tiene mucho mérito el querer superarse a sí mismo y romper con ese encasillamiento al que algunos actores se condenan.
    En suma, creo que esta es una apuesta muy interesante que merece la pena ver.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía, como dices se han escrito muchísimos guiones para ser llevados al cine sobre la guerra y curiosamente este tema de Boix aunque se había documentalizado, nunca se había hecho una película ficcionada sobre estos tremendos hechos acontecidos.

      Respecto al tema de la política me produce ya un tremendo aburrimiento ver como supuestos demócratas no son capaces de condenar dictaduras como la franquista o la castrista e intentar defenderlas o comprenderlas según sea su ideología.

      Y lo de Mario Casas me parece genial y me alegro de que su trabajo esté siendo reconocido y alabado.

      Un abrazo y gracias por tu tiempo.



      Eliminar
  20. Un tema muy crudo y muy triste que, a pesar de su dureza,no se puede olvidar.
    Me alegro que Mario Casas vaya mejorando y su dicción sea buena.
    Habrá que ver esta película pues, todo lo que sea historia, por muy cruel que sea, es conveniente conocerla.
    Mil gracias por tu estupenda crítica.
    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, sé que para ti es importante en los actores españoles (y no españoles), que su esfuerzo vaya en mejorar la dicción en la linea de los grandes del teatro que también alternaron su trabajo en el cine como has señalado alguna vez.
      En este caso, el esfuerzo es meritorio y creo que es justo reconocerlo. Respecto a la película creo que siendo dura tiene un tono más accesible que otras producciones de este tipo.
      Un beso y muchas gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  21. Bueno, bueno, qué interesante historia que ha salido en pantalla, cuanto hay de callado.😑Gracias Miguel.😘

    ResponderEliminar
  22. Pues mira para eso esta el cine además de entretener. Sacar historias y con ellas sacar los colores a algunos. Gracias ti eme, un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola, Miguel.
    Tu reseña es una auténtica maravilla. Por lo que el problema es mío, lo sé; no leo ni suelo visionar películas de este tipo, se me parte el alma de ver dónde puede llegar el ser humano; en estos casos. La crueldad y maldad. Y por eso se me hace imposible ni siquiera verla como un concepto biográfico o histórico, está mal por mi parte, pero es que me entra un mal estar terrible, ni el conocimiento lo aplaca.
    Un beso, y fantástica manera de mostrárnosla seguro que será una gran película.

    ResponderEliminar
  24. Hola Irene.
    Muchas gracias por tus palabras y no es nada raro lo que comentas; de hecho son películas muy complicadas de ver y lo que realmente me sorprende es como en el cine alguien pueda estar viendo una filmación así y a la vez estar comiendo palomitas como si se tratara de ciencia-ficción. En cualquier caso pienso que lo más importante en este caso no es el cine en sí mismo, sino la denuncia social que va implícita. Besos y agradecido por tu tiempo.

    ResponderEliminar