viernes, 8 de junio de 2018

El doctor de la felicidad (Knock): descafeinada comedia pseudo-romántica a mayor gloria de Omar Sy


La gente sana son enfermos que se ignoran. -Dr. Knock.

La historia: Después de un turbulento pasado como estafador de poca monta, Knock (Omar Sy), se ha reconvertido en médico y llega al pequeño pueblo francés de Saint-Maurice a ocupar la plaza vacante que ha dejado el anterior doctor. Sus métodos y manera de entender la medicina se mueven por objetivos económicos y para ello ofrece consultas médicas gratuitas una vez a la semana, que sirvan como cebo para convertir a los habitantes sanos del lugar en posibles enfermos ya sean por dolencias reales o imaginarias. Pero en medio de esta huida hacia adelante, se cruzará en su camino con la joven Adèle (Ana Girardot), y la semilla de un romance le hará replantearse su situación, sus métodos y cómo afrontar la enfermedad real de su amada.


La crítica: ¿Les damos un poco de caña a los traductores de cine o les dejamos en paz? Yo creo que un poquito de lo primero para al menos en unas lineas acordarnos de estos maestros de la improvisación y de su genial sentido del humor. Y es que en España han pasado de convertir el título original de la película de un aséptico 'Knock' a un florido invento llamado El doctor de la felicidad. No quiero ni pensar lo que puede pasar en México, país en el cual los maestros traductores (dixit Pablo del Moral) son "insuperables" con sus ocurrencias y la cinta puede acabar renombrándose: "El doctor de la felicidad flotando sobre bellos campos de piruletas con unicornios de colores" (dixit María Delgado). Sinceramente yo creo que un poco de marihuana no hace daño a nadie, incluso es recetada como tratamiento médico en algunos casos como coadyuvante. Ahora bien, una cosa es un poquito y otra cosa es ir completamente colocado a la hora de realizar una traducción cinematográfica. Y supongo que alguien pensará que una traducción así es más efectiva y mercantilista, pero claro, es que incluso a mí que suelo escribir o desvariar sobre de cine, me avergüenza decir que he ido una sala a ver al doctor felicidades por ser un título tan hortera, cursi y aberrante como es el aquí mencionado. ¿Realmente atrae o echa para atrás una traducción así? La verdad, tampoco es lo que más me interesa. Son ya tantos los atentados contra el séptimo arte, que al menos me queda el recurso del pataleo como protesta ante una práctica insufrible. Lo bueno (supongo), es que creo que jamás será superada la fechoría de cuando en España se tradujo la película 'Eternal Sunshine of the Spotless Mind', con el alucinante título de ¡Olvidate de mí!

En fin, todo este rollo es porque realmente en la sinopsis está todo lo que sucede en la película que vuelve a estar en la órbita del nada de nada monada. No es tan grave el asunto como en el infame bodrio El taller de escritura, pero la película de la cineasta francesa Lorraine Lévy, se queda solo en un producto hecho en exclusiva para el lucimiento de la estrella francesa Omar Sy, hacer unos buenos euros de taquilla, y a otra cosa mariposa con un buen dinerito en la bolsa.

Ahora debería ir ya la parte formal de la crítica, si bien nos encontramos con el problema de que dicen que en Internet no se puede escribir muy largo pues la gente desconecta y se gira a ver si le ha llegado una nueva notificación de WhatsApp. Aunque también dicen que la distancia es el olvido y es mentira. Si lo sabré yo que cuando mi amiga Jennifer Lawrence me dejó tirado y aislado en Marte, largándose a La Tierra sin el menor rubor, aún la recuerdo con su dulces besos con sabor a ajo.

En fin, vayamos con la parte seria. El doctor de la felicidad es la adaptación cinematográfica del libreto escrito para teatro en 1923 por el dramaturgo francés Jules Romains y cuyo titulo original se podría traducir por El Dr. Knock y el triunfo de la medicina. Este texto trata de defender la tesis de la excesiva medicalización de la sociedad e incluso se considera profético en el desarrollo posterior de la industria farmacéutica y la posterior expansión de las empresas biotecnológicas. Pues bien, esta obra que se considera un clásico en Francia y de la que ya se habían realizado adaptaciones cinematográficas, se queda en una comedia raquítica e insustancial, aunque en su defensa cabe decir que se digiere de una forma agradable sin al menos resultar pesada o plomiza en su transcurrir.


Sin duda, lo mejor pasa por un reparto encabezado por un Omar Sy (Intocable, Mañana empieza todo), que continua en estado de gracia y se sitúa como el rey de la comedia en Francia, por no decir en Europa entera. Quizás cabría exigirle mayor implicación buscando papeles con registros diferentes, pues una vez se cae en el encasillamiento es muy complejo salir de él. En la parte femenina y como amada del doctorcito, aparece una estupenda Ana Girardot a la que ya vimos en Un hombre perfecto y que se postula ya seriamente a ser una alternativa a la gran Marion Cotillard. Y aunque ella está bien, su personaje es un puro cliché que se siente como una mezcla de una cenicienta a la francesa y una princesa Disney a la espera de ser rescatada por un príncipe azul más interesado en sacar la pasta a sus conciudadanos que en sacarle un beso a su princesa. De hecho, el romance que se establece entre los protagonistas es tan blandido, tan de la señorita Pepis y tan platónico, que nunca llega a resultar creíble en una especie de pseudo-romanticismo de la revista ¡Hola!. El resto del reparto cumple con creces, incluyendo en el elenco a algunos representantes de la Comédie-Françoise. Son personajes arquetípicos del lugar o fuerzas vivas como se decía en España; incluyendo por lo tanto al sacerdote, al farmacéutico, al maestro de la escuela y a miembros de la alta burguesía del lugar.

En los aspectos adicionales si cabe destacar una luminosa y preciosista dirección de fotografía a los mandos de Emmanuel Soyer, y una excelente ambientación situando la acción en la Francia de los años 50 del siglo pasado con un más que correcto diseño de vestuario. En este orden de cosas si podríamos hablar de una película bonita, que no es lo mismo que hablar de una buena película.

En definitiva y para recapitular ya, El doctor de la felicidad se me antoja como una propuesta blanda, prescindible y descafeinada. Además acentúa sus defectos con un giro en su desarrollo desde la supuesta comedia inicial al melodrama más lacrimógeno, sin por cierto conseguir ni risas en su primera parte, ni lágrimas en la parte final. En la parte positiva, cabe salvar a un buen reparto y a una buena dirección de arte en las localizaciones exteriores, que nos llevaría a la triste conclusión de acabar diciendo: "al menos los paisajes eran bonitos".

Nota: 5/10.

Dirección y guión: Lorraine Levy.
Historia: Jules Romains.
Reparto: Omar Sy, Ana Girardot,
Alex Lutz, Helène Vincent.
Música: Cyrille Aufort.
Fotografía: Emmanuel Soyer.
Duración: 113 minutos.
Estreno Francia: 18/10/2017.
Estreno España: 25/05/2018.



36 comentarios

  1. Vale, doctor felicidad y cómo no, haciendo de las suyas con los títulos. No puedo decir mucho ya que ese momento que se ha fotografiado, no tiene química. No me llama mucho la atención pero curiosamente me apetecía una así aunque no sé, a lo mejor me sorprende. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Keren, a falta de buen cine, a vuelta con los títulos andamos. Ahora mismo me he acordado de otro título francés llamado Mal de pierres y que fue cambiado por una golosina llamada El sueño de Gabrielle y con Marion Cotillard de protagonista; en este caso Era tan bonito el título que hasta lloré de la emoción :-). Saludos y gracias por pasarte, si finalmente la ves ya me cuentas.

      Eliminar
  2. Siempre me he preguntado cómo funciona eso de la traducción de los títulos porque a veces me parece surrealista, si consigues adivinar qué toman, por favor nos lo cuentas.
    La película pues con estas perspectivas no la apunto, que me molesta mucho cuando la película me decepciona. El actor que me pareció excepcional en Intocable supongo que corre el riesgo de encasillarse pero don dinero supongo que es muy tentador.
    Besos y muy feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En México mucho tequila y en España supongo que Anís del mono con hierbas aromáticas, ja,ja,ja. Bueno realmente esto es una cuestión de marqueting y de infantilizar al público; es entonces la manera que entiende la industria para hacer mayor taquillaje. Pero es que es una falta de respeto por la cultura y por el cine en particular. Por ejemplo, a nadie en una exposición de pintura que viajara a otro país, se le ocurriría traducir el Guernica o La maja desnuda de Goya por un título "alternativo". Respecto a la película y a Omar Sy, él mismo ha declarado que se siente muy cómodo con estos papeles, aunque acabe encasillado. ¿Será el dinero?.
      Gracias Conxita por pasarte, besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  3. esta visto Miguel que los productores se empeñan en vinculos de vision donde lo que menos les importa es el guion y luego pasa lo que pasa como en este film de factura francesa , lo malo es que es lo que tenemos en cartelera y bien pese a todo y en tu excelente critica le pones un cinco ,estaremos gozosos si esa fuera la felicidad que precisamos pero no es como se quiere vender ,una elaborara critica y donde tu trabajo siempre nos da un paso para seguir ,ayer vi un Polansky venido a menos y su cinta es un tiempo de tedio y desencanto, gracias por compartir tu opinion con todos , con todo mi afecto saludos. jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se ha comentado que los franceses miman su cine y su cultura de una manera muy especial, pero los hechos con las últimas películas estrenadas hablan de muy distinta forma. Respecto al afincado también en Francia, Roman Polanski, sinceramente se me hace muy complicado reseñar una película suya, pues él mismo reconoció abusos sexuales a una niña de 13 años y me resulta un tipo muy antipático aunque esto no tenga que ver con la calidad de su cine. Si además como comentas su última película titulada 'Basada en hechos reales' es tediosa creo que pasaré de largo una vez más.
      Muchas gracias José Ramón por tu atención, tiempo y por tus generosas palabras. Un abrazo y a ver si tenemos más suerte con los próximos estrenos.

      Eliminar
  4. Es increíble como las traducciones de las películas pueden ser tan malas!! Miguel tienes toda la razón jajaja a veces da vergüenza decir que has ido a ver la película con semejante título (si no es que vas fumao! jaja). Pero lo que me cabrea es que he llegado a pensar que creen que somos un público con poca cultura o que necesita que nos aclaren algo... no entiendo nada.
    Enhorabuena por tu crítica, no dejas títere con cabeza con mucha razón y con muchas gracia jajaja ese tono irónico me encanta.
    Lástima que una obra que podía tener una buena historia y un buen guión... se salve por la fotografía, el vestuario y el buen hacer de los actores, aunque no deslumbren, bueno y las localizaciones que deben de ser de película!
    Un gran abrazo amigo marciano y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xus, es que es muy fuerte el tema. Tú imagínate y aunque solo sea una anécdota, que alguien te pregunta: bueno, ¿y qué película vistes ayer en el cine?....pues fui a ver El doctor de la felicidad, en ese momento una risita floja se le escapa a nuestro interlocutor y no es para menos ;-). Pero bueno, aparte de la tomadura de pelo con el título a mí me interesaba la película pues en Francia es todo un clásico teatral y quería ver como lo habían traspasado al cine a través de Omar Sy. Al final, pues lo que comentas, un bonito envoltorio para una mediocre producción.
      Muchas gracias por tus palabras Xus y por tu atención.
      Te envío igualmente un gran abrazo marciano.

      Eliminar
  5. Jajajajaja sí sí, piruletas y unicornios!!!
    Respecto a los títulos, siempre he pensado que si los traducen así debe de ser por algún tema de marqueting o algo por el estilo, porque sino no tiene perdón! Jajaja Aunque ahora que lo dices, quizás sí vayan un poco fumados. El caso más famoso es Jaws, creo que en España Mandíbulas va de cocodrilos. Olvídate de mí es otra traducción que no se entiende!! Hay una película de adolescentes que se llama Soñando, soñando, triunfé patinando, y su título original es Ice Princess (aquí no sé si iban fumados pero es para matarlos a todos jajaj)
    Respecto al argumento de la película, ésta parece un poco sosa, y es una pena porque bien hecha podría haber quedado bastante bien. No me gustan nada los clichés, y parece que hay unos cuantos. Al actor creo haberlo visto solo en Intocable y recuerdo que me gustó mucho.
    Me ha gustado mucho tu entrada y tu ironía jajajaja me he reído leyéndote!!!
    Un besito y feliz noche :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no descartes castillos rosas o otras lindezas de los maestros traductores en Hispanoamérica, ja,ja,ja.

      Y si claro, esto es una cuestión comercial sin mayor motivación que tratar de vender más entradas. Pero lo que yo me pregunto es si con títulos como el de hoy o el que citas de Soñando, soñando, triunfé patinando, realmente se consigue el objetivo perseguido o si por el contrario tiene el efecto contrario y la gente huye de los cines ante semejantes cursiladas.

      Respecto a la película en sí, guardaba ciertas esperanzas pues la obra de la que parte la propuesta es todo un clásico en Francia y sentía curiosidad por como la habían trasladado al lenguaje cinematográfico en la actualidad.

      En fin, muchas gracias María por tu comentario y por tu inspiración "unicorniana" :-), besos y feliz día!!

      Eliminar
  6. El mundo del cine anda falto de imaginación y, por lo tanto, de historias originales. Se adapta demasiado, se hace demasiado remake y, por si fuera poco, después se echa todo el esfuerzo en la ambientación, la fotografía, la interpretación como si con eso nos quisieran hacer olvidad que estamos ante otra historia floja, superficial, blandita...
    Lo raro es que pase eso en el cine francés, un cine que considero, honesto y sin pretensiones; sencillo, pero muy humano y poniendo siempre el acento en las vivencias de cada día.
    Desde luego, esta no la veo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rosa, es que además esto es un remake de un remake por lo que entramos ya en un bucle infinito de repeticiones que en el caso de Knock, puede ser que con los años volvamos a ver en un futuro remake, tal vez en el cine estadounidense.

      Respecto al cine francés y a pesar del mimo con el que es tratado allí, ahora mismo en mi opinión está muy lejos del que una vez fue un cine vanguardista y a la cabeza de Europa. Aún así, no pierdo la esperanza con el cine francés y de hecho sigo intentando una y otra vez ver cosas que merezcan la pena para poder traerlas y compartirlas con todos. Quizás lo mejor que se está haciendo en el país vecino actualmente sea cine documental, de animación y alguna que otra comedia que resulta interesante.

      Besos y gracis por tu comentario.

      Eliminar
  7. El tema del título, me decanto que le dan ese aire comercial para hacer de la cinta un llamamiento, lastima que luego desengañe el contenido de la misma. Normalmente en la vida real los que más hacen reír, sus vidas hacen más llorar, así que no me extraña que haya salido una película de está índole, demuestra más una realidad. Gracias por tu reseña dentro de tu estilo que tanto dice de ti, además que comparto. Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Rosana, está claro que es una estrategia comercial pero que paradójicamente se puede volver perfectamente en su contra. En cualquier caso y teniendo puntos positivos, ciertamente la película ha sido un desengaño como citas en tu comentario que por otra parte te agradezco mucho. Besos y feliz domingo ya!!

      Eliminar
  8. Hola Miguel,
    Te doy la razón sobre las traducciones de los títulos, ahora es cuando me elevo en fantasía y te digo que deben realizar un estudio estadístico basándose en país y gusto de la sociedad, para saber que reclama la gente, (que no se tome como cierto) que lo sábados estoy más descansada y se me va un poco la cabeza, jeje Pero sino no comprendo como pueden variar tanto.
    Al actor Omar Sy la primera vez que lo vi fue en la película Intocable y confieso que me tocó muy adentro. Luego lo volví a ver en Samba y no terminó de agradarme, sentí que aun siendo un argumento diferente la esencia era muy similar.
    Un beso, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene,
      Yo propongo que se haga un estudio sobre los estupefacientes que toman los maestro traductores o traductoras, para llegar a la conclusión de que títulos así puedan atraer a más gente al cine que echarlos para atrás, ja,ja,ja.

      La verdad es que tras el éxito de Omar Sy en Intocable, tengo la sensación de que tanto en Samba como en otras películas que está haciendo "hace de Omar Sy" (que es un gran actor) y esto le puede llevar a un encasillamiento un tanto peligroso.

      Gracias por pasarte, un beso y feliz domingo!!

      Eliminar
  9. Por ahorita no me llama mucho la atencion, lo dejare pasar, muchas gracias y saludos nwn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Diana por pasarte en todo caso. No te perderás nada del otro mundo. Saludos!!

      Eliminar
  10. Hola Miguel, ese descafeinado del que hablas, me estaba imaginando. Este actor me cautivó con ese dueto actoral en Intocable, pero después sus próximas películas, ainss, le falta, es como si ya estuviera el corte hecho a ese tipo de películas, vamos este doctor de la alegría le viene al dedo claro. El cine francés tiene ese doble filo con los actores. Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, sin duda Omar Sy es un gran actor pero no se se puede estar viviendo toda la vida del éxito de Intocable y no arriesgar lo más mínimo. De todas maneras seguiremos atentos a sus nuevos proyectos pues talento tiene y carisma también.
      Un abrazo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  11. Joder... tan mala es, que tenemos que enrollarnos con la traducción al español del título? jajaja,... ya sabes lo que voy a hacer Miguel, ¿no?,... pueseso,... borrarla.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, la verdad es que con las traducciones nos ofrecen un gran juego cuando a la hora de reseñar precisamente poco es reseñable. Borra y resetea Norte, haces bien. Un abrazo fuerte!!

      Eliminar
  12. Hola te saludo desde mi madrugada el silencio me invade y leerte me complace.No vi la pelicula. La describes maravillosamente como todo lo que describes que pasa por tu blog
    un abrazo hasta tu dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mucha, pues complacido y agradecido por tu lectura nocturna, y con tus elogiosas palabras hacia mi crítica marciana. Abrazos ya de domingo!!

      Eliminar
  13. Jeje, una vez más nos has traído una desternillante crítica a falta de buen cine, Miguel. Lo de las traducciones llega a ser tan surrealista que a veces es mejor reírse. Yo también, cuando hablo de cine en mi blog, suelo dedicarle a veces un poco a este tema porque me flipa: por cierto acabo de acordarme de uno muy bueno, la comedia "negra" de Scorsese que llevaba por título After Hours, aquí se llamó ¡Jo, qué noche!, jeje... Decir de una película que al menos los paisajes eran bonitos..., es decirlo todo, con ese romanticismo de la señorita Pepis (me ha encantado).

    Ha sido un placer reírme contigo, Miguel.

    Un besazo y ¡feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ziortza, bueno humildemente de eso se trata, a falta de buen cine, pues al menos trato de divertirme escribiendo y si con ello se le quita hierro al asunto y la lectura resulta amena, pues ese es un un buen premio para cualquier reseña. Además es un tema muy recurrente para todos los que escribimos de cine y recuerdo perfectamente cuando tú también los has citado en tu blog. Aquí has puesto el ejemplo de ¡Jó que noche! y yo tengo que poner otro para completar el comentario, ja,ja,ja, atención: Multiplicity de Harold Ramis se tradujo por un alucinante: Mis dobles, mi mujer y yo :-), supongo que en alguna futura entrada incluiré este delirio fruto sin duda de la ingestión de drogas sin control, ja,ja,ja.
      Besos Ziortza y muy feliz domingo.

      Eliminar
  14. Lo de las traducciones es algo para llamar mucho la atención. Nunca lo he entendido.

    Pues la verdad es que dudo en ir a ver esta película. Para ser sincera, no me atrae mucho.

    Gracias por tu información. Ayuda muchísimo.

    Un beso y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, mira había un blog de cine que llevaba un chico que era genial, se dedicaba a analizar los crímenes traductores y era una gozada leerlo. Supongo que el pobre hombre desesperado lo dejó para conservar su salud mental intacta :-). Y bueno, respecto a la peli ya está todo dicho creo. Un beso Amalia y mucha gracias por tu compañía. Feliz semana.

      Eliminar
  15. Me encanta cuando das caña, tanto que estoy empezando a desear que las películas que veas no te gusten porque luego la reseña es la leche, ja, ja, ja.
    Poco más voy yo a comentar sobre la peli porque tú ya lo has hecho divinamente.
    En cambio sí que te voy a comentar que este tono sarcástico que utilizas me recuerda a un comentarista de cine que había en Telemadrid hace años (antes de que llegara Esperanza Aguirre y se cargara la cadena autonómica), echaban una película, creo que los domingos, y antes este señor hacía la crítica, cuando la peli tenía sus defectos se ponía también irónico y era una delicia. Bueno, pues tú podrías sustituirle perfectamente, tablas y rechifla no te faltan.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, eso me lo suelen decir mucho, sois malos ¿eh?, queréis que sufra en el cine para luego ver como despotrico. Y es que no hay nada como un buen despelleje en forma de crítica para el disfrute de todos, y ojo que yo me incluyo cuando leo a mis críticos de referencia y ponen una película a parir o tomándosela a cachondeo :-). No recuerdo ahora mucho al crítico de Telemadrid que mencionas, claro que Telemadrid la tengo desconectada de casa desde hace muchos años, ja,ja,ja. Vagamente puedo recordar que hablaba en una narración en off antes de comenzar la peli, pero no se con certeza quien es. Bueno en todo caso yo me ofrezco voluntario, pero en Telemadrid no ;-). Y hablando de críticos de cine, pues para que vamos hablar o escribir más de la peli, el que era genial en la radio era Carlos Pumares, te partías de risa cuando se cabreaba con una película y luego en cambio, cuando hablaba de cine en serio era un verdadero orfebre de la cinematografía. Aún escribe en prensa. Un beso Kirke, gracias por tus palabras y buena semana.

      Eliminar
  16. Si te lee alguna productora mexicana, seguro que te contratan de traductor, por ese maravilloso título que has creado, de "El doctor de la felicidad flotando sobre bellos campos de piruletas con unicornios de colores"; además, casi seguro que iríamos a verla mi nieta, porque le encantan los unicornio y las piruletas; mi esposa (ahora que no me escucha), por el "doctor de la felicidad", ya que es un poco hipocondríaca; y yo, como gran consumidor de documentales sobre la naturaleza, por sentir esa idílica sensación, de flotar sobre bellos campos. Y al salir, seguro que me acordaría de Victor Jara, con su "Ni chicha ni limoná".
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, bueno que conste que ese título está inspirado en una historia que creo una compañera y escritora llamada María Delgado y que le venía como anillo al dedo para complementar el pintoresco título de El doctor felicidades.
      Ja,ja,ja, muy bueno lo Victor Jara. Un gran abrazo Manuel.

      Eliminar
  17. ¡Me encanta que veas películas malas, Miguel! Creo que tu reseña contiene mucho más humor que en toda esa cinta. Y por lo que comentas, creo que los traductores en España han sido honestos, es un título ñoño que anuncia perfectamente lo que se va a ver. Un argumento así solo se puede salvar con muy buenas dosis de humor negro, cínico, bestial... Si no, puff es que casi ves la película entera nada más leer el argumento.
    Quizá en su momento esa crítica al ideal, e irreal, estado de salud pudo ser novedoso. Ahora, peca de evidencia. Las farmacéuticas son el único negocio en el que se pierde al cliente contento. Necesitan hacernos sentir enfermos o inducirnos a pensar que podemos tener la salud de un adolescente sin importar las velas que apaguemos del pastel.
    Como siempre, brillante; y como cuando aparece una mala película, desternillante crítica. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja,ja,ja, ya sé que te encanta que sufra en el cine, aunque esto no da ni para cuarto y mitad de sufrimiento, incluso a pesar de todas las lindezas que he escrito tampoco ha sido un gran castigo, digo yo que será por la actriz francesa ;-)
      Eres buena persona David, has llamado a los traductores de cine honestos, ya tienes un puesto en el cielo,ja,ja,ja.
      Además de lo que comentas del humor negro, el cinismo y demás, la comedia hoy en dia tiene que ser gamberra, locuaz, que pinche, incluso aunque se mala pero que diga algo.
      Respecto al tema de las farmacéuticas y su necesidad de crear clientes, pienso que es la base de la crítica social, pero realizada de una manera tan floja en la cinta no da para un debate medianamente serio.
      Muchísimas gracias por tus palabras finales, me animan mucho a seguir en la labor, Fuerte abrazo David.

      Eliminar
  18. Las traducciones siempre me han llamado la atención, aunque debemos reconocer que a veces resulta complicado hallar un término o expresión equivalente en castellano que tenga sentido para nosotros. En tales casos, mejor dejar el título original, como sucedió con Eyes wide shut, que nunca he sabido entender, jeje.
    De todos modos, lo del "El doctor de la felicidad", aunque entendible, resulta bastante cursi. Mejor habría sido dejarlo en Dr. Knock, por ejemplo.
    Por otra parte, es muy habitual promocionar una película apoyándose en su protagonista, e incluso (esto sería más razonable) en su director. Vi el trailer de Knock y lo único que me llamó la atención fue que dejaran patente que estaba protagonizada por el actor protagonista de Intocable. Supongo que tendrá su gancho, como decir "del director de La la land", por ejemplo.
    Esta película me la imagino más para verla por televisión un sábado por la tarde, cuando uno no tiene nada mejor que hacer, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, a colación de la introducción que realizas es cierto que hay títulos que tienen que ser necesariamente traducidos por los contextos del lenguaje. Se me ocurre como ejemplo, Silver linnigs playbook, que no tendría sentido traducirlo literalmente, pues quedaría fuera de contexto. Ahora de ahí a traducirla por ¡El lado bueno de las cosas! va un trecho también. Yo por lo general y salvo excepciones no traduciría ningún titulo o en todo caso de manera literal, lo que es un atentado cultural es inventarse un título que nada tuvo que ver con lo que el creador quiso transmitir.

      Respecto a Knock, tu propuesta es la acertada, Dr. Knock y el contexto se entendería a la perfección y apurando ya pues el título del libreto original, es decir: "El Dr. Knock y el triunfo de la medicina". Bueno como ves no tengo muchas más ganas de hablar sobre la película en sí, ja,ja,ja me adhiero también a una sobremesa y para coger el sueñecito.
      Un abrazo y gracis por pasarte.

      Eliminar