viernes, 29 de junio de 2018

78/52. La escena que cambió el cine: Monumento cinéfilo al filme Psicosis del maestro Alfred Hitchcock


La muerte de una mujer bella es, incuestionablemente, el tema más poético del mundo. -Edgar Allan Poe.

La historia: En el año 1960 y con apenas 800.000 euros de presupuesto, se estrenaba Psicosis en Estados Unidos con la prohibición del maestro Alfred Hitchcock de que nadie pudiera acceder a la sala de cine una vez hubiera comenzado la proyección.

78/52. La escena que cambió el cine, es la película documental que narra la historia de como se fraguó la filmación centrándose en la mítica escena de la ducha en la que Janet Leigh era asesinada. El título de esta película se debe a la casi anatomía forense que se realizan de los 52 planos cinematográficos de la celebérrima secuencia y a las 78 configuraciones de cámara utilizadas para su rodaje.


La crítíca: Cuando Janet Leigh entra en la recepción del mítico motel Bates y pregunta: _ ¿Tiene una habitación disponible?, obtiene una respuesta de Anthony Perkins, que no deja lugar a dudas de que algo inquietante va a suceder:

 _Tenemos 12 habitaciones disponibles. 12 cabañas, 12 habitaciones disponibles. Desviaron la autopista.

La historia del cine está a punto de llevarnos a una de las secuencias que cambiarían para siempre la forma de entender la cinematografía. Además y en cierta manera también llevó a parte de la sociedad estadounidense a perder parte de su inocencia. La amenaza ya no era la guerra fría, los fenómenos naturales o los crímenes que aparecían en las crónicas de sucesos. Ahora la amenaza se encontraba detrás de la cortina de la ducha de cualquier cuarto de baño en Norteamérica. El subgénero cinematográfico slasher había dado a luz, aunque aún no tuviera nombre concreto.

A partir de este momento cumbre, escenas parecidas con y sin ducha de por medio, no han dejado de aparecer en la cinematografía mundial. ¡No era la ducha, era el SUSPENSE!  Precisamente este año 2018, hemos vivido uno de los momentos cumbres del cine de suspense y con una bañera de por medio. De nuevo, el cuarto de baño como lugar de nuestros miedos en el que debería ser nuestro lugar de máxima intimidad y relax. De alguna forma la cinta reseñada hoy, sostiene la tesis de una manera un tanto metafórica, de observar en la pureza del agua o en la intimidad de entregar nuestro cuerpos desnudos al agua una especie de pérdida de la virginidad/inocencia, si ese momento es bruscamente interrumpido. Si aún no han caído a la película a la que me refería en el inicio de este párrafo, se trata de Un lugar tranquilo en la que Emily Blunt vive un intento de ataque en su bañera de un nuevo Norman Bates en forma de criatura extraterrestre. Me vuelvo a reafirmar en la excelencia de esta película, y visionada ya por segunda vez, afirmo y en mi opinión claro, que está a la altura de las mejores películas del maestro Hitchcock e incluso llegando a superarle en audacia y por supuesto en la técnica que en aquel momento disponía el director de Psicosis. De hecho, para el diseño de sonido de la mítica secuencia se tuvieron que utilizar melones o trozos de carne de una manera un tanto rudimentaria, para simular como el cuchillo penetraba en el torso de la protagonista. En cualquier caso, Psicosis, es algo más que la citada secuencia. Su presentación es brillante y su fotografía en blanco y negro es muy potente. La mirada final de Anthony Perkins es casi en sí misma una obra maestra.

También me gustaría recordar y probablemente esto sea una influencia de las lecturas del profesor Eduardo Blazquez Mateos; la tremenda simbología y el poder de las moradas en el cine que refleja la tenebrosa casa de Norman Bates. La elección de la posada/mansión nos llevaría a observar influencias del Impresionismo alemán muy a la manera hitchconiana. En la misma linea, habría que hacer una observancia en la utilización de los espejos en Psicosis como simbología/retrato en los conflictos psicológicos de sus protagonistas. Por lo tanto, el espejo es en la película un marco narrativo más, que sin embargo, en el documental analizado hoy pasa desapercibido quizás para no excederse en detalles que llevarían al metraje a un bucle sine díe.


La película documental cuenta con una serie de testimonios de personas del mundo del cine que dan su punto de vista de lo que significó Psicosis y concretamente centrándose, aunque no solo, en la escena de la ducha. Entre otros, nos encontramos con declaraciones de: Gullermo del Toro, Jamie Lee Curtis, ElijahWood, Danny Elfman, Peter Bogdanovich, Oz Perkins, Richar Stanley, Neil Marshall, Mick Garris, o Scott Spiegel. Dejaremos en el aire sus declaraciones para no destripar la película. Eso sí, les aseguro que cada disertación guarda el máximo interés. En el debe del documental, sin embargo, se aprecia apenas una sola voz crítica con la película y esta es paradójicamente la del maestro Hitchcock. Él mismo declara que pensó la película como un chiste y como una provocación para la prensa y para la crítica. En mí opinión, más personal que nunca, considero a Psicosis una obra magistral, pero vista hoy, y si nos centramos en la figura de la "madre" de Norman Bates, técnicamente tanto el disfraz, como el cuchillo, como la manera de agredir han quedado completamente desfasadas y han envejecido realmente mal. Todo, y eso sí, lo salva aún la obra maestra en forma de música de la escena del asesinato. Esas notas siguen resonando en las más altas cumbres de la cinematografía mundial.


En conclusión, 78/52. La escena que cambió el cine es una master class cinéfila o como se debería decir en nuestra rica lengua, una clase magistral que será una delicia inolvidable para los más cinéfilos, un profundo orgasmo para las ninfocinemaníacas y ninfocinemaníacos y una curiosidad más que interesante para los espectadores menos asiduos a las salas de cine. Y todo ello en 90 minutos.

Nota: 9/10.

P.D. 78/52. La escena que cambió el cine, obtuvo el galardón a la mejor película documental en el pasado Festival Internacional de Sitges.

Nacionalidad: EE UU.
Director: Alexandre O. Philippe.
Música: Jon Hegel.
Fotografía: Robert Muratone.
Duración: 91 minutos.
Estreno EE UU: 13/10/2017.
Estreno España: 29/06/2018.

44 comentarios

  1. Interesante. Recuerdos terroríficos, porque daba mucho miedo o al menos creo yo cuando la vi con mi madre y era pequeña yo. Feliz vuelta marciano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren, bueno es que si viste Psicosis de pequeña, desde luego que es una película para asustarse. De hecho, la verdadera gracia de esta película es verla por primera vez y sin saber nada de la trama, ahí y en su época es cuando funcionó el efecto sorpresa. Abrazos marciana y gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. hola! encantador filme, te subyuga y te lleva al limite, de Hitchcok ni palabras hay para describirlo y en cine , muy loquito, en serio! pero obtuvo resultados y que resultados, fantastica tu reseña, saludosbuhos y gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buho, pues eso es lo que pretendió y consiguió el mago del suspense, es decir, llevar al límite al espectador y sorprender además con el asesinato de su protagonista en la primera hora de la trama. Saludos y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. esimado Miguel en tu crtica das tantos y bien reseñados datos que es como vivirla dentro del blog una excelente forma de conocer ese momento tan importante para la historia del cine y como no a su director Alfred Hitchcook un lujo de detalles que nos transportas al instante donde el propio director da su señal de accion al interprete y consigue nada mas y nada menos que el acurdir a la ducha se convierta en un lugar de sensaciones tal como ocurre en la pelicula llevadas al sumo grado y de la mano del genio, excelente critica, audaz y meritoria labor Miguel , mis saludos y un fuerte abrazo. jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Ramón por tus palabras. Nunca una ducha dio para hablar tanto de cine y lo que queda aún por escribir. Y es que en cada nuevo visionado de Psicosis como muestra el documental, podemos encontrar nuevos detalles y nuevas oportunidades de encontrar cosas que parecen casi ocultos en una especie de juego del maestro Hitchcock.
      Fuerte abrazo de regreso y a disfrutar de un buen fin de semana de cine.

      Eliminar
  4. Fenomenal como siempre, excelente crítica, en esta ocasión para ponernos con ganas de ver esta película.
    Tiene un aspecto sensacional. Muchas gracias por tu excelente trabajo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena Javier, en eso desde luego comprometo mi palabra. Y muchas gracias por tus palabras de reconocimiento que siempre son estimulantes. Un gran abrazo para ti también.

      Eliminar
  5. Qué buena crítica Miguel, hace unos meses vi un documental sobre Hitchcock, pero era más genérico, trataba de un paseo por su obra y de cómo el declive (fea palabra) llegó finalmente a su obra. El tiempo a todos nos alcanza, un día uno puede ser el creador de un género o cambiar la mirada del cine, para más tarde simplemente quedar desfasado y relegado.
    Quitando el dramatismo anterior, lo siento; Hitchcock es y será un director al que admirar, y hoy día aunque como has dicho los detalles quedan desfasados y mal envejecidos, seguiremos disfrutando de su cine para siempre.
    Feliz fin de semana, :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene, no sé ahora cual es el documental que citas, pero es que se han hecho tantos de su obra y de su persona en televisión, y por otras vías, que casi se ha dicho todo ya. Es entonces, cuando llega esta obra y supone un zarpazo de originalidad donde parecía que todo estaba dicho ya.
      Es cierto, que quien vea por primera vez sus obras pueda encontrar una serie de desfases técnicos que sin embargo contrastan con unos encuadres que siguen siendo pioneros y espectaculares.
      Besos Irene y muy feliz de semana para ti también.

      Eliminar
    2. Se titula: Alfred Hitchcock. La ficción sin límites, ;)

      Eliminar
    3. Ja,ja,ja, muchas gracias por el informe, un beso Irene!

      Eliminar
  6. Creo que, como dices, es un icono, una referencia en el cine de suspense,... y en concreto esa escena mítica,... joder!, fíjate que una escena puede dar para montar un documental sobre ella,... ¡qué más se puede pedir! Un abrazo Miguel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble verdad Norte; es realmente asombroso como una secuencia puede marcar tanto y llegar hasta nuestros días y llevarse el Festival de Sitges así como el que no quiere la cosa ;-), bueno en definitiva esa es la grandeza del cine. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Muy bueno tu comentario sobre 78/52. Creo que "Psicosis" es una de las pelis que nos han marcado a cuantos amamos el Cine. Es espectacular la escena del baño y la personalidad del tal Bates es intranquilizar ora por demad.
    Me gustará vercesta disección de la famosa escena del baño.
    Muchas gracias por tu reseña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos por tu comentario. Desde luego lo que indicas de la personalidad de Norman Bates, es algo que es muy llamativo y que ya se había tratado en el cine con Las tres caras de Eva y el Trastorno de Personalidad Disociativo. En este caso, la mirada final de Perkins me sigue poniendo los pelos de punta sin tener que recurrir a ningún efecto especial.
      Sin duda este documental merece la pena. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Una obra maestra del género de terror. Anthony Perkins, ya era inquietante con el personaje de Norman Bates, que por cierto bordó. En fin me trae buenos recuerdo esta cinta, ya que adoro las películas de miedo, tan llenas de esencia del suspense. Hace unos días vi una cinta que tenía: "La cumbre escarlata" aunque está hecha en la actualidad, tiene una base de las de antaño; Una mansión tenebrosa, solitaria, personajes que guardan secretos oscuros, una historia sin duda para no dejarte dormir. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rosana, una obra maestra con una escena que es otra maestra dentro de la misma. Como le comentaba antes a Juan Carlos, Anthony Perkins y esa mirada final es verdaderamente escalofriante, un personaje con tantos matices que no descartemos más documentales con nuevas miradas sobre su figura.

      Por otra parte y como bien comentas, las moradas tenebrosas en el cine dan un juego espectacular, si a esto le añadimos personajes inquietantes y buen suspense a poder ser sin efectos especiales, pues tenemos películas para largo por ver.

      Besos y agradecido por tu comentario.

      Eliminar
  9. ¡Una delicia la que nos traes hoy, Miguel! Esa escena cambió la manera de mostrar la violencia en el cine. He leído que. precisamente, el asesinato del baño fue lo que cautivó aHitchcock cuando leyó la novela de Robert Bloch. Desde luego, ahí aparece el olfato del cineasta porque esa escena, en la novela no es más que un pequeño párrafo. Con esta historia hubo una guerra particular entre el cineasta y el escritor. La historia es de Bloch. De hecho, la película no se separa en nada de la trama. Pero Hitchcock siempre consideró que la novela era mala y solo su talento cinematográfico la convirtió en algo interesante.
    En fin, cosas de genios.
    Un excelente documental y un placer que lo hayas dado a conocer con tu habitual maestría. Cine en estado puro. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad David es que esto es como la alta gastronomía pero equivalente al cine. En el documental se hacen muy pocas referencias al libro, si es que se hace alguna, ahora no lo recuerdo. En cambió, lo que si recuerdo a la perfección fue tu texto en el que desgranabas la historia del libro y lo poquito que ocupaba la escena en aquellas páginas. En la película la escena no dura mucho tampoco como sabes, pero marca completamente tanto el filme, como una nueva manera nada inocente de buscar nuevos caminos en la cinematografía. Por cierto, se tardó toda una semana completa en rodar y se uso a una doble para algunos momentos del desnudo (que no se ve) de Janet Leigh.
      Espero puedas disfrutar de la película o bien en el cine o en su paso por Netflix o por cualquier otro lado.
      Un gran abrazo y muchas gracias por tus generosas palabras.

      Eliminar
  10. Había oído hablar ya de este documental, cómo dice Norte fíjate si esta película será importante en el Cine, que simplemente una escena da para hacer una película documental sobre ella.
    Yo recuerdo pasar mucho miedo con esta película porque la vi muy joven y sin tener referencias (no sabía nada de la ducha, ni del final, ni de que el director se fuera a cargar a la protagonista a las primeras de cambio). A mí me impactó mucho, pero también es cierto que ha pasado mucho tiempo y ahora cuando la veo me fijo en otras cosas, y si bien es cierto que hoy en día hay escenas que se ven más con admiración más que con terror, en su día tuvo que ser alucinante encontrarte con algo así en el cine. Pagaría por teletransportarme al año 60 y visionarla por primera vez con ojos de la época.
    Todavía no he visto Un lugar tranquilo pero me estás poniendo los dientes largos con esta película, la tengo muchísimas ganas, aunque igual tengo que esperar ya a que salga en las plataformas de internet.
    Ha sido un lujo leerte, Miguel, estupendo trabajo ilustrado con muchas referencias.
    Un besazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto y asombroso como una sola secuencia puede dar para un documental que además se pasa en un suspiro. Desde luego no me extraña nada, que se llevara el el galardón a la mejor película documental en el pasado Festival Internacional de Sitges.

      Está claro y como cuentas, que lo que cambia parte de la historia del cine, es que Hitchcock decida acabar con su protagonista apenas a los 40 minutos de su aparición. Esto que nadie se podía esperar por aquel entonces, más la música y el suspense creado, dan todo el sentido a una película que marca una época.

      La verdad es que habría que hacer un ejercicio de imaginación muy grande para ver lo que supuso ver esto en el cine en los años 60 y sin saber nada de la trama. Yo también me teletranspotaría, ja,ja,ja.

      Bueno y Un lugar tranquilo es que es impactante, la prueba del algodón la pasa en el segundo visionado y es que te puede llegar a hacer temblar del suspense como sino la hubieras visto ya. En todo caso y por todo lo bueno que he hablado de ella, recomiendo bajar las expectativas por posibles decepciones.

      Besos Ziortza y muchas gracias por tu amplio y trabajado comentario.

      Eliminar
  11. Aquella escena terrible de la bañera no se olvidará nunca. Una película que he visto varias veces y siempre me gusta. Ese buen suspense de un maestro del cine y no como muchas de las películas de ahora.
    El papel más conocido de Anthony Perkins por el que bien pudiera haber sido nominado para el Oscar.

    No me perderé este documental. Ya estoy deseando verlo.
    Muchas gracias por tu crítica y un beso.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Amalia, es una escena icónica y que marca después a cineastas, escritores e incuso a artistas gráficos. Es tal la pasión que levanta la cinta, que algunas personas llevan tatuadas sus escenas o incluso la partitura musical sobre sus cuerpos. Desde luego una película que hubiera merecido muchos Oscars y ahora un documental que es una delicia para los más cinéfilos.
      Besos Amilia y feliz mes de julio entrante.

      Eliminar
  12. me asusto con la escena de la cortina cada vez que la veo. Siempre sé lo que va a pasar, lógicamente, pero cada vez pego un brinco.
    Es cierto que muchos recursos están muy superados, pero "Psicosis", siempre será "Psicosis". Las innovaciones de Hitchcock en el cine se habrán superado, pero él las creó. Lo mismo pasa con las de Orson Welles. Hoy en día un contrapicado está muy visto, pero fue Orson Welles quien agujereó en el suelo para poder rodar el primero. Hitchcock fue el primero que metió una bombilla en un vaso de leche y que nos sigue acojonando con una simple cortina de ducha (y un asesino psicópata detrás)
    Muy buena reseña, Miguel. Tomo nota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa es la magia de cine y la verdadera prueba del algodón de una secuencia o de una película. Me refiero a lo que has escrito al principio de tu comentario Rosa.

      Muy de acuerdo con lo que dices de los dos maestros que has citado, y si ellos lo hicieron, no veo ninguna razón para que cineastas valientes y con talento en la actualidad, inventen y creen nuevas formas de suspense como pasó en la citada película de este año A quiet place.

      Muchas gracias por tus palabras, y por toda tu atención.
      Besos y buen comienzo de mes.

      Eliminar
  13. Hola Miguel...Fíjate que no me tocó ver esa película, pero lo que es icónico y ahora sabemos porque es la escena esa de detrás de la cortina del baño que siempre me causa el mismo efecto de miedo...Me gusta cuando retomas estas entradas donde haces un "paneo" de la película, es como estar en la mismisima escena de la misma...Estupenda reseña querido Miguel...Ya que nunca vi la película espero ver el documental, besitos y un abrazo GI-GAN-TE :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, pues tienes que ver primero Psicosis y posteriormente el documental, lógicamente uno no se entiende sin la otra, aunque tampoco es absolutamente imprescindible para disfrutar de una clase de cine en la que entre otros, tu compatriota Guillermo del Toro habla sobre lo que significó y significa esta mítica película.
      Abrazo gigante de regreso y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  14. Excelente análisis de una película, y una secuencia, que crearon tendencia. Dices que esta película supuso para muchos norteamericanos un cambio en la percepción de sus miedos, en España yo creo que también hizo cambiar otra cosa: la cortina de plástico por una mampara de vidrio, es mucho más segura y esa intimidad a la que aludes se preserva más.
    Gracias por traernos al recuerdo esta película que siempre me pareció genial en cuanto a suspense (esa casa y Norman Bates ya te ponen en "modo miedo") y que, además, desde hace unas semanas tiene un significado entrañable y personal para mí. Psicosis, Norman Bates y la casa con su ducha, fueron el escenario elegido por David Rubio para la IX gala del Tintero de Oro donde una servidora se llevó un premio, así que desde entonces tengo cierto 'feeling' con esta cinta que tú tan bien has homenajeado a través de ese documental.
    Un fuerte abrazo veraniego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja,ja,ja, es cierto la mampara de baño protege más que una simple cortina, aunque un buen cerrojo tampoco esta demás. Un hacha o una ametralladora también servirían como recursos defensivos pero las duchas iban a ser ya muy tensas :-)

      Recuerdo perfectamente la gala de David Rubio y de hecho en mi comentario ya le expresaba que se iba a estrenar esta película y que habría posibilidades de que se hiciera la crítica aquí en el blog marciano. Y sí claro, me enteré de tu premio y me dio mucha alegría. Muy merecido Kirke.

      Un fuerte abrazo muy veraniego.

      Eliminar
  15. Esa música y esa escena me siguen pareciendo terroríficas y me hacen recordar la primera vez que vi la película y el terror que me provocaba Norman Bates y su madre. Gracias por este detallado análisis que has hecho.
    Siempre se aprende contigo.
    Un beso enorme compañero y muy feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ese Norman Bates, esa "madre" y esa mirada final, es algo verdaderamente terrorífico y además, sin tener que recurrir a explosiones o otros desviaros del cine de hoy en día.
      Muchas gracias por tus palabras siempre tan afectuosas y muy feliz verano para ti también, besos y disfruta.

      Eliminar
  16. Pues me acabo de enterar que este documental se estrenó en Sitges en el pasado festival, aunque creo que ya comenté que el último año me organicé muy mal y me perdí casi todo lo bueno, como La forma del agua o La piel fría, y acabé viendo Siete hermanas (te encantará el tema traducción del título jajaja) y alguna otra que mejor olvidar, pero ya no me pasará más!! :)
    Respecto a la película es una obra maestra, sin duda. Si ha pasado a la historia es por algo. Y no solo es la escena de la ducha en concreto, es absolutamente toda la película.
    Hitchcock siempre consigue dejarme embobada con sus películas, y aunque las más valoradas son Psicosis y Los pájaros, mi preferida siempre será Vertigo, por lo que me impactó al verla.
    Siempre he pensado que hay directores que influyen en la carrera de otros y se convierten en alguien de quien aprender, y Hitchcock es uno de ellos, aunque en algunos aspectos pueda parecer desfasado en su día fue una revolución.
    En los estudios Universal de Los Ángeles había una estatua de Hitchcokc, me hice una foto y la subí a Twitter, y puse algo como: "Adoro Vertigo, tú estabas obsesionado con las rubias, qué pena que soy pelirroja" y un corazón roto jajaj es un poco friki y dramático, sí :P
    Me apunto el documental, creo que es interesante para cualquiera que le guste este director, así que gracias por descubrirlo!!
    Me ha encantando!!! Un besito :))

    ResponderEliminar
  17. Bueno si te sirve de consuelo yo tampoco recordaba el palmarés de Sitges y fue al buscar las notas de producción para incluirlas en la ficha final de la reseña, cuando recordé que este fue el documental ganador de la edición pasada.

    No he podido resistir la curiosidad y me he ido a ver el título original de Siete hermanas (What happened to Monday?), ja,ja,ja con eso tengo yo para una reseña casi completa.

    Así que nada, espero este año disfrutes en mayor medida de Sitges y nos lo cuentes luego.

    Es muy cierto lo que dices de Psicosis, no es solo la escena de la ducha, es una película muy completa en todo su desarrollo. De hecho, antes de asistir a este pase de 78/52, la volví a ver y la primera media de hora de presentación es excelente y es lo que menos se recuerde de ella. Por eso he querido, poner en la primera fotografía de portada la secuencia inicial, que ya nos habla de los conflictos de la protagonista y lo que se está cociendo para que luego la protagonista acuda hasta el motel Bates.

    Respecto a Hitchcock, fue un creador de genero y creo que eso es el mejor elogio que se puede decir de un cineasta. Quedarme con una sola película me costaría mucho, pero La soga rodada prácticamente en un solo plano secuencia con solo nueve cortes inapreciables, me parece una maravilla técnica y con una gran trama argumental.

    Ja,ja,ja que bueno lo de Twitter, no he visto yo esa foto tuya pero me parece una genialidad. Creo que tendría que ir a dar una vuelta a esos estudios de Los Angeles y ya de paso recorrer los pasos de los amigos Gosling y Stone por la ciudad de las estrellas;-)

    En fin, este si que es un documental que se puede recomendar a cualquier persona que le guste el cine, una verdadera joyita.

    Besos María y muchas gracias por tu extenso comentario.

    ResponderEliminar
  18. Hola Miguel. Maravillosa esta película, que a pesar de los efectos rudimentarios de los que disponían en aquella época del cine, el resultado era superior, sobre todo para los que veíamos en esos momentos estas cintas.
    Recuerdo que me gustó muchísimo, pero solo la he visto una vez porque me daba tanta impresión la escena mítica, y toda ella, que no he podido verla más, aunque te confieso que me encantaría, porque soy de las que me tapo la cara y abro los dedos, jajaja.
    Que bueno que ahora los baños lleven mampara trasparente en las bañeras o duchas, en vez de cortinas, ;))).
    Ha sido muy placentero volver a leerte después de estos días de asueto por mi parte, y tratar de aprender de tu magnifica rectoría, ¡tratar! que no quiere decir que aprenda, desgraciadamente, jajaja.
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, bienvenida de nuevo tras tus días de descanso.

      Efectivamente hay que situarse en aquel contexto para poder medir el impacto tanto técnico como visual de la obra en su su momento. Claro ahora es lógico que ciertas perspectivas o enfoques ya nos resulten algo desfasadas, pero en su momento lo que hizo Hitchcock era transgresor y en cierta manera reinventó el cine creando prácticamente un género nuevo.

      Cierto que los baños ahora llevan mampara, domótica y todo lo que quieras, pero como vengan con un hacha o una motosierra eléctrica, poco podríamos hacer, ja,ja,ja.

      No sé yo si este es un lugar muy adecuado para aprender nada :-), pero te agradezco tus palabras finales que me animan a seguir intentando reseñar algo que merezca aunque sea un poquito la pena.

      Un abrazo y buena semana para ti también.

      Eliminar
    2. Miguel, ahora mismo me he dado cuenta de que ha salido una palabra que yo no he escrito, jajaja, *rectoria*. Tengo un pc Mac que me ha dejado una de mis hijas ya que el mío murió, y algunas veces hace lo que el whatsapp... tampoco encuentro las comillas ni otros signos ortográficos porque el teclado está en inglés, así que tardo un montón en escribir, :))).
      Bueno, solo era eso. Volveré a leer la última crítica, (ni los acentos me salen en algunas palabras) ¡qué martirio!...
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ja,ja,ja, no te preocupes Elda, conozco esos infernales Mac, y pueden resultar una pesadilla al buscar los signos de puntuación o los caracteres a los que estamos acostumbrados a usar. Bueno y no te digo ya los correctores de los móviles cuando cobran vida propia y escriben por libre lo que a ellos les parece :-)
      Un abrazo de regreso!

      Eliminar
  19. Vi la película hace mucho y creo recordar que pegué un gritito que, por suerte, se fundió con los gritos de la protagonista. Me gustaba Hitchcock y no me perdí ninguna de sus películas. Otra que me impresionó mucho fue "Los pájaros".
    Me encantó tu reseña y también pienso que si volviera a verla notaría que le falta la tecnología que se usa hoy, pero el hecho de que fue el que dio el puntapié inicial para que después otros usaran tantos planos para una escena, sigue dejándolo en el podio de los maestros.
    Excelente análisis, Miguel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que he visto todas las de Hitchcock y como muchas otras personas, algunas de ellas varias veces. Los pájaros desde luego es muy llamativa y aunque quizás en mi opinión, no sea la mejor, desde luego tanto la premisa como las actuaciones marcan un hito en su cine. Y sí claro, el maestro fue una gran creador de planos, perspectivas y enfoques cinematográficos aunque hoy en día puedan parecer algo rudimentarios.
      Muchas gracias Mirella por tus palabras y por tu compañía en este territorio marciano. Abrazo de regreso.

      Eliminar
  20. Excelente entrada para una excelente película que para mí sigue siendo de actualidad, a pesar de que la dramatización de algunas escenas nos pueden parecer ahora un tanto desfasadas o "pasadas de moda". Muchas son y han sido las películas de terror que han incluido una escena en la que tras unas cortinas de ducha y con el sonido del chorro del agua de fondo se espera el sobresalto, el cadáver, o el asesino agazapado a la espera de su víctima. En el ranking, vendrían luego las repetidas situaciones en que la protagonista (generalmente una mujer) abre el armario-espejo del baño para tomar una píldora y al cerrarla aparece tras de sí el monstruo o el asesino que quiere acabar con ella, jeje.
    Son escenas típicas que, por su reiteración, ya son tan previsibles que han perdido gran parte de su valor. Psicosis fue, como comentas, una inspiración y un filón para muchos cineastas del género de suspense y de terror.
    Con la lectura de esta entrada, me han venido ganas, no solo de ver este documental, sino la película original, jeje.
    Cuando vi la serie de televisión Bates Motel, ya pensé en ello, pero creo que ahora ha llegado el momento de hacerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias Josep por tus palabras iniciales.

    Y claro, es que han pasado ya más de 50 años de su estreno y seguramente las nuevas generaciones de espectadores que vean ciertas configuraciones de cámara a la manera hitchconiana, les puedan parecer incluso pobremente realizadas cuando en su momento fueron la vanguardia del cine. Sin ir más lejos en Notorius el desfase es ya más que evidente pero es que hanlamos de una cinta de 1946.

    Y como muy bien explicas, siempre la mujer, o una chica joven como representación de la fragilidad ya sea en el baño, tras un espejo, una cortina, o en su propia habitación. De hecho sigue funcionando ese rol incluso en las películas de adolescentes más pobres.

    Bueno y como le comentaba anteriormente a María Delgado y al respecto a tus renovadas ganas de volver a entrar en el mundo Piscosis: "Antes de asistir a este pase de 78/52, la volví a ver y la primera media de hora de presentación es excelente y es lo que menos se recuerde de ella. Por eso he querido, poner en la primera fotografía de portada la secuencia inicial, que ya nos habla de los conflictos de la protagonista y lo que se está cociendo para que luego la protagonista acuda hasta el motel Bates".

    Abrazos y excelente semana Josep.

    ResponderEliminar
  22. Hola Miguel... bueno conmigo ya tienes ahorrada una crítica sobre la peli porque no me gustan las películas de terror, la última que vi fue Drácula en una versión de cuando yo tenía 16 años (uffffffffffff hace cuchucientos años) me asusté tanto que así ya mayorcita dormí entre mi papá y mi mamá cerca de un mes jajajaja, un beso inmenso con mucho cariño con su abrazo respectivo :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patty, es que el cine de terror da miedo, ja,ja,ja. Claro que Psicosis aunque con la mítica secuencia puede producir terror, es más bien de suspense que de terror puro y duro como lo podríamos conocer ahora.
      Besos y abrazos de regreso.

      Eliminar