viernes, 15 de diciembre de 2017

¡Qué maravilloso es el cine! ¡Qué bello es vivir!


Por David Rubio & Miguel Pina.

Si la definición de magia en el cine tiene un sentido concreto, es en la mirada y en los sueños del maestro Frank Capra, que con su obra maestra ¡Qué bello es vivir!, ha hecho enamorarse del cine a numerosas generaciones de cinéfilos, entre los que nos encontramos los que hoy redactamos esta retro reseña al alimón. Y es que las texturas, los grises metafóricos y reales, y las tonalidades sentimentales que impregna el cineasta en cada secuencia, hacen del cine algo sencillamente extraordinario o como dice el título de esta sección, ¡Qué maravilloso es el cine!

Y como es una película que todos o casí todos, habremos visto una, cinco o incluso decenas de veces, pasamos a analizarla y recordarla sin miedo a destripar un argumento que fue, es y será inolvidable para los amantes del cine. 

¿Sabéis que sucede cuando suena una campanilla? ¿No? Si aún hay alguien que no haya visto esta película, no os quedará ninguna duda de que ese sonido indica que un ángel se ha ganado sus alas. Como sucedió con Clarence (Henry Travers) tras ayudar a George Bailey (James Stewart). Y es que ayudar a Bailey, es ayudarnos a todos a través de su personaje. Si a todos, porque él, somos todos. Y como él, todos tenemos sueños a los que hemos renunciado. Porque todos hemos sentido esos momentos de amargura que nos hacen preguntarnos por qué estamos aquí. Porque, como ocurre con las obras maestras en el cine, seremos otros después de verla. Seremos mejores. Nuestras preocupaciones nos parecerán menos; nuestros agobios ridículos. Y raro será que no gritemos ¡Qué bello es vivir!


La vida de cada persona, no pertenece en exclusiva a su individualidad. De hecho, cada persona afecta en la vida de otras muchas de una manera extraordinaria. Esta es la historia que Frank Capra quiso mostrar y superó con la magia del cine a cualquier fábula que pudiéramos haber imaginado. Pero, ¿quién es George Bailey? Bueno, eso es lo que nos preguntamos nada más comenzar la película cuando a través de maravilloso plano general, vemos el típico pueblo estadounidense de casas de madera ajardinadas. Mientras la cámara nos muestra las calles vacías, escuchamos ruegos y oraciones pidiéndole a Dios que ayude a George Bailey en esos momentos previos a la nochebuena. Entonces ascendemos y más allá de la Luna, unas luces divinas convocan a un ángel que todavía no se ha ganado las alas para encomendarle la misión de ayudar a este hombre. No podemos imaginar mejor manera de atrapar al espectador para conocer la historia de ese tal Bailey que este recurso narrativo. Un todo que con la inocencia como referencia, nos involucra eficazmente en la historia a modo de presentación ágil y sencilla.

El uso del flashback en el cine podría encontrar una referencia universal, con lo que Capra hizo para presentar la historia aquí reseñada. A través de este recurso cinematográfico conocemos la vida de George Bailey hasta la nochebuena que es el eje vertebrador del film. Y es el que el director nos lleva hasta el día que Bailey siendo niño, salvó a su hermano de morir ahogado en lago helado. Sin embargo, esta acción le llevó a perder la audición de en su oído izquierdo. Vemos un niño espabilado que sueña con todos los lugares que visitará y las grandes cosas que logrará. Pero sobre todo es un niño lleno de bondad. En otra escena memorable desobedece al dueño de la farmacia en la que trabaja y no lleva la medicación a un niño porque se ha dado cuenta de que el farmacéutico, por despiste, había utilizado un veneno para el preparado. Se lleva un sonoro guantazo por castigo. Pero él no odia. Comprende que el despiste del señor Grover se debe a que este había recibido un telegrama comunicándole la muerte de su hijo en la guerra. El pequeño Bailey a su corta edad ya ha salvado dos vidas de dos personas. ¿Qué hubiera pasado si él no hubiera existido? Ahí es donde encuentra la razón de ser la verdadera historia que el maestro Frank Capra quisó transmitir, y vaya si lo consiguió.

La vida de George es la de un soñador ambicioso al que la realidad le pone continuamente obstáculos que le obligan a elegir entre sus deseos y lo que moralmente es correcto. Cuando ya es hombre y un memorable James Stewart toma las riendas del personaje, la primera imagen que vemos es la suya con una maleta bien grande para marchar a Europa y después a la universidad y comenzar a cumplir los grandes planes que tiene en mente. Ese primer plano inicia una larga secuencia clave en la cinta en las que se nos muestra un pueblo casi utópico, en el que los vecinos se conocen por su nombre y se ayudan unos a otros. Conocemos a su padre, dueño de una pequeña empresa de préstamos que prima la ayuda a la gente sobre el beneficio económico, a su madre, y hermano, a sus amigos. Iremos a la fiesta de Mary (Donna Reed), que desde niña a amado a George y su único sueño es formar un hogar con él. ¿La pareja perfecta en el pueblo perfecto?


¿Todo es idílico en ese mundo? Por supuesto que no. En él también habita el señor Potter (Lionel Barrymore), un anciano y huraño hombre de negocios. Un personaje malvado como pocos y ladrón como muchos, creemos inspirado en el señor Scrooge del clásico cuento de Dickens. Y tampoco es nada idílica la mala suerte que parece acompañar a George. Esa misma noche en la que se celebra su graduación su padre fallece y la empresa familiar pasa a manos de él. De lo contrario la venderían al señor Potter y con ello la herencia de bondad que impregnó su padre en el pueblo desaparecería para siempre, dejando la desolación como única compañía.

¿Y Mary? En otra escena que es puro cine los vemos en casa de ella. Él no se atreve a declararle su amor, eso le incomoda o tal vez sabe que ello le ataría a su pueblo para siempre. Se enfadan. Él se va. Pero los celos, siempre los celos, hacen aparición y ante la llamada a casa de Mary de un antiguo amigo, George vuelve a recoger el sombrero que se había dejado y Mary se pone entre simpaticona y cariñosa con el antiguo amigo de ambos que estaba al teléfono y el poder de los celos acaba en beso. Y tras el beso, el noviazgo y la boda. Como veis en esa época no existían las webs para citas y la gente se las apañaba para encontrar el amor. ¡Qué gente más rara!

Tras unos años marcados por lo cotidianamente familiar y la renuncia a sus sueños, que incluso le llevan a rechazar una oferta millonaria de trabajo del malvado señor Potter, llega el famoso día de nochebuena en el que su tío, por descuido, perdió ocho mil dolares justo el día que el inspector de hacienda revisaba las cuentas de la empresa familiar. Ello suponía la bancarrota y con ello su bajada a los infiernos. Todos los sueños frustrados, todo el sentimiento personal de fracaso aflora ahora de manera violenta. Se arrastra hasta Potter para pedir ayuda, este le dice que ahora dónde están sus amigos y todos a los que has ayudado. Todas las cosas buenas que has hecho no te han servido para nada. George, con su seguro de vida en el bolsillo de la chaqueta, vale ahora más muerto que vivo. De nuevo y con este recurso, el maestro Capra pone al espectador y al personaje, en la encrucijada que marca la narración y que aparece como la universalización del dolor y de la injusticia.


Todo a lo que ha renunciado George no ha tenido ninguna recompensa y ahora le espera la ruina y la cárcel. Y entonces con la posibilidad del suicidio como nuevo frente discursivo, aparece Clarence, el ángel que debe ganarse sus alas y todo el conflicto narrativo y existencial de la historia estalla a la vez. George comprende tras una visualización onírica mostrada por su ángel de la guarda, como hubiera sido la vida sin él. Y esta, es la clave fundamental de toda la historia, pues la enseñanza clara es que la vida de un hombre afecta a otras muchas vidas. La resolución final la dejaremos en el aire, por si algún incauto cinéfilo, aún no disfrutado de una película tan redonda, tan perfecta en su ejecución, que quizás sea la responsable de que ninguno de los redactores de esta reseña haya conseguido escribir aún un cuento de Navidad, ¿para qué? Mejor ver ¡Qué bello es vivir!


Nota final: Este texto ha sido elaborado en conjunto con el escritor David Rubio que ha tenido la amabilidad de aceptar mi invitación para la cuarta colaboración externa en Cine y críticas marcianas. Antes pasaron por el blog: Mane Lander, Emerencia Joseme y María del Socorro Duarte, en esta sección de cine para el recuerdo. Quiero agradecer muy especialmente a David su tiempo, su trabajo y su dedicación en este trabajo conjunto. Y por supuesto, hacer una recomendación a su magnífico blog Relatos en su Tinta, que está revolucionando el panorama literario en habla hispana a marchas aceleradas. Como escritor está preparando su segundo libro, tras su excelente debut con Los demonios exteriores, en el que encadena una serie de relatos de ciencia ficción a cual más interesante, que personalmente puedo recomendar para adquirirlo en el siguiente enlace de Amazon. Por último, os dejo con un mensaje que David ha querido trasladar: "agradecer a Miguel su enorme consideración por invitarme a su casa para iniciar los festejos de Navidad. Porque hablar de ¡Qué bello es vivir! no es hacerlo de un maravilloso cuento navideño; es hablar de la Navidad con mayúsculas".

Gracias David y gracias a todos los asiduos a Cine y críticas marcianas. La próxima entrada al blog será la última de este año 2017 y se celebrará la II Edición de los Premios Marcianos, que como el año pasado, servirá de resumen en forma de entrega de "premios" a lo mejor del cine de este año estrenado y reseñado en este espacio. Entre los nominados están Ryan Gosling, Harrison Ford, Andrew Garfield y entre las actrices Emma Stone, Natalie Portman o Jennifer Lawrence, todos y todas amigos personales y próximos entrevistados en el blog marciano. ¿No os lo creéis? Bueno quizás necesite la ayuda de mi Clarence particular, pero recordad que en la vida y en el cine todo es posible. Nos vemos en la próxima. 



50 comentarios

  1. Tengo que reconocer que no la he visto. Creo que puede que no me suene del todo. Siento no poder explayarme pues no puedo opinar. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A verla Keren, de estás navidades que no pase. Además, te puede dar mil ideas para tus relatos literarios. Saludos y buen fin de semana.

      Eliminar
  2. ¿Qué decirte, Miguel? Ha sido un enorme placer poder pasarme por tu casa para felicitar la Navidad a todos tus lectores y seguidores. ¡Qué bello es vivir! Es una película inolvidable que bien deberíamos prescribirnos en aquellos momentos de dudas y congoja que de tanto en tanto nos dan la tabarra. Muchísimas gracias por semejante consideración y esperando desde ya ese broche final del año. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué decirte David? ja,ja,ja, pues que eres un gran escritor y una persona modélica. Un verdadero honor haber trabajado contigo para elaborar esta felicitación de verdadero cine navideño. Para mí es un recuerdo que ya perdurará para siempre en este espacio de cine, que pretende dejar un humilde legado en homenaje a la cinematografía. Bueno a veces hay que hacer alguna critica de estreno dando caña, pero eso también forma parte de la crítica cinematográfica. Por el momento, nos quedamos con ¡Qué bello es vivir! y su magia. Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Hola querido Miguel, es imperdonable pero no he visto esta película..!!! Sin embargo, estoy muy entusiasmada por verla :) Los tiempos han cambiado tanto, la internet o digamos la tecnología nos pone los filmes al alcance de la mano, sin que tengamos que trasladarnos al cine, pero nunca será lo mismo, nada como llegar, comprar tu tiket, pasar por la alfombra roja como una estrella, entrar a esa gigantesca y mágica sala y disfrutar de la belleza de la pantalla y claro, las palomitas dan su toque también y si vas acompañado, oye, lo máximo....Son momentos inolvidables, si, porque qué bello es vivir...Gracias querido Miguel, por esta estupenda reseña en conjunto con David Rubio y es que si, el cine es maravilloso pero a veces necesitamos de ese toque, de ese recordatorio que hoy con ambas tintas nos dan para recordarnos que esos momentos de cine son parte de la belleza de la vida...Felicidades, yo os mando besos, abrazos y aplausos...desde mi palco...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida María, pues como le decía a Keren que de estas navidades no pase. Te va a gustar muchísimo, y la volverás a ver varias veces. En España la han puesto todas las navidades y ya no se el número de veces que la habré visto. Aunque como dices, lo bonito del cine, siempre será en la sala de cine, solo o acompañado, con o sin palomitas, y haciendo después reseñas o sin hacerlas, ja,ja,ja.

      Muchísimas gracias por tu amplio comentario que denota mucho amor por el séptimo arte y gracias siempre por compartir en redes sociales todas mis publicaciones y en este caso acompañado del maestro David Rubio.

      Un abrazo y besos en mi nombre y en el de David.

      Eliminar
  4. Precioso texto. Infinidad de veces he visto esta película...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta y bienvenida a Cine y críticas marcianas. Tanto David como yo, hemos visto también en infinidad de ocasiones esta bella película. Saludos.

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Estoy encantada con esta colaboración entre un gran escritor y un estupendo crítico de cine; así que os tengo que felicitar por la entrada de hoy que, además, me trae tantos y tan buenos recuerdos, pues es una película que creo que daba el pistoletazo de salida a las Navidades de mi infancia, ya que nos la ponían todos los años antes de las vacaciones en el cole.
    Me encantan siempre tus ingeniosas ideas, Miguel, para dar vida a este blog y, desde luego, es todo un lujo que cuentes con la colaboración de alguien a quien tanto admiro, como es el gran escritor David Rubio.
    Por otra parte, me parece que es genial que recuerdes las buenas obras del cine clásico que son, en definitiva, Historia del Cine y forman parte, incluso de nuestras vidas.
    Me ha encantado leeros.
    Un beso enorme a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena,

      Muchísimas gracias por tus palabras hacia el talento de David y mi esfuerzo en estar a su altura en esta ocasión. Y si, esto es como la lotería de Navidad, el anuncio de Freixenet o la mismísima película hoy reseñada, un clásico navideño y enternecedor.

      Y bueno, el blog nació como espacio de crítica de estreno y luego se ha ido ampliando a otros campos. Cualquier ocurrencia y dada mi misión marciana es posible por aquí, ja,ja,ja.

      Besos y gracias de nuevo en nombre de David y en el mío propio.

      Eliminar
  6. Se nota que dos talentos se han unido para ésta entrada con tintes navideños. "¡Qué bello es vivir!" es una película que he visionado varias veces, incluso la tengo en DVD, porque es atemporal, el Espíritu de la Navidad, las buenas personas se unen, además tiene la magia del B/N. La interpretación del protagonista masculino encarnado en la figura de Gregory Perk de forma magistral. La bondad, la honestidad, la ilusión, valores que forman una familia unida.

    Gracias a los dos, y ¡Felices vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y sobre todo por la mención a David que ha sido el que ha puesto la mayor parte del talento al servicio de este texto. Yo me he limitado a acompañarle en esta aventura en común. Y además que hay que recordar as películas en blanco y negro que forman la historia del cine ya para siempre.

      Aún me queda una última publicación antes de las vacaciones, pero felicidades por anticipado. Un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Habeis hecho una colaboración estupenda al alimón de este película que buen recuerdo en mis tiempo juveniles y más tarde la he visto. Ya no hace pelis como estas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen, las colaboraciones entre blogs amigos siempre suponen una ilusión muy especial y en este caso con la llegada de David me siento un autentico privilegiado. Me alegro además que la película sea de tu agrado y te traiga bonitos recuerdos. Un abrazo y gracias por pasar.

      Eliminar
  8. Qué maravilla de película!!.
    Imposible olvidarla porque es todo un encanto.
    No te podría decir las veces que la he visto y cada vez me gusta más.
    Un beso, Miguel. Bonito fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso Amalia, ¡Qué maravilloso es el cine!
      Y que bonita es volver a ver una y otra vez esta filmación.
      Besos y gracias siempre por tus cariñosas palabras.

      Eliminar
  9. Recuerdo haberla visto un par de veces por lo menos!, y qué quieres que te diga Miguel,... es para mi un alegato a la superación de las dificultades que te regala la vida,... en todo caso Miguel y David os felicito por vuestra entrada, siempre es agradable releer y recordar un lásico como este. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo en en la película y quizás en la vida, es una superación continua de dificultades para que a veces la brisa de la felicidad descanse sobre nuestro rostro.
      Norte la volveré a ver esta navidades casi seguro.
      Un gran abrazo y gracias por pasar en nombre de David y el mio propios.

      Eliminar
  10. Hay pocas películas de las que pueda decir que no me canso de verlas (una de ellas es, por cierto, Ben-Hur) y esta es una de ellas. Una película maravillosa que nunca perderá su sentido.
    Dos abrazos, uno para ti y otro para David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Josep, a mí me pasa con varias de ellas, esta es una de ellas. Podría hablar también de Gilda, Casablanca y por decir una de esta época, el musical La La Land.
      Un gran abrazo de vuelta en mi nombre y en el de David.

      Eliminar
  11. Todas las Navidades la pasan por aqui
    Una maravillosa peiícula llena de un candor propio de la edad que fue filmada
    Una reliquia del cine americano
    Maravillosa tu entrada muchacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Recomenzar, en España y en todo el mundo al ser una película de dominio público (sin derechos), la vuelven a emitir una y otra vez. Y como no, al ser una maravilla llena de inocencia, la volvemos a ver una y otra vez.
      Gracias por pasar, un abrazo.

      Eliminar
  12. Un tandem magistral, a una obra maestra del cine clásico de siempre. La tengo en DVD y la veo siempre que me lo pide mis sentidos. Un placer siempre leer tus reseñas y está vez en una colaboración de lujo con David, mis felicitaciones a los dos por este gran trabajo. Mi abrazo a los dos y desearos que paséis un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosana y muchos besos de David y míos para agradecerte tus palabras y comentarios. Y cuando te la pidan tus sentidos, que seguro es esta Navidad, disfruta con la película.
      un gran abrazo y bonito fin de semana.

      Eliminar
  13. Vaya bonita entrada os ha quedado Miguel&David, felicitaciones y la película escogida es de aquellas que te deja con una sonrisa y que te hace creer en el ser humano, en la magia, en lo que debería ser la navidad...

    Me parece que es un clásico que debería ser visionado siempre y el problema ante las pelis en b/n es que muchos jóvenes ya no las ven porque son antiguas y se pierden auténticas preciosidades.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita, imagínate lo fácil que ha sido trabajar con un escritor como David, una suerte para mí y para todos los asiduos a este espacio cinéfilo. Efectivamente y hablando de la película, el mensaje fraternal está incluso por encima de la propia Navidad. En mi pequeño granito de arena, y desde que me atreví con el cine clásico también, el cine en blanco y negro siempre ha estado presente en el blog y no puede caer en el olvido.
      Besos y gracias por pasarte.

      Eliminar
  14. Hola Miguel, es una reseñas fantástica estoy aprendiendo un poquito mas de cine gracias a ti. Qué bello es vivir, es una de esas películas que hace amar el cine y, quizá lo mejor de todo, la misma vida. Frank Capra es un Genio del Cine.
    Felicidades! Un calido abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno en este caso es David Rubio el que ha puesto la mayoría del talento para rememorar un clásico entre los clásicos y más en fechas navideñas. Además amando estas películas es como se aprende a amar el cine. Muchas gracias Cristina y feliz inicio de semana.

      Eliminar
  15. ¡Qué bello es vivir! una y mil veces.. Enhorabuena Miguel y David por la magnífica reseña que nos habéis traído como regalo de Navidad.
    Me ha emocionado recordarla con vosotros, con ese pequeño resumen que rezuma sensibilidad y calidez, me ha ido trayendo momentos inolvidables de la película. La he visto muchas veces, las primeras con mis padres y hermanos, más tarde conseguí verla con mis hijos y volvimos a emocionarnos como si no hubiera pasado el tiempo, tiene un lenguaje atemporal, es una obra maestra y nos vuelve a recordar el nombre de tu sección "qué maravilloso es el cine!" Lo habéis explicado de maravilla en vuestra reseña, enhorabuena otra vez.
    Un abrazo muy grande a los dos y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Xux, aunque estaba escrita desde hace tiempo, decidimos David y yo publicarla lo más cercana posible a la Navidad por ser una película por excelencia de esta época del año. Efectivamente es una película atemporal y universal por lo que no pierde actualidad con el paso de los años y siempre recordando que es una fábula.
      Así que de nuevo, ¡Qué maravilloso es el cine!
      Abrazos y besos de parte de David y en mi nombre.

      Eliminar
  16. Oy, oy, oy estos ases del Olimpo unidos, Miguel y David, David y MIguel, ¿a que lo habéis hecho por miii? si claro ¿para que no os confunda? jajaja. Una entrañable película en este marco festivo. Los buenos deseos se deben de decir con palabras y cine, imagen y papel. Es una película que considero un precioso cuento de navidad con moraleja final "siempre quedará tu huella en los demás, "qué sería la vida de los demás sin ti" "Obra bien y a los ángeles le saldrán alas". Una estupenda reseña a dos manos, no se puede hacer mejor: con amistad, cariño y respeto. Gracias chicos. Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El as es David y yo soy su discípulo, ahora si que te vamos a liar y confundir al escribir nuestro nombre. Ese era el único objetivo de la reseña, ja,ja,ja.

      Efectivamente este cuento o fábula pretende hacernos ver más allá de nuestra individualidad, y hacernos pensar que sería o que hubiera sido la vida sin nuestra presencia.

      En definitiva, un clásico que hay que volver a ver casi cada Navidad. Gracias a ti e mi parte y de la de David. La experiencia ha sido tan positiva como lo fue contigo y nuestra Sospecha de Hitchcock. Un gran abrazo.

      Eliminar
  17. Lamento hacer de abogado del diablo, o de míster Scrooge, pero cuando vi esta película me pareció demasiado dickesiana y algo empalagosa, tanta desgracia me aturdió un poco.
    Reconozco que después de esta reseña-homenaje he empezado a considerar verla de nuevo con otros ojos. Puede que me anime estas vacaciones y cambie de opinión.
    Estupenda colaboración en la que se juntan "dos grandes" del mundo bloguero: David y tú, Miguel. Estas iniciativas donde dos o más blogueros se unen para realizar un trabajo me parecen estupendas y sumamente enriquecedoras. Enhorabuena.
    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Kirke, están bien las opiniones discrepantes en cuanto al guión o incluso en cuestiones relativas a la Navidad o a la religión. Quizás ahora la veas con otros ojos, pero me temo que sino gusta de primeras, sería raro aunque no imposible que en un segundo visionado si te gustara. En lo que estamos plenamente de acuerdo es en incentivar la colaboración entre distintos blogs pues es una experiencia enriquecedora y muy bonita.
      Muchas gracias por pasarte, expresarte y por tu felicitación final.
      Un beso a dúo de David y mio.

      Eliminar
  18. ¿Quién, efectivamente, no ha visto "Qué bello es vivir"? ¿Quién no ha llorado con "Qué bello es vivir? ¿Quien no ha sentido que sin "Qué bello es vivir" no hay navidad?
    La vida de todos es muy importante para mucha gente, aunque no nos demos cuenta. Todos influimos en todos porque como dijo un poeta "nadie es una isla", pero nadie nos lo había explicado tan tierna y acertadamente como Frank Capra en esta película.
    Maravilloso trabajo, Miguel y David.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres preguntas Rosa, y tres respuestas a los que casi todos los cinéfilos contestaríamos de la misma manera. Pues eso, ¡Qué bello es vivir!
      Efectivamente Capra explico de una forma maestra lo imortante que es cada vida y la influencia que tiene el la de los demás. Ese mensaje está incluso por encima de la Navidad u otros temas tratados ene el film.
      Muchas gracias por pasarte por el blog y dejar tu firma.
      Besos de mi parte y de la David.

      Eliminar
  19. Me parece muy meritoria la colaboración externa que por parte de nuestro compañero y escritor, David Rubio, hace, a la hora de mostrarnos esta reseña cinematográfica con un estilo narrativo fluido y muy ameno, enriquecido además, con importantes detalles de carácter cinematográfico.
    No recuerdo ya el número de veces que la habré visto, tanto en la gran pantalla como en la TV y en DVD, ya que es una de mis películas favoritas.
    Hablar de Frank Capra, es hablar de un gran director de cine, al que se la ha atribuido siempre una cierta "magia", que no es otra cosa que haber tenido el coraje de retratar el mal y la sencillez para ensalzar el bien.
    De modo que me parece un gran homenaje a este séptimo arte por vuestra parte: Miguel Pina-David Rubio o viceversa, al haber elegido una obra maestra y a uno de los mejores directores, con una habilidad extraordinaria en crear ese tipo de personajes entrañables o despreciables y donde dicho antagonismo no es otra cosa que el reflejo de la auténtica naturaleza humana.

    Un abrazo fuerte para cada uno de vosotros y mi enhorabuena por este gran trabajo conjunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella, la verdad es que ha sido un honor y un placer trabajar junto a David y de hecho la mayoría del texto es una idea de su tinta como no podía ser de otra forma.

      Me pasa igual, la habré visto mínimo diez veces y hay diálogos que me se de memoria y escenas que son pura antología poética. Y claro que hablar de Frank Capra es hablar de magia y de estilo, a pesar de que en su momento la película no fue muy bien recibida.

      Dices "dicho antagonismo no es otra cosa que el reflejo de la auténtica naturaleza humana", ese es otro mensaje muy bien visto y vital en la película.

      Bueno Estrella, muchas gracias por tan elaborado comentario y una abrazo conjunto también de David y mio.


      Eliminar
  20. Solamente el título ya te llena completamente y te provoca verla, creo que estas fechas son las adecuadas...mil gracias Miguel por compartir :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título sin duda es un canto a la vida y a lo bonito que es vivir cuando los problemas encuentras solución y estás rodeado de gente a la que quieres y te quieren. Gracias a ti por pasar y te envió un abrazo.

      Eliminar
  21. Hola Miguel! Pues me incluyo en ese pequeño porcentaje de personas que no han visto esta película. El título me encanta, ¡Qué bello es vivir!, porque vaya gran verdad... Estoy segura que me encantaría si la veo. Gracias a David, y a ti, por tan fantástica reseña. Felices fiestas! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica, bueno pues si tienes oportunidad no dejes de verla porque es una película muy importante para la historia del cine y una buena forma de ver cine navideño en la época en la que estamos. Felices fiestas y gracias en nombre de David y en el mio propio por pasarte por el blog.

      Eliminar
  22. Ains, qué bonita entrada os ha quedado, además lo habéis hecho sobre una gran película que tiene mucho significado. Es uno de los grandes clásicos, aunque voy a confesar que la vi hace bastante tiempo y hay cosas que había olvidado pero que ahora, con vuestra entrada, he recordado. No estaría mal hacer un repasillo de la película, o sea, verla otra vez.
    Os ha quedado una entrada genial, chicos, de principio a fin, pero es normal después de haberos unido :))
    Tengo el libro de David en la estantería, pendiente para leerlo!!
    Un besote a los dos!! Sois un par de artistas!! Muaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, yo le propuse a David la colaboración, el propuso la película y el resto ha sido un verdadero placer hasta llegar a la finalización y la publicación de la reseña.

      La verdad es que es una película que se puede ver un montón de veces y la Navidad es la mejor fecha para hacerlo, así que nada si te animas acuérdate de nosotros,ja,ja,ja.

      Yo ya tengo leído el libro de David aunque en formato electrónico, así que lo tendré que comprar en papel para que me lo firme :-)

      Besos para ti y muchas gracias de nuevo en nombre de los dos!!!

      Eliminar
  23. Muy feliz Navidad.
    Muchas gracias por todo y mis mejores deseos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Navidad Amalia y muchísimas gracias por el apoyo a lo largo del año. Besos y que disfrutes mucho.

      Eliminar
  24. Que bueno es vivir, el titulo lo dice todo.
    No he visto la película pero gracias por comentar, parece ser muy interesante.
    Te dejo mis mejores deseos para el este Nuevo Año.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Rayen, la verdad es que el título es todo un acierto y además es un perfecto resumen de la película en una sola frase. Te invito a que la veas y descubras una película única.
    Mis mejores deseos también para ti.
    ¡Feliz año 2018!

    ResponderEliminar
  26. Hola Miguel !! mira que he escuchado de esta a plei a mi madre y hermano pero no la he visto la vere!!!seguro gracias !! por ese excelente relato , un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, pues adelante porque esta es una película maravillosa. Casi seguro la vuelven a poner estas Navidades, de hecho una Navidad sin ¡Qué bello es vivir! es muy poco común en algunas de las televiosiones o plataformas habituales. Besos y gracias por llegar hasta aquí proveniente precisamente del reto de David Rubio en Facebook que fue el que escribió lo mejor de esta reseña.

      Eliminar