jueves, 26 de enero de 2017

BILLY LYNN


La historia: Billy Lynn (Joe Alwyn) es un joven soldado de 19 años del ejercito estadounidense que regresa a casa tras sobrevivir a una feroz batalla en la guerra de Irak. Allí ha sido grabado mientras socorría a un sargento herido por los combatientes locales. Él y su escuadrón Bravo son recibidos como héroes nacionales en acto multitudinario a modo de propaganda nacional. Pronto en su entorno familiar y en el grupo humano de soldados, empiezan a emerger serias dudas sobre el papel que están desarrollando en la vuelta al país que los vio nacer.

La crítica: El triplemente oscarizado cineasta taiwanés Ang Lee (La vida de Pi), es el encargado de dirigir esta cinta basada en la novela homónima del escritor estadounidense Ben Fountain. Se encarga de adaptar el guión y de dotarlo de un aceptable lenguaje cinematográfico el graduado por Harvard y ensayista Jean-Christophe Castelli, que consigue crear un libreto del que destacan sus logrados flashback bélicos.

Pero el film es en sus silencios y en las miradas de su protagonista donde encuentra su verdadera esencia. En medio del banal espectaculo que organiza el Departamento de Defensa para subir la moral de la población tras el desastre de la guerra de Irak, es donde aparecen las contradicciones de los soldados y del mismo pueblo norteamericano. Una guerra absurda y estúpida que retrata con cierto distanciamiento Ang Lee, que aún sin entrar en confrontaciones políticas, deja sutilmente su mirada crítica sobre la misma.


Y de cómo es la vuelta al cálido hogar familiar tras los horrores de la guerra, es de lo que nos habla la propuesta presentada. La narrativa discierne con precisión, sobre como la sociedad a través de sus ejércitos, está enviando a casi niños aún, a matar o morir en los distintos conflictos armados que asolan nuestro planeta. Jóvenes de 18 o 19 años que pasan de jugar a las videoconsolas, a vivir situaciones que nadie y menos a esas edades está preparado para aguantar con la suficiente madurez emocional.

La película retrata con franqueza, algunas situaciones personales en las que 6000 dolares de prima, son la única razón que motivan a los soldados a emprender su alistamiento. Otros, sin embargo, lo hacen por defender a su país, comprando un discurso rancio apoyado por los poderes establecidos. El miedo a tener que volver al frente de batalla, está presente en la atmósfera de toda la historia y es el dilema que tendrá que solucionar el soldado Billy Lynn pues tendría la posibilidad de no regresar achacando estrés postraumático. 

La vivencia de una guerra en primera persona queda retratada como la experiencia más difícil en la vida de cualquier ser humano. Pocas cosas hay comparables, en las que una vida valga tan poco y matar pueda salir de alguna manera gratis a nivel de la justicia civil o militar. Pero las secuelas emocionales perdurarán por largo tiempo en estos niños de la guerra.

El bochornoso espectaculo a los que son sometidos los soldados en pleno día de acción de gracias en un estadio de fútbol americano es inenarrable. Tratados como simples marionetas al servicio del poder, el cineasta centra la acción en ese día y prácticamente en tiempo real, de ahí que el metraje de la cinta se le vaya de las manos hasta los excesivos 110 minutos que se sienten como demasiado reiterativos en el mensaje. La parte cálida de la historia deviene, cuando el joven soldado conoce a una animadora del estadio con la que surge el principio de un romance. Esta situación añadida, le lleva a debatirse aún más, entre la lealtad a su escuadrón y el inicio de una nueva vida fuera del ejército. 


En el reparto nos encontramos con el debut del actor teatral británico Joe Alwyn, en el papel principal de Billy Lynn en una actuación comedida, seca y en la que destaca su buena faceta gestual. Recordemos que el director taiwanés fue el impulsor de Jake Gyllenhaal en la aclamada 'Brokeback Mountain' y que desde luego tiene buen ojo para elegir a su reparto, por ello sorprende que haya elegido a Vin Diesel para interpretar al sargento del combate que da pie a la historia. Una interpretación forzada y que por momentos bordea el ridículo intelectual. De nuevo vemos en pantalla a Steve Martin que tantas comedias nos regaló en pasadas décadas, y que interpreta con acierto al dueño de un equipo de fútbol americano que pretende rodar una película con los soldados a precio de saldo. Vuelve a sorprender y para bien Kristen Stewart en el papel de la hermana de Billy Lynn demostrando que su actuación en Café Society de Woody Allen no fue una casualidad, actriz muy recuperable y en progresión. Pero el mejor papel de la producción lo lleva a cabo Garrett Hedlund (Unbroken) interpretando a otro sargento al frente del pelotón, con un fuerte carisma y que lo coloca en disposición de afrontar ya los retos que le propongan. Para concluir ya con este extenso reparto coral, en el papel de animadora aparece una sensual, pero que muy sensual actriz estadounidense llamada Mackenzie Leigh conocida por la serie 'Gotham' y que brilla en un papel de joven explosiva con ínfulas de absurda profundidad.

Aunque la propuesta dramáticamente no sea todo lo redonda que cupiese esperar, tiene aciertos y un clímax que la distingue de las demás. Pero donde logra sus mayores cuotas de éxito es en la parte técnica, con una edición de sonido absolutamente espectacular. También pasará a la historia del cine por ser la primera película rodada a una velocidad de 120 fotogramas por segundo, cuando lo habitual es rodar a 24 o a 48 en algunos casos. Con ello se consigue una ultraresolución que hacen de su fotografía un paraíso de color y nitidez visual. Billy Lynn también se ha rodado en 3D nativo para los amantes de este modo de ver cine, que personalmente no me gusta. De hecho en el preestreno al que tuve la posibilidad de asistir, la proyección se exhibió en las dos dimensiones convencionales y las características técnicas se aprecian también con precisión. Las escenas de combate en Irak, se rodaron en Marruecos, cerca de la frontera con Argelia y en las proximidades de la ciudad de Erfoud bordeando con el desierto de Sahara. El diseño de producción se encargó de la construcción del poblado donde se desarrolla la acción.

Mi conclusión es moderadamente positiva balanceando todos los elementos anteriormente expuestos. Una propuesta extraña, poco convencional y que con un poco más de intensidad dramática hubiera causado mayor impacto en la sociedad estadounidense. No obstante, siempre es interesante la mirada del cineasta Ang Lee que ya forma parte de la historia del cine con tres Oscars a sus espaldas. Un arriesgado proyecto experimental, que puede desatar rechazo entre la crítica más purista, pero que sin duda es una vanguardista apuesta técnica por ser la primera cinta rodada a 120 fotogramas por segundo.

Nota: 7/10.

Nacionalidad: EE UU, G.B, China.
Director: Ang Lee.
Guión: Jean-Christophe Castelli.
Reparto: Joe Alwyn, Vin Diesel,
Kristen Stewart, Steve Martin,
Garrett Hedlund, Ben Platt.
Música: Jeff Danna, Mychael Danna.
Fotografía: John Troll.
Duración: 110 minutos.
Estreno EE UU: 11/11/16.
Estreno España: 27/01/17.

16 comentarios

  1. Me ha venido al recuerdo la excelente película "Los mejores años de nuestra vida", si no me equivoco del año 1946.

    Triste siempre el tema de una guerra y las secuelas que deja en las personas.

    Gracias por tu reseña tan buena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia has nombrado una gran película que incitaba a reflexionar sobre los horrores de la guerra y con un metraje de casi tres horas sino recuerdo mal. El cine de hoy en día y las multisalas comerciales pocas veces permiten un desarrollo tan exhaustivo de una trama.
      Muchas gracias por tu comentario que enriquece la entrada.
      Un gran abrazo Amalia.

      Eliminar
  2. Con está cinta pasaré palabra. Sinceramente las películas de guerra y patriotismo no sean lo mío. Porque realmente las guerras no conducen a nada, destruyen más que construyen. De todos modos gracias por acercarnos el cine, una cosa no quita la otra, seguro que es buena. Vi "Tigre y Dragón" y me gustó. Te mando un gran abrazo envuelto en mi amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El género bélico por lo general no es muy popular y comprendo perfectamente lo que dices.
      En cualquier caso si existen grandes películas de este género que dejan un mensaje antibelicista desde dentro del horror.
      Muchas gracias como siempre por tu amistad y compañía amiga Rosana.

      Eliminar
  3. Hola Miguel,

    Pues en definitiva el mismo argumento repetido en el cine norteamericano tras cada conflicto: Vietnam, Irak, Afganistán... ¡Qué peliculeros que son! Aún así los dramas de jóvenes -casi adolescentes- en los conflictos armados me van, pero "siempre que haya tiros". No obstante me parece que a esta película le va a faltar un poco de chispa y que va a ser un tanto lenta.

    Y por otra parte, creo que puede hacerse un balance positivo acerca de las inmersiones de directores noveles en el cine, a veces las ideas nuevas y frescas hacen resurgir el cine y dan un empujón a antiguos directores con ideas agotadas.

    Me ha gustado tu reseña y tu opinión acerca de la película.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena.
      Son tantos los conflictos bélicos que genera el mundo, que el cine es un reflejo de esta circunstancia.
      Lo que sí es cierto es que con la guerra de Vietnam y el abuso en la cinematografía con la repetición de las tramas, el género se llegó a saturar de tanta redundancia.
      La novedad en la propuesta es más técnica que de contenido, ahí es donde descansa la motivación de esta cinta.
      Un beso y gracias por tu presencia y comentario.

      Eliminar
  4. Seguramente sería una película que me pasaría desapercibida, sin embargo, gracias a tu entrada, si tengo oportunidad la iré a ver. Eso de las contradicciones del pueblo americano se está poniendo muy de moda últimamente. Estupenda entrada Miguel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norte, como dices parece que el pueblo estadounidense está divido en dos mitades.
      La cinta refleja parte de esta situación buscando las contradicciones desde dentro de la propia sociedad.
      Una propuesta distinta y extraña que destaca por la peculiaridad de una trama que suporpone varios elementos cruzados.
      Un abrazo, gracias y feliz fin de semana.

      Eliminar
  5. Este tipo de películas tan patrioteras que les va como anillo al dedo a estos yankees belicosos, presiento se van a poner de moda y cotizar al alza gracias a ese presidente rubio postizo al que han votado que les dará frentes y abundantes armas. Aunque no suficientes razones para enfrentarse con los distintos y supuestos enemigos.
    La película que nos traes me trae recuerdos de muchas otras hechas por los mismos y desde el mismo punto de vista: el de ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, el rubio postizo o el presidente naranja como ya le han bautizado algunos.
      Efectivamente el resurgir de un falso patriotismo impulsará producciones que parecían ya olvidadas.
      En el caso de Billy Lynn, al menos si que se da un cierto punto de vista crítico con los horrores de la guerra, aunque su punto destacado es su manera de ser rodada.
      Un abrazo Francisco y gracias por tu visita.

      Eliminar
  6. Como te decía hace unos días me alegro de haber encontrado un blog como el tuyo con la crítica acertada en varios casos y por los sinopsis de películas que nos regalas y así saber cual es la más buena para ver ;)... las de guerra muy pocas para mi pero no dejan de ser interesantes...un beso y mil gracias por tu tiempo que le regalas al faro :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patty, pues para mi es también una satisfacción que este espacio sobre cine y películas sea de tu interés para ver cómo está el mundo del cine y sus estrenos.
      Gracias por tu tiempo también y por tu agradable compañía.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  7. Parece una película interesante. Me gusta la temática. El título en Brasil es A LONGA CAMINHADA DE BILLY LYNN. Ang Lee ha buena mano no sólo para dirigir actores pero también para encenar dramas de forma realista, no apelativa.

    Saludos, Miguel.

    ResponderEliminar
  8. Hola Eugenio, gracias por la aportación del título de la película en Brasil, ya sabes que me gustan y como curiosidad las traducciones que colocan a los films en los distintos países.
    Estoy de acuerdo en el realismo que Ang Lee impregna a sus filmes cuando se trata de hacer cine social como en Billy Lynn o en Brokeback Mountain.
    Un gran saludo estimado Eugenio.

    ResponderEliminar
  9. Creo que con el cien bélico americano pasa un poco como en España con la Guerra Civil, no sé cuántas llegaron a rodar hasta que al final agotaron el tema hasta el hartazgo. Sin embargo, tu crítica apunta visos de cierta originalidad visual. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Es verdad David, yo creo que has dado con la clave de porque el cine bélico suscita cierto rechazo entre los espectadores y entre los propios seguidores de los blogs de cine.
    Tiene que ser algo muy especial para que conecte con la gente, creo que con el western sucede algo parecido.
    La forma de estar rodada es lo que a mi personalmente me suscitó el interés por visionar la propuesta.
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar