jueves, 15 de septiembre de 2016

Blood Father


Una joven entra en un establecimiento comercial del sur de Estados Unidos y le pide a la dependienta un paquete de tabaco, esta le responde que si no le enseña la documentación no le puede vender los cigarrillos. Entonces la joven mujer le dice: "ok, entonces deme un paquete de balas para mi arma", la comerciante se las vende sin pega alguna. Pura ironía y un golpe genial para comenzar una película. Si hay hubiera acabado el film, es lo mejor que podría haber ocurrido. El problema es que continúa cuesta abajo y sin frenos, en un fallido thriller de acción, que tras un inicio prometedor cae en un bucle de clichés visitados ya en miles de historias. Pero analicemos el porqué de la decepcionante narrativa.

La historia: John (Mel Gibson) es un expresidiario, separado de su familia por su mala vida y en proceso de rehabilitación por sus problemas con el alcohol, esta en libertad condicional y tratando de rehacer su vida. Un día recibe una llamada de su hija Lydia de 16 años. Ella es una joven rebelde que estaba desaparecida de su hogar por voluntad propia y que había huido con su novio, que es un delincuente involucrado en actividades relacionadas con el tráfico de drogas. La joven alerta a su padre de que se ha visto involucrada en un tiroteo y que no tiene a quien acudir. John tendrá que abandonar su proceso de rehabilitación y volver a mover todos sus resortes para intentar ayudar a su hija a salvar su vida y alejarla del inmenso problema en el que se ha metido.

Producción independiente de nacionalidad francesa con apoyo estadounidense. Está basada en la novela homónima del escritor californiano Peter Craig, autor que se caracteriza por explorar las relaciones paterno-filiales en su producción literaria. El rodaje se produjo en Estados Unidos, concretamente en la zona de Puebla de Laguna en el estado de Nuevo México y este es uno de los puntos fuertes de la producción, quizás lo mejor de la misma. Una buena ambientación, en un tipo de cine fronterizo con paisajes áridos de una belleza inhóspita, no logran salvar la historia pero al menos la hacen visualmente bella. Pero no hablamos de un videoclip, hablamos de cine y este es algo más que unos espacios geográficos bien elegidos o una buena fotografía que también la tiene. El cine es emoción ante todo y por supuesto una buena historia bien contada y aquí es donde surge el problema con 'Blood Father'.


Clichés para parar un tren de mercancías. Un padre exconvicto, exborracho, exdelincuente, exmarido, y todos los ex que os podáis imaginar. En principio no parece que sea un exadicto a las redes sociales porque ya sería pasarse de la rosca, pero vamos no es descartable. Pues con todos estos antecedentes, el creador del libreto que a su vez es el novelista, nos presenta incongruentemente a un tipo bondadoso, con cierta educación, colaborativo, en fin que hubiera sido un delicuente sería un detalle menor, ahora como el papel es para Mel Gibson pues es un tío entrañable y que mola, ja.

Y si de clichés hablamos, el del papel de la hija pues doble ración. ¿Os suena esto? Lydia niña acomodada con todo para triunfar en sus estudios, Lydia es rebelde, Lydia se escapa de casa de sus papás, Lydia se busca a un novio malote, Lydia llama a papá porque está en apuros, papá orgulloso acude a por Lydia aunque viole la condicional. ¡Ay Lydia, mira que esa rebeldía! ¿Llevará tatuaje? En el ombligo quizás.....

El director francés Jean-Francois Richet (del que recuerdo 'Asalto al distrito 13) es el encargado de llevar a cabo la historia. Tampoco se le puede achacar demasiado en el debe de la película, si el error parte de un guión archiconocido y sin emoción, él centra más su trabajo en la dirección de actores y ahí lo hace con corrección. Por lo tanto el problema es la previsibilidad escena tras escena, un espectador que vea poco cine sabrá lo que va a pasar a continuación, ahí es donde la producción se torna en un trámite para los aficionados a la acción y se limita a cumplir con las persecuciones, peleas y naturalmente coches que no arrancan cuando es necesario.

Pero los tipos que están buscando a Lydia no son de peleas, son muy malos, pero malos de verdad, con unos tatuajes y unas pistolas muy grandes. Sicarios, delincuentes y para colmo el novio de la joven que de los malos es el peor. Como resulta que Lydia su novia, en el tiroteo que se produjo al asaltar una casa al comienzo del film, disparó al novio malote, ahora él la busca para darle unas palmaditas en el culete. ¡Vaya gentuza! Como os podéis imaginar esta panda de buenos vecinos, son todos hispanos, es decir los buenos los yankees y los malos nosotros los chicanos, hispanos o como mierda quieran llamarnos desde la frontera de México con Estados Unidos para abajo, mas clichés.


¿De que nos quiere hablar la película? Pués de redención del padre ante una vida incorrecta, de sacrificio por los hijos en situaciones límites y por supuesto de la rebeldía de nuestros jóvenes y como encauzarlos. Mensaje comprendido, gracias por las buenas intenciones, pero esto es una película no un sermón religioso. Por supuesto no fumes, no te drogues, no te diviertas, no folles, y muchos más nos para que seamos tan buenos que vayamos al cielo y bailemos un vals. Por favor señor guionista, ¿me podría dejar usted al menos tomarme un vino a la hora de la cena, sin que me sienta sucio por ello?

Pero equilibremos un poco la crítica pues para ser justos tambien tiene cosas buenas, un ejemplo es la gran actuación de Mel Gibson que lleva todo el peso de la historia y esta extraordinario. Actor duro, de una pieza y ya con los años marcados en el rostro. Pero la arruga es bella y sobre todo natural, le da la expresividad que requiere un buen actor (¿que se ha hecho Ben Afleck en la cara?). Por lo tanto ahí es donde se medio sustenta la película, por verle a él. Otro actor que está bien es el mexicano Diego Luna en el papel de villano y novio de la hija de John. Buen papel y buena interpretación, esperemos verle más a menudo. En el papel de la joven hija, nos encontramos con Erin Moriarty de la serie Jessica Jones de Netflix, tiene 22 años e interpreta a una niña de 16, tampoco se nota mucho, ni la diferencia de edad ni su presencia. Demasiada frialdad, así que Erin a seguir trabajando. Con esa juventud todo es posible y porque no, puede progresar si se lo propone, no sería de recibo juzgar mal a una actriz tan joven sin darle tiempo para formarse.

Mi conclusión final y por empezar por lo positivo, es el placer de ver a Mel Gibson en pantalla, también es destacable el entorno fronterizo donde esta rodada la película, la atmósfera y la dirección artística es buena. Pero si hablamos exclusivamente de resultados artísticos la propuesta es fallida por ser muy previsible, por unos estereotipos mil veces vistos y en definitiva por ser cine antivanguardista y plano. Inspiración y emoción brillan por su ausencia, esto es la prueba que un gran actor puede hacer una buena taquilla pero no puede salvar un guión plano y sin brillo. El cine es una historia y ella te debe producir sensaciones, miedo, aventura, amor, risa, rabia, lo que sea pero nunca indiferencia. Solo para los muy amantes de Mel Gibson y las películas de acción.
Nota: 4/10.

Nacionalidad: Francia-Estados Unidos.
Director: Jean-François Richet.
Reparto: Mel Gibson, Erin Moriarty,
Diego Luna, William H. Macy.
Guión adaptado: Peter Craig, Andrea Berloff.
Música: Sven Faulconer.
Fotografía: Robert Gantz.
Duración: 88 minutos.
Premiere Cannes: 21/05/16
Estreno EEUU: 12/08/16
Estreno Francia: 31/8/16
Estreno España: 9/9/16
Estreno México: 7/10/16

Enlace al tráiler de la película:


10 comentarios

  1. Wuauu....Como es costumbre,no sólo nos das la reseña,nos llevas a ver la película...Yo amo a Mel Gibson y en Corazón Valiente me hace llorar...siempre... Como bien dices,en lo que se refiere a los personajes efectivamente vemos un cliché,principalmente en la chica,cuando la describías me parecía ver a la hija de Bruce Wllis o la sobrina de Steven Sigal...Chica rebelde y voluntariosa,de mucho mundo pero que al final debe ser salvada,una personalidad muy explotada en otros filmes como bien lo describes...Sin duda la veré,sobre todo por Mel Gibson,creo que es un hombre muy inteligente que debió detectar el cliché implicito en el filme,porque lo aceptó? Quizás sus bonos han bajado,en los últimos años ha sido muy atacado y difamado por su última pareja,escándalos de que porque estaba tomado y cosas así,que no deberían de influenciar en su trabajo pero a veces pasa,yo lo sigo admirando igual...Así como también admiro tu trabajo,es una reseña exquisita que no puedes dejar de leer de principio a fin,la naturalidad y el profesionalismo con que mueves tu pluma se impone...¡Enhorabuena,un gran trabajo...!!! Y yo? Yo me voy al cine pero antes te dejo abrazos y dulcicimo beso,ya os extrañaba...!!! 📼 🎬 🎥 🎸 🎶 🎶 🎸

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, por el momento he aprendido una cosa con tu comentario y es que desconocía que que en México se hubiera traducido la cinta de 'Braveheart' pues en España se dejó con el título original; aunque lo de las traducciones merecería otro capítulo aparte.
      Por cierto al leerte me acabo de acordar de Catherine Mccormack, la actriz de la película que citas y lo injusto que ha sido el cine con ella y lo poco que trabajó tras su excelente trabajo en aquella película.
      Yo creo que tu teoría de la aceptación del trabajo de Mel Gibson por puro interés económico es cierta; además es un caso clásico en el cine, aceptar trabajos menores para con las rentas obtenidas realizar proyectos más personales. Aunque tampoco tras sus múltiples polémicas esta en una posición muy buena para rechazar ningún trabajo que le propongan. Yo además solo opino como tú de su trabajo ante la camara, su vida privada o sus opiniones personales no deben tener influencia en un trabajo artístico y mi visión crítica sobre el mismo.
      Y para acabar agradecerte mucho tus palabras para con mi texto, demasiado para mí pero en fin, suponen un gran estímulo para seguir esforzándome en mejorar.
      Un beso muy grande querida María.

      Eliminar
  2. ¡Ahhhh! Se han esfumado las expectativas que tenía en esta película.
    Una pregunta: ¿En América no hay gente normal? pues mucho del cine que producen va en la misma linea de acción y violencia. Jóvenes mimados y rebeldes que echan su vida a perder por tener experiencias fuertes con el sexo la droga y las aventuras excéntricas. Malotes muy malotes que matan por diversión y se enfrentan a la policía a la que parecen no tener ningún respeto... Héroes que aparecen de la nada cuando se les necesita, cuando se han evadido hasta de sus obligaciones esenciales como son la paternidad o la legalidad y el trabajo honrado.
    Este tipo de películas son para visionar tras una sobremesa y no pensar mucho en lo que ves.
    La saga e Rambo, Comando, La venganza y otras van en esa linea de producto de consumo rápido con poca enjundia.
    ¿No recuerda a lo de la "Fat food"? No deja de ser un producto, en parte americano, y Europa ya se encuentra muy influenciada por tanto cliché yanqui.
    Un abrazo y gracias por tu interesante reseña, que en parte me quitó las ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, hoy tanto María cómo tú con vuestros extensos comentarios hacéis que me exprima un poco mis neuronas marcianas, así que un placer en cualquier caso.
      Respondiendo a tu pregunta, digo yo que tendrá que haber gente normal en el Imperio americano, ja,ja,ja.
      El caso es que el cine de acción en el que se dan todas las consideraciones que citas, funciona muy bien en taquilla aunque las premisas estén una y mil veces repetidas.
      Yo soy un gran admirador del cine estadounidense y quizás haya podido parecer un poco antiyanke y no lo soy, lo que si denunció es un tipo de cine en el que se dan una serie de clichés que tu has definido perfectamente y me hacen coincidir en que es buena opción para vídeo o como dije para los amantes del cine de acción y pasar un rato entretenido sin mucho más.
      Aún así el problema de la cinta es la previsibilidad y a mi me gusta lo contrario.
      Por eso Francisco me gustan y admiro tus relatos, pues los giros y la imprevisibilidad con las que te manejas son un placer para su lectura.
      Un abrazo y me honras con tu presencia, gracias.

      Eliminar
  3. Hola Miguel,
    ¿Sabes? Es que, como dices, Mel Gibson siempre entretiene en el cine y aunque no hayas hecho una crítica positiva de esta película, hablar de Mel Gibson, es hablar de palabras mayores. Aún así... tendré que pensármelo.
    Muy bien expuesto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena, yo como comentaba si soy un admirador de Mel Gibson como actor y como director de cine.
      Aunque no esté de acuerdo con algunas de sus opiniones o actitudes personales eso no me van a restar un ápice mi valoración sobre su trabajo, si esta bien lo diré y si está mal también lo diré dentro de lo que es mi opinión personal claro está.
      Y la verdad es que su trabajo en pantalla impone en esta ocasión aunque la película este sometida a situaciones muy manidas.
      Por otra parte yo ni recomiendo ni dejo de recomendar la película, doy mi visión y que cada cual saque sus propias conclusiones, pero bueno si a alguna persona le sirve como guía pues factor añadido.
      Gracias por tu comentario y por la felicitación por la exposición del mismo, es una buena motivación.
      Un gran abrazo Macarena.

      Eliminar
  4. Hola Miguel, un cuatro, uf, pues me lo pienso y mira que has dicho que era un director francés y eso era doble razón para verla pero... je,je, nooo es que las pelis con esta trama me pueden o no, y en este caso va a ser que no, y mira que Gibson, a pesar de sus arrugas mediterráneas ha hecho un trabajo más que respetable en el celuloide. Últimamente he visto pelis muy variopintas que a lo mejor puedes echarles un vistazo: "Mississipi", el juego del póquer y algo más, puede resultar lenta, dos actores, pero hay una relación y una lucha existencial interesante, y hoy he visto "el juez", una cinta francesa, curiosa, me ha llamado la atención el papel de juez y ese jurado popular a su lado, (muy diferente a los juicios que hasta ahora he visto en las películas) un relación de amor que parece amanecer entre silencios. Gracias. Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, o se ha borrado accidentalmente mi respuesta o se me pasó, te pido disculpas por ello.
      No me acordaba que le había dado un cuatro de calificación, en definitiva un film para el lucimiento de Gibson y poco más.
      Tengo aún pendiente de ver el Juez, me han hablado bien de ella y te agradezco la recomendación.
      Un beso Eme y gracias siempre por pasarte por el blog marciano.

      Eliminar
  5. Que coisa lamentável! Já estava me preparando para ver HERANÇA DE SANGUE, que é o nome desta película no Brasil. Estreou há poucos dias. Agora, fiquei desanimado. Mesmo assim, talvez a veja. Ando necessitado de assistir a algum filme descerebrado, que tenha muita ação física e pouca coisa para pensar. Ou seja: preciso ver algo com pura ação física para me distrair um pouco.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Herencia de Sangre, que inventiva tienen los traductores, ja,ja,ja, gracias por el apunte.
      Película perfecta para desconectar, palomitas y no pensar, el cine también es evasión de la realidad y distracción.
      Una cosa es el análisis crítico de la propuesta y otra es que luego hasta te puedes divertir con ella.
      ¡Nos entendemos Eugenio!
      Gracias y un gran abrazo.

      Eliminar