jueves, 11 de agosto de 2016

¡Qué maravilloso es el cine! Casablanca



"El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos"

Ilsa: - Lo dices porque quieres que me vaya.
Rick: - Lo digo porque es la verdad. Los dos sabemos que tu lugar es con Víctor. Tú eres parte de su obra. Si no te vas con él, te pesará.
Ilsa: - ¿Y nosotros?
Rick: - Nosotros siempre tendremos París. No lo teníamos hasta que viniste a Casablanca. Anoche lo recuperamos.
Ilsa: - Y yo dije que nunca te dejaría.
Rick: - Nunca me dejarás. También tengo obras que realizar. No puedes ser parte de lo que yo debo hacer.

Este es un solo ejemplo, de los maravillosos diálogos de esta obra maestra del cine clásico. Amor, desamor, historia y belleza en el cine.

Rick Blaine es el propietario de un exitoso café-club en la ciudad marroquí de Casablanca. En el contexto de la segunda guerra mundial, la ciudad se ha convertido en un refugio para las personas que huyen de los estragos del nazismo. Hasta allí se desplaza Ilsa, un antiguo amor de Rick. Llega junto a su marido Víctor, huyendo también de la persecución a la que estaba sometido este. Los recuerdos y la llama de un amor aún no apagadas, removerán su difícil situación.

La película está basada en una obra teatral titulada "Everybody comes to Rick's" (Todos vienen al café de Rick), de Joan Alison y Murray Burnett, encargándose  de la dirección el aclamado Michael Curtiz de origen húngaro y con una prolífica carrera, que alcanzó a superar los 150 filmes, ninguno llegó a alcanzar la universalidad de 'Casablanca', pero sin ninguna duda dejo en su obra, otras grandes historias: 'El capitán Blood', 'Dodge City', 'Alma en suplicio' o 'Sinuhé el egipcio' son solo algunos ejemplos de su extensa filmografía.


Esta historia mil veces reseñada, vuelve a cobrar actualidad una vez más, a colación con la crisis de los refugiados y los flujos migratorias que se vienen produciendo en los últimos años, especialmente en Europa. A la ya tradicional salida de dichos flujos provenientes de África hacia el viejo continente, habría que sumar ahora la salida desesperada de decenas de miles de personas, huyendo de la guerra en Siria y de la insostenible violencia que sigue arrastrando Irak.

Es en este contexto, es donde me atrevo a dar mi punto de vista de esta joya del cine, considerada por muchos como una de las mejores películas de todos los tiempos. No obstante, aunque casi siempre se recuerde 'Casablanca' por ser una gran historia de amor/desamor, su vinculo con los exiliados de Europa hacia esta ciudad y sus paralelismos con la huida de miles de refugiados de guerra, entroncan en cierta manera con la situación actual. Por desgracia, el ser humano esta condenado a repetir la historia. Refugiados y guerras van unidos de la mano, el cine es testigo durante el pasado siglo XX de la barbarie criminal del ser humano, que evidentemente no solo afecto a Europa.

En la película, la ciudad de Casablanca era el puente para llegar a Lisboa y desde allí partir hacia el continente americano para buscar una vida mejor. Pero la salida era poco menos que imposible, solo algunos afortunados y con altos contactos con los funcionarios destacados de la administración francesa, eran los que conseguían el famoso salvoconducto, que recurrentemente aparece en la cinta. Lo cierto es que es sin ninguna duda, lo que aporta fuerza y belleza a la historia es su romance, pero no conviene olvidar el contexto en el cual esta desarrollada la acción. Otro dato adicional de interés, es que la cinta no se rodó en la ciudad original, sino que se filmó en los estudios de Warner Bros en la costa oeste de Estados Unidos, los exteriores también fueron rodados en los estados de Arizona y California.


La película es ante todo belleza; sus diálogos y frases son un verdadero catálogo de antología poética, todo es abrumador, todo inteligencia, un todo envuelto en un regalo de una historia que fue de amor y desembocó en un desamor quizás desgarrador. La identificación con un amor imposible es lo que da universalidad a la historia, aquello que pudo ser y no fue, o aquello que fue y ya no puede ser. Todos somos un poco Rick, todas son un poco Ilsa y los que no, tal vez se sentirán identificados con el lado mordaz del inspector encargado de la prefectura francesa (Claude Rains), un personaje absolutamente inolvidable.

Ilsa y Rick, Ingrid Bergman y Humphrey Bogart, dos leyendas del cine juntos para una misma historia. Estrellas de cine con mayúsculas, cada uno con sus matices, pero sin ninguna duda ambas carreras son dos ejemplos del porqué, los actores y actrices pasaron a obtener un reconocimiento a nivel mundial. Pero independientemente del prestigio bien merecido, lo que ellos consiguen en la película, es que todos en algún momento soñemos con atravesar la pantalla y unirnos a la historia. El sueño del cine hecho realidad, eso es 'Casablanca' ni más ni menos.

Un sueño que tuve la oportunidad de visionar en una pantalla de cine, cuando aún era un niño. Sería aproximadamente a principios de la década de los 90. Por aquel entonces, en Madrid, aún quedaba alguna sala de cine en la que se volvían a proyectar algunos clásicos. Para mi, fueron unas sensaciones parecidas, a las que sentía el niño de 'Cinema Paradiso', quizás ahí empezó a convertirse mi afición por el cine en una pasión. Es una pena que estás salas de cine, hoy en día, estén prácticamente desaparecidas de muchas ciudades; en la ciudad de Madrid si nos queda aún una auténtica joya, es la Filmoteca Nacional y sigue proyectando todo tipo de clásicos y no tan clásicos de las distintas cinematografías mundiales, a unos precios totalmente asequibles. Espero y deseo, que el Ministerio de Cultura, en vez de impulsar una fiscalidad desproporcionada al cine en España, se dedique a preservar esta joya, que es un patrimonio cultural indispensable. En la actualidad la función de las filmotecas en las diversas ciudades de nuestro planeta, debería ser un bien protegido, quizás la única manera de poder ver en la gran pantalla joyas como 'Casablanca'.

'Casablanca' obtuvo el Oscar de la Academia de Hollywood como mejor película en el año 1943, también obtuvo dos Oscar más, al mejor director y al mejor guión adaptado. En 1989 la película fue seleccionada para ser conservada en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por "ser cultural, histórica o estéticamente significativa". El American Film Institute la considera la tercera mejor película de todos los tiempos. También la cinta tiene sus detractores, en la época de su estreno la revista 'The New Yorker' la calificó como "apenas tolerable" y en la actualidad el escritor italiano Umberto Eco se refirió a ella, como una suma de arquetipos que la hacían mediocre en su sustancia. Esto prueba que la unanimidad en el cine es una quimera y así debe seguir siendo. En mi humilde opinión 'Casablanca' es una obra maestra absoluta.

Música y cine: Max Steiner fue el encargado de la brillante banda sonora de la producción, pero sin ninguna duda lo que ha pasado a la historia es la famosa frase de: "tócala otra vez Sam" (Play it again, Sam) que por cierto nunca se pronuncio en la película, la frase textual fue "tócala" de Bogart o "tócala una vez" de Ingrid Bergman. El personaje de Sam, es interpretado por Dooley Wilson que fue un cantante y actor estadounidense que alcanzó la fama universal por interpretar la que fue la canción de Rick y Ilsa. Probablemente una de las canciones mas recordadas de la historia del cine. Sam era el pianista del café y amigo personal de Rick, así que una vez más le pediremos un último favor antes de cerrar esta reseña.
Tócala otra vez Sam:


El enlace del vídeo de youtube, es del canal de Thebogeyy. 

12 comentarios

  1. Una de las grandes, grandes. Tengo una copia de coleccionista y... ¡¡Sin comentarios!! La tengo superactiva, más bien diría que cansada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demetrio eres un romántico de los buenos.
      Cuida esa copia y dale descanso hombre, que la vas a gastar.
      Un abrazo, amigo!!

      Eliminar
  2. Muy buena entrada y me ha gustado especialmente en el momento en el que has hablado de tus vivencias personales con el cine. Se nota que lo vives. Como siempre, me ha encantado! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren.
      Bueno la anécdota personal es muy bonita, por cierto iba acompañado de mi hermana, así que más aún recuerdo la primera vez que la vi en un cine.
      Un gran saludo y gracias por la visita.

      Eliminar
  3. Bravo, Miguel Muy bueno su cogido así como la contextualização. Pero, por encima de todo, el esfuerzo de actualización tomando en consideración la presente tragedia de los refugiados.Su comparación contribuye para dejar la película de 1940 aún más vivo, presente y actuante. Algo de muy interesante a abordar en CASABLANCA es la historia del guión. No estaba pronto cuando las filmagens comenzaron y en la mayoría de las veces los actores siquiera sabían lo que estaban haciendo. Las hablas y las escenas acostumbraban llegar encima de la hora de la filmagem, lo que dejaba a todos en completa inseguridad. Aún así, por un golpe de suerte, todo contribuye para la película caer en el gusta Del público, de la Academia y se haga uno clásico. Yo puedo decir que me gusta mucho CASABLANCA.

    Abraços e saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola mi estimado Eugenio.
    La verdad es que como 'Casablanca' esta ya mil veces reseñada por muchos críticos y aficionados, quise darle un punto de vista actualizado, enmarcándola en la actual crisis de refugiados que vive Europa.
    Y no solo Europa, también podría haber citado el caso de Colombia por poner un ejemplo de tu continente, con centenares de miles de refugiados por el conflicto bélico que tantas consecuencias ha tenido para este país.
    Muy enriquecedores los datos que aportas con respecto al guión de la película y a la improvisación que ocurrió en ella.
    En fin, una película para la historia.
    Un gran abrazo y gracias por tu contribución al texto con tu comentario.

    ResponderEliminar
  5. Una cinta difícil de olvidar, por su contexto y su forma casi filosófica y reflexiva de haber sido filmada.
    Te felicito por traerla a la palestra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Francisco.
    Me ha llamado siempre la atención la gran cantidad de citas que han quedado para la historia y que se pronunciaron en esta película.
    Gracias por tu felicitación y por el honor que un escritor de tu nivel, se acuerde de vez en cuando de este humilde blog.
    Gracias también por tu buen talante.
    Un gran abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Sabes que acabo de darme cuenta de la gran cantidad de frases célebres de sta película?. Magnífica reseña Miguel Pina

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente, es increíble la cantidad de frases muy conocidas que acumula este filme.
    La frase, con la referencia a que siempre les quedará París, como recuerdo a su aventura amorosa es mítica y se utiliza habitualmente en distintos artículos periodísticos.
    Gracias por tus palabras amigo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Miguel, enhorabuena para ser la primera vez que te embarcas con cine clásico no está nada mal ;) Fue una película con la que nos quedamos todos. Nunca fue de mi devoción Bogart, creo que era tal como interpretaba, en cambio si Bergman. Por supuesto entrañable Sam con su piano, el policía,...Casablanca, huidas, sublebación, colonianismo,..todo sigue siendo una realidad aun hoy sía. De las frases, mi preferida es: No hago planes por anticipado... esta cada vez me la creo más, jeje. Te paso un link https://plus.google.com/collection/wkF3c es de Montserrat Gracia, su blog es muy bueno, solo cine clásico. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Emerencia, gracias por tu felicitación, es un gran estímulo para mi y para el blog.
    Íngrid Bergman es probablemente de mis actrices favoritas del cine clásico; la más especial, tiene algo que la hace distinta a las demás.
    De Bogart me gustó mucho su interpretación en 'La reina de África', es un actor que despierta pasiones encontradas.
    Por cierto coincido bastante en la frase que citas y la película es un verdadero "museo" de frases para la historia del cine.
    Gracias por el link, será un placer leer sobre cine clásico.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar