lunes, 6 de junio de 2016

¡Qué Maravilloso es el cine! Memorias de África

"Se llevaba el gramófono hasta cuando iba de safari, tres rifles, provisiones para un mes y Mozart; él inició nuestra amistad con un regalo, yó tenía una granja en África". El recuerdo del amor de su vida.
Con la voz en off de Meryl Streep, relatándonos su odisea, da comienzo esta obra de arte en todos los sentidos: cine, historia, geografía, literatura y música, palabras muy grandes que dan color a 'Memorias de África', una película inolvidable de un lirismo apabullante.

La superproducción, esta basada en la novela autobiográfica de la baronesa danesa Karen von Blixen-Finecke, fue publicada en 1937 y cuenta la historia de su viaje a Kenia, antigua colonia británica, para casarse con un primo segundo suyo, en un matrimonio de conveniencia. La motivación del traslado hasta África, era la búsqueda de nuevas sensaciones por parte de la pareja. Una vez allí y para ganarse la vida, deciden crear una explotación agrícola, en este caso una plantación de café. El matrimonio esta condenado al fracaso por la falta de amor verdadero y por las continuas infidelidades del marido, pero aún no es tarde para que Karen encuentre el amor. Un aventurero llamado Denys e interpretado por Robert Redford encenderá la llama de la pasión y su romance con él, marcará el resto del argumento.

El cine clásico en su máxima expresión, cocinado a fuego lento, recreándose en cada detalle, sin prisas, con una escenificación que nos recuerda al cine de la época dorada de Hollywood. Un viaje mágico hasta lo más profundo de África y que nos conduce hasta lo más profundo del enamoramiento por una tierra; que a su vez a Karen le permitió conocer al hombre de su vida. La dilección de Karen por su tierra de adopción y por sus habitantes, son círculos concéntricos en los que gira la trama argumental, a modo de elipsis narrativa, que nos sumerge en un sueño para los cinéfilos.

Sidney Pollack es el director y maestro de ceremonias de esta fiesta del cine y su generosidad es tan grande, que pasa desapercibido por elección propia, como todo buen cineasta debe aspirar a conseguir. No hay presunciones, elitismos ni marcas personales fuera de tono, todo esta al servicio de la película, en un alarde de humildad. La anteposición del arte en si mismo es su prioridad y no su brillo personal, sin embargo, al ver el conjunto de la obra, sólo nos cabe admirar su grandeza y su exquisito buen hacer, una lección de humildad puesta al servicio de los demás.



El regalo de Denys: Aprender a pilotar una avioneta, para enseñar a su amada la belleza paisajista de esta parte prodigiosa de la geografía africana, algo más que una caja de bombones, ¿no os parece?
Las palabras textuales de Karen ante tal ofrenda fueron las siguientes: "Un regalo increíble, la visión del mundo a través de los ojos de Dios y yo me dije, si ya comprendo, así es como debe ser......".
Probablemente una de las secuencias más recordadas de la película y de la historia del cine, todo un poema visual preciosista, que además lleva expuesta una profunda carga emocional. 

Out of África (titulo original) nos habla de otras muchas cosas aparte del amor. Antes de transmitir las emociones personales de sus protagonistas, nos enseña un trocito de la historia de los procesos colonizadores del continente africano. En este caso de la colonización de Kenia por parte del imperio británico y el sometimiento de sus habitantes a las arbitrariedades de las autoridades nombradas por la corona. La eterna lucha que ya hemos visto a lo largo de la historia para imponer la manera de ser, de pensar y de actuar de las potencias mundiales a los países sometidos por las mismas.

También nos habla de procesos más mundanos como la infidelidad y las consecuencias que esta conducta tiene para los miembros de la pareja. Esta vez la historia no se queda solo en los daños morales y afectivos derivados de esta situación, sino que nos lleva un paso más allá; nos hace reflexionar, sobre los contagios de enfermedades venéreas al miembro engañado de la pareja. Karen es contagiada de sífilis por su marido, lo que le lleva a poner en peligro su propia existencia. Además esto le imposibilitará engendrar descendencia a causa de las secuelas de su enfermedad.



En cuanto a las interpretaciones, Meryl Streep, lleva el peso principal de la producción desde el primer fotograma hasta el último, prodigiosa como siempre, una actriz única por su talento. Robert Redford, en un momento de plena madurez en su carrera, no se queda a la zaga y nos regala una gran interpretación en la que dice más por sus silencios que por sus palabras. Una pareja que evoca en la cinta un sutil erotismo, tanto en la escena en la que él lava el pelo de su amada, como también en otros momentos de mayor intimidad. Dos actores para la historia.

La película obtuvo siete premios Oscars de la Academia de Hollywood. Fueron los siguientes: mejor película, director, guión adaptado, banda sonora, fotografía, dirección artística y edición de sonido; así como los premios de la crítica de Londres, Los Ángeles y Nueva York entre otros muchos. Meryl Streep por su parte, fue galardonada con el premio David de Donatello y obtuvo una de las diecinueve nominaciones a los Oscars que brillan en su palmares hasta la fecha de hoy.

En el debe de la película, caben destacar algunos errores históricos que le valieron algunas críticas bien fundamentadas, destacaré dos de ellos: en la época en la que se desarrolla la acción los discos de larga duración (Long Play) no estaban aún inventados y se utilizaron en algunas escenas; así como unas banquetas de nylon que aparecen en pantalla y cuyo material aún no estaba desarrollado a principios del siglo XX, tuvo otros errores de racord, pero en ningún momento restan calidad a la propuesta artística. Pocas críticas más, son dignas de ser reseñadas, realmente la cinta cosechó gran unanimidad entre crítica y público. Su presupuesto fue de 28 millones de dolares obteniendo en taquilla 128 millones de recaudación.


Música y cine. ¿Es la mejor banda sonora de la historia del cine? Para muchos si, para otros de las mejores sin ninguna duda. El compositor y director de orquesta británico Jhon Barry, fue el encargado de poner música a esta maravillosa película. Algunas piezas de Mozart complementan y acompañan algunas escenas, en un lujo para los melómanos difícil de igualar. A continuación y para concluir, os dejaré un enlace a un vídeo de la BBC Proms, para disfrutar con tranquilidad de este placer para los sentidos. La interpretación es del tema central de la película.



                                                                              


6 comentarios :

  1. Otro error, aunque este intencionado por exigencias de producción, es la propia casa, que aunque muchos lo ignoren no es la Karen Blixen, hoy convertida en museo, sino otra diferente situada en las afueras de Nairobi.
    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias José por esta aportación que sin duda enriquece la reseña con otro dato adicional.
      Un gran saludo.
      Eliminar

  1. Hola Miguel..!!! Yo sin embargo creo que la esencia de la película es como te atrapa en todos los sentidos,no sólo pro las actuaciones magistrales a lo que Meryl Strep nos tiene acostumbrados,sino por el mensaje de que nos deja que todo acto tiene sus consecuencias...Amén de los errores de la producción es un filme muy bello,sensual y atrapante... Estupenda reseña,como siempre,tu tinta precisa e impecable... ME HA ENCANTADO ...Te mando ¡Abrazos y besitos,que son una promesa...A la Meryl Strep...!!! ;)
    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Hola María, gracias por tu acertado punto de vista sobre la película, efectivamente la esencia del mensaje es el que tú apuntas. La cinta te va atrapando poco a poco para no soltarte hasta su finalización.
      Gracias por tus palabras hacía mis reseñas, me motivan de una manera extraordinaria a seguir aprendiendo de personas como tú.
      Besos y abrazos mi amiga, un honor contar con tu presencia.
      Eliminar

  2. Hola Miguel
    Me encantaaaaaaaaaaa. Me encantó y me sigue encantando Memorias de África.
    No sé si su banda sonora será o no la mejor de la Historia del cine, hay otras clásicas como la de "La Misión", pero desde luego es una de mis preferidas.
    Los actores, los paisajes, la música, los colores, la historia, todo todo me gusta de esta película. Pero lo que más, lo que más es que la protagonista sea una "contadora de historias". La escena de la cena es una pasada.
    Muchas gracias por traer este grato recuerdo a mi mente.
    Un saludo
    ResponderEliminar
  3. Miguel Pina 5 de junio de 2016, 23:43
  4. Hola Macarena.
    ¡Gracias por tu entusiasmo!
    Supongo que para una persona entusiasta de los viajes y de la historia como tú; está película debe de ser muy especial y más aún con tus viajes por Marruecos y por las gargantas montañosas tan bellas que nos enseñastes en tu preciado blog.
    Es bonito también lo que mencionas de la "contadora de historias", me ha gustado esta definición.
    De nuevo gracias por tú interés y te mando un abrazo gigante.

12 comentarios

  1. Ha habido algunos problemas técnicos y se han perdido fotos y algunos comentarios, os ruego disculpas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, pues si te borro la reseña y la has conseguido recuperar eres mi héroe.
    Cuando accidentalmente me ha pasado,es un trabajo durísimos.
    Bueno lo que te decia es que la película y tu crítica eran maravillosas, un beso Miguel.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marta bueno he hecho lo que me indicabas en el correo y se ha salvado el trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Y un beso para ti también, muchas gracias por tu comentario de la reseña.

    ResponderEliminar
  5. Me avergüenza decir que seré uno de los pocos que todavía no ha visto esta película. Tendré que poner remedio rápidamente o me echarás a los leones.
    Un placer leerte por lo bien que reseñas las películas; incentivas a verlas sí o sí.
    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  6. Bueno Francisco tampoco es para tanto amigo, yo también hay películas históricas que por circunstancias también se me pasaron.
    Muchas gracias por tus palabras suponen un gran incentivo para mí.
    Un gran abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  7. Hola Miguel, está película es entrañable para mi. La conocí bajo el título África Mía, me cautivó su historia tremenda, no sabía que era real, me atrapa aún más entonces. La fortaleza de una mujer aparentemente frágil, soñadora y romántica. Tremendamente romántica la historia en su totalidad, me recuerda el viaje del héroe de la mitología. Yo era una niña o adolescente cuando la vi y me impactó. Bonito recuerdo de aventura, valentía a pesar de las adversidades. Y por supuesto el amor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Nieve, permiteme que te llamé así para darte la bienvenida al blog y para darte las gracias por dejar impresas tus bellas letras en este lugar. Por el título que la conocistes debes ser de algún país hermano de nuestra querida Hispanoamerica, que es como bien dices se tradujo allí.
    Fíjate que yo también la vi de niño y no la comprendí correctamente,sin embargo al visionarla la semana pasada quede totalmente maravillado, de ahí traer esta reseña al blog.
    Música, arte y por supuesto el amor.
    Te envío un fuerte abrazo y cuando quieras estas en tu casa para comentar lo que quieras sobre el mundo del cine, desde luego tu tinta cautivadora me hizo mucha ilusión.

    ResponderEliminar
  9. Una joya del cine sin duda.

    ResponderEliminar
  10. Muy de acuerdo Jc, y gracias por tu llegada hasta el blog.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  11. Magnífica reseña Miguel, te felicito por escoger esta película. Para mí, uno de los momentos más bellos ocurre cuando emprenden vuelo con la avioneta. Hasta ese momento habíamos disfrutado de África desde el suelo. Desde el momento en que la perspectiva cambía podemos disfrutar de una África diferente, arrebatadamente hermosa

    ResponderEliminar
  12. Hola Norte, supongo que para un gran viajero como tú, esta película debe ser un auténtico poema visual.
    Lo de la avioneta es realmente fantástico, muy bonito.
    Un gran saludo y muchas gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar