martes, 26 de abril de 2016

¡Qué maravilloso es el cine! Pulp Fiction


Tarantino en estado puro. Cine de culto, cine salvaje, cine polémico, cine provocador, cine necesario, cine de ráfagas, cine de sombras, cine de luces, cine bestial, cine no apto para cardíacos.

Hace ya más de veinte de años, salí asombrado, aturdido y sorprendido de una sala de cine. La polémica sobrevoló el recinto durante las dos horas y media que duró la proyección. Algunos espectadores se salían de la sala, otros volvían a entrar, murmullos, risas, aplausos, pitos y división de opiniones al concluir la película. Un sueño para un director. Un amigo con el que asistía al estreno me preguntó mi opinión de lo visto en pantalla, mi respuesta fue la siguiente: aún no lo se, pero te aseguro que dentro de veinte años se seguirá hablando de esta producción, y vaya si se habló.

Tras su extraordinario debut con 'Reservoir Dogs', la consagración le llegó a Quentin Tarantino con este largometraje, ganador del merecido Oscar de la Academia al mejor guión original y la Palma de Oro del Festival de Cannes. Fue todo un golpe de efecto ante una parte de la pacata sociedad estadounidense, ya que en sus estados mas puritanos causó un fuerte revuelo por las más de doscientas cincuenta veces que se utilizó la palabra "fuck" a lo largo de la trama. 

Pero sin entrar en polémicas estériles, pues Tarantino no obligo con pistola en la mano a nadie a ver su película, el éxito del film es ya a todas luces indiscutible. El ritmo constante de la obra, los diálogos veloces e increíblemente bien escritos, las magistrales interpretaciones y el submundo que crea el director y guionista le valieron innumerables reconocimientos por la vanguardia del cine mundial.


La escena que pasó a la historia del mundo del cine, fue la del baile de Uma Thurman con John Travolta, que volvió a las pistas de baile muchos años después de la mítica película 'Fiebre del sábado noche' a petición del director y que hoy es recordada por todos nosotros. Pero contemos brevemente algo del argumento de 'Pulp Fiction'.

Dos peculiares sicarios a sueldo del jefe de un clan mafioso, trataran de recuperar un maletín en un encargo de su superior, a lo largo y ancho de una gran ciudad. En la búsqueda del misterioso maletín se dan las situaciones más disparatadas y surrealistas que pasaron por la mente del director. Además a Vince ( John Travolta) se le encomienda la misión de cuidar a la novia ( Uma Thurman) del mafioso en los momentos en los que no esta atareado con sus múltiples actividades mafiosas junto a su compañero de "trabajo" ( Samuel  L. Jackson) 

Otra de las particularidades de la cinta es que no está relatada en orden cronológico, sino que da saltos en el tiempo adelante y atrás, lo que en un principio puede descolocar al espectador, en un segundo visionado se comprende a la perfección. Es otra de las apuestas del creador de la obra, por la innovación en la manera de narrar una historia. Si bien es cierto que ya se había hecho otras veces, no es fenómeno demasiado común en la historia del cine. 

Las interpretaciones son sobresalientes en su mayoría, destacando a los tres actores ya mencionados antes, pero no sin olvidarnos de Tim Roth, Bruce Willis, Christopher Walken y la actuación magistral de Harvey Keitel en su papel de "Lobo" como maestro en buscar soluciones a problemas irresolubles. Quentin Tarantino también se reservó un papel secundario en el largometraje y no salio mal parado.


La película en si misma no es una sola, son varios relatos entremezclados que bien hubieran dado para el desarrollo de varios largometrajes por la brillantez de su guión, pero el director en un alarde de generosidad unifica al menos tres guiones en una sola película, haciendo de esta una perfecta trama circular que cierra por donde empieza la producción en un detalle del gusto de los más cinéfilos.

Pulp Fiction esta considerada por Film Affinity como una de las diez mejores películas de todos los tiempos, en IMDb suben la apuesta hasta el quinto puesto y esto no es opinión es información, lo que si es opinión es la del escritor Elvis Mitchell en New York Times: "Un triunfante y hábilmente desconcertante viaje a través de un submundo que surge enteramente de la imaginación madura de Tarantino, un paisaje de peligro, el choque, la hilaridad y el vibrante color local"

La película también tuvo criticas realmente despiadadas y a muchos espectadores les produjo rechazo las dosis de violencia y el lenguaje grosero utilizado en la misma. Yo desde mi lado mas ecuánime tengo y debo de comentarlo pues al final el cine, el teatro o incluso la literatura parte de una clara subjetividad del espectador, lector, crítico o curioso que se acerque a contemplar o leer alguna obra puesta a nuestra disposición. De necios seria creerse en posesión de la verdad.

La recaudación en taquilla y en posteriores distribuciones comerciales alcanzó la nada desdeñable cifra de doscientos catorce millones de dólares, no esta nada mal para una producción independiente que alcanzó repercusión a nivel mundial convirtiéndose en un icono de la cultura popular.

Música y cine: Aquí no hay demasiada discusión posible, pues nos encontramos ante una banda sonora realmente espectacular. Esta vez no me refiero a música sinfónica, sino más bien a una gran recopilación de canciones para el recuerdo.

Y para concluir, os dejo un enlace a un vídeo con la escena musical que es una referencia inolvidable para la cultura pop de nuestro tiempo. Quizás uno de los bailes mas conocidos de la historia del cine mundial. Una coreografía que nos regalan John Travolta y Uma Thurman. Bailemos.


6 comentarios

  1. Hola Miguel.
    Espectacular reseña de esta película que cambio un estilo de hacer cine en muchos directores.
    Un clásico del cine de los noventa.
    Gracias por este estilo tan personal, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta.
    Gracias por tus amables comentarios.
    Tu si que tienes estilo, guapísima.
    Sigamos disfrutando con el maravilloso mundo del cine.
    Un beso querida Marta.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno... Buceando en tu archivo me encuentro la única película que he visto dos veces en el cine. La primera me entusiasmó; la segunda, me fascinó. Para mi, una de las mejores películas que he visto jamás. Escenas memorables como la del baile, en la que Travolta se autoparodia en su rentré en el mundo del cine; la de la inyección en el corazón; la de Bruce Willis entrando en la tienda del psicópata; la de la cafetería... Bueno es que son todas, además todos los actores alcanzaron un nivel de interpretación que significó su espaldarazo para los siguientes años: Kietel, Turman, Roth, Maria de Medeiros, y por supuesto, Samuel L. Jackson. A nivel narrativo, Tarantino destrozó una de las máximas de los guionistas y expertos en narrativa: todas las escenas, diálogos, personajes deben tener un sentido en la historia. Como ya hizo en Reservoir Dogs, en el diálogo inicial, Tarantino demuestra que no tiene por qué ser así, que determinadas escenas o diálogos pueden no tener nada que ver con la trama, como la vida misma. Pero si que consiguen que el espectador los adore.
    Respecto a la violencia, bueno el mundo está lleno de adalices de lo políticamente correcto. Pero Tarantino es muy claro en la película. Todos los personajes inocentes o que renuncian a la violencia, viven. Samuel L. Jackson decide dejarla y vive, Travolta no y muere; Willis consigue escapar de ese mundo; el mafioso a su manera sufre un castigo.
    Brillante e impactante, no dejar indiferente. Una estética maravillosa, ese bar donde cenan creo que lo diseñó el propio Tarantino y creo que hasta la música salió de los discos de su colección. Un guion para enmarcar y poner como ejemplo de cómo se debe narrar una historia. Las posteriores me han gustado, son grandes películas, pero el recuerdo de esta pesa mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola David.
    Muchas gracias por un comentario tan entusiasmante y que complementa la reseña de una forma maravillosa.
    De hecho esta película tocó algo en mí, y a raíz de ella comencé a ir al cine más de continuo.
    Un guión extraordinariamente escrito, un montaje magistral y una dirección que auparon a Tarantino a una escala narrativa que supusieron una revolución en el mundo del cine.
    Sus tres primeras películas están a una altura muy considerable, coincido también en que después con otras perdió algo de su esencia, habría que hablar de gestión del éxito o de ideas no tan buenas.
    Por cierto esta es una de las películas para verlas dos veces, yo durante el año suelo ver alguna película dos veces, quizás una o dos al año.
    La estética es abrumadoramente bella y la cinta ya es un icono del séptimo arte.
    Ha sido muy grato volver a recordar con tu comentario, una película que hace del cine una experiencia única.
    Un gran saludo David.

    ResponderEliminar
  5. PERFEITO! Esta película, ainda surpreendente, é puro e inventivo cinema com sua narrativa circular, recheada de segmentos, e que sabe, como poucas, brincar com o tempo. As interpretações são envolventes. Logicamente, não é película para moralistas e gente que não sabe apreciar cinema. Não gosto da pessoa Quentin Tarantino, porém, sou obrigado a reconhecer que é um grande talento em estado bruto. Nunca fez um curso de cinema. Aprendeu a fazer filmes assistindo aos filmes. BRILHANTE!

    Abraços, Miguel. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eugenio por tu comentario. Realmente uno de los aspectos destacables de la producción es la trama circular.
      Interpretaciones, guión y dirección completan una perfecta y salvaje película. Un peliculón. Y si, Tarantino es un talento natural, no es extraño que no fuera a ninguna escuela de cine. Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar